~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


sábado, 24 de noviembre de 2018

¿Dónde se busca Ama?



Esta pregunta se repite bastante en mi formulario de contacto. Ahora veremos unos ejemplos. Obviamente se da por sentado que no puedes encontrar pareja o rollete femdom por la calle y bueno, la verdad es que resulta complicado hoy en día. No sé si eso cambiará alguna vez, ya que los propios sumisos tienen pánico a reconocer que lo son y algunos están encantados con ese punto de marginalidad y secretismo, la mayoría porque llevan una lamentable doble vida, y otros por otros motivos, como morbo, elitismo y cosas por el estilo, que yo al menos no comprendo. Pero iba diciendo que la principal forma de conocer Ama, o sumiso, es por internet. Hay una tercera vía, que son las quedadas de grupos bdsm, y aunque nunca probé ese camino, al menos tiene de positivo que ves a la gente cara a cara.

Volviendo a internet, me parece extraño que me pregunten a mí en vez de investigar con los buscadores. Supongo que alguno será demasiado vago para eso, y otros querrán que yo aconseje en plan fuente de confianza o qué sé yo. No me gusta hacer publicidad, pero hasta donde yo sé, los sitios más populares son collarspace, fetlife y someteme. Los dos primeros están en inglés y collarspace era antes collarme hasta que lo cerraron, cosa que parece que va a volver a ocurrir con collarspace, según contaba la bloguera australiana Ferns hace poco. Yo hace mucho que no me muevo por esos sitios y de hecho los usé poco. Así que no sé si son recomendables o no. Mi impresión general es que hay mucho loco suelto y mucho farsante, y los que no lo son, van buscando un rato de juego esporádico sin complicaciones, por mucho esclavo-total que se pongan de nick. En cuanto a ellas, proliferan las financieras y coleccionistas de cuadras.

Como anécdota, en una de esas páginas, hace unos años, coincidí con iskandar pero descarté contactar con él porque su perfil estaba muy vacío. Hice una búsqueda de gente cercana y salió él entre pocos más. A los demás también los descarté, jaja, porque venían imponiendo su lista de fetiches, que encima eran incompatibles con los míos. Así que, como consejo general, aclárate primero para saber qué buscas cuando dices que buscas Ama, eso para empezar. Porque si quieres sesiones a la carta, busca a una dominatrix.

El segundo consejo es que no hagas como iskandar allí, jaja. Bueno, él dice que no buscaba nada, así que tendré que creerle :P El caso es que si buscas Ama, lo primero que debes hacer es darte a conocer y currártelo, por supuesto. Venir a preguntarme no es una opción, aunque mis consejos sean estupendos jiji. Las cosas no caen del cielo. Tienes que esforzarte y luchar, tanto antes de tener Ama como mucho más cuando estés con ella. ¿Que es difícil? Por supuesto. Esto es una carrera de fondo, no un sprint. Puedes tardar años en lograr algo sólido, como ocurre en todas las relaciones, y con más razón en estas, que parecen agujas en un pajar. Si alguna te quiere poner collar tras hablar la primera vez, ten claro que eso no va a ninguna parte.

Puedes abrir un blog, más que nada por aclararte tú mismo y darle difusión al tema, porque si un Ama tarda varios años en conocer a un sumiso compatible por este medio, a la inversa puedes doblar (o quintuplicar...) la cifra.

Por último, aunque debería haberlo comentado en primer lugar, quizá el problema es que eres un hombre que no sabe en general cómo conectar con el sexo opuesto, así que antes que nada tendrías que mejorar tus habilidades sociales, tu autoestima, tu confianza en ti mismo, etc.

Aquí dejo la selección de mensajes con parecida consulta. Alguno es el típico listillo que pregunta por Amas en general y aprovecha a ver si saca algo de mí. Lo dicho, para tener Ama hay que merecerla, y no es cosa de vagos ni de gente que quiera tomar atajos, como el primero de los mensajes, que va directo al grano con todo el descaro del mundo. Eso sí, al menos no se disfraza de lo que no es (sumiso en vez de pajillero a distancia).

Hola Ama, soy un chico de 22 años. Soy nuevo en esto y busco Ama para Skype, me gusta me controlen la masturbación, estilo edging o JJOI, control del orgasmo...pero tambirn busco aprender e ir haciendo cosas que usted menenseñe. Contacto con usted para que me informe si realiza este tipo de sesiones. Gracias.

