~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


Testimonios de sumisos

Normas:


-No publicaré anónimos y todo estará sometido a revisión previa, como en el resto del blog.


-No escribas medio Quijote que estoy yo solita para leerlo todo.


-No aproveches para meter un anuncio de búsqueda de Ama. Si alguna se siente deslumbrada o simplemente interesada por tus palabras, ya pinchará en tu nick y te hará llegar un mensaje.


-Puedes hablar de tu experiencia (global y resumida) con la Dominación Femenina, o de tus aspiraciones, ideas, conceptos acerca de ella, etc



En ciertos comentarios algunos aprovechan para hablar en general de sus inquietudes, sin relación con el post en concreto, así que espero que a partir de ahora uséis ese apartado.


Como ejemplo del tipo de testimonio al que me refiero traigo parte de un mensaje privado con una historia que me parece interesante compartir.

La mayoría de las personas hemos vivido una relación de dominación, sumisión (pongo este ejemplo porque considero que es idóneo, no vayas a pensar raro..). Con un compañero de la familia, El perro, por eso me hace gracia cuando se le nombra en tono despectivo, cuando son maravillosos.

Hace solo unos meses se murió mi perrita Pastor alemán, bastante joven pero bueno, el caso, es que en el criadero me recomendaron, que son perros que hay que tener ocupados porque sino se descontrolan y hay que ponerles límites pero con mano suave y dura a la vez. Vemos todos los días por la calle perros agresivos y descontrolados por permitirles todo y que se crean que están por encima de sus dueños. Pues eso, jamás la puse una mano encima, simplemente toques de atención con la mano, como si la mordiera, cuando hacía algo que no tenía que hacer. Al año, mas o menos, puedo asegurar que esa perrita era increible, me levantaba a desayunar y ella estaba tumbada bajo la silla esperándome(me hubiera hecho el desayuno si pudiera xd), se sentaba, tumbaba, ladraba, y me traía las zapatillas cuando quería, esto es verídico, era lista de cojones. Pero eso no significaba que fuera “pasiva”, cuando nos peleabamos jugando, se esforzaba de verdad en ganarme, o cuando íbamos por la calle y alguien pasaba a mi lado, volvía hacía mí y se quedaba a mí lado “protegiéndome”.

Incluso, probé lo más dificil, puse la comida en su cuenco y con un chasquido entendió que no podía comer (esto no lo hacía por joder, sino que son perros que necesitan retos, puedo asegurar que era completamente feliz), me fui a trabajar, y no esperaba que fuera a aguantar tanto tiempo, simplemente que aguantara lo que pudiera, pero para mi sorpresa, ¡no se había movido del sitio! De hecho mi hermano intento que comiera pero no lo consiguió, sin decirla nada, me miro y empezó a comer y después me busco y me pidió jugar, y la compense jugando bastante rato, ya que me sentía bastante culpable, pero la perrita seguía igual.

Pero ahora viene porqué puedo entender a la parte dominante de la relación, en una ocasión, fui con la bici y la perra por el campo, como siempre, pero me metí por una zona que no debía, y se cruzaron dos perros tipos mastín, el caso, es que sin pensarlo, la ordené que se quedara quieta, y haciendo ruido me lancé hacía ellos con la bici, huyeron bastante asustados, y pudimos pasar. El caso, es que aunque sabía que la perrita se lanzaría hacía ellos antes de que yo lo hubiera hecho, preferí jugarme mi integridad, ya que me asustaba un montón que algo malo la pasara.

Evidentemente, este ejemplo lo he puesto, no porque quiera ser un perro xd, sino simplemente que me haría muy feliz llegar a ese nivel de entrega, y por suerte, los humanos podemos elegir a la pareja, los perros por desgracia no pueden elegir dueño.

21 comentarios:

  1. Hola Ama S.

    Supongo que los testimonios iban a ir como comentarios aquí, ¿no?

