~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


domingo, 1 de julio de 2018

Femdom y círculo social

Creo que no hace falta que haga una encuesta para saber que la mayoría de vosotros no reconoce abiertamente que es sumiso o dominante, al menos más allá de un círculo cerrado de algún grupo bdsm. Quizá algunos estáis en grupos de esos online, pero dar el paso al encuentro cara a cara os resulte demasiado complicado. Vaya por delante que yo en concreto no soy muy de comunidades en general, y no me parece que vaya a llevarme mejor a priori con gente que comparta mis gustos o, en este caso, mi forma de enfocar la sexualidad. Habrá tema común de conversación, claro, pero eso no significa que vayamos a entendernos bien. Y además, el bdsm, o en concreto la parcela femdom, engloba a gente tan diversa que lo raro es que te vayas a entender con alguien tan solo porque ambos os apartéis de lo convencional.

Dicho lo anterior, tampoco hay que irse al extremo opuesto de no querer ningún contacto con bedesemeros de ninguna clase, jajaja. Lo que pasa es que es raro que busquen simple amistad, ya que si un sumiso aborda a una mujer dominante por internet, su principal objetivo será tener algo femdom con ella, y en cuanto a otras combinaciones, como la de dos sumisos amigos, creo que no abundan tampoco, porque se ven como una competencia frente a las escasas Amas o algo así.

Pero a pesar de la introducción, de lo que quiero hablar en este post es de cómo se lleva el tema femdom “ahí afuera”, con los amigos “normales” o vainilla. De la familia no voy a hablar porque es algo que no se escoge y que, salvo excepciones, suele ser chapada a la antigua a la hora de abordar estos asuntos. Con los amigos es diferente, se supone. Hay otra confianza, se habla más abiertamente de sexo hoy en día, etc.

Cada cual sabrá cómo plantea este tema, yo en concreto opino que es un alivio enorme cuando puedes sincerarte y reconocer el tipo de relación que te llena. Por una parte, tienes que dar el paso tú, porque nadie te va a adivinar el pensamiento, aunque se den cuenta de ciertos detalles o vean que te llevas años incluso sin tener una relación porque no encuentras a ese sumiso o esa Ama complementaria, y desde luego notan que algo “raro” te pasa porque tanto tiempo soltero no es normal, y cosas así. Yo creo que ha habido gente que ha llegado a pensar que soy lesbiana metida en el armario o cualquier otra idea que explicase por qué una mujer guapa, lista, etc. (no me extiendo porque soy modesta :P) estaba sin pareja tanto tiempo. No es que vaya pregonando que tengo pareja cuando la tengo, pero es de esa clase de secretos a voces que muchos conocen jajaja. Quizá yo soy un caso extremo que prefiere no estar con nadie antes que estar en una relación no femdom, pero supongo que no seré la única que toma esa decisión, así que a algunos os sonará lo que cuento.

Así que, si queremos lograr un poco de visibilidad social, empezando por nuestro entorno cercano, el primer paso es decidir contarlo, de manera natural y llamando a las cosas por su nombre. No todo el mundo está familiarizado con estos temas, y no puedes soltar de golpe conceptos como entrega, control, obediencia, etc. sin que te miren como a un extraterrestre bajando de un ovni, o peor aún, que te cuelguen la etiqueta de abusona maltratadora, o en el caso del sumiso, piltrafa arrastrada. Que algunos se excitan justo siendo eso, pero me desvío del tema del post y del blog, porque aquí esa clase de “sumisos” y “amas” no tienen cabida.

