~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


domingo, 6 de mayo de 2018

El matriarcado de las Mosuo


No voy a extenderme en dar una lección de antropología, quien quiera que amplíe información. Resumidamente, los Mosuo son una tribu en la que se organizan de manera matriarcal. La línea de descendencia va por la parte materna, lo cual es muy lógico ya que lo único seguro al 100% es la madre de una persona, sobre todo cuando no existían las pruebas de paternidad. Aparte de eso, ellas son las que eligen “marido”, que básicamente es un inseminador, porque los hijos los crían las mujeres del clan y los hermanos de la madre de la criatura.

Lo más llamativo desde el punto de vista femdom es que ellas pueden invitar a todos los hombres que quieran a su alcoba, para “probarlos” y ellos tienen que irse antes de que amanezca. Como ya digo, es un tema curioso y hay más información por ahí, por ejemplo en este enlace:
En esta escena de la serie que traje por aquí de la policía que persigue a un asesino en serie (La caza), aparece el tema Mosuo y al chico le parece una idea genial. Claro, puede interpretarse como sexo libre sin ataduras, pero si lo enmarcamos en un matriarcado, y añadimos el matiz de ella manda y él obedece, ya no le iba a gustar tanto a más de uno. Estaría bien que en esas alcobas no hubiera nada más que femdom jiji.


4 comentarios:

  1. Todo tiene inconvenientes y ventajas.

    En esa sociedad, tanto la mujer como el hombre se pierden la experiencia de fundar un hogar fuera de la casa de los padres, porque por lo que leo, tanto uno como el otro se quedan en la casa materna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son una versión previa del living apart together (LAT) xD

      Eliminar
    2. Me has hecho buscar eso del LAT -aunque por el nombre me imaginaba que iban los tiros por ahí...-

      Pues sí, algo así... jeje

      Tuve un cliente para el que tenía que tener en cuenta que en su matrimonio cada uno dormía en un dormitorio diferente.

      A mí me recordó a todos esos palacios que he visitado en España, en Francia, en Alemania (Castillos del Rhin imprescidible visita, igual que la de los Castillos del Loira en la vecina Francia), donde se repita tanto la estructura en alas: el ala del señor y el ala de la señora. Vamos que el LAT no es cosa de ahora precisamente. En esos castillos tenían lo mejor de los dos mundos, vivir próximos (de forma que se pueda estar juntos sin muchas esperas ni problema) y al mismo tiempo cada uno con su "apartamento". Pues este cliente me recordó a eso. Bien contentos que quedaron, casi quince años después me sigue sonriendo cuando me lo encuentro.

      Bueno, hoy me renueva por otra semana... o no. Ya veré. Mi esperanza es que sí, que la veo yo sonriente todo el rato. Yo, que no soy muy de rosas, hasta con un ramito le he recibido hoy a mediodía.
      No me enrollo más que si no, ... no me da tiempo a hacer la compra!

      Eliminar
  2. ¡Otra semana!
    Anoche, al acostarnos le pregunté que qué iba a hacer... si me iba a "contratar" una semana más o no. Me decía (con la boca pequeña -que ya me la conozco cuando habla con la boca pequeña) que igual ella "debería" comenzar a hacer las cosas (de la casa) -de nuevo la pizca culpabilidad- yo le dije que a mí me hacía muy feliz hacerlo todo y que estaba deseando otra semana. Entonces me dijo que decidía que no me soltaba todavía... Hoy estaba radiante. La verdad es que la noto radiante. La veo sonreir a todas horas. Ha recuperado dos hobbies que tenía (leer y coser/crear confeccionar ropa) lo cual es posible porque ahora vuelve a tener tiempo -que aparte de mi oferta de obediencia y mi trabajo con todo lo de la casa, es tiempo para ella el regalo más preciado que le estoy dando con todo ésto-.

    Esta madrugada, tenía un hueco que he utilizado en sacar unas copias en el despacho para un tema de mi trabajo que necesitaba para esta mañana (ya que no me iba a dar tiempo a pasar por aquí tras dejar a las niñas ya que me iba directo al sitio); y en ese hueco y aunque no he tardado nada con el tema de las copias ella había cogido la bayeta y limpiado la encimera porque yo aún no lo había hecho (bajada de guardia porque cuando uso la cocina enseguida la dejo recogida y limpia por costumbre antes de hacer otra cosa). Al volver a la cocina me ha dicho que eso lo tendría que haber hecho yo y me ha dado un cachete en el culo y que ya veríamos qué pasaba esta noche.
    Me ha encantado porque parece que le empieza a gustar el asunto.
    Y yo la noto. He notado el cambio. Realmente le gusta eso de no tener que hacer nada en casa y además encontrarme tan especialmente atento con ella. Me dice que si estoy en celo jaja.

    La semana pasada estuve en abstinencia total, de forma voluntaria. Ésta le he entregado el poder: abstinencia obligada salvo permiso expreso. Así mantengo mi nivel de entrega al máximo!

    No es ella la única que sonríe a todas horas..

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.
Desde 25/5/18 blogger solo admite comentarios desde cuentas de Google, los publicados anteriormente con otras cuentas pasan a figurar como anónimos.