~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


viernes, 23 de febrero de 2018

Amas farsantes y caraduras en general


Es normal que a través de los años ocurran anécdotas relacionadas con el blog, pero no acabo de acostumbrarme cada vez que veo un intento de plagio descarado en alguna parte. Me produce una mezcla de risa e indignación, aunque suele ganar la carcajada, porque las pobres son tan torpes que dan bastante pena. Voy coleccionando este tipo de cosas pero no suelo comentarlas, a no ser que tenga que pararle los pies a alguien, como ya ocurrió con la dominatrix aquella que ponía de etiqueta en todos sus posts “amabuscasumisoverdadero”. Casi siempre son trabajadoras del sexo o frescas metidas a profesionales del femdom, que hacen un poco de búsqueda en internet y se topan con mi blog en las primeras posiciones, y deducen (con mal criterio) que copiando un par de cosas mías ya tendrán clientela segura, cuando encima mi concepto de femdom está en las antípodas del suyo. Porque manda narices que una tía que presume de maltratar a gusanos arrastrados diga que busca sumiso verdadero. Juasss, para partirse. Es como si quieres que te regalen un Porsche cuando no sabes ni conducir.

Voy a comentar el caso más reciente, y de paso aprovecharé para desempolvar algunos más que tengo guardados. Hace poco alguien se empeñaba en llamarme Úrsula en mi twitter, aunque ya antes me acusaron de que el relato “Un verano con mi tía” no era mío, y ahí otra vez me llamaban Úrsula. Inciso: ¿por qué podría alguien pensar que un relato no es mío, cuando llevo años publicando relatos, libros y novelas de mi puño y letra? Pues bien, algunos “listos” creen que no soy capaz de escribir una historia desde el punto de vista del sumiso en primera persona, aparte de que se dedican a mirar con lupa y creen encontrar pruebas de que no soy la autora, como por ejemplo el detalle de que ese sumiso del relato llevaba unas calzonas, que aquí en España son unos pantalones cortos deportivos y no ropa interior como en otros países, pero en fin, la ignorancia es muy osada, como ya se sabe.

Volviendo al misterio de Úrsula (juass), por lo visto es una argentina que, según ese twittero, era la autora de MI blog, y de otros más...


En estos temas de plagio la cosa puede complicarse cuando, para colmo, la gente no sabe ni leer lo que tiene delante. Ese twittero me preguntó varias veces si este blog era mío... cuando es tan fácil como mirar quién firma cada entrada, de manera que no me sorprendería que la tal Úrsula no hubiera dicho nunca que este blog y otros eran suyos. Creo más bien que la mujer pondría links a posts míos y de otra gente en sus redes sociales, y ya alguno creería que eran suyos, y punto. O tal vez sí que se hacía pasar por la autora de blogs ajenos, pero una mentira así se desmonta pronto: basta con que diga “la próxima semana hablaré de tal cosa” y obviamente no ocurrirá así.

Pero ya seguí intrigada por la tal Úrsula la argentina. Y encontré a varias en foros bdsm, que podrían ser esa o no, pero lo más interesante que encontré fue esto otro:

Lo gracioso es que cuando pinchas en contacto salen dos nombres, que además no son Úrsula, jajaja. La/las (¿quizá “los”?) que pusieron el anuncio, hablan de falsos sumisos, ponen la foto que ilustra mi novela Despertar sumiso, y venga, que alguno hasta pensará que somos la misma persona, juas. Oye, que lo de reina del sado podría tomarlo hasta como un cumplido, jajaja, si no fuera porque tampoco lo mío es el sado sino la DOMINACIÓN FEMENINA. Pero vamos, que con ese teléfono de contacto hay anuncios sobre prostitución de todos los colores y en varias provincias, polifacéticas y omnipresentes que son algunas jajaja.

Pero ya digo, por desgracia nada de esto me pilla por sorpresa. Algunas listillas intentan aprovechar el tirón de mi blog desde hace años. Varias copiaron directamente mis posts haciéndolos pasar por suyos, con la torpeza de no saber que, lógicamente, aparecieron antes por aquí y que al copiarlos ellas después, google las ignora en los resultados de búsqueda por ser contenido duplicado. Este caso por ejemplo es muy gracioso/penoso, porque ese blog tiene solo DOS posts y encima copiados de lo que escribo yo, aunque hay que reconocerle la “genialidad” de sustituir sumiso verdadero por sumiso real, jajaja. Y de nuevo se trata de una ama profesional buscando publicidad.


