~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


lunes, 3 de septiembre de 2018

El que quiere iniciarse como sumiso

Desde hace un tiempo recibo muy pocos mensajes por el formulario de contacto. Aparte de algún despistado o algún caradura que llega y ni se fija, la mayoría ha captado que en la actualidad no busco sumiso. La mayoría de mensajes eran de candidatos a sumiso mío, así que es lógico que ya no los reciba. Por eso ahora incluso me sorprende recibir mensajes del formulario. Antes había bastantes pidiendo consejo, pero supongo que leyendo el blog pueden encontrar respuesta. Por cierto que todavía tengo alguno pendiente de dedicarle un post, pero antes voy a comentar otro más reciente. Vamos a verlo.

Hola buenos dias, ante todo disculparme por no poner mi nombre completo, supongo que timidez y algo de recelo y miedo ya que esto es nuevo para mi. Desde hace tiempo me siento atraido hacia la sumisión, me atrae el rol de sumiso en mi relación con las mujeres, jamas he mantenido una relación de esta naturaleza y me gustaría profundizar en el tema para saber hasta que punto lo soy, y hasta donde puedo llegar. Es por eso que escribo estas lineas para que me indique cual es el mejor metodo para iniciarme, alguna lectura concreta, por donde empezar. Por otro lado, Alguien me dijo hace mucho tiempo que en este tipo de relaciones se necesita una iniciación por alguien. En fin, le pido algún consejo al respecto. Gracias.

Para empezar, cuando pido en el formulario el nombre no me refiero a apellidos o al carnet de identidad ni la huella digital, es simplemente para aclararme de quién se trata y “ubicarlo”. Con un nick sirve, vaya. Después de varios años lidiando con mentiras de sumisos, tengo un olfato muy fino para estas cosas, y no dudo que este hombre sea tímido, pero es la típica actitud de ocultamiento de todos los que piden discreción, y la piden por el motivo más obvio: tienen pareja. Visto así, y antes de comentar el resto del mensaje, cobra algo de sentido eso tan raro de buscar iniciación. Los novatos sin pareja también buscan ser iniciados, claro, y ya expliqué que yo no inicio a nadie, que me suena a lo que hacían muchos en siglos pasados de irse con una puta para iniciarse en el sexo, y algunos todavía lo hacen. Me parece tan ridículo y horrible que no voy ni a molestarme en explicar por qué me lo parece.

Inciso al hilo de sumisos novatos: hace unos meses recibí este mensaje de copia-pega, que no me molesté en responder:

Hola Ama, soy un chico de 22 años. Soy nuevo en esto y busco Ama para Skype, me gusta me controlen la masturbación, estilo edging o JJOI, control del orgasmo...pero tambirn busco aprender e ir haciendo cosas que usted menenseñe. Contacto con usted para que me informe si realiza este tipo de sesiones. Gracias.

De manera que, como iba diciendo, yo no soy esa especie de puta gratis que hace de conejillo de indias para que el indeciso de turno se aclare con lo suyo, o para que alguno se lleve su rato de morbo sin complicaciones y después si te he visto no me acuerdo. Que también hay mujeres que buscan morbo o se aburren de su pareja, pues sí, pero me parece el colmo que esos tipos me busquen a mí, que estoy en las antípodas de tener el femdom como un pasatiempos, y joder, hay cientos de entradas en este blog, incluso resúmenes de lo más importante, para conocer mi postura.

Este en concreto no me pide abiertamente que lo inicie yo, o a lo mejor entre líneas, qué sé yo, pero venir a pedirme consejo individualizado es pretender que pierda el tiempo yo en balde. Me pregunta por alguna lectura recomendada... Juassss, ¿qué tal mi blog al completo o alguno de mis muchos libros en Amazon? Ya digo, a mí esa actitud egoísta disfrazada de pobre sumiso novato... uf, no pintaba bien. Y no explicaré cómo, pero no fue difícil seguir la pista a ese correo electrónico, que nos llevaba a un hombre casado y padre a tiempo completo y cocinero en fines de semana, y supongo que a partir de ahora sumiso en la media hora que le deje libre todo lo anterior, jajaja. Pero no te preocupes, que el látigo virtual solo lo uso para dar caña aquí en mi blog, no me dedico a perseguir a nadie fuera de internet, respira tranquilo.

