~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


sábado, 17 de marzo de 2018

La mala imagen del femdom



No es fácil explicar estos temas a gente ajena al mundillo, pero la cosa se complica cuando la imagen mayoritaria que se transmite es tan negativa. Yo a veces cuento el tipo de relación que me llena y otras veces ni me molesto, porque conozco la mentalidad cerrada de la otra persona. La verdad es que no me entienden del todo en los casos en que no lo oculto, pero al menos no sacan un crucifijo y gritan vade retro. Eso sí, da igual lo que explique, que al final la imagen que tienen de esto es inamovible: dominatrixs, látigos y hombres “poco hombres”. Lamentable.

Pero es que es complicado tener otro concepto con tanto anuncio de profesionales, con tanta mega diva que presume de cuadra de gusanos arrastrados, con los propios gusanos arrastrados que quieren chupársela a machos alfa (aunque lo disfracen de “uy, es que mi Ama me obliga a hacerlo y yo me aguanto”).

Nunca entenderé y no me canso de combatir esa idea, que esto sea un cajón de sastre donde cabe todo lo “raro”, mezclado sin ton ni son con el mundo swinger y con todos los desvaríos posibles. Este tipo de relaciones, ya sea de manera estable o de forma ocasional, son como otra cualquiera, con los matices obvios de Dominación y sumisión, pero de ahí al todo vale hay un universo de distancia.
Un ejemplo para ilustrar esto: en una pareja vainilla no es frecuente, ni idóneo, que uno de los dos se prostituya para que el otro saque beneficio. Pues bien, circulan por ahí amitas de manual o advenedizas que no tienen ni idea ni sentimiento dominante y que piensan con el bolsillo nada más, y sumisos que no lo son en absoluto pero que tienen esa fantasía concreta, y ya dicen que eso es femdom. Pues mira, no, eso es una mierda enorme a la que ponen el disfraz de Dominación Femenina porque les da la gana. Es que ni siquiera el cliente es una mujer, es un hombre “normal”, por supuesto...

Y al final la conclusión tanto de los que promueven esa imagen como de los que la perciben así desde fuera, es que esto del femdom es un asunto turbio, marginal y muy feo, en vez de una relación positiva y hermosa como cualquier otra que se base en el cuidado mutuo, la complicidad, la mejora constante por parte de ambos miembros. Pero en fin, ellos se lo pierden. Y espero que la gente cada vez tenga mejor criterio para diferenciar una boñiga de una bonita puesta de sol frente al mar. Hablando de diferencias, en la foto habrá quien vea a una simple pareja; en mi caso veo que ella está en posición dominante y a punto de aprovechar esos barrotes de la cama para enganchar unas esposas jijiji.


2 comentarios:

  1. Las palabras arrastran connotaciones (sí lamentable que tras "sumiso" y "dominante"... venga necesariamente en el imaginario colectivo una mujer vestida de cuero con el látigo o un hombre con cadenas, cuero o tangas, pero es que hasta la publicidad y cierto cine lo han promovido) No se evocan las mismas imágenes si hablas de "erótica de poder" por ejemplo, ni las mismas reacciones. Como no parece lo mismo decirle en público a tu señora "sí ama" que "sí jefa" o incluso "sí señora"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá el problema es que está mal visto todo lo que se aparte de un modelo igualitario de relación, aunque me da la impresión de que cuando es ella la sumisa no choca tanto, según parece por el boom de 50 sombras o es que el marketing todo lo puede. Yo defiendo la igualdad en la mayoría de situaciones, pero también defiendo la libertad de elección, y la realidad es que no tod@s encajamos en un modelo igualitario de relación, lo cual no nos convierte en monstruos, sino que es nuestra manera de sacar lo mejor de nosotr@s, al menos en la vertiente positiva que compartimos por estos lares.

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.
Desde 25/5/18 blogger solo admite comentarios desde cuentas de Google, los publicados anteriormente con otras cuentas pasan a figurar como anónimos.