~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


jueves, 16 de septiembre de 2021

Mi libro Despertar Sumiso, disponible en inglés



Esto es un post breve para anunciar la publicación en inglés de una de mis novelas, Despertar Sumiso. Aunque ya publiqué un par de mis libros traducidos al inglés, esta vez he contado con ayuda más profesional, así que aprovecho para agradecer a la traductora su labor con mi novela.

Se puede encontrar en varias tiendas online, incluyendo Amazon:

sábado, 24 de julio de 2021

Regalo de 24/7



Aquí está una de las sorpresas que anuncié para este año de décimo aniversario del blog. Quizá sea la única, pues demasiado generosa estoy siendo. No me gusta usar mis encantos carnales para atraer visitas, pues ya sabéis que no me quedo en lo superficial de todo esto, pero bueno, la ocasión lo merece, y como es algo tan inusual por mi parte, seguro que se aprecia doblemente. Tras darle un par de vueltas al tipo de imagen que iba a subir, y teniendo claro que sería algo en mi estilo elegante y sugerente, nunca vulgar o explícito, decidí hacerme un selfie y que saliera mi querido teclado, que es una especie de nexo de unión con mis lectores a través de los años. No es el único teclado que usé en una década, claro, les di demasiada caña a los anteriores como para sobrevivir :P

Como una imagen vale más que mil palabras, y hoy no es el día para hablar de las millones de palabras que llevo publicadas, aquí lo dejo. Tan solo un detalle más. ¿Qué significa el gesto de mi dedo? Puede tener varias interpretaciones. Puede ser un gesto dominante, un “a mis pies” cuando corresponda; para los fieles lectores afines, es un “sigamos avanzando en la senda del femdom positivo”; y para los trolls e indeseables, es un “por ahí tenéis la puerta y no volváis”, en especial se lo digo a los que se niegan a creer que detrás del blog haya una mujer real, y encima sexy, dominante e inteligente. Negacionistas hay en todos los ámbitos jaja, y además están demasiado acostumbrados a las analfabetas vulgares que pululan por la red, así que ya solo por romperles el tópico, merece la pena esto de asomarme un poco por aquí. Al resto os digo: feliz 24/7 y feliz femdom los 365 días del año.


Todos mis libros femdon en amazon 

lunes, 28 de junio de 2021

Reflexiones de un sumiso en el armario


Traigo este testimonio de un lector porque me parece importante que no quede en mi buzón y que sirva para dejar constancia de que no estoy sola en mi particular visión del femdom. Así que vamos a verlo primero.


Cual es el motivo de escribirle?

Pues creo que es doble. Por un lado, agradecer el esfuerzo por crear y mantener un blog como este, alejado de tópicos y típicos y con unas reflexiones tan sinceras como interesantes. Es toda una referencia, al menos para mi.

Por otro, compartir mi propia reflexión y, en cierta manera, desahogarme. Desde muy joven me he sentido "rarito". Ya de chaval recuerdo como mis amigos se fijaban, con perdón, en culos y tetas, mientras yo solía fijarme en manos y pies. Con el paso del tiempo ese fetichismo incipiente se fue acrecentando y resultando mas evidente, imagino que hasta clásico, botas, tacones, cuero...

Y bueno, poco a poco se fue desarrollando un sentimiento paralelo que me fue llevando poco a poco a descubrir el mundo de la dominación femenina, despertando mi lado sumiso, por decirlo de alguna manera. Y esto que, en la teoría, debería ser bueno por cuanto se va conociendo uno a si mismo, casi se ha convertido en una pequeña maldición.

En mi vida he tenidos dos parejas estables. Pero ambas relaciones fracasaron y, estoy seguro, en gran medida por mi culpa. No sólo porque me implico más en mi trabajo que en mis relaciones personales, si no por mis frustraciones a nivel sentimental por no ver satisfechas esas tendencias. Eso sin duda también es mi culpa, ya que nunca he sido capaz de hablar abiertamente de mis sentimientos y menos con mis parejas.

