~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


jueves, 20 de diciembre de 2018

Libro de relatos femdom gratis


Este año no voy a publicar mi habitual relato navideño por estas fechas. El regalo es mucho mejor. Podéis conseguir el primer volumen de mi libro de Relatos Femdom totalmente gratis durante unos días, del 24 al 28 de diciembre. Es tan fácil como registrarse en amazon y clicar en comprar. Aquí dejo el enlace a la página del libro, donde puedes leer, ahora y siempre, un fragmento gratis. Y si ya lo tienes, te pido (más bien es una orden :P) que lo descargues igualmente, para contribuir a que suba de posiciones en el ranking y así me llevo yo ese regalo.
De vez en cuando hago promociones de precio en amazon, pero sería muy pesado anunciarlas una por una, además de que las programo con tiempo y luego ni me acuerdo cuándo son jaja. Así que si estás corto de dinero, estate pendiente para pillar alguno de mis libros, que por supuesto son la caña y merecen totalmente la pena :D

Quizá no haya posteado mucho este año. Unas 40 entradas no es poco, pero comparado con años anteriores tal vez sí. Pero bueno, no se trata de cantidad sino de calidad, sobre todo en cuanto a difundir esta clase de femdom positivo que no abunda precisamente. Así que vamos a felicitarnos todos, tanto mis lectores como yo misma, por seguir en la brecha. Hasta el año que viene ;)

sábado, 15 de diciembre de 2018

Censura en tumblr


Primero fue facebook, luego blogger, de vez en cuando youtube, y ahora le toca el turno a tumblr. El contenido para adultos ha sido la misma excusa usada por todas las plataformas sociales para impedir cosas tan “graves” como poner una foto de un pezón, femenino, por supuesto, porque un pezón masculino no es algo sexualizado... En fin. La nota de Tumblr es muy divertida y contradictoria. Dicen que toman la medida en favor de la libertad de expresión. What...? Y mezclan churras con merinas al hablar de que luchan contra la pornografía infantil. Y claro, antes presumían de “venga, publica absolutamente todo lo que te de la gana” y luego, pasa lo que pasa. Supongo que sería una forma de atraer usuarios, y ya luego cierran la puerta y creen, ingenuamente, que su éxito se mantendrá.


Cada vez que pasa algo de esto, no me creo una sola palabra acerca de supuesta moralidad y protección al usuario. Si alguien, menores incluidos, quieren buscar porno, lo tienen muy fácil. Y lo mismo ocurre al contrario. Si no quieres verlo, no mires. Y el tema llega al extremo absurdo de incluir la advertencia “para adultos” pero así y todo, llega la censura, como en Youtube. Pues coño, que no permitan ni siquiera poner la etiqueta, porque es un trabajo que yo hago en balde. A mí, como digo, no me parece que se hagan estas cosas por el bien de la decencia, jaja, sino que creo que detrás está la competencia de la industria del porno, siempre en auge, siempre alimentándose de los millones de frustrados que no son capaces de interactuar en la vida real con mujeres de verdad, o que tienen una (mala)educación sexual que les lleva a considerar el sexo como algo antinatural en su vida. Que habrá de todo, por supuesto, pero a día de hoy la principal (des)información sexual procede de ahí, con todo lo que conlleva, y me parece una barbaridad. Y esto incluye al terreno femdom, claro. Los sumisos pajilleros, los de manual, los que jamás salen ni saldrán de detrás de la pantalla, los que no tienen ni remota idea de lo que supone la Dominación Femenina real, todos esos también se nutren de imágenes vacías y falsas (porque son actores, vaya). Quizá haga algún día un post sobre porno femdom, pero ya adelanto que tengo el “problema” de que necesito que las cosas sucedan como yo quiero, jaja, y a no ser que esté dirigiendo detrás de una cámara, o actuando, juas, la cosa no sucede así y se me corta el rollo. Tampoco me voy a extender acerca de lo ridículo que me parece mirar cómo otros hacen cosas cuando tú puedes hacerlas, o si no puedes/quieres, imaginarlas. Pero me estoy desviando del tema, y al fin y al cabo, yo escribo ficción erótica, que es un casi porno sin imágenes, con la ventaja de que las imágenes surgen en la cabeza de cada uno y nadie finge ni actúa.


Siguiendo con el tema de la censura, opino que el dinero puede ser la clave. Cuando hablo de la industria del porno, me refiero a la que existe a cambio de dinero, claro (como en muchas empresas, se lucran los de arriba a costa de los de abajo), y no me sorprendería que presionasen a lugares gratuitos que se llenan de millones de imágenes por minuto con la misma temática de ese negocio. En la nota de tumblr ya dicen justo eso, que hay otros lugares en internet dedicados al tema. Pues no sé yo, a este paso pocos van a quedar, y los que hay, están llenos de publicidad.


A mí, tumblr ni me gusta ni me disgusta. Tiene pros y contras, como todo. Es muy fácil de usar pero es muy limitado también. Yo lo llevo usando años para poner imágenes que aquí habrían censurado, o por poner escenas que voy pillando en cosas que veo. Todo eso lo tengo en copias de seguridad, jaja, así que no me preocupa que borren mi cuenta. Y también lo he ido publicando en plan recopilatorio en youtube, donde seguirán mientras no los censuren, cosa que ocurre por desgracia de vez en cuando, y eso que no subo nada muy explícito.


Bueno, aquí lo dejo por si alguien no conocía la noticia. A partir del 17 de diciembre comienza la inquisición en tumblr. Por mi parte, me despido hasta el próximo post, que será el último del año y que traerá sorpresa, de las agradables.


lunes, 3 de diciembre de 2018

La dominatrix feminista


Voy a contar una anécdota de twitter. Ante todo, y por si lo lee la protagonista de esta historia, esto no es un ataque personal, ni yo me tomé como tal sus palabras. Por cierto, si no lo leíste en su momento, ya el tuit no existe, porque paso de darle publicidad a ninguna Dómina profesional, por muy correcta que parezca. Tras el intercambio inicial de comentarios, que motivó que yo escribiese este post (con un punto de indignación, no voy a negarlo) me llegó a decir que le gustaba mi blog y dijo que concordaba con mi visión de femdom positivo. Así que luego me supo un poco mal haber sido tan dura, jaja, pero me reafirmo: no puedo entenderme con alguien que está en las antípodas de mi concepto de Dominación Femenina, porque yo en frío y con un desconocido... uf, qué repelús me da solo de pensarlo. No le podría ordenar ni que me trajese un vaso de agua. En fin, voy con el post.

No sabía cómo titular esto, así que eso de dominatrix feminista puede servir como resumen. El otro día usé twitter para algo más que para enlazar mis posts desde aquí. No lo uso mucho porque no me gusta twitter. No me gusta tener que andar contando palabras, o que cualquiera pueda soltar una barbaridad y no puedas eliminar su comentario sin borrar todo el hilo. En fin, que no lo uso por motivos varios, pero vi algo en las noticias que me revolvió las tripas y tuve el impulso de tuitearlo, aunque sabía que podía venir algún contra-ataque por algún lado, con lo poco que me apetecen esas cosas. Pues bien, la sorpresa fue que comentó quien en principio no esperaba yo que lo hiciese, y por motivos aún más inesperados.

