~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


viernes, 29 de marzo de 2019

Mini escenas femdom 2

Nuevo-antiguo vídeo jaja, de los que tuve durante años publicado en mi canal censurado de youtube. Mereció la pena ir coleccionando escenas de todo lo que pillaba mi radar femdom, así que aquí va una nueva muestra.



viernes, 22 de marzo de 2019

El sumiso que finge ser Ama


En la red hay sumisos que se hacen pasar por mujeres y no me refiero a los que buscan feminización, porque en ese caso no ocultan por lo general que sean hombres, ya que la cosa perdería su gracia. No me refiero tampoco a los que quieren cambiar de sexo. Lo de fingir que son mujeres es algo que hacen también los vainillas en plan buitre, para teóricamente aumentar sus posibilidades de ligar. Es decir, se dedican a hablar con mujeres haciéndose pasar por chicas, para que ellas bajen la guardia. En el mundo femdom, algunos, hartos de que no les hagan caso, fingen que son mujeres dominantes, por motivos que no tengo muy claros. Quizá quieren saber cómo anda la competencia, o lo hacen por el mismo truco barato vainilla de engañar a la mujer intentando una amistad para luego confesar su verdadera identidad, como si no los mandásemos al cuerno al descubrir la mentira... Sea como sea, es algo que por desgracia abunda más de lo que parece. Es parecido al que llega en plan dominante y luego dice, uy es que en realidad soy sumiso... WTF. El caso es que hay uno de estos pululando por mi blog así que vamos con el enésimo caso de falso sumiso.


No hará falta explicar por qué es falso un sumiso que miente tan descaradamente. Una persona falsa será falsa en todas sus facetas, es de perogrullo. Pero destapemos ya el juego de este individuo en concreto. No hace mucho comentó alguien cuyo nick me sonaba, porque dejó varios comentarios en el pasado hablando como si fuera Ama, por cierto con cien faltas de ortografía, y en el más reciente dejó un mensaje pidiendo Ama juasssss. Pues encima, ya rizando el rizo, pide Ama dejando su número de teléfono y para algo discreto, con recochineo ya, porque mi forma de atacar el secretismo es famosa. En su anterior comentario (borrados todos ya por cierto) el caradura decía, haciéndose pasar por Ama, que no le gustaba la discreción jajaja. Será uno que se aburre de su vida vainilla y quiere, discretamente, una vida paralela de vicios ocultos. Lo de siempre, vaya. Pero este es tan torpe que no da ni el teléfono bien, se comió una cifra jajajaja. Si yo tuviera tiempo y ganas, le seguiría el juego a unos de estos por mensajes y luego lo publicaría, seguro que iba a ser de traca. Le diría algo así como: hola perro soy tu Ama caída del cielo, un regalito para tu pirulí porque tú lo vales, maquinón. Y seguro que respondería: ok, ké me vas a hacer?... Jajaja, pero vamos, seguro al 100% que piensan eso, y que la sesión le venga bien entre el curro y la parienta. Será que alguna tontorrona cayó alguna vez en la trampa de la dominación a la carta, (vamos, de hecho me consta que alguna así hay, jaja), y ya la leyenda urbana cuenta que es tan fácil como chasquear los dedos y dar el móvil. 

Alguno tendrá trastorno limite de personalidad y se creerá de verdad que es dos personas a la vez, pero entre locos y tontos también hay caraduras con piel de granito. Qué hartura de la basura que pulula por estos mundos, puaj, aunque chusma hay en todas partes. Pero oye, que sepas que la mentira tiene las patas muy cortas y jugando sucio vas a lograr justo lo que mereces:




sábado, 9 de marzo de 2019

¿Cómo naturalizar una relación femdom?



Este post podría quedar muy largo, porque primero habría que ver de qué clase de relación hablamos. Yo voy a referirme al tipo de relación positiva del que hablo en el resto del blog, así que ponte al día si no sabes de qué va la cosa. Ya traté este tema en Comportamiento social del sumiso, pero voy a darle otro repaso.

La respuesta corta es: la forma de naturalizar es que ni hay que ir con una pancarta ni hay que fingir ser lo contrario de lo que somos.

El otro día alguien comentó en la entrada anterior dedicada a la discreción, contando cómo se comportaba en público:

A mi ese exceso de discreción tampoco me gusta, te impide vivir la relación plenamente al estar limitada siempre a las cuatro paredes de casa. Tampoco me gusta dar la nota por la calle, pero si que me gusta que se note que existe una jerarquía entre los dos componentes de la pareja.
Por ejemplo en mi última relación FemDom cuando estábamos en público tomábamos el rol de jefa-empleado con total naturalidad. Era una forma de mantener la jerarquía fuera de casa pero sin llamar demasiado la atención.
Si entrábamos en una tienda y el dependiente o la dependienta se dirigía demasiado a mi, enseguida hacía algún comentario ingenioso dando a entender que yo era solo un acompañante, o directamente me pedía que la esperase fuera de la tienda, con lo cuál conseguía que el dependiente se medio avergonzara por su error y le prestara toda la atención a ella.
En una ocasión dando un paseo nos encontramos a una amiga suya, y dijeron de tomar algo para ponerse al día, y cuando íbamos a entrar al bar que estaba más cerca se volvió y me dijo "espérate aquí hasta que salga". Y entraron ellas dos mientras yo me quedaba esperando fuera, como el perrito que dejan atado a la puerta en un sitio donde no dejan entrar animales. Por un lado humillado pero por otro lado admirado por la seguridad y el liderazgo de esa mujer que ha tomado el control de tu vida.
Para mi este tipo de detalles fuera de la estricta intimidad hacen que la relación sea más plena y real. Sin caer en circos ni artificios, pero tenido presente todo el tiempo el rol de cada uno en la relación.

Bien, empezando por el final, dice que no quiere caer en artificios pero sin embargo mantienen un rol de jefa y empleado sin serlo... Iskandar me comentó al hilo de esto, que a él no le saldría hacer algo así, que lo veía complicado, que no iba a decir en voz alta algo como “jefa oiga usted, ¿qué le pido al camarero que le traiga, Señora?”... Ya que pongo este ejemplo, nosotros no hacemos ese tipo de juego de rol cuando comemos por ahí, pero hay detalles, como que yo pida primero, como que él me pregunte, en tono normal, lo que me apetece, etc. En cierta ocasión un camarero dijo “qué caballero, que deja que pida primero la mujer”, a lo que respondí “¡claro!”. Tampoco añadí “como debe ser” porque respeto la libertad de que cada cual sea sumiso o astronauta, y no me va la ostentación pública, como me pasó con un aspirante a sumiso que me invitó al teatro y me llamaba de usted a pleno pulmón, como si solo le faltase tatuarse en la frente Orgullo Sumiso. Ya digo, el punto de equilibrio es la línea a seguir, en mi opinión.

Acerca de la palabra jefa, como comentaba otro lector, ahí creo que sí es un tímido avance que algunos se atreven a comentar en público, aunque haya también cierta sorna a veces con lo de “mi mujer es la jefa”. En cualquier caso es una buena forma de expresar sin aspavientos algo tan natural entre Ama y sumiso, un paso sencillo que puede suponer un buen cambio, sobre todo para l@s que estamos más cerca de la vertiente sumiso-caballero que de su opuesta de sumiso-piltrafa.