Cuando digo dos posts, es que literalmente tiene dos posts jajaja:


Y copia palabra por palabra lo que digo, porque esto de la Advertencia está sacado de mi apartado Bienvenida, que lo publiqué en 2011, obviamente antes que ella lo plagiase descaradamente:


Las fotos, por supuesto, también las copió de las que pongo en el lateral. A esta no la descubrí hasta el año pasado, y no sé si seguirá en activo, pero por la misma fecha del plagio tiene anuncios como este:


Llama la atención que oferte sumisos, sumisas, amas y amos, pero tampoco me sorprende, la verdad, el negocio es el negocio, ains. Pero si es un trabajo como otro (y tengo mis dudas), dudo de la imagen de confianza y seriedad que puede transmitir alguien que utiliza estos trucos baratos para fingir que entiende de algo que, quizá, le venga grande.

Las frases de la cabecera de mi blog acerca de lo que es la sumisión, que ella también copió, no son originales mías como expliqué en su momento, pero las traduje del inglés al español en julio de 2012, así que a partir de ahí fueron rodando y me las he ido encontrando en varios sitios, como por ejemplo en el caso de este amito que encima las copia mal, jajaja.


Vaya cacao tiene el pobre, que intenta ajustar las frases para una sumisa y al final no cambia “ella por él”, uy, qué fallo tan imperdonable.
Aquí tenemos otro caso en que citaban las frases, que encontré en un foro, fechado en 2013:


A mí me parece bien que se popularicen esas tres frases, y también todo el contenido de mi blog ya puestos, y me parecería aún mejor que se hicieran realidad, claro, jaja. Por lo demás, en la línea de cierto anuncio, ten en cuenta que Ama S. solo hay una, así que no te dejes engañar y rechaza imitaciones.


sábado, 17 de febrero de 2018

Invítame a un café



Siguiendo con el tema de la entrada anterior acerca del dinero en femdom, el otro día encontré de casualidad algo que me hizo mucha gracia. Es una web en la que pueden pagarte un café virtual. Por supuesto no te llevan un café de verdad con un mensajero a tu casa; es algo simbólico, una forma de donación, de ayuda o de lo que cada cual quiera usar de la manera que sea. Entonces me vino a la memoria cada vez que un sumiso me llegó en un primer mensaje proponiendo un “inocente” café, en una línea absolutamente vainilla de “quedar por las buenas”, tomando ellos la iniciativa y, por tanto, perdiendo en el acto casi cualquier oportunidad de llegar a conocerme de verdad alguna vez. Traigo un par de ejemplos pero hubo muchos más, y claro, pensé, pobres... se quedaron con las ganas de pagarme ese café, así que aquí tienen ahora la oportunidad.


Obviamente hablo medio en broma, porque no espero que nadie vaya a soltar un céntimo por haberse quedado fuera de mi criba, sin embargo, me consta que tengo lectores fieles que quizá quieran demostrarme su apoyo de alguna manera, como este otro caso:


Para casos así, pensé que ahí tenía la opción de que puedan agradecerme mi labor en el blog, pero me banearon por contenido adulto... así que aún quedan otras maneras. Para mí la principal forma de agradecimiento es la difusión de lo que escribo aquí, y aprovecho para agradeceros yo a vosotros todos esos links que vais dejando en otros sitios, en los reblogueos y likes en twitter, facebook, tumblr, youtube, etc. Y si crees que puedes contribuir de otra manera en todo esto, escucho tu sugerencia. Hace tiempo lancé la iniciativa de traducir el resto de mis libros al inglés, ya que por ahora solo está el primer volumen de relatos, dividido en dos partes, y en una ocasión me preguntó un chico italiano por youtube para cuándo tendría mis libros en su idioma. Así que si alguien bilingüe o con el nivel suficiente, en cualquier idioma, se anima a traducir, sería otra forma de colaboración útil.