Pero empiezo por el principio. La noticia era una agresión a unas chicas de Femen que protestaban contra las concentraciones a favor de Franco y en contra de la ley de memoria histórica. En un momento dado se veía cómo un grupo de energúmenos (y en este punto me daría igual que fueran franquistas o astronautas) PATEABAN a las chicas, semidesnudas como ya sabéis que van siempre, tiradas en el suelo e indefensas. Y me entró una mala leche y una impotencia que por eso me desahogué con el tuit. Después creí que vendría un tipo simpatizante de los fascistas a atacarme, pero no, señoras y señores, la que apareció en escena fue una dominatrix, criticando a las chicas... por ir ligeras de ropa y “montando el espectáculo”. Es más, alababa a las primeras feministas que eran unas señoras muy vestidas y muy bien educadas y tal y cual. Bien, yo a esta mujer no lo conocía de nada, así que pinché en su perfil y vi que es una Dómina profesional y tiene link a su blog, así que eché un vistazo. Para empezar, su foto en twitter es un primer plano de su entrepierna con una prenda que deja poco lugar para la imaginación. Y en su blog, pues bueno, lo de siempre en estos casos: sois gusanos y os voy a poner el culo tan rojo que no te puedas sentar en un mes y haré una tortilla con tus huevos. Ya parecen una parodia pasada de rosca diez veces. Y a todo esto, recordemos, ella criticaba a las chicas esas por ir desvestidas. Y halagaba a las primera feministas que lucharon por nuestro derecho a votar y todo eso.

...¿Soy yo la única que ve un contrasentido enorme en todo eso? Una mujer que se vende como un trozo de carne de entrada, que usa el reclamo más antiguo del mundo para atraer machos, que hace negocio del sentimiento dominante... ¿cómo narices se atreve a atacar a unas mujeres que libremente deciden protestar como mejor les parece? Porque, nos guste o no, llama mil veces más la atención un par de tetas desnudas que una mujer vestida explicando pacíficamente algo. El primer impacto lo consiguen, ya luego se verá en detalle qué quieren o contra qué van. Si ocurre como en este caso, que denuncian que se produzcan impunemente reuniones de gentuza pidiendo que volvamos a la época de las cavernas, me parece una protesta muy justificada. De hecho, en esa época seguro que la señorita dominatrix no podría haber ejercido tan libremente como ahora. Porque parecía ya que no atacaba a las chicas sino que defendía a los fascistas (“no respetan nada esas mujeres” dijo). Y tiene hasta lógica, porque, como mandan los cánones de las Amas de manual, la supremacía femenina (otro fascismo en su vertiente pura) tiene que aparecer por narices en todo esto de dominar y someterse, cuando realmente es otro contrasentido. Si yo fuera superior a cualquier sumiso, por el hecho de ser una mujer, él no tendría más remedio que someterse, por ley o por miedo, y a mí esa sumisión me daría asco y pena. La Dominación Femenina no necesita esas mierdas ni esos inventos, porque son inventos no justificables por ningún medio. Entre hombres y mujeres hay de todo, hay gente más o menos “válida”, pero coño, a estas alturas que no me vengan con que unos están por encima o por debajo, y si hablamos ya de derechos, que alguien los cuestione es como para condenarlo a cadena perpetua. Pero en fin, la libertad de expresión, que es algo positivo, conlleva que cualquiera pueda soltar lo que le da la gana y quedarse tan ancho, incluso cuando se trata de atacar libertades fundamentales.

Pues bien, yo le respondí a la susodicha lanzando indirectas acerca de la dominación profesional y ella me remitió al diccionario para explicarme (a mí... jajajaja) lo que significa Dominación, que según ella no es democracia pero tampoco fascismo. El cacao y la mezcla de conceptos es enorme, y no voy a extenderme en aclararlo. Solo repito lo que le dije y que ella hábilmente ignoró: hace mucho daño a la imagen del femdom positivo la gente que necesita inventarse la gilipollez de la supremacía femenina para sentirse dominante y las que hacen de un SENTIMIENTO (inexistente en muchos casos) un simple negocio para bobos desesperados. Incluso al feminismo le hace daño, así que más incongruente no se puede ser. Pero para eso es dominatrix, claro, aunque dice que su pareja es su esclavo desde años (más “grave” me parece).

Así que, aunque dijo que le gusta mi blog, creo que no pilla una sola coma. Tampoco suelo socializar en las redes sociales porque abunda este tipo de gente, a la que puedo respetar, pero que no comparto para nada lo que hacen. No quiero socializar con alguien que entiende esto como un negocio y lo disfraza de favor a los pobres que no pueden cumplir su fantasía (los “pobres” son unos cobardes hipócritas que engañan a su mujer o van a la comodidad de comprar un servicio como si fuera una pizza). Ella no trabaja con sumisos sino con kinsters que son semi-sumisos en un mundo paralelo de sesiones de teatro. Prefiero quedarme en mi mundo real y estar una semana con un sumiso en condiciones que años con varios sumisos de cartón-piedra.

sábado, 24 de noviembre de 2018

¿Dónde se busca Ama?



Esta pregunta se repite bastante en mi formulario de contacto. Ahora veremos unos ejemplos. Obviamente se da por sentado que no puedes encontrar pareja o rollete femdom por la calle y bueno, la verdad es que resulta complicado hoy en día. No sé si eso cambiará alguna vez, ya que los propios sumisos tienen pánico a reconocer que lo son y algunos están encantados con ese punto de marginalidad y secretismo, la mayoría porque llevan una lamentable doble vida, y otros por otros motivos, como morbo, elitismo y cosas por el estilo, que yo al menos no comprendo. Pero iba diciendo que la principal forma de conocer Ama, o sumiso, es por internet. Hay una tercera vía, que son las quedadas de grupos bdsm, y aunque nunca probé ese camino, al menos tiene de positivo que ves a la gente cara a cara.

Volviendo a internet, me parece extraño que me pregunten a mí en vez de investigar con los buscadores. Supongo que alguno será demasiado vago para eso, y otros querrán que yo aconseje en plan fuente de confianza o qué sé yo. No me gusta hacer publicidad, pero hasta donde yo sé, los sitios más populares son collarspace, fetlife y someteme. Los dos primeros están en inglés y collarspace era antes collarme hasta que lo cerraron, cosa que parece que va a volver a ocurrir con collarspace, según contaba la bloguera australiana Ferns hace poco. Yo hace mucho que no me muevo por esos sitios y de hecho los usé poco. Así que no sé si son recomendables o no. Mi impresión general es que hay mucho loco suelto y mucho farsante, y los que no lo son, van buscando un rato de juego esporádico sin complicaciones, por mucho esclavo-total que se pongan de nick. En cuanto a ellas, proliferan las financieras y coleccionistas de cuadras.

Como anécdota, en una de esas páginas, hace unos años, coincidí con iskandar pero descarté contactar con él porque su perfil estaba muy vacío. Hice una búsqueda de gente cercana y salió él entre pocos más. A los demás también los descarté, jaja, porque venían imponiendo su lista de fetiches, que encima eran incompatibles con los míos. Así que, como consejo general, aclárate primero para saber qué buscas cuando dices que buscas Ama, eso para empezar. Porque si quieres sesiones a la carta, busca a una dominatrix.

El segundo consejo es que no hagas como iskandar allí, jaja. Bueno, él dice que no buscaba nada, así que tendré que creerle :P El caso es que si buscas Ama, lo primero que debes hacer es darte a conocer y currártelo, por supuesto. Venir a preguntarme no es una opción, aunque mis consejos sean estupendos jiji. Las cosas no caen del cielo. Tienes que esforzarte y luchar, tanto antes de tener Ama como mucho más cuando estés con ella. ¿Que es difícil? Por supuesto. Esto es una carrera de fondo, no un sprint. Puedes tardar años en lograr algo sólido, como ocurre en todas las relaciones, y con más razón en estas, que parecen agujas en un pajar. Si alguna te quiere poner collar tras hablar la primera vez, ten claro que eso no va a ninguna parte.

Puedes abrir un blog, más que nada por aclararte tú mismo y darle difusión al tema, porque si un Ama tarda varios años en conocer a un sumiso compatible por este medio, a la inversa puedes doblar (o quintuplicar...) la cifra.