Vivo encerrado en el armario, aterrado por el que diran, que pensarán.... Soy un desastre y un capullo, como poco, no puedo echarle la culpa de mis fracasos a otros.

Pero realmente creo que este "mundillo", por llamarlo de alguna manera, es muy frustrante, demasiado lleno de oscuridad, de vicio, de vampiros, de parásitos, y perdón si se me va un poco el lenguaje. Pero es que hay mucha sanguijuela que se aprovecha de esto.

Es casi imposible, yo no lo he conseguido, hablar con alguien que no quiera sacar provecho, o que no vaya a saco, no se... Soy sumiso, pero no es algo como, no se, instantaneo? No se si seré capaz de explicarme. Estoy cansado del "tributa y luego hablamos", eso me mata, y reconozco que una vez lo hice, gran error. Fue como hablar con el asistente del teléfono, vamos, los mismos sentimientos expresaba.

Y luego hay otros que van a saco, ya desde el minuto 0. Ni hola. Personalmente no entiendo mi sumisión como algo genérico, no veo a cualquier mujer y me arrojo a sus pies. No lo vivo ni lo siento así.

Si no hay una atracción, una complicidad, una confianza, un deseo también, claro, no le veo sentido. Es como, y de nuevo perdón por el lenguaje, lo de ir de putas. Será que tengo una visión muy romántica de la vida pero... jamás entenderé esa frialdad de pagar y tener sexo con alguien sin mas.

Y en esto lo mismo. He probado alguna web para conocer a alguien, pero no busco Ama ni sesión de una noche aqui re pillo aqui te mato.

Quiero encontrar alguien con quien poder hablar libremente, mostrarme como soy, hablar libremente de este tema como de cualquier otro y, si tiene que llegar a algo, pues que se vaya viendo poco a poco.

O es que un sumiso y una dominante no pueden mantener una relación de amistad? Que luego, a lo mejor, llega a ser más que eso pero, carajo, todo tiene que ser tan drástico? Entiendo, desde mi romanticismo, que pueda quedar con una mujer dominante y siempre salgan ciertos gestos, pues no se, abrirle la puerta para que pase... pero si quedamos para echar un café podemos empezar con dos besos, no? No hay que empezar sin más con dos bofetadas.

Ya siento la molestia de tener que leer todo esto, vayan por delante mis disculpas y, sobre todo, mi gratitud por leerlo. Deseando que todo le vaya bien, más ahora con todo esto del virus, y poder seguir leyendo sus reflexiones, me despido para no ser mas pesado.

Un saludo y, de nuevo, gracias por el blog!

Poco que añadir a ese concepto de relación femdom basada en una compenetración a todos los niveles entre ambas personas. Ya sabéis que opino igual. Así que vamos con eso otro de estar metido en el armario. El hecho de que muchos vean esto como un paréntesis en su vida “normal” hace que permanezca en la clandestinidad como algo vergonzoso, lo cual alimenta el círculo vicioso: esto es anormal, por tanto no lo cuento por el qué dirán, me amargo porque no puedo contarlo y vuelta a empezar.

No tengo fórmulas mágicas, pero daré un par de apuntes. Los armarios son espacios muy incómodos para vivir. Si encima nadie te mete dentro sino que entras por tu propio pie, mala cosa. Pensemos que dentro de un siglo no quedarán ni nuestras cenizas ni de las de nadie que nos hubiera conocido, así que eso del qué dirán me parece una estupidez. Si nadie está dentro de tu pellejo ni te resuelve la vida, por qué narices se creen con derecho a opinar. Quizá no es más que una forma de auto-censura que se acaba arrojando hacia los demás…

Yo no soy la típica mujer que sentía la necesidad de emparejarse desde la adolescencia, de hecho estaba al final de mi lista. Por supuesto que influía el hecho de saber que lo “normal” no iba conmigo, y las típicas presiones del tipo “¿cómo es que no tienes novio?” me resbalaban. Digo esto porque cuando alguien me comenta que es sumiso desde casi la cuna y, a pesar de ello, se empareja según el modelo vainilla, me choca, la verdad. Y si encima es “reincidente” con segundas y sucesivas parejas, ya me pierdo. ¿Y todo para qué? Algunos no quieren estar solos, para al final acabar justo así. Una relación es algo complejo que puede no funcionar por mil motivos, pero si encima nace ya torcida por no tener la coherencia de confesar una tendencia sexual, después no hay que esperar un milagro.