Hola me gustaría si me puedes orientar yo llevo 4 años viudo solo he tenido una relación y me cuesta conocer mujeres, mi única experiencia en la sumisión es que mi mujer que me quería mucho cuando se excitada me humillaba y utilizaba para su placer y me ponía su ropa y más cosas y ahora no se como puedo conseguir ser humillado y utilizado, si me puedes orientar un poco estaré muy agradecido

Estimada Señora:
Mi idea de la dominación femenina es muy "apta para menores": el hombre confía ciegamente en la mujer y la mujer se derrite ante la rendición incondicional del hombre. Y siendo esto tan razonable (digo yo) resulta que no hay manera de encontrarlo. La red está llena de toda clase de delirios, pero los interesados en algo tan sencillo no tenemos donde caernos muertos. ¿Usted lo entiende? Gracias por su atención y por su blog.


Tengo 18 años ahora, pero siempre me he sentido un tanto adelantado a mi edad, mentalmente, hasta el punto que ya conozco realmente mi sentimiento de sumisión y de la manera en la que me gusta enfocarlo desde hace tiempo. El caso es, que ahora mismo me encuentro en un punto de mi vida extraño y siento que no encontraré nada que me llene debido a mis gustos. No me llama el hecho de pagar a una mujer por “humillarme” a mi gusto. Y tampoco creo que haya muchss personas jóvenes que comprendar esta manera de entender el femdom. Empieza a ser algo incómodo, por que en mi grupo de amigos me empiezan a ver como rarito o hacen bromas por que no me enrrollo con ninguna chica cuando salimos ni nada; y sumado a esa crisis existencial de mi sumisión se me hace algo cuesta arriba. También soy una persona algo reservada y pues no me siento con la posibilidad de comentar esto a nadie de confianza. Le doy las gracias por su increíble labor y aporte a la comunidad con la que estoy seguro que muchísimas personas se han visto reflejadas con su filosofía.

Me ha gustado muchas cosas que pones en tu blog, y como pareces una persona sensata, quiero preguntarte si conoces una buena página web para encontrar pareja de DF. Buscando en Google solo me da enlaces a un montón de páginas que no conozco si son buenas. Quería ver con una persona real si tienen una recomendación, y así encontré tu blog.

Gracias SRA por leer mi correo.
Durante ocho doce años tuve la suerte de servir 24/7 a mi Ama. Intentó contactar a través de Internet, pero siempre acabo en páginas de profesionales.
SRA. ¿Podría indicarme dónde puedo ponerme en contacto con Dominas que busquen educar a un afortunado y nuevo siervo? 
Gracias SRA por su atención. Cumpliré con gusto una orden Suya durante 24 horas. Me arrodillo ante Ud


jueves, 15 de noviembre de 2018

Llamamiento a los lectores femdom



Amazon kdp, como todo, tiene sus pros y sus contras. Desde que vendo mis libros allí en vez de directamente desde el blog, mis obras han ganado en visibilidad y difusión, como es lógico al tratarse aquello de un sitio orientado a lectores. Y, por increíble que parezca dada la competencia de contenidos audiovisuales, la gente sigue leyendo hoy en día. Hay varios inconvenientes, como los bajos beneficios, la exclusividad que exigen para que tus libros puedan leerse sin tener que ser comprados, etc. Otro de los inconvenientes es el sistema de opiniones. Cualquiera puede dar una opinión negativa a mala idea, o también hacer trampa y dejar una estupenda crítica de un libro malísimo. A ver, que para gustos los colores, y a todo el mundo no le puede gustar lo mismo. El problema es cuando hay críticas “raras” que no vienen mucho a cuento, que pueden ser incluso de trolls. Entiendo que defiendan la libertad de expresión, pero es un poco injusto.

Veamos un ejemplo. Cierto lector (daré por sentado que se trata de un hombre como la mayoría de mis lectores) ha dejado esta opinión sobre mi novela Despertar sumiso:

Para empezar, parece que este lector no conoce mi blog ni me sigue por ninguna red social, porque es de traca que piense que lo ha escrito un hombre. Ya hay que ser despistado. Como escribí la historia en primera persona, desde el punto de vista del sumiso, habrá pensado que es una obra de un sumiso, pero coño, es que no se habrá leído ni la sinopsis, que lo deja bien claro:

En esta novela de Dominación Femenina escrita por un Ama vocacional asistimos al despertar a la sumisión masculina de su protagonista, un joven que descubre que el sexo convencional no es lo suyo. Su encuentro con una mujer dominante les romperá los esquemas a ambos y sumergirá al lector en una trepidante historia de acción y emociones a flor de piel.