Por último, aunque debería haberlo comentado en primer lugar, quizá el problema es que eres un hombre que no sabe en general cómo conectar con el sexo opuesto, así que antes que nada tendrías que mejorar tus habilidades sociales, tu autoestima, tu confianza en ti mismo, etc.

Aquí dejo la selección de mensajes con parecida consulta. Alguno es el típico listillo que pregunta por Amas en general y aprovecha a ver si saca algo de mí. Lo dicho, para tener Ama hay que merecerla, y no es cosa de vagos ni de gente que quiera tomar atajos, como el primero de los mensajes, que va directo al grano con todo el descaro del mundo. Eso sí, al menos no se disfraza de lo que no es (sumiso en vez de pajillero a distancia).

Hola Ama, soy un chico de 22 años. Soy nuevo en esto y busco Ama para Skype, me gusta me controlen la masturbación, estilo edging o JJOI, control del orgasmo...pero tambirn busco aprender e ir haciendo cosas que usted menenseñe. Contacto con usted para que me informe si realiza este tipo de sesiones. Gracias.

Hola me gustaría si me puedes orientar yo llevo 4 años viudo solo he tenido una relación y me cuesta conocer mujeres, mi única experiencia en la sumisión es que mi mujer que me quería mucho cuando se excitada me humillaba y utilizaba para su placer y me ponía su ropa y más cosas y ahora no se como puedo conseguir ser humillado y utilizado, si me puedes orientar un poco estaré muy agradecido

Estimada Señora:
Mi idea de la dominación femenina es muy "apta para menores": el hombre confía ciegamente en la mujer y la mujer se derrite ante la rendición incondicional del hombre. Y siendo esto tan razonable (digo yo) resulta que no hay manera de encontrarlo. La red está llena de toda clase de delirios, pero los interesados en algo tan sencillo no tenemos donde caernos muertos. ¿Usted lo entiende? Gracias por su atención y por su blog.


Tengo 18 años ahora, pero siempre me he sentido un tanto adelantado a mi edad, mentalmente, hasta el punto que ya conozco realmente mi sentimiento de sumisión y de la manera en la que me gusta enfocarlo desde hace tiempo. El caso es, que ahora mismo me encuentro en un punto de mi vida extraño y siento que no encontraré nada que me llene debido a mis gustos. No me llama el hecho de pagar a una mujer por “humillarme” a mi gusto. Y tampoco creo que haya muchss personas jóvenes que comprendar esta manera de entender el femdom. Empieza a ser algo incómodo, por que en mi grupo de amigos me empiezan a ver como rarito o hacen bromas por que no me enrrollo con ninguna chica cuando salimos ni nada; y sumado a esa crisis existencial de mi sumisión se me hace algo cuesta arriba. También soy una persona algo reservada y pues no me siento con la posibilidad de comentar esto a nadie de confianza. Le doy las gracias por su increíble labor y aporte a la comunidad con la que estoy seguro que muchísimas personas se han visto reflejadas con su filosofía.

Me ha gustado muchas cosas que pones en tu blog, y como pareces una persona sensata, quiero preguntarte si conoces una buena página web para encontrar pareja de DF. Buscando en Google solo me da enlaces a un montón de páginas que no conozco si son buenas. Quería ver con una persona real si tienen una recomendación, y así encontré tu blog.

Gracias SRA por leer mi correo.
Durante ocho doce años tuve la suerte de servir 24/7 a mi Ama. Intentó contactar a través de Internet, pero siempre acabo en páginas de profesionales.
SRA. ¿Podría indicarme dónde puedo ponerme en contacto con Dominas que busquen educar a un afortunado y nuevo siervo? 
Gracias SRA por su atención. Cumpliré con gusto una orden Suya durante 24 horas. Me arrodillo ante Ud


jueves, 15 de noviembre de 2018

Llamamiento a los lectores femdom



Amazon kdp, como todo, tiene sus pros y sus contras. Desde que vendo mis libros allí en vez de directamente desde el blog, mis obras han ganado en visibilidad y difusión, como es lógico al tratarse aquello de un sitio orientado a lectores. Y, por increíble que parezca dada la competencia de contenidos audiovisuales, la gente sigue leyendo hoy en día. Hay varios inconvenientes, como los bajos beneficios, la exclusividad que exigen para que tus libros puedan leerse sin tener que ser comprados, etc. Otro de los inconvenientes es el sistema de opiniones. Cualquiera puede dar una opinión negativa a mala idea, o también hacer trampa y dejar una estupenda crítica de un libro malísimo. A ver, que para gustos los colores, y a todo el mundo no le puede gustar lo mismo. El problema es cuando hay críticas “raras” que no vienen mucho a cuento, que pueden ser incluso de trolls. Entiendo que defiendan la libertad de expresión, pero es un poco injusto.

Veamos un ejemplo. Cierto lector (daré por sentado que se trata de un hombre como la mayoría de mis lectores) ha dejado esta opinión sobre mi novela Despertar sumiso:

Para empezar, parece que este lector no conoce mi blog ni me sigue por ninguna red social, porque es de traca que piense que lo ha escrito un hombre. Ya hay que ser despistado. Como escribí la historia en primera persona, desde el punto de vista del sumiso, habrá pensado que es una obra de un sumiso, pero coño, es que no se habrá leído ni la sinopsis, que lo deja bien claro:

En esta novela de Dominación Femenina escrita por un Ama vocacional asistimos al despertar a la sumisión masculina de su protagonista, un joven que descubre que el sexo convencional no es lo suyo. Su encuentro con una mujer dominante les romperá los esquemas a ambos y sumergirá al lector en una trepidante historia de acción y emociones a flor de piel.

Ya por lo de creerse que está escrito por un hombre es difícil tomarse en serio su opinión, pero sigamos analizándola. Un libro podrá gustar más o menos, y no me molesta que alguien no aprecie mi obra, pero lo grave es cuando esta persona se centra en que mi novela no refleja femdom de verdad... Ja-ja-ja. No tengo ni idea de quién escribe la opinión, pero vamos, seguro que puedo afirmar que mi experiencia acerca de femdom verdadero le da cien vueltas. A saber lo que entiende por femdom real este hombre: lo que sale en porno, lo que hacen las dominatrix, lo que se hace en una sesión bdsm...

Como bien dice (tan corto de mente no es, juas), se trata de una ficción. Pues sí, pero el trasfondo son sentimientos reales y reconocibles por quien haya vivido un despertar parecido al protagonista, como me han comentado otros lectores. No retrata una relación femdom porque es una precuela, es contar desde cero el camino del sumiso que se auto acepta como tal. Tiene continuación en mi novela Dominadora, pero no ahondaré más para no hacer spoiler.

Un rato ameno, dice en el título de la crítica. Hombre, creo que lo que nadie me puede negar es que el libro se lee del tirón y que está bien escrito. No hay solamente femdom ahí, hay una trama en plan thriller, hay una subtrama que refleja lo peor que puede haber en bdsm, en fin, hay muchas cosas, pero si vas con la bragueta abierta y buscas lo que buscas, por supuesto que no te gustará. Yo creo que este esperaba escenas eróticas desde la primera a la última página, en la línea del peor femdom estereotipado, ya que lo de femdom psicológico es un concepto que ni abunda ni le entra en la dura mollera a más de uno.