No quiero poner el dedo en la llaga, pero siempre hablo desde la sinceridad total, y no estoy aquí para decir lo que la gente quiere escuchar. Lo que quiero recalcar es que no tiene sentido lamentarse y meter a los demás en algo que es responsabilidad propia. Eso para empezar. Que esto no es exclusivo de ser sumiso o cura, que mucha gente vive acorde con lo que se supone que debe hacer (repito lo del tema pareja por narices). Hay demasiada gente frustrada por intentar entrar con calzador en la llamada normalidad. La normalidad no es más que una estadística y unos parámetros dictados por intereses diversos, como los económicos sin ir más lejos.

Pero tampoco me quiero extender ni voy a cambiar el mundo desde aquí. Cada uno que decida la vida que quiere vivir. Se pueden buscar soluciones a cada problema, o se pueden encontrar excusas y pretextos a cada paso. También es cierto que no todo el mundo es apto para estar en una relación y que hay otros intereses que pueden pesar más, como el desarrollo de una carrera laboral que absorba toda tu energía. Hay que ver la suma de factores, claro.

Yendo al grano del gran problema de encontrar alguien afín que encima comparta gustos femdom, (pues para colmo no hay dos sumisos ni dos Amas iguales), el primer consejo que doy es: si no buscas es imposible que encuentres. Ah, resulta que es difícil, frustrante, casi misión imposible… Pues claro, no voy a decir lo contrario. Si yo, a pesar del alcance de mi blog y las muchas propuestas recibidas a lo largo de los años, no sólo por aquí sino por otros medios, tardé años y años en conectar con gente compatible, por simple estadística un sumiso lo tiene más crudo aún, siempre que no busque una sesión con cualquier desconocida. Ojo, que a lo mejor un sumiso encuentra a esa mujer dominante especial en el primer mes de búsqueda por la suerte del principiante, y luego la deja marchar creyendo que es pan comido, y pueden pasar diez años hasta que encuentre la siguiente. Pero por lo general cuesta al principio y siempre, como ya sabréis la mayoría.

Así que, consejo principal, busca en sitios especializados dejando claro que no vas a saco. No tiene sentido agobiarse por la proliferación de choni-fimdoms, porque no pueden obligar a nadie a nada y se les ven las intenciones desde lejos como un chaleco reflectante en la noche. Son igual de obvias que los falsos sumisos, así que ni caso a toda la panda que ensucia el nombre del femdom sano. Y tampoco descartaría buscar en sitios vainilla dejando claro el tipo de persona que buscas, que más de cuatro Amas están ahí, hartas también de tanto gusano arrastrado sin límites que sólo van a lo suyo; o sea que nunca se sabe dónde puedes encontrar a tu persona especial, incluso en la vida real, si muchos no llevasen la careta de macho alfa, pues yo me podría haber cruzado con la mayoría de los sumisos que conocí sin detectar que lo eran.

Alguno se preguntará… ¿voy en plan macho alfa por la vida sin saberlo? Bueno, creo que eso se sabe y además, con eso de que, lógicamente, no te vas a arrastrar a los pies de cualquier mujer, es normal que no te pongas sumiso con todas. Pero no estaría de más, o mejor dicho, la única manera de normalizar un poco todo esto es, tener una serie de gestos que den alguna pista, sin “delatarte” demasiado. La antigua caballerosidad, que por desgracia a veces era simple fachada para que la mujer bajase la guardia, está llena de ejemplos de esto que digo; tampoco voy a dar una guía ahora paso por paso, pues iba a escribir un par de líneas y vaya peligro tengo con un teclado. Así que aquí lo dejo. Resumen para cualquiera que viva en el famoso armario: vive tu vida, busca con criterio y deja de fingir tanto.