Antes de sacar estos temas con alguien, puedes intuir qué clase de mentalidad tiene por sus opiniones generales, y por eso de lo mío puedo hablar poco ahí afuera, ya que no está la cosa muy asumida por lo general. Por resumir mi caso, yo he topado con tres formas básicas de recibir la información de que soy Ama, y aclaro que a veces ni uso la palabra porque la otra persona no puede asimilarla. La primera forma, que por desgracia es la más frecuente, es el rechazo. Si no rechazan mi postura, pues lo de ser mandona tampoco parece tan grave, cuando se trata del sumiso ahí ponen el grito en el cielo. “Uy yo no podría estar con uno de esos, yo quiero un hombre de verdad.” De la hombría del sumiso ya hablé aquí y no me voy a extender, pero lo que quieren decir esas mujeres es que no conciben otra hombría diferente a la del macho alfa que le venden desde todos los frentes, y su estrechez mental no les permite imaginar otras opciones, incluso cuando esos machos alfa las tienen amargadas e infelices, lo que por desgracia también es muy frecuente. Con gente así no me molesto en explicar nada porque nunca lo entenderán. Podemos tener una amistad y llevarnos bien en otros terrenos, pero en cuanto al tema relaciones, tenemos poco en común. Porque yo tampoco tengo paciencia cuando me hablan de sus relaciones horribles, que lo único positivo que tienen para ellas es seguir la corriente social como borregas. Que no digo que lo convencional esté por debajo, ojo, simplemente digo que hay gente que prefiere ser “normal” por encima de ser feliz.

Una segunda forma de reaccionar es la neutra. Es decir, hay gente que se queda como quien oye llover. No te rechaza pero tampoco entiende nada ni lo acepta. Es algo así como, cada loco con su tema, allá tú con tu vida, etc. Aunque no sea un rechazo frontal, tampoco es un apoyo, así que yo no pierdo energía explicando nada a esta clase de gente tampoco.

Llegamos al tercer grupo de personas. Por suerte, como hay de todo en esta vida, hay gente que entiende que hay otras opciones, y lo acepta, aunque no sea su forma de ver la vida. Tampoco es que lo entiendan a fondo siquiera, pero no les hace falta para aceptarlo. Por poner un ejemplo real, en mi último cumpleaños recibí un regalo de una buena amiga. Ella no entiende nada sobre femdom y está más cerca de ser sumisa que dominante. De hecho habló con algunos tipos que querían dominarla a base de palizas y salió espantada como es lógico, porque hay mucho amito nuevo que toma al Grey por modelo y no tiene ni idea de nada. El caso es que a ella le hablé abiertamente de todo esto, incluso le enseñé el blog. He conocido a lectores del blog en persona a lo largo de los años, y también hice alguna amistad ciber por aquí, pero ella es la única persona con la que ocurrió a la inversa: ya la conocía a ella de antes y luego le hablé de mi blog.

Sinceramente, no sabía cómo se lo iba a tomar, pero creo que di el paso de contarlo porque confiaba en que nuestra amistad iba a seguir igual. Porque esos son los verdaderos amigos, y deberíamos replantearnos qué hacemos invirtiendo energía en gente que nos tiraría por un puente (es un decir...) si conociera nuestros “oscuros” secretos. Ella a veces bromea con el tema, con los castigos, los collares y cosas así, y es un signo de lo natural que resulta todo, que es como debería ser, vaya. Volviendo al tema del regalo, era un conjunto de pendientes y collar. Aquí lo podéis ver:



Me pareció un detalle precioso y un símbolo de “aceptación”. Me recordó al caso de un experto en shibari al que los padres le habían acabado regalado un libro sobre el tema. Me encantan los regalos personalizados, los que te llegan de verdad, los que están pensados para darte ese detalle que significa “me molesto en saber lo que de verdad te gusta y que poca gente más sabe”. Me dijo que las esposas tenían un doble significado: para mí era lo obvio del tema femdom, y para ella, eran un símbolo de amistad para siempre :) También me dijo que era para que me lo pusiera con el vestidito, jajaja. Se refería a este regalo que me hizo iskandar hace unos meses:



En definitiva, tener amigos con los que puedes ser tú mism@ no tiene precio, y en femdom no debería ser una excepción.