Otra de las cosas que contiene la novela son relatos, que el protagonista lee como parte de su proceso de aclararse con su tendencia sumisa, y en uno de ellos hice casi una parodia de la típica relación de manual, con el esclavo a cuatro patas a todas horas y cosas por el estilo, como suele haber en una fantasía pajillera. Apuesto a que eso es lo único que el lector criticón ha considerado femdom de verdad. Pues no y mil veces no. Todos esos que se calientan tanto imaginando vivir en una jaula a pan y agua, no aguantarían ni el primer día así. Las fantasías son solo eso, y se rompen como pompas de jabón al chocar contra la dura realidad. Solamente el que enfoca con naturalidad y sensatez su sumisión, y la centra en el servicio a su Ama en vez de a su polla, podrá alguna vez ver cumplido su sueño de vivir femdom de verdad.

Supongo que ese tipo de críticas es el precio de ir a contracorriente: la incomprensión y el rechazo. Menos mal que la gente tiene criterio propio y puede formarse una opinión al margen de lo que digan los demás. Es mi libro más vendido y le tengo un cariño especial, entre otras cosas porque es el primero que publiqué, en 2014, y luego vinieron muchos más, lo cual complica la tarea de andar mirando opiniones en cada uno, porque Amazon no me avisa de estas cosas, ni de las ventas ni de nada.

Hablando de asuntos más positivos, hace poco alguien compró mi Recopilatorio, de 800 páginas, en papel. Es el único que no se suele vender en papel, y lo entiendo porque es gordo como una biblia. El problema es que por un error de Amazon no me llevé ni un céntimo de beneficio, juas, y el servicio de reclamaciones es un desastre, pero bueno, la ilusión no me la quita nadie.

Así que, como digo en el título, hago un llamamiento. Porque es indignante que alguien pueda acercarse por interés o curiosidad a la literatura femdom y se deje influir por opiniones infundadas que no contribuyen a la difusión del femdom positivo. De manera que si leíste cualquiera de mis libros y te gustaron, deja una opinión o al menos puntúa con el sistema de estrellas, que se puede hacer de forma anónima, por si te daba apuro que tu nombre apareciese junto a libros de temática “oscura”... Oye, que si no te gustaron, puedes opinar, claro, pero al menos tómate la molestia de saber quién escribe el libro y qué intención tiene. Si lees lo que no andabas buscando, es tu problema, no el del escritor.

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Historias femdom felices- Happy femdom stories



Así se titula el libro, o mejor dicho, los dos libros que hasta el momento ha publicado la bloguera australiana Ferns, autora del blog Domme Chronicles. Mi historia con iskandar aparece en el segundo volumen, publicado recientemente, junto con otras 24 historias. Está en inglés, claro, pero lo recomiendo para los que no tengáis problema con eso, porque no es frecuente que se difundan este tipo de historias, repito, felices, o todo lo feliz que puede ser una relación humana, claro.

El post donde se anuncia la publicación es este

Yo pude leer el libro en primicia, porque Ferns me lo envió al igual que al resto de los que contribuimos con nuestras historias a que el libro fuera posible. Así que voy a comentar algunas cosas interesantes que contiene.

Absolutamente todas las historias remarcan la naturalidad del femdom real, alejado de los clichés y las fantasías extremas del porno. Algunas parejas son más de protocolos que otras, pero en ningún caso vive el sumiso encerrado en una jaula 24/7, aunque uno de los sumisos bromea con eso y dice que escribió su historia con la punta de la nariz, ya que su Ama lo obliga a tener las manos atadas a la espalda siempre. A renglón seguido aclara que no es así la cosa, aunque empezó con ese tipo de fantasía irreal.

Lo que más me ha gustado es cuando, en un par de ocasiones, la gente explica que estar con tu pareja complementaria en femdom es como sentirse en casa. Creo que es la mejor manera de explicarlo.

Algunas historias van de poliamor y sadomasoquismo, y con esas no me he podido identificar, como sabréis los habituales del blog. Pero si ellos son felices, adelante.

Es un libro con momentos divertidos y entrañables. Veamos más cosas que me han gustado, extraídas literalmente del libro:

Él es un caballero fuerte a mi servicio, un poderoso segundo al mando que puede tomar un papel de líder si yo estoy temporalmente incapacitada. Se somete por elección, no a la fuerza.

Esto coincide con mi opinión al cien por cien. Nunca me interesaron los peleles ni los que creen que no sirven para nada y se someten como último recurso para pillar cacho. Como dice otra Ama, él es mi pedestal, mi base, el apoyo sobre el cual me sostengo. Y no porque seamos unas inútiles tampoco, claro, aunque algunas parece que solo quieren pintarse las uñas cuando se meten en el mundillo, ejem. Esto otro lo dice una que tiene una relación con dos sumisos a la vez, y aparte del matiz poliamoroso, también concuerdo plenamente:

Estoy profundamente agradecida por lo que tengo con ellos. Me inspira a mejorar constantemente para que siga siendo merecedora de ser su Alfa, su líder, la cabeza de familia, la Maestra. Soy consciente de la responsabilidad de mis decisiones acerca de nuestra familia.

Esto otro lo comenta un sumiso, que intentaba atraer a su mujer a este estilo de vida:

Me di cuenta de que el problema era que mis esfuerzos pasados estaban centrados en realizar mis fantasías y que ella me siguiera el juego. ¿Habría alguna forma de femdom que resultase atractivo a mujeres reales como mi esposa?

Y otra Ama comenta algo que me parece muy cierto también. Y es que mucha gente se queja de que es imposible encontrar pareja femdom, pero no quieren pagar ningún precio. No quieren desplazarse, ni mudarse, ni reorganizar su vida para que encaje otra persona. Si algo es importante, le dedicas energía, así que pregúntate qué precio estás dispuesto a pagar por el amor de tu vida.

Como nota curiosa, una de las historias va de un sacerdote católico que deja los hábitos por seguir otra vocación dormida, la de sumiso. Eso está incluso en un libro aparte, publicado por esa pareja.

Otro sumiso dice que empezó a investigar en internet y nada encajaba con su sumisión, que la feminización lo dejaba frío y la castidad lo mismo. Y es que, si algo se saca en claro con este libro, es que no hay dos historias iguales, aunque tengan un fondo parecido.

Al hilo de esto, pensé en lo que ocurriría si yo lanzase esta iniciativa por aquí. Ya hice hace tiempo un apartado, Testimonio de sumisos, que está bastante inactivo, y casi ninguna historia era de parejas felices. Como mucho, y que yo recuerde, me llegaron por privado historias de hombres intentando meter con calzador a su mujer en esto. Así que, si tienes una historia femdom, real y feliz, me la puedes hacer llegar y le daré difusión en el blog.

El libro de Ferns lo podéis conseguir aquí:

VOLUMEN 1
VOLUMEN 2

sábado, 27 de octubre de 2018

Quiero que quieras ser maravilloso

No me apetece mucho escribir esta entrada pero creo que será mejor que lo haga, porque no puedo hacer como si nada. Hace un año por estas fechas iskandar cometió un error y parece que voy a tener que instaurar la fecha como momento oficial para sus meteduras de pata. Oye, que si una mujer pudiera tener garantizado que su pareja solo va a cometer un fallo al año, habría cola para firmar ese contrato. Pero lógicamente hay más errores y él no es una excepción. Cuando lo comento por aquí es porque el error es de nivel 2 como mínimo. Y por eso le quité el collar, y le dejé una pulsera. Y con la pulsera va a seguir, de momento, por su propio bien. Me explico.


No busco un superhéroe ni un hombre perfecto, entre otras cosas porque no existen. Pero habré repetido mil veces por aquí que busco la actitud perfecta. En su caso hay un problema, que nada tiene que ver con su sumisión y que no voy a contar, por supuesto, y que a corto y medio plazo seguirá estando. Es su problema, pero en cierto modo me salpica a mí. Yo no creo que el amor lo pueda todo, sinceramente, hay batallas que debemos luchar a solas. La Dominación Femenina tampoco es la solución. Quizá, solo quizá, si la mujer dominante fuera una especie de coach con varios masters en psicología, una voluntad y una mano de hierro y unas gotas de poderes mágicos, a lo mejor podría moldear al sumiso como si fuera un trozo de barro. Pero incluso así, no creo que debiera hacerlo. El sumiso es una persona ante todo y tiene que montar su vida lo mejor que pueda y sepa, porque si necesita el apoyo único de su Ama, camina directamente al desastre en cuanto ella se descuide un poco.