Ya por lo de creerse que está escrito por un hombre es difícil tomarse en serio su opinión, pero sigamos analizándola. Un libro podrá gustar más o menos, y no me molesta que alguien no aprecie mi obra, pero lo grave es cuando esta persona se centra en que mi novela no refleja femdom de verdad... Ja-ja-ja. No tengo ni idea de quién escribe la opinión, pero vamos, seguro que puedo afirmar que mi experiencia acerca de femdom verdadero le da cien vueltas. A saber lo que entiende por femdom real este hombre: lo que sale en porno, lo que hacen las dominatrix, lo que se hace en una sesión bdsm...

Como bien dice (tan corto de mente no es, juas), se trata de una ficción. Pues sí, pero el trasfondo son sentimientos reales y reconocibles por quien haya vivido un despertar parecido al protagonista, como me han comentado otros lectores. No retrata una relación femdom porque es una precuela, es contar desde cero el camino del sumiso que se auto acepta como tal. Tiene continuación en mi novela Dominadora, pero no ahondaré más para no hacer spoiler.

Un rato ameno, dice en el título de la crítica. Hombre, creo que lo que nadie me puede negar es que el libro se lee del tirón y que está bien escrito. No hay solamente femdom ahí, hay una trama en plan thriller, hay una subtrama que refleja lo peor que puede haber en bdsm, en fin, hay muchas cosas, pero si vas con la bragueta abierta y buscas lo que buscas, por supuesto que no te gustará. Yo creo que este esperaba escenas eróticas desde la primera a la última página, en la línea del peor femdom estereotipado, ya que lo de femdom psicológico es un concepto que ni abunda ni le entra en la dura mollera a más de uno.

Otra de las cosas que contiene la novela son relatos, que el protagonista lee como parte de su proceso de aclararse con su tendencia sumisa, y en uno de ellos hice casi una parodia de la típica relación de manual, con el esclavo a cuatro patas a todas horas y cosas por el estilo, como suele haber en una fantasía pajillera. Apuesto a que eso es lo único que el lector criticón ha considerado femdom de verdad. Pues no y mil veces no. Todos esos que se calientan tanto imaginando vivir en una jaula a pan y agua, no aguantarían ni el primer día así. Las fantasías son solo eso, y se rompen como pompas de jabón al chocar contra la dura realidad. Solamente el que enfoca con naturalidad y sensatez su sumisión, y la centra en el servicio a su Ama en vez de a su polla, podrá alguna vez ver cumplido su sueño de vivir femdom de verdad.

Supongo que ese tipo de críticas es el precio de ir a contracorriente: la incomprensión y el rechazo. Menos mal que la gente tiene criterio propio y puede formarse una opinión al margen de lo que digan los demás. Es mi libro más vendido y le tengo un cariño especial, entre otras cosas porque es el primero que publiqué, en 2014, y luego vinieron muchos más, lo cual complica la tarea de andar mirando opiniones en cada uno, porque Amazon no me avisa de estas cosas, ni de las ventas ni de nada.

Hablando de asuntos más positivos, hace poco alguien compró mi Recopilatorio, de 800 páginas, en papel. Es el único que no se suele vender en papel, y lo entiendo porque es gordo como una biblia. El problema es que por un error de Amazon no me llevé ni un céntimo de beneficio, juas, y el servicio de reclamaciones es un desastre, pero bueno, la ilusión no me la quita nadie.

Así que, como digo en el título, hago un llamamiento. Porque es indignante que alguien pueda acercarse por interés o curiosidad a la literatura femdom y se deje influir por opiniones infundadas que no contribuyen a la difusión del femdom positivo. De manera que si leíste cualquiera de mis libros y te gustaron, deja una opinión o al menos puntúa con el sistema de estrellas, que se puede hacer de forma anónima, por si te daba apuro que tu nombre apareciese junto a libros de temática “oscura”... Oye, que si no te gustaron, puedes opinar, claro, pero al menos tómate la molestia de saber quién escribe el libro y qué intención tiene. Si lees lo que no andabas buscando, es tu problema, no el del escritor.

