~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


jueves, 26 de octubre de 2017

Sexismo en publicidad

A poco que estés metido en el tema femdom, sabrás lo que significan las siglas CFNM: clothed female naked men, es decir, mujeres vestidas y hombres desnudos. Es un tipo de género erótico, sobre todo vídeos, en los que, como su nombre indica, ellas van vestidas y ellos desnudos. Pues bien, hay una campaña de publicidad reciente de una marca de ropa, suitsupply, que es justo así:







Claro que, antes de esta campaña usaron una imagen en la línea opuesta:



Los publicistas en general utilizan cualquier medio a su alcance, incluyendo la provocación y el erotismo, para captar la atención, algo lógico dado el nivel de competencia y la saturación de información que tenemos todos. En otros tiempos sacaban un eslogan del par de marcas más conocidas y eso se mantenía durante años en la memoria colectiva.


Pero a veces no se trata solo de captar la atención al precio que sea, sino que es un reflejo de los tiempos. El problema es que hasta ahora, la mujer ha sido casi siempre el objeto sexual en cualquier anuncio o la que tenía el papel tradicional según el canon machista. Como ejemplo, están los anuncios de detergente. El típico hasta ahora nos mostraba a una pobre mujer desesperada por no tener la ropa de un blanco inmaculado, como si fuera su único y principal problema en la vida, que recibe la visita o la voz en off del macho de turno que le dice lo que tiene que usar en la prenda. Porque claro, él no se va a poner a lavar, eso es cosa de mujeres, pero él sabe mejor que ella lo que hay que hacer. Juass.

Felizmente eso va cambiando en ese tipo de anuncios, aunque siguen los de antes, como este en el cual la pobre chica alucina con la limpieza de la ropa y solo puede repetir “me encanta, me encanta”:


Pero por suerte, van surgiendo otros en los cuales ellos se dedican en igualdad de condiciones a ocuparse de las odiosas tareas domésticas, e incluso se da otra vuelta de tuerca y ellos están por debajo de ella, que es más lista y más práctica. Como este, que me parece de los más divertidos que he visto nunca:



Recuerdo el primer juicio que hubo en España por publicidad sexista contra la compañía aérea Ryanair ante la demanda presentada por una asociación de consumidores que denunció a la empresa por mostrar a sus azafatas en biquini en una campaña promocional y un calendario «como mero reclamo sexual». Las fotos iban acompañadas de un eslogan que decía: «Tarifas al rojo vivo». En la causa se personó también el Instituto de la Mujer. El anuncio es este:



Como dice este cartel, no necesitarías usar el sexo si tu producto fuese bueno. 


Aunque ya se usa el sexismo masculino y femenino casi por igual, como comenté en otra entrada. A mí por supuesto que me encantan los anuncios “a la inversa”, que ya está bien de lo mismo de siempre.



Algunos anuncios cruzaron la línea de lo políticamente correcto. No voy a traer todos aquí porque esto quedaría larguísimo, pero recuerdo uno de suavizante: ella le pregunta a él “¿has puesto suavizante?”, porque no lo parece, y cuando él dice que sí, ella replica, “pues habrá que echar más”, en un tono que sólo le falta añadir, so tonto. Hay otro, de electrodomésticos, en el que ella llama al servicio técnico y dice que no está satisfecha, que se lo lleven. Y cuando llegan, al que se llevan en volandas es al marido.

Luego hay unos anuncios que para mí tienen un doble sentido evidente. Me refiero a los del mayordomo que limpia:


Que acusen de hembrismo a este anuncio me provoca una carcajada. Y si así fuera, no pasa nada, la balanza sigue estando muy desequilibrada. Por eso me sorprende cuando veo a un hombre con delantal en segundo plano. Como ejemplo de machismo subliminal, recuerdo el anuncio de espárragos donde parece que la chica no se está comiendo precisamente eso, como si nuestra reacción natural como hembras fuera comer... espárragos.