    Ayer soñé con algo a lo que he dado formato de relato de Dominación Femenina. Si no encaja con la sección no es necesario que lo publique. Y si lo hace, espero que sea de su agrado (y perdón por la extensión). :)

    He tenido que dividirlo en dos partes para que entre en el tamaño del comentario, XD.

    Aquí va:
    ___

    Recuerdo perfectamente el día, jamás se me podrá olvidar. Ella me dijo:

    - Raúl, voy a darte una copia de las llaves de mi piso. Después de estos meses confío mucho en ti, y quiero que tengas esto.

    - Muchísimas gracias, Lola. No sabe la alegría que me da oír esto. Espero no traicionar jamás su confianza. Usted sabe que siempre querré lo mejor para usted.

    Realmente me hizo mucha ilusión, por todo lo que significaba. Conociéndome puedes imaginarlo. Y sin embargo, una semana después, traicioné su confianza… Aunque seguro que de una forma diferente a la que piensas.

    El caso es que decidí agradecer ese detalle tan bonito para mí, y estuve pensando en la manera de hacerlo. Lo primero que hice, la siguiente vez que estuve en su casa, fue medir la distancia entre la puerta y la cama de su habitación, atravesando todo el pasillo. Lo hice de forma aproximada, y por supuesto discreta.

    Con esta medida, y estimando que una rosa tiene unos dos centímetros de diámetro, calculé que hacer un pasillo de capullos de rosa me costaría unas 3.000 rosas. El precio sería bastante considerable, y más si se tiene en cuenta que es totalmente perecedero… Aunque precisamente eso, simbólicamente, aumenta el valor del regalo.

    Así que me decidí, y en cuanto supe que estaría ausente de casa varias horas por motivos laborales compré las rosas al por mayor y entré con mi llave. Debo reconocer que una ligera sensación de traición a mi palabra iba conmigo, pero como sabía que todo lo hacía por Ella, mi conciencia me perdonaba.

    Distribuí las rosas según lo planeado, dejando sólo los capullos y teniendo infinito cuidado de que ninguna espina se me colara. Hice por tanto una alfombra roja de material vivo que iba desde la puerta hasta la cama, dejando un pequeño hueco tanto al principio como al final.

    En el hueco del principio dejé una nota, que simplemente decía:

    "Descálcese, mi Reina, y sienta los tiernos y delicados pétalos de rosa bajo sus pies".

    Por medio del camino dejé otras notas, que decían lo siguiente:

    "Quiero que piense, y sobre todo sienta, que para mí cada centímetro de su piel vale más, y es más hermoso y más querido, que todas las rosas del mundo".

    "Por eso, simbólicamente, las he colocado a sus pies, formando una alfombra, porque usted es superior a ellas, y es a sus pies donde merecen estar, adorándola como yo la adoro a usted".

    "Adorando su belleza, su feminidad, su cuerpo y su persona".

    "Al final del camino estoy yo, puede verme ya desde aquí. Quiero que me pise, que sienta mi carne estremecida por su contacto bajo sus pies. Al igual que mis compañeras las rosas, es ahí donde yo deseo estar, y es a usted a quien deseo adorar".

    "Jamás he conocido a nadie como usted, Lola. Este regalo es mi manera humilde de mostrarle el agradecimiento por todas las consideraciones que me ha hecho".

    "La amo".

    ResponderEliminar
  2. (continúa de antes...)

    Y ahí terminaba el camino, y tras él yo tumbado, de espaldas, al borde de su cama, esperando a que Ella paseara por él. Estuve horas hasta que por fin la cerradura sonó. Agudicé mis sentidos, y escuché como ella se paraba tras la puerta y se quitaba los zapatos. Mi corazón empezó a ir a mil por hora tratando de adivinar sus sentimientos. ¿Le gustaría? ¿Le habría parecido excesivo mi atrevimiento? Ah, qué duros se me hicieron esos instantes…

    Su caminar sobre la cama de rosas era muy silencioso, de modo que hasta que no estuvo muy cerca no pude sentirla. Cuando me pisó me estremecí más de lo que había podido esperar, quizás porque llevaba horas anticipando y deseando ese momento, recreándome en mi imaginación.

