~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


sábado, 29 de septiembre de 2018

Consulta femdom surrealista


El mensaje que vamos a ver es de los más curiosos que he recibido nunca. Dice así:

Hola ama, ¿podrías aconsejarme un poco, por favor? Últimamente mi dueña me pone un cinturón en el pene para que no pueda meter la mitad y decirme que la tengo pequeña... Antes podía aguantar hasta que ella me ordenaba correrme, pero ahora no puedo controlarme y eso le encanta, además me castiga por ello. Mi duda es la siguiente: ¿hay alguna forma de encoger el pene temporalmente? Gracias por tu tiempo :D


No voy a centrarme en el consejo que me pide porque, hasta donde yo sé, el pene funciona como funciona, y hay publicidad de estilo milagroso que promete alargarlo, pero lo contrario no existe, si acaso un anillo que haga como de tope o lo acorte visualmente, y cuidado con ponerlo antes de la erección porque más de uno acabó en urgencias sin poder sacarlo. Lo que pretendo con este post es ir la trasfondo del mensaje, porque me choca bastante que alguien busque algo tan contrario a la corriente mayoritaria de “a ver quien la tiene más larga”. Lo primero que se me ocurre con todo esto es pensar que tanto ella como él, o quizá uno más que otro, tiene esa fantasía de la humillación del pene pequeño, o lo ha visto en alguna parte y cree que eso hay que hacerlo obligatoriamente para que pueda llamarse femdom a lo que hacen... Es que es raro de narices, qué queréis que os diga. Que una mujer quiera burlarse de un hombre por su pene pequeño, y como lo tiene normal (o grande :P), pretenda que lo reduzca de alguna manera... A ver, que hay fantasías para todos los colores, pero son ganas de complicarse la existencia. Es como si te vuelven loca los pelirrojos y le dices a tu novio moreno que se tiña el pelo en vez de emparejarte con un pelirrojo. Me suena a intentar cambiar a la otra persona, en vez de sacar partido de lo que es cada persona de manera natural. Y cambiar es complicado, ya sea en forma de ser o en rasgos físicos, o directamente imposible en ciertas cosas.

La humillación erótica es un asunto delicado. Puede ser muy fina la línea entre una situación excitante y herir a la otra persona. Como ya dije cuando hablé del sumiso loser, no le veo sentido a burlarse de un defecto, igual que no me excita reírme de un cojo porque le falte una pierna. Me parece de mal gusto, y no veo por qué debería ser distinto cuando se trata de otra parte del cuerpo, en este caso el pene. Y me llama mucho la atención que la pareja del mensaje busquen el juego de la humillación cuando no existe pene pequeño. Porque realmente, a nivel psicológico, ¿cómo se mete el sumiso en situación de sentirse humillado por algo que no es real? Me cuesta entenderlo. Y en cuanto a ella, sabe que hay un pene normal aunque tape un trozo. No me gusta usar la palabra extraño, pero es la primera palabra que se me ocurre.

Aparte de la humillación, por lo visto existe castigo cuando él no puede controlarse. Y vuelvo a pensar que ella, o él, o ambos, intentan seguir un catálogo de prácticas habituales en porno femdom. Y no me parece ni bien ni mal, pero creo que es importante plantearse por qué hacemos lo que hacemos, no vaya a ser que un día sintamos que es un teatro vacío, o que lo hacemos por hacer lo normal dentro del mundillo o por complacer a la otra persona. Si la complacida es ella, tiene sentido en el contexto femdom, claro, pero si una cosa como esta es idea o sugerencia de él, mi consejo, para cualquier mujer en esa situación, es que piense que no tiene que hacer nada por parecerse a ninguna actriz porno. Y como nota al margen, el mundo está mal repartido, y parece ser que de esa frase no se libran ni los asuntos de la entrepierna.


2 comentarios:

  1. Apuesto a que la fantasía es más de él que de ella ... A mí la ecuación "menos pene = menos poder" me chirría un poco, pero es porque soy peculiar: en realidad el símbolo fálico se ha asociado al poder constantemente en diversas culturas... pero creo que él va por ahí: si tiene "menos pene" o lo hace (aunque sea temporalmente) menos funcional, siente que tiene menos poder y que ese poder lo tiene ella. Así creo que funcionará ese mecanismo mental.

    Yo que soy más pragmático, siento que ella tiene más poder si utiliza mis genitales (mi cuerpo en general) a su conveniencia, o sencillamente si no los utiliza (no me utiliza), porque no le apetece sexo sin más. Ahí sí siento que ella tiene el poder, aunque me pase un mes entero sin hacerla vibrar, aunque en ese momento yo me quede con las ganas de más (ya ni siquiera digo de llegar yo...que ya llevo 5 meses sin llegar) sino simplemente de más... cuando ella se vuelve y me dice, "hala, a dormir" y yo me doy la vuelta y me (intento) dormir... eso SÍ es poder.

    Y lo sería si por el contrario me requiriera todos los días varias veces al día, me apeteciera o no. Y lo es cuando me requiere, tras un montón de días con ganas y lo hace justamente el único día que ando agotado... y me toca darle el todo. Es poder cuando te acoplas a sus rachas, a sus ritmos, a sus ganas, a sus conveniencias, y estás ahí para adaptarte a su momento, en cada momento. Cuando uno sólo sugiere pero ella es la que pone y dispone, o deja de hacerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la idea más tristemente extendida en femdom es esa, que él tiene que perder su poder fálico para dárselo a ella, y bajo mi punto de vista eso no es Dominación Femenina, sino inversión de roles, que no tiene nada que ver.

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.
Desde 25/5/18 blogger solo admite comentarios desde cuentas de Google, los publicados anteriormente con otras cuentas pasan a figurar como anónimos.