13 comentarios:

  1. Seguro que alguien se preguntará si eres la de la foto -curioseando ya he visto que no.. salvo que en tus ratos libres ejerzas de modelo xD -

    En mi caso, desde pequeño mi círculo más estrecho de amistades sabe de mis tendencias, pero no por nada, sino porque de forma natural ha ido surgiendo. Recuerdo un amigo de la niñez -igual tendría 7 años o así- (al que he perdido, lamentablemente la pista), que probablemente sea sumiso también, con el que alguna vez jugamos a Rey y esclavo a petición suya precisamente. No hacíamos nada salvo que el que le tocaba de "esclavo" empujaba al otro en un cochecito y algún que otro masaje, pero me inició en esos juegos (aunque yo recuerdo sentimientos de sumisión -de querer estar bajo la falda o con alguien sentado encima de mí- teniendo apenas 4-6 añitos).
    También recuerdo con nostalgia jugar a lo mismo con una chica hija de unos amigos de mis padres con los que lamentablemente también se perdió el contacto. Igual que con el otro íbamos cambiando las tornas, pero yo deseaba cuando me tocaba a mí y ella era la Reina. De todos modos, siempre jugábamos a lo que ella quería (y ahí me tenías haciendo con ella potingues en su casa de campo). También con otro amigo con el que jugaba a menudo (con ese éramos Zipi y Zape) acabamos deslizándonos de vez en cuando a estos juegos, desde muy chicos, también la primera vez a iniciativa de él, pero en este caso sin intercambio de rol... yo era siempre el que obedecía y él el que mandaba: traerle agua, darle masajes, recoger los juguetes yo ... cosas así, generalmente. Al final cortamos con esos juegos ya en la tierna adolescencia, por motivos obvios: ninguno somos gays y llega un momento en que no somos niños.
    Con chicas, aquella no fue la única ... con otra llegamos a experimentar juegos de lluvia dorada (sin saber que eso se llamaba así), siendo dos niños también. Jugábamos a Reina y esclavo, ella siempre de Reina. Le hacía casas con mantas, muebles, etc... y jugábamos dentro. Allí era la Reina, le traía bebida, le hacía masajes cuando quería ... y un día se me ocurrió, cuando ella quería hacer pis que igual podría yo ... y empezamos poco a poco. En pocos intentos en varios días distintos estuve ya listo para evitarle el viaje.

    En esa época no había internet, ni había etiquetas para nombrar todo eso, pero el gusanillo sí estaba.

    Luego nos hacemos mayores, y ya cuando volví a querer "jugar a Reina y esclavo" ya existía internet, y fue cuando inicié búsqueda de pareja así... porque eso sí lo tenía claro. No me interesaba algo efímero, como quedar para una sesión y ya está: buscaba alguien con quien pudiera iniciar una relación ... para todo. Pero esa es otra historia.
    Ya de mayores, salvo aquellas personas con quien compartí niñez y experiencias -las contadas y algunas más-, alguna chica con quien llegué a verme y a conocer en persona (en mis años de búsqueda) y obviamente mi mujer, los demás no saben de mi tendencia, y en realidad tampoco hace falta, igual que no hace falta que un amigo conozca mis intimidades sexuales, tampoco veo necesario que sepa que me recorre un escalofrío doblando y guardando (y si precisa, planchando) la ropa de mi mujer (y la mía y la de todos) sabiendo que ella no va a tener que compartir esa tediosa tarea conmigo nunca más si a ella no le apetece nunca más ... ufff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que soy muy polifacética :P La verdad es que uso esa misma talla.

