~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


sábado, 6 de octubre de 2018

¿Se folla en una relación femdom?



Buena pregunta, dirán algun@s, jajaja. Veamos. Esta pregunta se la suelen hacer sobre todo los más jóvenes, o cualquier sumiso que no tiene muy claro si “perderá privilegios” al meterse en una relación femdom. Vamos por partes.

Cada relación, femdom o no, es un mundo, pero aparte de eso, voy a empezar por comentar las posibles razones por las que se plantea que nunca jamás habrá sexo “normal” entre Ama y sumiso. La más evidente es cuando se trata de una dominatrix profesional, a no ser que se dedique a la prostitución en un amplio sentido y no tenga problema en incluir en el menú a elegir por el cliente también eso. Con esto no digo que dominación profesional y prostitución sean lo mismo, pero en los últimos tiempos proliferan los anuncios de “putas amas” que lo mismo sirven para dar un fustazo que para lo que se tercie.

Otro motivo para dejar al sexo convencional fuera es cuando entre Ama y sumiso hay una relación de sesiones bdsm, con una serie de prácticas pactadas entre las cuales no entra eso. De hecho, se ve rarísimo que una cosa tenga que ver con la otra, y es más, con tanta castidad forzosa, tanto cinturón de castidad y tanto cuerno suelto, lo último que puede esperar el sumiso novato es enterrar la nutria, como decía cierto monologuista.

Sobre cornamentas hay poco que comentar, al menos en mi opinión. Eso es algo importado del mundo swinger casi siempre y ella no es precisamente dominante cuando se deja dominar por un “macho de verdad” (juas...) delante del sumiso. En cuanto a la castidad, no lo veo como una situación permanente. Puede ser un castigo o puede formar parte de un “aguántate ahora y ya después agradecerás más el orgasmo”.

También está el caso de la feminización del sumiso, que tanto repelús me produce, en la que obviamente se trata de quitarle la masculinidad y dejar la colita fuera de juego. En ese caso sí que suele haber “follamiento”, pero con un falo de goma atado a la cintura de ella. Ojo, que también puede haberlo sin que él se disfrace de Rita la cantaora, y el hecho de que una pareja disfrute con esa práctica no los convierte en Ama y sumiso, en mi opinión. Todo depende de cómo se plantee, porque si él le pide a ella que se lo haga, y ella le hace el favor, a ver quién manda realmente ahí. O mandan los dos. Pero es una simple inversión de roles, y si él tiene que rebajar su hombría y ella tiene que masculinizarse, entonces no es precisamente Dominación Femenina la cosa sino todo lo contrario, ya que lo masculino domina a lo femenino. 

Dejando a un lado las razones anteriores, ¿qué ocurre en una relación femdom que es a la vez una pareja en todos los aspectos? O simplemente, una mujer y un hombre que se ven cuando pueden o quieren y que hacen sesiones. Supongo que no hace falta explicar que pueden hacer lo que les de la gana. Pero la cuestión es, ¿qué dicen los cánones acerca de si eso sigue siendo una relación femdom? Pues algunos pondrán el grito en el cielo, diciendo que eso es vainillismo puro y duro. Pero como dije antes, depende de cómo se plantee. No es lo mismo que ella elija cuándo y cómo, a que lo decida él. Entonces, la respuesta a la pregunta del post, sería: se folla siempre que ella quiera. A partir de eso, si ella es de protocolos estrictos y sigue al pie de la letra la biblia del bdsm, no querrá hacer nada que se aparte de lo típico.


El sexo es más amplio que el coito, pero igual de absurdo es dejarlo fuera de una relación que incluirlo por narices. Por ahondar en este tema, en mi caso personal lo que ocurre es que desde siempre me he apartado de lo convencional y he tenido muy claro que el clítoris es el órgano sexual femenino, por delante de la vagina, y por otra parte, darle protagonismo al pene, que no es una máquina que puede funcionar durante horas, es bastante absurdo para nosotras, y provoca bastante presión para ellos. Sí, claro, desde el egoísmo masculino lo de durar tres minutos, correrse y a otra cosa, no es ningún problema... para ellos. Pero una lengua es más eficaz para el placer femenino que un pene, por poner un ejemplo.

Así que, si alguien tiene esa duda existencial, debería darse cuenta de que lo plantea mal. Si eres sumiso, querrás que ella disfrute, y si a ella le importas, querrá que disfrutes tú también. Lo de follar o no follar, visto así, es lo de menos.