    Estuvo de pie unos segundos sobre mí, como saboreando esa sensación de superioridad, de saber que yo era su posesión. Esos segundos valen más que una eternidad, pensé, me sentí tan dichoso entonces. Después se sentó en la cama, y me dijo:

    - Incorpórate. Quiero mirarte a los ojos.

    Yo me puse de rodillas inmediatamente y la miré desde una posición inferior, pero directamente a los ojos. Adiviné en ellos una sonrisa, que la boca no quería acompañar, y supe en ese momento que el regalo le había gustado. Pero Ella mantuvo su mirada sobre mí y, de forma totalmente inesperada, me dio una bofetada. No utilizó su fuerza, no trató de hacerme daño, pero me pilló desprevenido y me dolió. Dijo:

    - ¿Cómo te has atrevido a entrar en mi casa sin mi permiso?

    - Yo… yo… -balbuceé.

    Entonces fue cuando la sonrisa de los ojos se extendió al resto de su cara, acabando en sus labios, y vi que había sido una broma, estaba sólo jugando conmigo. Me dijo:

    - Ay, no seas bobo, es precioso lo que has hecho por mí. Me encanta. Ven aquí.

    Y cogió mi cabeza con sus manos, tirándome del pelo, y me llevó primero a sus pies y piernas, para que los besara. Sentí en sus plantas la dulce y fresca fragancia de las rosas, al tiempo que veía la coloración suave que habían imprimido las flores en su piel. Después me subió a la altura de su cara, y me besó en los labios como sólo Ella en el mundo sabe besar. En una nada de tiempo Ella me había hecho sentir primero condenado, luego perdonado y finalmente amado. Si el cielo existe, no creo que sea mejor que esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez leí que un escritor anotaba sus sueños y de ahí sacaba material para sus obras. Espero que duermas mucho, y que sueñes mucho más :)

      Qué detalle bautizarlos como los protagonistas de mi novela.

      PD.- Es el primer comentario, pero espero que no sea el último. Seguro que muchos sumisos tienen cosas valiosas que aportar ;)

      Eliminar
    2. Muchísimas gracias Ama S. Yo también le deseo dulces sueños... ;)

      Eliminar
  3. Me gustó la historia de fripper muy concentrada y sin embargo mostro aspectos relevantes del femdom, puedo incluso identificarme con las emociones que experimenta el protagonista.

    También quiero hacer una historia.
    Pero primero contaré mi experiencia.
    Mi primera polola era una mujer muy dominante. pensé, podía ser mi ama, fue en general una relación significativa, nos contamos cosas que apenas le contamos a nuestros padres, aún así no pasó nada más, la relación nunca fue oficial y ahora somos solo amigos.
    ¿Qué faltó? Seguramente fue un factor decisivo mi poca experiencia en todos los aspectos de la relación, además mis dudas, a veces parecía sumiso, otras un marido demandante, no sabía lo que quería, probablemente debí habérselo dicho desde más o menos el principio, la indeterminación de la relación y mi persona divagante fueron una mala conbinación.
    Siento que en el fondo ella buscaba un tipo todavía más dominante para que la sometiera, de ahí nace mi cuestionamiento de que es un sumiso no es necesariamente la complementación de alguien dominante (puede buscarse a alguien todavía más dominante)

    La parte "candente" de esta historia: En algún punto de la relación obedecí ordenes inconscientemente, fue un sentimiento muy especial en el sentido de que me salio natural, creo que varias veces me sentí como el protagonista de la historia de fripper

    Posdata: Disculpe la extensión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece una extensión bastante comedida.

      Pues yo creo que lo natural es que se complemente una persona dominante con una sumisa. Conozco a mujeres dominantes que ven como poco hombres a los sumisos, dejándose influir por la presión social de lo correcto, y se meten en relaciones con hombres dominantes en las cuales se produce una lucha constante por el mando o ellas tienen que renunciar a su naturaleza, así que me parece un gasto de energía inútil tratar de encajar en un molde "normal" o de renunciar a lo que somos por estar con alguien incompatible.