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Historias femdom felices- Happy femdom stories



Así se titula el libro, o mejor dicho, los dos libros que hasta el momento ha publicado la bloguera australiana Ferns, autora del blog Domme Chronicles. Mi historia con iskandar aparece en el segundo volumen, publicado recientemente, junto con otras 24 historias. Está en inglés, claro, pero lo recomiendo para los que no tengáis problema con eso, porque no es frecuente que se difundan este tipo de historias, repito, felices, o todo lo feliz que puede ser una relación humana, claro.

El post donde se anuncia la publicación es este

Yo pude leer el libro en primicia, porque Ferns me lo envió al igual que al resto de los que contribuimos con nuestras historias a que el libro fuera posible. Así que voy a comentar algunas cosas interesantes que contiene.

Absolutamente todas las historias remarcan la naturalidad del femdom real, alejado de los clichés y las fantasías extremas del porno. Algunas parejas son más de protocolos que otras, pero en ningún caso vive el sumiso encerrado en una jaula 24/7, aunque uno de los sumisos bromea con eso y dice que escribió su historia con la punta de la nariz, ya que su Ama lo obliga a tener las manos atadas a la espalda siempre. A renglón seguido aclara que no es así la cosa, aunque empezó con ese tipo de fantasía irreal.

Lo que más me ha gustado es cuando, en un par de ocasiones, la gente explica que estar con tu pareja complementaria en femdom es como sentirse en casa. Creo que es la mejor manera de explicarlo.

Algunas historias van de poliamor y sadomasoquismo, y con esas no me he podido identificar, como sabréis los habituales del blog. Pero si ellos son felices, adelante.

Es un libro con momentos divertidos y entrañables. Veamos más cosas que me han gustado, extraídas literalmente del libro:

Él es un caballero fuerte a mi servicio, un poderoso segundo al mando que puede tomar un papel de líder si yo estoy temporalmente incapacitada. Se somete por elección, no a la fuerza.

Esto coincide con mi opinión al cien por cien. Nunca me interesaron los peleles ni los que creen que no sirven para nada y se someten como último recurso para pillar cacho. Como dice otra Ama, él es mi pedestal, mi base, el apoyo sobre el cual me sostengo. Y no porque seamos unas inútiles tampoco, claro, aunque algunas parece que solo quieren pintarse las uñas cuando se meten en el mundillo, ejem. Esto otro lo dice una que tiene una relación con dos sumisos a la vez, y aparte del matiz poliamoroso, también concuerdo plenamente:

Estoy profundamente agradecida por lo que tengo con ellos. Me inspira a mejorar constantemente para que siga siendo merecedora de ser su Alfa, su líder, la cabeza de familia, la Maestra. Soy consciente de la responsabilidad de mis decisiones acerca de nuestra familia.

Esto otro lo comenta un sumiso, que intentaba atraer a su mujer a este estilo de vida:

Me di cuenta de que el problema era que mis esfuerzos pasados estaban centrados en realizar mis fantasías y que ella me siguiera el juego. ¿Habría alguna forma de femdom que resultase atractivo a mujeres reales como mi esposa?

Y otra Ama comenta algo que me parece muy cierto también. Y es que mucha gente se queja de que es imposible encontrar pareja femdom, pero no quieren pagar ningún precio. No quieren desplazarse, ni mudarse, ni reorganizar su vida para que encaje otra persona. Si algo es importante, le dedicas energía, así que pregúntate qué precio estás dispuesto a pagar por el amor de tu vida.

Como nota curiosa, una de las historias va de un sacerdote católico que deja los hábitos por seguir otra vocación dormida, la de sumiso. Eso está incluso en un libro aparte, publicado por esa pareja.

Otro sumiso dice que empezó a investigar en internet y nada encajaba con su sumisión, que la feminización lo dejaba frío y la castidad lo mismo. Y es que, si algo se saca en claro con este libro, es que no hay dos historias iguales, aunque tengan un fondo parecido.

Al hilo de esto, pensé en lo que ocurriría si yo lanzase esta iniciativa por aquí. Ya hice hace tiempo un apartado, Testimonio de sumisos, que está bastante inactivo, y casi ninguna historia era de parejas felices. Como mucho, y que yo recuerde, me llegaron por privado historias de hombres intentando meter con calzador a su mujer en esto. Así que, si tienes una historia femdom, real y feliz, me la puedes hacer llegar y le daré difusión en el blog.

El libro de Ferns lo podéis conseguir aquí:

VOLUMEN 1
VOLUMEN 2