Lo mismo digo para el caso de la tienda femdom, ya que me gustaría ampliar los diseños pero es que el día solo tiene 24 horas. Si se te da bien dibujar, ya sabes, ahí tienes el formulario de contacto. Aclaro que en el caso de las camisetas es algo medio utópico, porque poca gente se atreve a llevarlas en público, aunque tengo diseños más discretos como este de las esposas, pero lo veo más para regalo, como algo que no es el típico regalo de parafernalia bedesemera, o simplemente para estar a solas con tu pareja (Ama o sumiso), y en esa web, Redbubble, el diseño no solo se usa para camisetas, sino que hay más objetos como tazas, tarjetas de felicitación, etc. La idea no es forrarme con estas cosas, algo imposible por el margen de beneficio que dan, sino ir dejando enlaces al blog en todos los sitios posibles y lograr que alguna vez seamos mayoría los que vemos la Dominación Femenina como algo de lo que sentirse orgulloso.


domingo, 11 de febrero de 2018

Femdom y dinero


Ya comenté en el sumiso financiero lo que opino acerca de que una relación femdom se base en el dinero. El resumen es que el sumiso en estos casos intenta comprar al Ama, como si pagase por un servicio. Es el caso opuesto a la dominación financiera, aunque parezcan temas complementarios. La diferencia es que en cada caso la idea de introducir el dinero nace de una u otra parte. Pero por lo general, es algo que consiste en dar/recibir dinero y oye, si se quedase en eso podría considerarse entrega y fetichismo cuando no se espera nada a cambio, pero cuando ya entra en juego hacer sesiones por cam o lo que sea, eso está más cerca de pagar por un servicio como digo.

En esos casos no se suele establecer una relación a todos los niveles entre Ama y sumiso, de hecho suelen estar en ciudades distintas, y algunos, en su desesperación o desconocimiento, pretenden ser algo especial para esa mujer a la que le faltan horas en el día para atender a las decenas de sumisos que reclaman su atención porque para eso han pagado... Así que aunque se critique a las amas de tributo, entre las que habrá de todo, no hay que olvidar que también hay sumisos que intentan comprar Amas a golpe de cheque. Si todos están de acuerdo, adelante, pero como digo siempre, eso tiene poco de Dominación Femenina, ya que el que paga quiere mandar. A mí me llegaron a contactar decenas de sumisos pagafantas, como se definían ellos, que lo pintaban todo como una entrega total de sus posesiones, como una fantasía de ser arruinados, de querer trabajar para que se lo quitase todo, y lo único que buscan todos esos es pajearse imaginando lo humillante que resultaría, sin intención de soltar ni una moneda. Pero aunque la intención sea real, con lo “rarita” que soy yo, veo el asunto como un favor que le haría al sumiso en cuestión, por cumplirle su deseo, y no enseñaría a cambio ni una foto de la uña de mi pie. Y claro, si esto lo consideramos como sumisión pura, con un fetichismo tan respetable como otro como podría ser el dinero, el sumiso tiene que dar dinero a cambio de nada, y esto se presta a lógicas estafas. Pero vamos, si él tiene pruebas de que se trata realmente de una mujer dominante o incluso la conoce en persona, ya digo que el fetichismo del dinero es un morbo como otro, pero que rara vez ocurre de esa manera “pura”.

Aunque la introducción me ha quedado un poco larga, lo que quiero comentar en este post es otra cosa: el asunto del dinero cuando ya existe una relación real ente Ama y sumiso. Habrá Amas que se sientan poderosas pagando ellas. En mi caso no es así. Algunos llegan al extremo de llamarte aprovechada si te pagan un café, cuando eso no se lo dirían a lo mejor a una mujer vainilla, y si un sumiso es tacaño en su vida normal lo seguirá siendo con toda probabilidad cuando esté con un Ama, a no ser que tenga claro que tiene que pagar por narices a una dominatrix.

El hecho de que pague él lo sitúa en una posición de servicio hacia mí. Pero, ojo, yo esto lo veo para empezar como algo placentero para él en vez de como una obligación a la que lo fuerzo. Si alguien me insinúa que ando detrás de su dinero cuando yo creo que estamos disfrutando de una serie de cosas que resulta que paga él, es que no entiende bien de qué va esto de someterse. Obviamente no voy a pedir que mi sumiso me compre un collar de perlas todos los días, pero ya sea una comida, un viaje, un capricho de lencería, eso lo va a tener que pagar, y si noto que lo hace a regañadientes, mal va. Si me sigues por twitter, habrás visto el vestido que me regaló hace poco iskandar, y también pagó por unas esposas-muñequeras para él. Así que, por resumir, el dinero no debería ser el centro entre Ama y sumiso, pero tampoco hay por qué dejarlo fuera, como bien dicen estas camisetas.