Recuerdo mi otro blog, por si a alguien le suena la flauta por ese medio:

https://citasfemdom.blogspot.com


Todos mis libros femdon en amazon 

lunes, 31 de mayo de 2021

Aviso para suscriptores por correo electrónico

Este es un post corto para comentar que en breve dejará de funcionar el gadget de Seguir por correo electrónico, por si no lo sabéis. Blogger avisó sobre esto con este mensaje:

El widget FollowByEmail (Feedburner) va a desaparecer.

Has recibido esta información porque tu blog utiliza el widget FollowByEmail (Feedburner).

Hace poco, el equipo de Feedburner anunció que el servicio de suscripción de correo electrónico se retiraría el julio de 2021 a través de una actualización del sistema.

A partir de julio de 2021, tu feed seguirá funcionando, pero el servicio de envío de correos electrónicos automatizados a tus suscriptores, no.

Pues eso, que si la única forma que tenéis de leer mis entradas es cuando os llega un correo, ya mismo dejará de ser posible. ¿Alternativas? Podéis usar feed (en barra lateral, suscribirse a novedades) o servicios gratuitos como feedly o similares. También si eres seguidor con una cuenta Gmail, entra en Lista de lectura desde blogger. O guarda en favoritos, o sígueme en Twitter, que ahí enlazo los posts. O en mi página de Goodreads, ahí también se enlaza el blog. O busca el blog y entra :P


Todos mis libros femdon en amazon 

domingo, 25 de abril de 2021

Feliz… día especial

 


No se me ha olvidado la fecha, no. Así que aquí va la sorpresa, aunque más bien es un tease and denial jajaja. Este regalo lleva ya demasiado tiempo en mi poder y casi que me quema en las manos. Obviamente sólo lo verás en persona pero lo más importante del regalo, como de cualquier cosa, no es el objeto en sí ni el precio ni nada, sino esos detalles especiales que no se ven a simple vista y que tienen un significado que no todos captan, como ocurre en una buena relación femdom. Por eso traigo el detallito, o detallazo, por aquí. Y ojalá la normalidad de verdad, no la nueva normalidad y sucedáneos, después de nuestra particular pandemia, vuelva de una puñetera vez. Un beso (no añado un azote que está muy visto jajaja).

Todos mis libros femdon en amazon 

miércoles, 3 de marzo de 2021

La mirada del sumiso

 


Ya sabéis que me suelo centrar en las actitudes negativas del sumiso. No por nada, sino porque es lo que más abunda xD Voy a intentar centrarme ahora en algo positivo de la sumisión masculina. No va a ser un post muy largo porque estoy de año medio sabático con el aniversario del blog y tampoco hay mucho que explicar. Hay cosas medio abstractas como la famosa entrega, aunque yo tengo claro lo que es, pero de eso ya hablé en el pasado. Vamos con algo realmente tangible.

Con esto de la mirada del sumiso me refiero a lo siguiente. No siempre tenemos la misma expresión, excepciones aparte, pues hay gente menos inexpresiva que una maceta. Yo no tengo siempre la misma mirada y aunque no me veo, seguro que en esos momentos de dominación se me nota a través de los ojos lo que siento y pienso. Al sumiso le pasa igual. No me refiero a que ponga cara de estar calentorro perdido, que también, sino a una mirada especial en la que pasa de tener la cara que pone normalmente para ir por la vida a esa otra mirada en la cual notas que se “viene abajo”, se rinde ante ti, se le dulcifica el rostro, o se pone muy serio, o por el contrario se le pone una sonrisa que no puede disimular. Y todo eso es muy bonito, claro. Y tenía que contarlo, así que ahí quedó.


domingo, 21 de febrero de 2021

Cómo ser buena Ama

 


He recibido una consulta de una mujer dominante acerca de cómo avanzar en su camino femdom. Dice que ya tuvo relaciones en las que dominaba y cuidaba de ellos. No es habitual que alguien aclare este último punto así que me parece genial. Si tienes algo, lo cuidas porque es tuyo. Pero algunas cuidan más a sus zapatos que a los sumisos, a los que presumen de tratar como basura. En fin, relaciones tóxicas hay en todos lados.