No voy a enrollarme más. El error de esta vez tiene puntos en común con el anterior y me parece inadmisible que alguien reaccione de determinada manera. Porque nunca jamás podemos justificar un acto por motivos externos. Ante un mismo hecho, no hay dos personas que reaccionen igual, por eso hay voluntarios en las catástrofes y al mismo tiempo hay ladrones que aprovechan el caos para dedicarse al pillaje. Modestia aparte, me considero una persona bastante maravillosa, y no veo injusto pedir lo mismo a quien pretenda quedarse en mi vida. Él sabe que tengo paciencia, de sobra lo sabe, porque no es fácil apartarme a un lado cuando, por motivos ajenos a mí y difíciles de evitar por su parte, no decido yo el ritmo de la relación. Esto es un tirón de orejas y al mismo tiempo un mensaje de apoyo. Sé que tienes potencial para muchas cosas, iskandar, y espero que no eches a perder tu futuro por esos defectos que debes corregir. Como siempre me dices en tu mensaje de buenas noches: un beso muy muy grande. Dejo aquí esta escena con toque femdom de una película sobre superación personal, 100 metros, que recomiendo a todo el mundo.




sábado, 20 de octubre de 2018

El sumiso mantenido


Uno de los peligros que nos acechan como Amas es que el sumiso de turno te busque para utilizarte como vehículo para cumplir una fantasía, y les da igual una que otra y ocho que ochenta. No todo es oro lo que reluce en estos asuntos, y por si no queda claro a estas alturas del blog, el supuesto uso y abuso del sumiso por parte del Ama a veces es justo lo contrario. Ni siquiera el caso en apariencia extremo de un esclavo 24/7 se libra de eso, pues ocurre que algunos espabilados ven ahí la manera de tener casa y comida sin problema. Ya dirá alguna de esas Amas ultra sádicas que el pobre no está de vacaciones sino para ser apaleado cada hora, y que si hace falta dinero ya alquilará su ano al mejor postor y cosas por el estilo, pero vamos, que eso no entra en los planes de estos que digo. El sumiso mantenido quiere eso, que lo mantengan, y tengo un ejemplo clarísimo de esto que digo con un individuo que me abordó en tumblr, con un mensaje de copia-pega y encima ni se interesó en seguirme por ningún medio. Además, sissy para más señas. Vamos, uno de tantos que da por sentado que si una mujer es Ama, ya por narices va a estar interesada en aceptar a un tipo disfrazado de “putita”. Obviamente él no podía saber que no me interesa el tema porque le mandará el mismo mensaje a todas (y todos... “mamis y papis”...) sin molestarse en averiguar nada. Lo típico, lo de siempre. Se podría haber ahorrado escribirme a mí, que considero el colmo del machismo tener que “rebajarse” a parecer una mujer para poder decir que son sumisos. Si no entiendes el machismo de la situación, no voy a explicarlo por enésima vez, en una búsqueda rápida de mi blog lo tienes. Este hombre dijo en concreto que no valía para trabajar... Vamos, vamos... A picar piedra lo ponía yo, por espabilado. O sea, ¿qué clase de servicio puede dar ese tío si es un vago que no da un palo al agua? Me imagino que su plan es estar a mantel puesto, o bueno, el mantel lo pone él con su delantal planchado jiji, y básicamente poniéndose trapitos todo el día, y ojito con que ella le mande hacer más de la cuenta.


A veces hago una especie de ranking mental con los casos más bizarros de falsos sumisos que me encontré a lo largo de los años, y no hay vencedor, porque la competición está realmente reñida juasss.

sábado, 6 de octubre de 2018

¿Se folla en una relación femdom?



Buena pregunta, dirán algun@s, jajaja. Veamos. Esta pregunta se la suelen hacer sobre todo los más jóvenes, o cualquier sumiso que no tiene muy claro si “perderá privilegios” al meterse en una relación femdom. Vamos por partes.

Cada relación, femdom o no, es un mundo, pero aparte de eso, voy a empezar por comentar las posibles razones por las que se plantea que nunca jamás habrá sexo “normal” entre Ama y sumiso. La más evidente es cuando se trata de una dominatrix profesional, a no ser que se dedique a la prostitución en un amplio sentido y no tenga problema en incluir en el menú a elegir por el cliente también eso. Con esto no digo que dominación profesional y prostitución sean lo mismo, pero en los últimos tiempos proliferan los anuncios de “putas amas” que lo mismo sirven para dar un fustazo que para lo que se tercie.

Otro motivo para dejar al sexo convencional fuera es cuando entre Ama y sumiso hay una relación de sesiones bdsm, con una serie de prácticas pactadas entre las cuales no entra eso. De hecho, se ve rarísimo que una cosa tenga que ver con la otra, y es más, con tanta castidad forzosa, tanto cinturón de castidad y tanto cuerno suelto, lo último que puede esperar el sumiso novato es enterrar la nutria, como decía cierto monologuista.

Sobre cornamentas hay poco que comentar, al menos en mi opinión. Eso es algo importado del mundo swinger casi siempre y ella no es precisamente dominante cuando se deja dominar por un “macho de verdad” (juas...) delante del sumiso. En cuanto a la castidad, no lo veo como una situación permanente. Puede ser un castigo o puede formar parte de un “aguántate ahora y ya después agradecerás más el orgasmo”.

También está el caso de la feminización del sumiso, que tanto repelús me produce, en la que obviamente se trata de quitarle la masculinidad y dejar la colita fuera de juego. En ese caso sí que suele haber “follamiento”, pero con un falo de goma atado a la cintura de ella. Ojo, que también puede haberlo sin que él se disfrace de Rita la cantaora, y el hecho de que una pareja disfrute con esa práctica no los convierte en Ama y sumiso, en mi opinión. Todo depende de cómo se plantee, porque si él le pide a ella que se lo haga, y ella le hace el favor, a ver quién manda realmente ahí. O mandan los dos. Pero es una simple inversión de roles, y si él tiene que rebajar su hombría y ella tiene que masculinizarse, entonces no es precisamente Dominación Femenina la cosa sino todo lo contrario, ya que lo masculino domina a lo femenino. 

Dejando a un lado las razones anteriores, ¿qué ocurre en una relación femdom que es a la vez una pareja en todos los aspectos? O simplemente, una mujer y un hombre que se ven cuando pueden o quieren y que hacen sesiones. Supongo que no hace falta explicar que pueden hacer lo que les de la gana. Pero la cuestión es, ¿qué dicen los cánones acerca de si eso sigue siendo una relación femdom? Pues algunos pondrán el grito en el cielo, diciendo que eso es vainillismo puro y duro. Pero como dije antes, depende de cómo se plantee. No es lo mismo que ella elija cuándo y cómo, a que lo decida él. Entonces, la respuesta a la pregunta del post, sería: se folla siempre que ella quiera. A partir de eso, si ella es de protocolos estrictos y sigue al pie de la letra la biblia del bdsm, no querrá hacer nada que se aparte de lo típico.