Hablando de anuncios de alimentación, se suele mandar el mensaje de “cuida tu imagen” sobre todo a la mujer, como ocurre con los productos light. Ya tiene que ser un tema de salud, como el colesterol, para que salga un hombre preocupado por lo que come. Pero también hay felices excepciones a esto, como el anuncio este que refuerza la auto estima femenina sin hacer caso a la opinión del novio:


Este otro no tiene ninguna connotación en principio, pero me gusta el mensaje de “no soy fácil ni me van los macho men que intentan tenerme por la fuerza”:


Este tipo de anuncios, que además se ven públicamente por la calle en las paradas de bus, me parecen interesantes también, porque ya que salen ellas ligeras de ropa, qué menos que salgan ellos también:





Por si quedan dudas acerca del machismo en publicidad, aquí tenemos este vídeo. En la parte final hay un giro cómico cuando los mismos anuncios se hacen a la inversa; lo triste es que solamente los de la primera parte son reales. 


Para terminar con una nota optimista, aquí dejo este vídeo que me encanta. Porque la educación no-machista debe comenzar en la infancia.


domingo, 22 de octubre de 2017

El sumiso que quiere una dominatrix gratis


El individuo que comento hoy tiene publicados comentarios por todo internet con el mismo tema: “soy novato y quiero iniciarme, así que oriéntame”. Me hizo mucha gracia cuando vi que se lo pedía hasta a las amas profesionales, jajaja. Sí, los hay optimistas, aparte de caraduras. Me imagino a una de estas, en la pausa entre cliente y cliente, pillando el portátil y enviándole resumido el manual del buen sumiso, juasss.

Y claro, en la línea de pedir a cambio del mínimo esfuerzo, llegó hasta mi blog, dejó su mensaje de copia-pega y a los 5 minutos se fue, no sin antes pinchar en el enlace de mi libro de Consejos femdom, que por supuesto no compró, que eso ya es mucho esfuerzo y mucho gasto jajaja. Por cierto, para el troll que se hace pasar por mujer: si crees que me lucro con mis libros, es que no tienes ni idea de las comisiones de amazon ni de lo poco que lee la gente, al menos de manera no gratuita. No tengo que demostrar nada acerca de mi autenticidad, durante años escribí, y escribo, por el placer de hablar sobre femdom. Pero hacer un libro es un trabajo, y por supuesto que lo cobro. Ve a quejarte de las que venden bragas usadas o de las que cobran por enseñar un pie. Qué aburrida está la gente, pordios.

Volviendo a esta clase de sumisos que buscan ser iniciados, yo me los imagino en una sala oscura llena de velas negras y rodeados por un grupo de encapuchados, jajaja. ¿Ser iniciado? ¿En qué? ¿En ser lo que no son? ¿Cuántos años lleva como novato? Lo mismo tiene 20 años que puede tener 50. Pero de alguien que no tiene ni los modales mínimos de agradecer mi atención, no puedes esperar que valga nada menos que para sumiso. Ah, pero espérate, que a lo mejor este lo que quiere son cuatro azotitos en el hueco que le deja la agenda, probablemente sea del grupo de los casados farsantes. Que me pida orientación cuando tengo un blog de miles de páginas nos da una idea de lo frescos que llegan a ser algunos, pero como digo siempre, el que no sirve como persona no sirve como sumiso, y no merece Ama. Y si lo que quiere es un servicio, y unas sesiones, entonces, que lo pague, coño, y que busque a gente que ofrezca estas cosas, claro, que yo no perdería el tiempo en casos así ni cobrando.