La consulta se parece a otras que ya recibí en el pasado pero es diferente por un par de cuestiones. Ella ya se reconoce como dominante, no es como esas novatas totales que básicamente quieren complacer a sus hombres sumisos. Y luego dice que quiere desarrollar su parte como Ama, para lo cual pregunta por cursos o talleres. Intento retroceder a un punto parecido de mi pasado, cuando ya era Ama sin ponerle nombre, y confieso que jamás pensé que pudiera haber cursillos para esto.

No la critico por ello, simplemente me sorprende que alguien piense que esto se puede aprender o desarrollar en un curso, aunque hoy en día hay cursos para casi todo. Supongo que cuando hay dudas intentas explorar y ver la manera de avanzar de otra forma que no sea a base de ensayo y error. Creo que lo típico es buscar sumiso, probar, y aprender de la experiencia. Pero oye, a lo mejor nos podríamos ahorrar ir de relación en relación fallida si antes tuviésemos unas nociones teóricas. Al fin y al cabo llevo años dando una especie de cursillo desde el blog, aunque no esté organizado como tal, pero sí que está todo recopilado en mis libros. Aunque nadie escarmienta en cabeza ajena, me consta que mis libros ayudan, incluso los de ficción, aparte de que proporcionan ratos más que agradables, ya me entendéis.

Pero una cosa es teorizar y otra impartir un taller, con no sé qué contenido. ¿Clases prácticas de dominar a tu sumiso? Es que no lo veo, la verdad. No conozco este tipo de talleres más allá de clases de shibari o cosas así. Nos podemos quedar en la superficie y practicar protocolos, clases prácticas de usar una fusta o lo que sea, pero la idea que intento transmitir al hilo de esta consulta es que no se puede aprender a ser algo. O lo eres o no. Y me parece un poco preocupante que una mujer que ya sabe disfrutar dominando, que lo hizo de manera sana y positiva teniendo claro que ellos eran algo valioso a los que cuidar, ahora crea que le falta algo para ser “más Ama”.  

Así que voy a responder su consulta por aquí, entre otras cosas porque no ofrezco asesoramiento personalizado, y sobre todo por si le sirve a otras mujeres en la misma situación. También por aclarar la duda de muchos sumisos: ¿todas las mujeres dominantes son Amas, incluso sin saberlo? Pues no. Alguna habrá, pero es raro que no sepan lo que les atrae, por mucho que la sociedad ponga en un pedestal al modelo de macho alfa. Hay mujeres con pinta de mandonas que luego en la cama son gatitas obedientes, y ojo, viceversa. Entonces podríamos decir que un Ama es una mujer que asume la parte dominante en sus relaciones con sumisos. El par Ama-sumiso es lo que forma una relación femdom, obvio. Luego hay que ver la compatibilidad personal y de gustos dentro de la sexualidad no convencional: fetichismos, bondage, castidad, sado, etc.

Normalmente cuando se habla de ser Ama se centra todo en las sesiones bdsm, en la parafernalia, el cuero, las fustas, las prácticas, etc., empezando la casa por el tejado. Para mí todo eso es secundario y cualquiera puede hacer teatro en un momento dado, como demuestran las dóminas profesionales, que entran y salen del papel, o todos los que juegan a femdom-rol de espaldas a su vida vainilla.

Así que, ¿cómo ser “buena en esto”? La respuesta corta es, tú no necesitas nada más que ser tú misma. No sabes lo difícil que les resulta a los sumisos encontrar mujeres que se definan como dominantes por naturaleza, así que esa es la base. Lo malo es que muchos de ellos simplemente buscan que cualquier mujer les haga tal o cual cosa para cumplir una fantasía. Y si el sumiso es el que intenta llevar a la mujer a su terreno, ella se siente presionada para cumplir con un modelo de Ama porno o algo parecido.