El sexo es más amplio que el coito, pero igual de absurdo es dejarlo fuera de una relación que incluirlo por narices. Por ahondar en este tema, en mi caso personal lo que ocurre es que desde siempre me he apartado de lo convencional y he tenido muy claro que el clítoris es el órgano sexual femenino, por delante de la vagina, y por otra parte, darle protagonismo al pene, que no es una máquina que puede funcionar durante horas, es bastante absurdo para nosotras, y provoca bastante presión para ellos. Sí, claro, desde el egoísmo masculino lo de durar tres minutos, correrse y a otra cosa, no es ningún problema... para ellos. Pero una lengua es más eficaz para el placer femenino que un pene, por poner un ejemplo.

Así que, si alguien tiene esa duda existencial, debería darse cuenta de que lo plantea mal. Si eres sumiso, querrás que ella disfrute, y si a ella le importas, querrá que disfrutes tú también. Lo de follar o no follar, visto así, es lo de menos.

sábado, 29 de septiembre de 2018

Consulta femdom surrealista


El mensaje que vamos a ver es de los más curiosos que he recibido nunca. Dice así:

Hola ama, ¿podrías aconsejarme un poco, por favor? Últimamente mi dueña me pone un cinturón en el pene para que no pueda meter la mitad y decirme que la tengo pequeña... Antes podía aguantar hasta que ella me ordenaba correrme, pero ahora no puedo controlarme y eso le encanta, además me castiga por ello. Mi duda es la siguiente: ¿hay alguna forma de encoger el pene temporalmente? Gracias por tu tiempo :D


No voy a centrarme en el consejo que me pide porque, hasta donde yo sé, el pene funciona como funciona, y hay publicidad de estilo milagroso que promete alargarlo, pero lo contrario no existe, si acaso un anillo que haga como de tope o lo acorte visualmente, y cuidado con ponerlo antes de la erección porque más de uno acabó en urgencias sin poder sacarlo. Lo que pretendo con este post es ir la trasfondo del mensaje, porque me choca bastante que alguien busque algo tan contrario a la corriente mayoritaria de “a ver quien la tiene más larga”. Lo primero que se me ocurre con todo esto es pensar que tanto ella como él, o quizá uno más que otro, tiene esa fantasía de la humillación del pene pequeño, o lo ha visto en alguna parte y cree que eso hay que hacerlo obligatoriamente para que pueda llamarse femdom a lo que hacen... Es que es raro de narices, qué queréis que os diga. Que una mujer quiera burlarse de un hombre por su pene pequeño, y como lo tiene normal (o grande :P), pretenda que lo reduzca de alguna manera... A ver, que hay fantasías para todos los colores, pero son ganas de complicarse la existencia. Es como si te vuelven loca los pelirrojos y le dices a tu novio moreno que se tiña el pelo en vez de emparejarte con un pelirrojo. Me suena a intentar cambiar a la otra persona, en vez de sacar partido de lo que es cada persona de manera natural. Y cambiar es complicado, ya sea en forma de ser o en rasgos físicos, o directamente imposible en ciertas cosas.

La humillación erótica es un asunto delicado. Puede ser muy fina la línea entre una situación excitante y herir a la otra persona. Como ya dije cuando hablé del sumiso loser, no le veo sentido a burlarse de un defecto, igual que no me excita reírme de un cojo porque le falte una pierna. Me parece de mal gusto, y no veo por qué debería ser distinto cuando se trata de otra parte del cuerpo, en este caso el pene. Y me llama mucho la atención que la pareja del mensaje busquen el juego de la humillación cuando no existe pene pequeño. Porque realmente, a nivel psicológico, ¿cómo se mete el sumiso en situación de sentirse humillado por algo que no es real? Me cuesta entenderlo. Y en cuanto a ella, sabe que hay un pene normal aunque tape un trozo. No me gusta usar la palabra extraño, pero es la primera palabra que se me ocurre.

Aparte de la humillación, por lo visto existe castigo cuando él no puede controlarse. Y vuelvo a pensar que ella, o él, o ambos, intentan seguir un catálogo de prácticas habituales en porno femdom. Y no me parece ni bien ni mal, pero creo que es importante plantearse por qué hacemos lo que hacemos, no vaya a ser que un día sintamos que es un teatro vacío, o que lo hacemos por hacer lo normal dentro del mundillo o por complacer a la otra persona. Si la complacida es ella, tiene sentido en el contexto femdom, claro, pero si una cosa como esta es idea o sugerencia de él, mi consejo, para cualquier mujer en esa situación, es que piense que no tiene que hacer nada por parecerse a ninguna actriz porno. Y como nota al margen, el mundo está mal repartido, y parece ser que de esa frase no se libran ni los asuntos de la entrepierna.


sábado, 15 de septiembre de 2018

El sumiso que no sabe que lo es


En un post antiguo (“antiguo”, ya que todo lo que llevo escrito aquí no pierde vigencia), alguien dejó un comentario recientemente, y en vez de responderle con otro comentario, lo hago con este post, aunque sea para recopilar lo que ya dije sobre este asunto. El comentario lo escribió una mujer dominante, harta de “sumisos” que solo van a lo suyo y por eso ella decidió buscar entre la población masculina “normal”, a ver si hay sumisos que no saben que lo son.


Ya hablé del caso contrario, es decir, de los que creen que son sumisos pero no lo son:
Pero también traté el tema de esos posibles sumisos que no se definen como tales:
Y también hablé más directamente del tema en este otro post:


Por resumir, y por darle otra vuelta más al tema, me parece que es es raro hoy en día que un chico no encuentre pronto lo que le pone en internet, así que no me creo que un hombre no sepa si la sumisón sexual le atrae o no. Más allá del tema sexual, es cierto que hay presión social para no admitirlo abiertamente, pero ya digo, a solas nadie puede evitar que te atraiga lo que te atrae, pero si entre los que reconocen que son sumisos tienen dificultad para autoaceptarse, ya ni te cuento lo que pasa con los que rechazan la palabra. No digo que no pueda funcionar una relación con un “sumiso metido en el armario”, ya depende de cada pareja, pero obviamente puede haber fricciones por ello, y si quieres un sumiso para todo, ahí el fracaso está casi garantizado.

Cuando un tipo te dice que es complaciente y te crees que será buen sumiso, te das cuenta de que eso solo funciona a ratos. Llegará un momento en que empezará a presionarte o a pedirte directamente que seas tú complaciente con él. Aparte de que puede que el cartel de complaciente se lo ponga para pillar cacho y sea todo mentira.

Puede parecer difícil desenmascarar a un farsante de estos o distinguir a un sumiso de verdad, pero la clave está en este consejo: si se desinfla cuando te tenga en su vida, no es sumiso. Y es un consejo que sirve para todo con un sumiso. A medio y largo plazo es cuando se ve lo que vale un sumiso, incompatibilidades personales aparte. Ellos mismos no pueden saber hasta qué punto valen para sumisos hasta que no lo comprueban durante una temporada, por eso es importante darle a todo sus plazos adecuados.

Por comentar algo más que no haya comentado sobre esto de sumisos ocultos, puede que un hombre sea sumiso y a pesar de eso no quiera una relación femdom, sobre todo a tiempo completo. ¿Raro? Pues no, para nada, puede que prefiera convivir con una mujer vainilla o incluso sumisa, igual que hay mujeres dominantes que se emparejan con hombres dominantes, en ambos casos por motivos diversos que no me voy a parar a analizar.

Es normal hartarse de los sumisos de manual, como yo los llamo, porque no hay manera de sacarlos de sus cuatro verdades inamovibles, pero irte al extremo opuesto de buscar a un hombre que rechace el concepto sumisión masculina, no es la solución. Lo ideal es un sumiso que se acepte como tal y que tenga una mínima experiencia para haberse puesto a prueba en la vida real aunque sea para ver lo que no quiere. Vamos, casi un mirlo blanco, pero no es imposible, así que a esta lectora y a otras en similar situación: suerte :)


jueves, 6 de septiembre de 2018

¿Puede un sumiso tomar la iniciativa?