jueves, 12 de octubre de 2017

Seis años de blog y concurso

Mes arriba, mes abajo, en estas fechas se cumple el sexto aniversario de este blog. Aunque ya lo haya dicho otras veces, la difusión de mi concepto de femdom positivo lo tendría más complicado sin los visitantes que me entendéis y me apoyáis. Así que me apetece celebrar este aniversario de una manera participativa. Voy a proponer un concurso, y el ganador se llevará un relato inédito de mi próximo libro de relatos, en redacción actualmente, en primicia mundial (bueno, casi, jaja, porque mi sumiso lo ha leído ya). El libro se unirá a los que tengo ya publicados:

El concurso consiste en lo siguiente. Os voy a poner tres imágenes de mi tumblr, que para quien que no lo conozca, contiene muchos GIF que voy sacando de todo lo que veo sospechosamente femdom en películas, series, etc. Tenéis que averiguar de qué películas están sacados estos tres, dejando la respuesta en los comentarios de este post. No publicaré las respuestas hasta dentro de unos días y el ganador será el que acierte y sea el más rápido en responder. Si nadie acierta las tres, escogeré al que acierte dos. Con un solo acierto no habrá premio, jaja, que para eso pongo yo las reglas.


El ganador tendrá que escribirme por el formulario de contacto para decirme a qué correo electrónico le envío el relato en PDF. Y antes de poner los GIF, aquí va un fragmento del relato, que se titula El perro de mi marido.

Cuando algo se me mete en la cabeza, siempre lo consigo, de una manera u otra. A mi marido le encanta que sea así, de hecho le gustaría que fuese su Ama. El problema es que no me acaba de convencer el tema, porque según lo veo, pretende que las cosas se hagan a su manera, y yo no nací para dominatrix. No me gusta cumplir una lista de fantasías que además no son las mías. Él parece que lo comprende y lo acepta, y si en el fondo no es así, lo disimula bien.

Estas son las imágenes:




jueves, 5 de octubre de 2017

El sumiso deshonesto


Que nadie piense que voy a dejar de hablar de falsa sumisión porque ahora tenga yo sumiso jajaja. El caso de hoy se puede aplicar a cualquier otro tipo de falso sumiso, porque el nexo común de todos es justo ese: la deshonestidad. Y no hace falta que hablemos de sumisos en concreto, es tan simple como que cualquier persona que no sea honesta no conseguirá nada a derechas en la vida. Podrá engañar durante el tiempo que tarde la otra persona en pillar la mentira, pero nada más.


El mensaje que vamos a ver lleva en mi buzón muchos meses. Lo leí cuando llegó, pensé “otro personaje para la colección” y ahí lo dejé. Porque no le respondí, por supuesto, tengo cosas mejores que hacer. Cuando todavía se trata de alguien honesto con una duda razonable, pues mira, le mando unas líneas de consejo y apoyo, pero en casos así me doy el gustazo de regalar mi indiferencia. Sin más preámbulos, veamos el mensaje:


Buenas noches.
Lo primero que quiero hacer es felicitarte por tu blog y por tu forma de expresarte. Desgraciadamente no es frecuente hoy en día encontrar personas correctas como tú lo pareces en todos los aspectos.
Estoy casado, tengo 49 años y estoy viviendo temporalmente en Italia, aunque mi familia vive en España.
El motivo de dirigirme a tí es solicitarte tu opinión sobre la situación que atravieso desde que hará cosa de un mes y medio terminó una relación que mantenía desde hacía cuatro años. Lo que comenzó como una relación extra matrimonial se fue convirtiendo rápidamente en una sumisión por mi parte hacia otra persona. Convertimos en realidad nuestras fantasías, descubrimos -o así lo creía yo- que cada uno teníamos un papel frente al otro, de Ama-esclavo, intentando siempre no perder la pasión, el amor, el deseo. Aceptamos nuestros rolles, intentamos disfrutar paso a paso, probando cosas nuevas, previo acuerdo mutuo y comentando a posteriori todo aquello que poníamos en práctica. Jamás hubiera consentido que me sodomizaran y lo hice, por voluntad de ella, tanto por ella como por otra persona. Recibí castigos físicos como bofetadas, azotes con fusta, etc. Efectivamante, como comentas en tus posts (yo sí los he leído, te lo aseguro), todo comenzó como un rollete para alguna que otra escapada secreta pero se tornó en algo más serio. Bastante más serio, para mí. Y digo para mí porque ella no supo asimilar que lo que yo sentía no era sólo temor, no era sólo sumisión... ¿que necesitaba que me sometiera? sí, no voy a negarlo, pero jamás dejé de desearla ni tenerle cariño, cosa que ella dejó de creer. Toda mi vida he sentido esa necesidad. Recuerdo perfectamente imaginarme sometido por una mujer siendo aun un niño, lo que me provocaba una erección que no entendía entonces. Ví así en ésta mujer al Ama que siempre había buscado, y precisamente cuando más seriamente estaba planteándome dejar a mi mujer para dedicar el resto de mi vida a ella, me dejó. Y la necesito. Como Ama y como mujer, por este orden. Creo que quererla y desearla no es de ninguna forma incompatible con someterme a su voluntad, el problema es que ella ha llegado a la conclusión de que sólo la quería para esclavizarme y humillarme, dejando a un lado el amor y la pasión. Y no es así.
No sé si leerás este mensaje ni si me dedicarás tiempo a contestarme, también yo desearía muchas veces que los días tuvieran 72 horas y comprendo que tengas que seleccionar lo que te va llegando. En cualquier caso, muchas gracias por dedicarme estos minutos y, si lo tienes a bien y puedes, dime qué piensas de mi historia. Un saludo. D.


No entiendo la consulta concreta, así que le voy a responder por aquí comentando su mensaje de manera general.

No creo que hayas leído mi blog, porque yo soy anti-dobles vidas por completo. Relee tu mensaje como si no fueras tú, o mejor, COMO SI FUERAS TU MUJER. ¿Qué clase de relación, femdom o vainilla, se puede construir con esa falta tan brutal de honestidad? ¿Te crees con derecho a mantener engañada a tu mujer acerca de lo que realmente eres? Joder, todos los de tu especie sois como los gays que estaban metidos en el armario en los años 50 y se casaban por mantener las apariencias. Da igual que tengas 49 o 29 o 69. Reacciona. Intenta vivir una vida coherente. Sí, incluso aunque eso signifique estar "solo", porque coño, es que YA estás solo en esa relación "oficial".

Es que en casos así, el karma se os vuelve en contra. ¿Cómo demonios se va a creer tu Ama que vas a apostar por ella si dices textualmente que la necesitas como Ama y mujer EN ESE ORDEN? ¡Qué demonios! Pero vaya, que también hay que ser boba para meterse con un tipo casado. En fin, sea como sea, si ella cree que no estás en el punto necesario, a mí no me lo tienes que contar, ni a ella, sino demostrarlo con hechos. ¿Qué tal empezar por sincerarte con tu mujer...? No, claro, eso lo dejáis todos en último lugar, y ya la abandonaréis con cualquier otra excusa cuando encontréis sustituta, pero bien en firme, no una simple amante de varios años juasss.

Ya sé que por ahí circulan unas especies de manuales acerca de cómo “ser” sumiso o Ama, como si fuéramos putos robots en vez de seres humanos, como si alguien pudiera convertirse en lo que no es por hacer tal o cual práctica, pero yo siempre voy a la base de todo esto, a los valores como personas, porque sin eso, tenemos un simple teatro, y del más barato encima.

Mira, sí, soy muy correcta, pero con ciertos temas me tocáis las narices de una manera tremenda. ¿Quieres Ama? Pues primero intenta merecerte una. ¿Te gusta el consejo...? No, claro, seguro que algo así ni se te pasa remotamente por la cabeza.

Repito: ¿te mereces tener Ama? ¿Tienes los valores básicos para estar en una relación sincera, honesta y real?... En mi opinión la respuesta es un NO como un piano. Así de simple.

¡Suerte!