      A ver, a nadie le interesa si prefiero facesitting o lamida de pies, igual que no me importa si los demás hacen el misionero o el kamasutra completo. Que tampoco pasa nada por comentarlo, ya puestos, pero a lo que voy es, que la gente sabe cuando una pareja tiene una relación hetero o gay, por ejemplo, y sin embargo el tema este se queda encerrado bajo siete llaves, y la culpa a veces es nuestra por no contarlo, temiendo que se nos caiga el cielo encima o algo así. Y lo peor que puede pasar es que te des cuenta de que tal o cual amigo está lleno de prejuicios y quizá no sea tan buen amigo o tan buena persona a secas.

      Eliminar
    2. Los amigos todavía ... A mí mujer le preocupa un poquillo que mi madre pueda darse cuenta de que soy yo el que hago todo últimamente. Yo le digo que no se preocupe, primero porque (por suerte) no es del tipo de persona que esté vigilando intimidades de la pareja y además no vive ni cerca de nosotros y en ese sentido -y sobre todo últimamente- hay confianza suficiente como para si hiciera falta contarle algo y decirle que eso a mí me hace superfeliz.. e hijo feliz, madre feliz, suegra feliz, nuera feliz.

      Otro tema (que me preocupa a mí) son las crías. Ahora son pequeñas y no se dan cuenta de todo y en cualquier caso tiene cierta lógica (soy el que queda en casa, y aunque trabaje, tengo más "fácil" ocuparme de las cosas de casa) pero llegará un momento en que sea obvio que lo hago todo y esa no es justificación suficiente. Que bien está que las niñas vean un rol distinto en el padre que el que tantas generaciones han visto exclusivamente asignado a la madre, pero yo por ejemplo me eduque viendo a ambos implicados en ambas responsabilidades (trabajo y tareas de casa) y quizás sea lo óptimo y eso, si seguimos así, lo van a ver poco. Lo que tengo clarísimo es que conforme vayan creciendo les va a tocar colaborar... a ellas.

      Eliminar
    3. Hay que tener cuidado para que no pase esto:
      https://www.youtube.com/watch?v=tjKCm5vU7G8

      Eliminar
  2. Jajaja ¡Buenísimo! xD

    Pues sí, habrá que tener cuidado

    ResponderEliminar
  3. Yo la verdad es que este tema lo llevo mal y con miedo xDD

    Yo pongo otro caso, mis amigos casi no quisieron aceptar que dejase de beber, no lo entendían, y mira que era una decisión personal mía, que no les afectaba en nada (salvo en verme borracho y echarse unas risas), y durante mucho tiempo este tema lo lleve mal, por que me querían hacer beber por presión social a cada oportunidad que tenían: "Es mi cumpleaños, no me vas a hacer ese feo (...)" "Anda que solo es una..." y esto fue una tónica pues no se si por 7 u 8 meses. Es mas, menos mal que existe una cosa dentro del hardcore que se llama "Straight edge", que por la coña eso me ayudo bastante, siempre que me decian eso hacia el tipico simbolico con los brazos (la x), se empezaban a reir y me dejaban de dar el coñazo...

    Ahora si les tengo que confesar que me atrae el femdom pues... ahi si se piensa que solo me llamarian arrastrado, pues... seguramente el estigma social estaría ahi...

    De todas maneras no se, el tema de parejas con tus amigos u amigas yo tampoco creo que este tan liberalizado como dicen, no es cosa de genero, pero se ve como normal X (ya no hablo de relaciones sexuales, donde si esta bien visto un fetiche X o Y) hablo del tema de relaciones, donde si no cumples el estándar pues eres un bicho raro. Seguramente me mirasen con cara de a este su novia le tiene con correa, pero en un plan despectivo...

    Y la verdad, es que si me da apuro contarlo en mi circulo social pues a mi pareja o posible pareja seria todavía peor xDD Aunque bueno, con el tiempo quizás me cueste menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay "amigos" que no pasan de compañeros de juerga. De hecho, si no fuera para no beber en solitario, algunos no se molestarían en buscarse una pandilla. Yo tengo la suerte o la desgracia (suerte creo más bien) de que con un sorbo de alcohol ya me arde el estómago, así que doy fe bajo juramento que se puede pasar un buen rato sin beber xD

      Y ahora, un tirón de orejas. ¿Cómo que ya le contarás a tu pareja lo que te atrae? What? Eso se habla muy al principio, no vayas a engrosar la lista de los que andan a los 50 lamentándose por el Ama perdida o tratando de llevar a su pareja vainilla al lado oscuro.