3 comentarios:

  1. Respecto al tema "cuernos" y desde el punto de vista de una chica dominante, podría darse el caso de alguna que quisiera su pareja sumisa pero también disponer de otros amantes sumisos también. Es más, alguna de las que conocí en tiempos quería algo así: su pareja sumisa pero con posibilidad a tener algún o algunos otros hombres también sumisos como amante/s o de la forma que quisiera. Punto que a mí me solía echar para atrás, porque yo buscaba pareja, no tribu.

    En cualquier caso, y en general, el buscar otros jardines fuera del propio, lo veo arriesgado si lo que se quiere es tener una pareja estable. Ya sé que hay gente que tiene "relaciones abiertas" y bueno, cada cual sabrá... pero opino que eso tiene poco recorrido, y si ya es difícil querer, amar o incluso servir, a una sola persona, funcionar en triángulo (ya sea equilátero, isósceles o escaleno) o hacerlo en paralelepípedo o cualquier otro polígono, se me antoja imposible. Imposible en una relación con ambición temporal, con ambición de alcanzar profundidad, con ambición de formar y tejer una red familiar ... que bueno, un pisito compartido con derecho a roce entre sus miembros y bien reglado, igual funciona durante un rato, pero como vocación vital, para mí lo veo mal camino.

    Adentrarse por esas historias es como adentrarse por Mordor. Prefiero no ser portador del Anillo. Me quedo en el bosque, con la elfa, aunque sea una poderosa maga y me tenga hecho su esclavo (ah, folle, o no folle).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá de todo, quizá alguna gente se mete en el poliamor como una manera de armar un puzzle para compensar lo que le falta en una relación monógama, pero no somos máquinas ni una relación es una fórmula matemática, así que manejar más de una relación me parece que es multiplicar problemas.

      Si lo sabe la otra persona, no son cuernos. Lo de amante-sumiso yo lo he escuchado poco, abunda el tema hot wife que suele ser iniciativa de ellos.

      En mi tumblr puse hace tiempo un Gif de una elfa que encerraba en una cárcel a un enano, y él encantado, claro. De la trilogía El hobbit, no recuerdo qué parte.

      Eliminar
  2. Ya puestos me identifico más con un hobbit que con un enano. Los enanos son más de escuela de ingenieros y además esas barbas ...

    Eso no significa que no disfrute como un enano. Como ese enano que describes del gif, concretamente. Mi chica disfruta de su jefatura e incluso toma pequeñas iniciativas que antes no tomaba. No sólo acepta nuevas semanas de reinado con un rotundo "por supuesto" o un "¡claro!" sino que se la ve más segura a la hora de planificarse su ocio mientras yo sigo pringado con cosas de la casa y de los hijos o a la hora de mandarme hacer cosas mientras ella está en su momento de sofá por la noche. El otro día estaba especialmente cansada porque hizo su primer día de "zumba" (se ha apuntado a pesar de que siempre ha sido reticente con la excusa de que podía parecerle injusto que ella pudiera y yo me quedara o con la otra excusa de que vería menos a los peques -aunque realmente no hay gran diferencia de tiempo-) y cansada como estaba, en su momento de sofá (en el que por supuesto ella tiene la última palabra sobre lo que se ve en la tele, salvo que se duerma, que es el único supuesto en el que por el momento me permite cambiar de canal), me dijo como de costumbre una retahíla de cosas que quería (que si la leche como a ella le gusta, etc...) más lo que yo ya andaba haciendo de recoger y limpiar la cocina y la cacharrería, y entre ellas añadió una nueva "y me cambias también la compresa" que yo creo que no lo dijo en serio sino como diciendo "estoy tan rendida que ni eso puedo y qué rollo que tenga que hacerlo". En aquel momento flipé, pero tal y como lo había dicho pensé que era simplemente eso. Hice todo y esperé por si acaso, si se levantaba y quería que hiciera eso pero no me dijo nada más. Y ya antes de acostarse cuando fue al baño lo hizo ella sin avisarme ni insistir y la verdad es que como estaba preparando la cama ni me acordé... pero luego pensando, sería perfectamente viable, si ello no le incomoda: ella se sienta en la taza, yo me arrodillo frente a ella, y mientras hace su pis, le quito la vieja y le pongo la nueva en la braguita. Ella sólo tendría que sentarse y levantarse, y ya tendría la nueva puesta, sin tener que agacharse ni ningún tipo de incomodidad. En realidad, si soy su esclavo, lo lógico es descargarla de esa tarea también. Se lo voy a proponer, por si le encaja y realmente le apeteciera -más allá de aquel comentario dejado caer...-. No es tan invasivo como decirle que si le limpio yo con el papel (aunque no tendría problema en hacerlo si ella quisiera) y es tremendamente simbólico

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.
Desde 25/5/18 blogger solo admite comentarios desde cuentas de Google, los publicados anteriormente con otras cuentas pasan a figurar como anónimos.