Este post surge de algo que ocurrió el otro día en la intimidad con iskandar. Estábamos tumbados en la cama mirando la tele y de repente él se puso una máscara-antifaz. Es decir, quedó con los ojos tapados. Medio juguetón, dijo que iba a dedicarse al vicio. Sé que ya al ponérselo, él “se puso”. Yo ni le había ordenado que se lo pusiera ni él esperó permiso para ponérselo. Se quedó quieto, tumbado de lado, “mirando” hacia mí. Yo, que disfruto más de un tease que de un caramelo, lo dejé así y seguí mirando la tele. Al rato lo besé y la cosa se animó.

Podría haberle castigado, o ignorado, o quitado la máscara. Podría haberme incluso molestado el hecho de que no se dedicara a mirarme extasiado :P El caso es que fue un caso evidente de iniciativa del sumiso, casi de provocación, o dejémoslo en incitación, como si una mujer se desnudase delante de un hombre con mirada pícara.

Alguno se preguntará: ¿eso no es un intento de dominar desde abajo? La respuesta es no. Lo sería si yo cayese en ese tipo de trampas, de haber sido una, pero lo que ocurrió exactamente fue que él se ofreció, se quedó dispuesto para lo que yo quisiera, que fue lo pasó, claro, como siempre. Esa es la clave, el sumiso puede proponer, pero quien dispone siempre es su Ama.

Yendo un poco más lejos, supongamos que un sumiso conoce tan bien a su Ama, que sabe qué “tecla” pulsar para que ella empiece a dominarlo como loca. En general, esa clase de ofrecimiento, ese presentarse como un objeto disponible para ser usado, es difícil de rechazar para una mujer dominante, y si encima estamos en una cama ligeros de ropa, ya ni te cuento. Pero aun así, eso no garantiza nada. Puedo estar cansada o apática o enganchada con lo que veo en la tele. No era el caso ese día, jaja, pero vamos, que es casi imposible que un sumiso de por sentado que pasará tal o cual cosa.

Otro tema es que sean sesiones pactadas en las que ella “cumplirá” con las fantasías pactadas de mutuo acuerdo. Opino que el hecho de que falte el factor sorpresa le quita esencia, me parece una especie de femdom descafeinado.
Así que sí, un sumiso puede tomar la iniciativa, de hecho no me gustan los sumisos pasivos que parece que les da igual todo. Y por cierto, yo me llevé mi orgasmo, pero él tuvo que esperar a otra ocasión.


lunes, 3 de septiembre de 2018

El que quiere iniciarse como sumiso

Desde hace un tiempo recibo muy pocos mensajes por el formulario de contacto. Aparte de algún despistado o algún caradura que llega y ni se fija, la mayoría ha captado que en la actualidad no busco sumiso. La mayoría de mensajes eran de candidatos a sumiso mío, así que es lógico que ya no los reciba. Por eso ahora incluso me sorprende recibir mensajes del formulario. Antes había bastantes pidiendo consejo, pero supongo que leyendo el blog pueden encontrar respuesta. Por cierto que todavía tengo alguno pendiente de dedicarle un post, pero antes voy a comentar otro más reciente. Vamos a verlo.

Hola buenos dias, ante todo disculparme por no poner mi nombre completo, supongo que timidez y algo de recelo y miedo ya que esto es nuevo para mi. Desde hace tiempo me siento atraido hacia la sumisión, me atrae el rol de sumiso en mi relación con las mujeres, jamas he mantenido una relación de esta naturaleza y me gustaría profundizar en el tema para saber hasta que punto lo soy, y hasta donde puedo llegar. Es por eso que escribo estas lineas para que me indique cual es el mejor metodo para iniciarme, alguna lectura concreta, por donde empezar. Por otro lado, Alguien me dijo hace mucho tiempo que en este tipo de relaciones se necesita una iniciación por alguien. En fin, le pido algún consejo al respecto. Gracias.

Para empezar, cuando pido en el formulario el nombre no me refiero a apellidos o al carnet de identidad ni la huella digital, es simplemente para aclararme de quién se trata y “ubicarlo”. Con un nick sirve, vaya. Después de varios años lidiando con mentiras de sumisos, tengo un olfato muy fino para estas cosas, y no dudo que este hombre sea tímido, pero es la típica actitud de ocultamiento de todos los que piden discreción, y la piden por el motivo más obvio: tienen pareja. Visto así, y antes de comentar el resto del mensaje, cobra algo de sentido eso tan raro de buscar iniciación. Los novatos sin pareja también buscan ser iniciados, claro, y ya expliqué que yo no inicio a nadie, que me suena a lo que hacían muchos en siglos pasados de irse con una puta para iniciarse en el sexo, y algunos todavía lo hacen. Me parece tan ridículo y horrible que no voy ni a molestarme en explicar por qué me lo parece.

Inciso al hilo de sumisos novatos: hace unos meses recibí este mensaje de copia-pega, que no me molesté en responder:

Hola Ama, soy un chico de 22 años. Soy nuevo en esto y busco Ama para Skype, me gusta me controlen la masturbación, estilo edging o JJOI, control del orgasmo...pero tambirn busco aprender e ir haciendo cosas que usted menenseñe. Contacto con usted para que me informe si realiza este tipo de sesiones. Gracias.

De manera que, como iba diciendo, yo no soy esa especie de puta gratis que hace de conejillo de indias para que el indeciso de turno se aclare con lo suyo, o para que alguno se lleve su rato de morbo sin complicaciones y después si te he visto no me acuerdo. Que también hay mujeres que buscan morbo o se aburren de su pareja, pues sí, pero me parece el colmo que esos tipos me busquen a mí, que estoy en las antípodas de tener el femdom como un pasatiempos, y joder, hay cientos de entradas en este blog, incluso resúmenes de lo más importante, para conocer mi postura.

Este en concreto no me pide abiertamente que lo inicie yo, o a lo mejor entre líneas, qué sé yo, pero venir a pedirme consejo individualizado es pretender que pierda el tiempo yo en balde. Me pregunta por alguna lectura recomendada... Juassss, ¿qué tal mi blog al completo o alguno de mis muchos libros en Amazon? Ya digo, a mí esa actitud egoísta disfrazada de pobre sumiso novato... uf, no pintaba bien. Y no explicaré cómo, pero no fue difícil seguir la pista a ese correo electrónico, que nos llevaba a un hombre casado y padre a tiempo completo y cocinero en fines de semana, y supongo que a partir de ahora sumiso en la media hora que le deje libre todo lo anterior, jajaja. Pero no te preocupes, que el látigo virtual solo lo uso para dar caña aquí en mi blog, no me dedico a perseguir a nadie fuera de internet, respira tranquilo.

Supongo que lo de la iniciación es típico en los círculos bdsm de protocolos y sesiones y roles, pero cuando una mujer y un hombre tienen el SENTIMIENTO sumiso o dominante muy claro, no hacen falta teatros ni iniciaciones ni pollas, y lo digo así de indignada porque estas cosas ya cansan. Que de la noche a la mañana alguien se aburra de su vida vainilla y quiera probar el rollito sumiso... Oye, mira, si aún me lees, vete con una dominatrix y gasta con ella el dinero que te ahorras al no comprar mis libros, porque total, aunque los leas y los memorices no te vas a enterar de nada. O mejor aún, ¿buscas alguien que te inicie en el “rol” de sumiso? Pues mira, apúntate con tu mujer a clases de teatro, y problema resuelto...