      Eliminar
    2. Pero hasta cierto punto parece que funciona, una mujer dominante puede ser atractiva para un hombre dominante en el sentido de "domar la fiera" y ella puede gustarle el "macho" que se consiguió.
      Pensaba que un sumiso puede buscarse una mujer tan sumisa que hasta haría de ama solo para complacerlo pero siempre siendo el el que manda.
      Por último he experimentado y el entender el lado sumiso te da ciertas habilidades en el lado dominante, hacer durar el encuentro sexual, la adoración del cuerpo de la mujer, el manejo del tiempo y el respeto por tu pareja. No se que tan natural me sale, pero tal vez uno le va mejor "haciéndose el dominante" que "fingiendo ser "normal"".
      Perdone, se que no es la idea hacerlo un foro.

      Eliminar
  4. Ama S.
    He intentado incursionar en el lado dominante con todo mi corazón, conocí a otra chica, esta parecía más sumisa, tuve el primer encuentro, me propuse poseerla de la manera más alfa posible, creo que no estuvo tan mal, pero en la segunda fue un desastre, ahora fue ella quien se tiró encima mio, y a pesar que traté de poseerla, fue ella quien dominaba y controlaba la situación por medio del lenguaje corporal, ella estaba derecha y yo encorvado.
    Ahora fue ella quien bajo al piso (la primera vez yo la había derribado)), y ahora la tocaba totalmente bajo su control (si, peor que en el relato de Ama S), si me pasaba no dudaba en hacerme cosquillas o incluso tocarme puntos de presión.
    Le bese la mano de la forma más sumisa que se pueda imaginar y pude perfectamente haber acabado besándole los pies.
    Bueno, como esa cita no acabo de la forma Alfa deseada, empezó altiro a hacerse la difícil y ya ni me habla.
    Le dije que no le iba a hablar por 5 días.
    ¿Qué hago? Trato de enmendar los pasos para volverme el prefecto alfa, o le cuento la firme.
    Me está pasando igual que con la primera, siento que si dejo que las cosas sigan su curso me va a dejar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que relatas un combate de boxeo más que un encuentro sexual. Ten en cuenta que hay mucha presión sobre lo que una mujer debe hacer y la clase de tipo que debe conseguir. Jugar a la fiera domada parece que está de moda. Yo que tú me buscaría a una que pase de clichés. Tú también tienes el poder de dejarlas a ellas. ¿Qué haces con esa? Yo solo sé lo que cuentas, pero lo lógico es hablar claro y contarle tus dudas e inquietudes, ¿no? Si finges ser el perfecto alfa sin que te salga natural te metes en una relación con base falsa.

      PD.- Dije testimonio, no consultorio sentimental :P

      Eliminar
  5. Todo testimonio tiene un poco de consultorio.

    Gracias ama S,

    Aunque siento que ellas tienen un lado dominante

    ¿Cómo sacamos un ama de una fiera domada?

    ResponderEliminar
  6. Posdata: Es idea mía o la fiera domada se parece al sumiso reto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, y en todo caso querer cambiar a alguien es un reto, aparte de algo inútil y agotador.

      Eliminar
  7. yo pasé una noche de pesadilla después de conocerla a a usted. También fue enetresueños, mirando un filme re feminista, en el que mi cabeza no podía dejar de pensar en la fuerza de las mujeres y lo mucho que nos pueden lastimar y hacer doler a los hombres. En todo sentido. Pero físicamente soñé que la mujer era invencible. Y me agarró tal miedo, que tuve que levantarme de la cama y empezar a caminar como un bobo por la habitación. Mientras caminaba mi ama me jorobaba y amenazaba directamente con hacerme pedazos, pero siempre para mantener su autoridad, nunca lo hizo. ¡Vaya sueño! Luego de él, no volví a ser el mismo. Hoy creo sinceramente en que la mujer tiene una fuerza que el hombre nunca tendrá. Debo decir que eso me hace muy feliz. Y que la mujer me obligue a cosas me hace muy feliz. Y que la mujer sea mi Dueña y se sienta con derechos sobre mí me hace creer que algún día el mundo será como yo lo soñé de niño. Estoy completamente al servicio de la mujer. Ya lo he asumido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De pesadilla me parece a mí tener un concepto tan estereotipado del femdom. Mi autoridad no se basa en la fuerza bruta. Y espero que dejes de desperdiciar energías por aquí y te centres en buscar una mujer complementaria. Agradezco que me admires, sin conocerme, pero si pretendes que haga algo más que responder tus comentarios, eso tiene nombre, y se llama acoso.