Supongo que lo de la iniciación es típico en los círculos bdsm de protocolos y sesiones y roles, pero cuando una mujer y un hombre tienen el SENTIMIENTO sumiso o dominante muy claro, no hacen falta teatros ni iniciaciones ni pollas, y lo digo así de indignada porque estas cosas ya cansan. Que de la noche a la mañana alguien se aburra de su vida vainilla y quiera probar el rollito sumiso... Oye, mira, si aún me lees, vete con una dominatrix y gasta con ella el dinero que te ahorras al no comprar mis libros, porque total, aunque los leas y los memorices no te vas a enterar de nada. O mejor aún, ¿buscas alguien que te inicie en el “rol” de sumiso? Pues mira, apúntate con tu mujer a clases de teatro, y problema resuelto...

Y ya que toco el tema dominatrix, me hace gracia cómo algunas se apuntan al concepto falso sumiso que tanto ataco yo, pero a su extraña manera, jajaja. Es decir, algunas se quejan de que hay sumisos que juran por su madre que les darán dinero por internet, y luego los muy impresentables no sueltan ni una moneda... Eso no es un falso sumiso, eso es un falso pardillo juas. Oye, que yo no niego que tenga su punto lo de decir, dame dinero y punto, en la misma línea de haz esto o lo otro por mí, pero todo dentro de un contexto. Que lo pidiera yo, que tengo una trayectoria demostrada de años con este blog y que fuera de aquí me conocen algunos lectores, pues bueno, pero que alguien diga por twitter que es Ama desde hace dos días, ponga una foto que quién sabe de donde sale y quiera cajeros automáticos en forma de sumiso en cada esquina, pues mira, chica, la cosa no es tan fácil, que lo mismo resulta que eres un tío con bigote buscando dinero rápido, y si encima te cabreas porque no te paga un tipo que se estaba simplemente pajeando con el tema, en fin, tú misma verás lo ridículo que puede resultar.

Entre estas individuas, los de doble vida y demás fauna, el femdom vocacional lo tiene crudo. Pero bueno, la esperanza es lo último que se pierde.


4 comentarios:

  1. Si hubiera que dar un consejo para quien sienta la sumisión, le guste y tenga pareja le resumiría en dos ideas sencillas:

    - Piensa cada día de qué manera ese día concreto puedes servirla mejor de la forma más útil, más adaptada a su forma de ser, a sus necesidades concretas para mejorar su calidad de vida y contribuir a su felicidad

    - Sométete. Obedece y cumple sus peticiones y deseos y niégate las tuyas cuando éstas no van en la dirección de las suyas o le quitan espacio y tiempo a las suyas; haz que sus palabras e incluso sus pensamientos concernientes a ti sean para ti Ley de obligado cumplimiento. Para ello necesitarás saber escuchar y conocer bien a tu pareja.

    No hay duda de que tanto al dominante como al sumiso le producen placer añadido el hacerlo explícito: el que exista esa posición de dominante y dominado. Puede que tu pareja no sea dominante (pensando en el cocinero) e igual ese placer añadido no lo tenga o lo tenga más atenuado, pero puedes expresarle en confianza que tú sí que lo sientes y que te gustaría vivir tu amor por ella desde esa posición. En cualquier caso ella va a tener un hombre más entregado y con una ilusión por ella renovada, y eso creo que cualquier mujer lo aprobaría... pero con los hechos por delante - sabiendo ella tu forma de ser y sentir pero... los hechos que son más elocuentes que las palabras, hablando como embajadores por ti, antes de que tú expreses todo eso.