Y ya que toco el tema dominatrix, me hace gracia cómo algunas se apuntan al concepto falso sumiso que tanto ataco yo, pero a su extraña manera, jajaja. Es decir, algunas se quejan de que hay sumisos que juran por su madre que les darán dinero por internet, y luego los muy impresentables no sueltan ni una moneda... Eso no es un falso sumiso, eso es un falso pardillo juas. Oye, que yo no niego que tenga su punto lo de decir, dame dinero y punto, en la misma línea de haz esto o lo otro por mí, pero todo dentro de un contexto. Que lo pidiera yo, que tengo una trayectoria demostrada de años con este blog y que fuera de aquí me conocen algunos lectores, pues bueno, pero que alguien diga por twitter que es Ama desde hace dos días, ponga una foto que quién sabe de donde sale y quiera cajeros automáticos en forma de sumiso en cada esquina, pues mira, chica, la cosa no es tan fácil, que lo mismo resulta que eres un tío con bigote buscando dinero rápido, y si encima te cabreas porque no te paga un tipo que se estaba simplemente pajeando con el tema, en fin, tú misma verás lo ridículo que puede resultar.

Entre estas individuas, los de doble vida y demás fauna, el femdom vocacional lo tiene crudo. Pero bueno, la esperanza es lo último que se pierde.


sábado, 18 de agosto de 2018

Superado el millón de visitas y mi libro Relatos Femdom II

Me hace mucha ilusión anunciar que mi blog tiene ya más de un millón de vistas. Ocurrió ayer, y hoy, en este día tan redondo del 18/8/2018 hago pausa en la pausa vacacional, juas, y os traigo las buenas noticias.


Sería imposible resumir todo lo que ha pasado en todo este tiempo hasta alcanzar esta cifra, así que voy a destacar algo que surgió a partir del blog (sumiso encontrado aparte, jaja), y que es mi aventura publicando libros femdom. Ya tengo 9 publicados, más 2 traducidos al inglés, y el más reciente es el de Relatos Femdom parte 2. Fui apuntando ideas y sacando un rato de aquí y de allá hasta que lo tuve listo. Ahora está disponible en preventa en Amazon, y a partir del 24 de agosto ya se podrá comprar directamente.


Además, por suerte coincide que en estas fechas, hasta final de agosto, está en marcha el premio literario 2018 en Amazon, así que he inscrito el libro ahí, más que nada por darle visibilidad al tema. En este libro los relatos son un poco más cotidianos que en el anterior volumen, incluso hay toques autobiográficos (no voy a aclarar nada sobre este punto, jajaja), son como fantasías que podrían hacerse realidad con un poco de suerte, tal como indico en la sinopsis del libro. Algún relato estuvo aquí completo en el pasado, pero ahora he tenido que recortarlos porque tiene que estar en exclusiva en Amazon, ya que lo tengo inscrito en el programa Kdp select, con el cual se puede leer sin tener que comprarlo. Para más información sobre esto, miradlo en Amazon, no seáis vagos :P

El índice de relatos es el siguiente:
1- El asiento de atrás
2- Un verano con mi tía
3- La zapatería
4- El perro de mi marido
5- Una sesión... de cine
6- Un vecino sumiso
7- La ladrona
8- La poli y el manifestante
9- El socorrrista
10- El técnico a domicilio


Y ahora me vuelvo a la sombra de una palmera y nos volvemos a leer en septiembre :D

miércoles, 1 de agosto de 2018

Pausa vacacional


Nos leemos a la vuelta. Habrá alguna sorpresa, con eso de que se acerca el contador de visitas al millón. Mientras tanto, aquí dejo una buena idea para unas vacaciones femdom. Qué buen asiento para el borde de la piscina o la orilla del mar jiji.


Buen descanso ;)

sábado, 21 de julio de 2018

Qué a gusto se está estando a gusto


A veces, iskandar, haciendo honor a su nombre, se pone guerrero y me sugiere que le dé caña de la buena a la gente que intenta mancillar el buen nombre de mi blog, de lo que me informa con demasiada puntualidad y frecuencia jaja. Pero qué pereza más grande darles el protagonismo que suplican a voces, qué hartura de tener que explicar por qué un percebe que se quiere hacer pasar por sardina es una sardina falsa. Si es que lo entienden hasta los de media neurona. Además, yo comprendo que hasta las dominatrix, como ya comenté, se apunten al carro de usar la expresión “sumiso verdadero” en un intento de chupar rueda de mi ranking en internet, y que haya gente que incluso me copia títulos de posts y temas y de todo, pues es algo inevitable cuando los pobres no dan para más ni tienen ideas propias. Antes se burlaban de mí porque, según ellos, no iba a encontrar a mi sumiso en toda la vía láctea, y ahora que lo tengo siguen como niños enfurruñados buscando la manera de “desprestigiarme”. Y eso que son del lema: yo soy feliz siendo una sabandija y paso de todo. ¿Entonces por qué les escuece lo que escribo (y ellos leen, los muy masocas)? Pues porque gracias a mi labor continuada durante años, muchas mujeres han abierto los ojos y ya saben distinguir un poco mejor al simple morboso mentiroso del tipo honesto que tiene esto como algo más que un rol, del que se entra y sale cuando te interesa, arrasando con ilusiones femeninas si hace falta. Porque claro, es imposible encontrar alguien afín si eres una boñiga, tendrías que unirte a otro trozo de mierda y el resultado no sería muy atrayente, a no ser que estés metido en el rollo scat, juasss.


Pero, como digo en el título, llega un punto en que no pierdo el tiempo en ir uno por uno con esos casos porque no es necesario, ya se descalifican ellos solitos al abrir la boca o cuando los hechos caen por su propio peso. Aunque sí que es cierto que es hasta divertido cuando iskandar “me tira de la manga” en plan “mire, mire, lo que dijo tal”. Tiene bastante gracia darse una vuelta por las redes y ver cosas tan “fascinantes” como que un Ama que empezó anteayer como quien dice en estos mundos, se deje deslumbrar por el pelota de turno que esconde el pequeño dato de que ejerce violencia de género contra su mujer, porque de esa clase de maltrato no se habla, pero es de las peores: coger la confianza de tu compañera de vida y tirarla a la alcantarilla, llevando una agenda paralela de cuernos premeditados sin cargo de conciencia. Pero ya digo, tiene su punto divertido ver como Ama novata aplaude lo que el gusano pontifica... qué coño, es para partirse de risa jajajaja.


Pero no quería desviarme del tema, que era contar eso de lo a gusto que se está cuando se está a gusto. Sí, me podéis decir que una persona sin escrúpulos también está la rehostia de a gusto, de hecho incluso más que alguien con conciencia moral sobre sus actos. Pero no sé yo, me queda la duda de si sobrevivirá alguna gota de ética intacta a esas alturas, si no está del todo asesinada esa vocecilla interior que nunca nos engaña, por mucho que llevemos una careta ahí afuera. Todo el mundo sabe lo que hace, locos incluidos, y acerca del bien y el mal hay cosas básicas que también sabemos todos. Por eso digo que sobre el tema de la Dominación Femenina, yo estoy, y estuve, siempre muy a gusto. En las temporadas sin sumiso, lo estaba porque actuaba acorde con mis principios innegociables. Y con sumiso, porque estoy en el punto que no quise sacrificar con tal de echar un “polvo femdom” al precio que fuera. Se tarda más, cuesta más esfuerzo, a veces te dan ganas de tirar la toalla, pero el resultado merece la pena, como todo en la vida. Así que, adelante, que vengan críticas y ataques, y pataletas de hormigas luchando contra elefantes, porque debe ser jodido no tener relevancia en tu terreno, y atacar a la competencia parece la única vía posible, pero si no eres el dueño de coca-cola y la atacas porque no sabe igual que tu jarabe de estiércol, oye, encima no te quejes, porque haces un ridículo considerable, y la gente no es tonta, que ahí está el contador de mis visitas. Para quien me lea desde versión para móvil, aquí la dejo.