      Eliminar
  8. Cuando era mas joven, fui un par de veces a una Domina profesional. El caso es que al día siguiente notaba que me faltaba algo, no es que me sintiera mal o me avergonzara de mi mismo por lo que había echo, sino que no me llenaba ni me satisfacía ese tipo de FemDom. Llegué a dudar si era sumiso o solo eran fantasías mías que tenia en la cabeza, hasta que empecé a leer cierto blog ;) , y me fui dando cuenta de lo que realmente me pasaba y deseaba. Así que muchas gracias por expresar sus ideas públicamente.

    Un Cariñoso Saludo

    PD:

    De Nada ;))

    ResponderEliminar
  9. Es increíble nuestra memoria, ahora mismo tengo que hacer un gran esfuerzo para acordarme de lo que almorcé hace tres días. Fue solo un acto rutinario que haremos una media de 30.000 veces en nuestras vidas…
    Mi cabeza es como un ordenador y cada vez me cuesta más recuperar datos, necesito concentrarme, pensar, pero para recordar aquel día no, aquel día lo recuerdo como si hubiera sido esta misma mañana…

    Las sillas y las mesas verdes, la pizarra y su olor, aquella canasta de los balones, el bullicio de la clase… Sí, puedo recordarlo todo, y la recuerdo a ella, Raquel, no voy a describirla físicamente pero os aseguro que la recuerdo perfectamente, como si fuera ayer… Era la más dominante de la clase, todas las chicas querían ser su amiga y ella decidía. Yo, en el bando de los chicos era el que mejor jugaba al fútbol, tenía el aprecio el respeto de todos mis compañeros…

    RIIIIIIING, la hora del recreo había llegado, cogí mi pelota de fútbol y salí corriendo al patio, como un niño, si, eso es, como un niño, con la felicidad y la plenitud con la que se vive la niñez… Ese día en el patio pasó algo increíble. Yo ya sentía algún tipo de atracción hacia ella, pero los niños y las niñas jugaban a insultarse, a levantarse la falda y a reírse los unos de los otros…
    Aquel día por algún motivo me llamó y yo acudí, ella estaba con dos amigas más, me dijo dame la mano, yo se la dí, entrelazamos los dedos y muy suavemente mientras me doblaba los dedos hacia atrás, luego la muñeca y por fin las rodillas, me dijo: “mi amiga me ha dicho que le has llamado tonta, pídele perdón… Me había roto todos los esquemas, estaba de rodillas delante de tres chicas riéndose y me dolía la muñeca.
    YO!! De rodillas!! Parece que el tiempo se paró y yo no sabía que decir.
    Entonces me repitió: pídele perdón…fueron cinco, siete, diez segundos, no lo sé, pero tuve que pedirle perdón porque realmente me estaba haciendo daño… Al final me soltó y me dijo, recuérdalo bien, no le vuelvas a insultar y se reían… Yo salí corriendo deseando que nadie me hubiera visto, me dolía mucho la muñeca y me repetía a mi mismo que tenía que devolvérsela…
    No podía creerme lo que me había pasado, no podía creérmelo, no podía creérmelo, ¡¡¡no podía creérmelo!!!, a veces, aun no me lo creo, ¡¡¡me había gustado!!! y no podía quitármelo de la cabeza, una sensación extraña de humillación y placer me había inundado…
    De aquel niño ya no queda nada, bueno, casi nada. Aquel gusanillo que bailaba dentro, que luego descubrí que se llamaba sumisión, aún sigue bailando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tierna historia :) ¿Dónde andará Raquel? Se puede estar haciendo de oro como dominatrix o (espero) ha encontrado al hombre que sepa apreciarla más allá de su pinta de chica dura. Si lee esto, que nos saque de dudas :P

      Eliminar
  10. La verdad conocia este blog desde hace mucho, pero nunca había comentado...