    ResponderEliminar
  2. (sigue)

    En mi caso, con mi mujer (que ya sabía desde novios esta faceta mía -aunque se sorprenda de la intensidad de la misma-) este año (llevamos unos siete años de casados y unos once desde que nos conocimos) le propuse que fuese mi jefa por una semana. En casa yo solía hacer digamos un 60-70% de las cosas, ya que trabajo desde casa soy yo el que trae y lleva a los hijos, pero el otro 30-40% lo hacía ella y el cocinar prácticamente el 80-90% de las veces lo hacía ella aunque fuera en fines de semana y congelando luego (si de veras eres cocinero igual ésto te parece herejía). Los primeros meses del año estuve especialmente liado con mi trabajo lo cual redundó en ciertas quejas sobre cosas de la casa que no quedaban tan bien realizadas como antes -aunque ya digo, que la mayoría de las tareas y del tiempo dedicado ..y los hijos se llevan un montón de tiempo.. lo llevaba yo- Una de las cosas que se quejaba era de que por qué tenía ella que cocinar siempre. Incluso alguna vez me comentó que vaya mierda de esclavo era, aludiendo a mi deseo. Se juntaba -y de ahí también sus quejas, a veces un poco injustas- que en el trabajo estaba pasando una temporada de mucho estrés y que iba a durar al menos dos meses.

    Eso me hizo pensar que era el momento de dar un paso y le propuse que fuera mi jefa de verdad durante una semana. En esa semana que no tuviera ella que mover un solo dedo de cosas de la casa. Ni cocinar, ni recoger ninguna colada ni tocar una escoba ni un plato si no quería. Además me ponía a sus órdenes y mi obligación sería mimarla (aún más). Y aceptó. Fue un 2 de mayo, este 2 de mayo pasado. Ella sabía que de vez en cuando yo me masturbaba -y no le parecía ni mal ni bien- En la cama ya hacía muchos años que es ella la que manda y lo hacemos como a ella le gusta y cuando ella quiere y casi nunca implica penetración, con lo que yo sólo me quedo con el gusto de darle placer (que es mucho) y las ganas de seguir cuando ella se da la vuelta a dormir, por lo que al día siguiente lo que tengo ganas es de darme placer yo... pero, conociéndome y queriendo ofrecerle una semana óptima para ella (y pensando en posible y deseable continuidad de la misma) le propuse que sólo pudiese eyacular cuando ella me diera permiso o ella lo quisiese expresamente.

    También pensé proponerle y le propuse, como favor a mí mismo pero a largo plazo con beneficios para ella, que me prohibiese comer entre horas -salvo fruta- y pudiese limitarme las cantidades de comida que me ponía en el plato.

    Le gustó todo lo que le conté y me dijo que sí.

    A la semana siguiente el martes por la noche le pregunté si le había gustado y si me "contrataba" por otra semana ... me dijo que sí; en las primeras semanas le iba proponiendo que me cargara con más obligaciones de esas que son buenas para mí, pero también para ella a medio plazo, como la de tener que hacer ejercicio. Esa le gustó tanto que creó escuela, unas semanas después fue ella la que se animó a hacer ejercicio!

    En vacaciones hemos adelgazado los dos, en vez de engordar como suele ocurrir.

    Yo llevo ya seis kilos menos desde que empecé hace 4 meses (aún me sobran al menos otros nueve) y ella ya me ha mostrado su agrado por ello y le descubro por el rabillo del ojo observándome ora las piernas, ora el trasero, ... lo cual me alegra pues el esfuerzo está dando frutos para ella.¡!

    ResponderEliminar
  3. (sigue)
    Esta mañana -de madrugada- no he podido irme en bici al monte porque es ella la que antes de trabajar ha cogido el hábito de salir al monte, pero me levanto a la misma hora, y aprovecho que las peques duermen para dejar avanzado todo lo que puedo de la casa, y le dejo la ducha preparada, con la alfombra puesta y la toalla a la salida de la ducha a mano, y cuando faltan cinco minutos para llegar le dejo el desayuno preparado como a ella le gusta, hasta con el programa que le gusta a esas horas puesto y el mando de la tele en la mesa por si quiere cambiar.