Cada mujer debe conocer su camino dentro de la Dominación Femenina, y algunos sumisos malpensados podrán pensar que una mujer que necesita un cursillo es que realmente no lo lleva en la sangre. Ser Ama no es convertirte en otra persona ni hacer cosas muy alejadas de tu naturaleza, aunque muchas juegan un rato o se disfrazan de latex y hacen un teatro. Si no te va la ropa fetichista o directamente nunca te vistes de negro, no pasa nada, ponte seda roja. El hábito no hace al monje, aunque los sumisos, como todos los hombres, son muy visuales en los asuntos eróticos. Pero la mujer más sexy no es la que tiene medidas de modelo. Lo sexy es la actitud, la seguridad en una misma, que se note que estás a gusto contigo misma. Y si estás pendiente de no partirte la crisma subida a unos tacones imposibles, así es difícil transmitir nada de lo anterior.

La única diferencia si ahora estás con un hombre que dice abiertamente ser sumiso, en contraste con haber sido tú la parte dominante con chicos vainilla, es que él debería asumir su lugar fácilmente en la jerarquía femdom. Pero no por eso tienes tú que hacer algo extra, sino dejar libremente surgir de tu interior lo que realmente eres.

Lo del cursillo suena a “haz esto y lo otro”. Ser Ama es, para empezar, conocerte bien y saber lo que te funciona, cómodamente, sin presiones. No te sientas forzada a hacer lo que no te atrae y no dejes de hacer lo que te apetece, todo dentro de la cordura, el respeto y la salud. Si él tiene más experiencia que tú y te compara con otras Amas, tú le paras los pies y punto. Si no hay compatibilidad, pues nada, ya vendrá otro.

Este consejo sobra porque ya dices que cuidaste de tus parejas, pero no está de más decirlo, por si en el paso de ser “Ama de pleno” te pierdes un poco: no hagas daño nunca, ni física ni psicológicamente. Si notas que el sumiso tiene algún problema de este tipo, mejor que lo resuelva antes de dar el paso de empezar algo.

Si a pesar de lo que comento de que ser dominante y Ama es casi lo mismo, por no decir que es igual, aunque por ahí dicen que no eres Ama si no tienes sumiso, pero bueno; yo me defino como Ama porque a la hora de establecer relaciones, el único modelo que me funciona es el de Ama-sumiso. Como digo, si lo de Ama te parece que es más complicado, debes plantearte al principio de la relación hacia dónde quieres ir. En el pasado, ciertos sumisos con mil dudas me hicieron perder un tiempo valioso, y lo mismo les puede ocurrir a ellos si su supuesta Ama no se aclara.

Lo de ser “buena” Ama es un poco sinsentido. Las únicas Amas malas son las que buscan desplumar a los incautos, sacando dinero fácil de “cuatro tontos” según sus palabras, o las que maltratan para esconder sus frustraciones y complejos. Por lo demás, no hay dos relaciones iguales y hay que buscar lo que le funciona a cada cual. Si quieres hacer sesiones y luego olvidarte del tema, déjaselo claro, y que él haga lo mismo. La confusión más frecuente es que los sumisos en el fondo sean kinksters en busca de experiencias excitantes pero que se vendan como sumisos completos, o sea, complacientes más allá del sexo.

Puedes aprender a hacer bondage, por ejemplo, pero cuando hay sentimiento femdom y sentido común, hasta el nudo más sencillo basta para crear un momento mágico. Las técnicas se pueden aprender, las emociones no.

No dejes que te manden ellos con disimulo, a no ser que te guste lo de complacerlos y consentirlos. Utiliza tu experiencia previa, ya que la tienes, para saber lo que te gusta y lo que no. No empieces de cero, los hombres sumisos son como otros hombres, solo que con unos gustos determinados, y no esconden su naturaleza delante de una mujer complementaria.

Y para terminar, te animo a que te dejes de etiquetas y te lances sin mucho miedo. No sobran las mujeres que vivimos esto sin parafernalias, de forma natural y sin complejos, así que adelante. Si eres dominante de siempre y ahora vas a estar con un sumiso, no tengo mucho más que comentar, aparte de darte la enhorabuena.


Todos mis libros femdon en amazon