    Cuanta razón tienes en eso de lo afianzado que ésta el "cliché" de lo que se supone que uno debe ser, sólo por haber nacido hombre o mujer.

    Siempre me ha cargado ese esquema; como arruina tantas relaciones que podrían ser maravillosas.

    Por ejemplo; recuerdo la primera novia que tuve, hace muuucho tiempo.

    Una mujer estupenda, con mucha personalidad y caracter, pero cuando lo nuestro se acabó me dijo algo como; "eres demasiado complaciente, y ya estoy harta de ser el "macho" de la relación".

    Lo peor no fue lo que dijo, sino el por qué lo dijo...

    Estoy seguro de que de no ser por los insidiosos comentarios de terceros, o el esquema prefabricado que teníamos al ser primerizos ambos; a ella poco le hubiese importado que yo no fuese un "macho alfa", ni yo me hubiese comportado como un idiota tratando de serlo.

    Pero en fin, la vida continúo, supe que lo que me pasaba tenía nombre y busqué mi parte complementaria como cualquier perosna que llega al mundillo.

    Y fue cuando la conocí a Ella; "Atenea" se hacia llamar. Que su nick sirva de referencia para dar una ídea de su forma de ser. La primera con la que no tenía que fingir nada.

    Lamentablemente la conocí en un momento de la vida en que aún no entendía que una relación es como una plantita. Debe crecer en tierra fértil, y se riega todos los días, o se marchita.

    O quizás lo entendía, pero no estaba seguro de que la tierra fuera fértil, o de que el sol fuera adecuado (y sobre todo, odiaba tener que compartir sus frutos).

    Pero aún la extraño, más de lo que puede ser sano...

    Y asi sigo hasta hoy, aunque ya dejé de "buscar". Es una edad complicada en la que estoy, recien empezando a "volar". Quizas en el futuro, más cultivado y mas seguro, pueda nacer una plantita que se convierta en un árbol robusto.

    Pero por ahora, estoy muy alejado de todo... tanto que yo creo que los mios ya están convencidos de que "me gustan los hombres" (por tener casi 25 y no haber llevado nunca una novia a casa). Pero mejor eso a fingir algo que uno no es...

    Un saludo desde Chile, y muchas felicitaciones por como llevas el blog. Ojala algún se entienda de verdad que el esquema patriarcal no es lo que todos buscamos, ni lo único que vale.

    PD: estoy seguro de que Atenea aún te visita de vez en cuando, fue una de las primeras webs que yo le mostré (y la que más le gustó).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que habrá muchos que me leen sin comentar, así que aprovecho para dar un tirón de orejas colectivo, que no cuesta nada saludar al menos :P

      No entiendo cómo una mujer se puede quejar de que un hombre sea demasiado complaciente, imagino que creen que deben sentir y pensar así dentro de la sociedad patriarcal, ains.

      25 años... Estás a tiempo de todo, estimado :)

      Pues saludo a Atenea por si acaso me lee ;)

      Eliminar
  11. Hola... Soy ama y por mucho tiempo estuve como submisa, auque nuestra relación no era explícitamente amo y submiso pero había ese juego.. Resulta que el tío era un psicópata... Le gustaba dominar y mandarme y tenerme como una perra loca por el, y lo estaba, pero me aburrí, me cansé. Ahora me considero switch.. Pero todavía me estoy iniciando en la dominación... Creo que agrado demasiado mis submisos... Los tengo asco.... De verdad pero me tienen atendida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tienes un cacao mental importante, ya te responderé en entrada aparte.

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.