    Se encuentra todo preparado y ordenado para que al llegar sólo tenga que preocuparse de ducharse, arreglarse y desayunar y le suele sobrar tiempo para leer un rato, ahora que ha encontrado una novela que le gusta. El cubre sofá se lo dejo alisado y con el cojín donde le gusta por si le apetece tumbarse a leer.

    Cuando llegue a comer al mediodía lo mismo: la mesa puesta, las peques arregladas y la comida lista para servir.

    Y tengo mucho trabajo (del mío, del profesional) -que es su única preocupación, si me da tiempo a atender al mío- pero con motivación, uno se organiza mejor y hay tiempo para todo. Y en cualquier caso, si en algún momento flojea el servicio ella ya sabe que es porque hay que atender el trabajo -que no deja de ser un servicio también a ella y a la casa- pero que en cualquier caso ella es la que decide y manda.

    En vacaciones se quedó un poco en suspenso el asunto: no pregunté expresamente si me renovaba ni ella lo requirió, pero sí seguí mimándola y sirviéndola sin reparo (incluso estando con mis cuñados que me verían caballeroso y buen marido sin más) A la vuelta, el martes por la noche le pregunté si quería ser mi Reina una semana más. Su respuesta: "¡claro!"

    Me doy cuenta de que quiere hacer el amor conmigo con más frecuencia que antes (a su manera y dejándome con ganas de más) lo cual sea bienvenido!

    * Ella es muy sensata y muy buena persona. Después de irse, cuando he ido al baño para recogerlo me he encontrado que lo había recogido tras ducharse -no estaba su ropa sucia y la toalla y alfombrilla estaban en su sitio- la taza del desayuno la había dejado en el fregadero. Imagino que ha recogido porque me ve liado y no me quiere robar tiempo de trabajo innecesario... pero ¿y el placer inmenso que me ha causado ver que no había fregado la taza? Llega al punto de algo que no le apetece... y lo deja para el esclavo, como debe ser, que para eso está. :D

    Recuerdo que la chica de laflordelcerezo (para quien no lo sepa otra chica dominante que buscaba pareja sumisa hace unos años), me comentó o comentó en el blog, ya no recuerdo, que observaba que algunos sumisos empezaban muy fuerte al principio pero luego flojeaban y les pasaba que perdían motivación (ese gusanillo que se siente por dentro) y era algo como constante, entre aquellos con cierta seriedad y honestidad de los que encontraba.

    Como yo mismo estoy de conejillo de indias en ésto, y sabiendo ese detalle, efectivamente he observado que el gusanillo al mes y medio baja bastante -ya no flotas a medio metro sobre el suelo cuando doblas toda la pila de la ropa-, y es ahí donde hay que aplicar la actitud y el compromiso y perseverar. Es como el enamoramiento inicial. Pero luego vuelve con intensidad y supongo que volverá a irse. Va y viene. Lo importante es mantener el timón en el rumbo correcto ya venga las olas de babor, de estribor, de proa o de popa.

    Seguramente espaciaré más mis intervenciones o las haré más breves, porque voy a ir bastante liado en los próximos meses. No significa que no me pase por aquí ni me interese. Hoy sí he querido explayarme pues creo que mi experiencia puede orientar a otros sumisos, sobre todo a aquellos que tienen pareja.

    Paciencia, esperanza y sobre todo actitud de entrega: los actos siempre por delante de las palabras y no ocultar esos sentimientos a la persona a la que te entregas. Suerte y al toro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que la mayoría de estos casos no buscan femdom a tiempo completo, sino bdsm y a ratos sueltos. Pero a lo mejor tu consejo le sirve a alguno que se pase por aquí.

      La motivación baja en el sumiso no porque sea sumiso sino porque es hombre jeje. Y dentro del gremio hombres, hay de todo, más disciplinados y más pasotas.

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.
Desde 25/5/18 blogger solo admite comentarios desde cuentas de Google, los publicados anteriormente con otras cuentas pasan a figurar como anónimos.