      Eliminar
    2. Jajaja no es eso...

      Osea no te vas a presentar como yo soy nosequien, amante del femdom y del metal... Digo que al menos de momento me costaría sacar esa discusión pero al fin y al cabo de algún momento a otro tendría que ocurrir, no se, no voy a renunciar a la sinceridad por la verguenza la verdad xDD No soy de esas personas.

      PD. Me costaria mas ser un 50on teniendo que arrastrar a mi pareja a los festivales o conciertos xDDD

      Eliminar
  4. Ahora voy a tener que ser yo el de los tirones de oreja

    - ¿Cómo que el lado oscuro? Disfrutar sanamente el uno del otro y el otro del uno no es oscuro, es vida de pareja siempre que ambos piensen en el beneficio del otro

    - Y el otro tirón: ¿Cómo que tus amigos piensan que "arrastrado" "te tiene con correa"? ¡¡¡Esta juventud que viene!!! Menos mal que hay cosas que se curan con la edad. En pocos matrimonios de larga duración que conozca no se aprecia a la legua que él está absolutamente entregado a ella y servicial, -en algunos se aprecia de ambos el uno con el otro, pero la mayoría: él claramente-. Esta tarde al recoger a los niños, he coincidido con el padre de uno con el que he hecho amistad, y es más de un lustro mayor que yo: ese es lo que diga la mujer, pero no tiene ningún problema en decirlo.. ese llegará a abuelo si vive, casado con su mujer si esta también viviera para ver a sus nietos. Me juego el cuello y no lo pierdo.

    Respecto al alcohol, bienvenido al club y enhorabuena por entrar en él. Yo también soy de los que dan fe de que se puede uno divertir sin beber una gota. Es algo que he tenido muy claro desde crío. En cualquier caso me intoxicaba con fantas y cocacolas, que muy sanas tampoco son. Tampoco es necesario fumar (ni falta que hace) ni por supuesto coquetear con ninguna droga. Quizás el tenerlo tan claro desde tan joven me ha permitido pasar toda esa presión social que suele haber en la adolescencia sin sacarme de esa posición: eso, y el moverme en ambientes sanos y con amigos donde más de uno era como yo en esos aspectos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que ser muy osado para darme a mí un tirón de orejas en mi propia casa. Lo del lado oscuro no lo digo yo, es la forma que tienen muchos de referirse a estos asuntos. Vamos, si a estas alturas alguien cree que yo considero estas cosas como un mundo oscuro y turbio es que no entiende nada.

      Eliminar
    2. Con la de formas de expresarlo que hay fui a escoger la peor. Lo siento ... Podría haber dicho en su lugar:

      <>

      Lo quise poner en forma "jovial" o de "broma" hilando con tu respuesta, y bueno, en estos medios, donde sólo queda el negro sobre blanco y no se aprecian mucho las emociones, ni aparecen las expresiones ni el tono, me salió mal, y sí que parece que quedó como poco, nada respetuoso. No era, en absoluto la intención. Me disculpo por ello y procuraré llevar más cuidado, -y mira que me da rabia porque normalmente mi forma de escribir suele ser más tranquila. La falta de práctica: hacer la broma y no sale y sienta mal. Lo siento

      Eliminar
    3. Si bien hay que ser persona hecha para pedir disculpas sinceras cuando hay que hacerlo también hay que serla para aceptarlas. Gracias

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.
Desde 25/5/18 blogger solo admite comentarios desde cuentas de Google, los publicados anteriormente con otras cuentas pasan a figurar como anónimos.