~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


sábado, 25 de noviembre de 2017

La jefa femdom

Hay un relato en mi primer libro de relatos que se titula La jefa. Va de una jefa (claro...) que aprovecha su situación de poder en la empresa para sacar el posible lado sumiso de sus empleados, en concreto de uno, que promete bastante en ese sentido.
Así que, cuando vi este anuncio, fue inevitable conectarlo con la historia que yo había escrito. Aquí lo traigo, y ojalá haya más anuncios en esta línea. Es bastante sutil y elegante y no cae en la bajeza de poner de tonto a nadie, como ocurre en los anuncios machistas que ridiculizan a las mujeres que no consiguen dejar la ropa de un blanco inmaculado, como comenté en esta otra entrada sobre sexismo en publicidadEl empleado-sumiso es alguien interesante y útil que le hace la vida mejor a su jefa-Ama, en contraposición a esos sumisos que presumen de ser gusanos inútiles y que sólo "sirven" para que les recuerden lo inútiles que son. 


https://www.amazon.es/gp/product/B06XJ66WT4/ref=as_li_tl?ie=UTF8&tag=femdom03-21&camp=3638&creative=24630&linkCode=as2&creativeASIN=B06XJ66WT4&linkId=0b3f40f1e20190504950e0646b756763


3 comentarios:

  1. Es curioso que uno se active sexualmente simplemente con ese concepto "hacer más fácil la vida a su (jefa)" (sustitúyase jefa por esposa, compañera, etc...), pero ocurre. Qué puede haber de erótico en cocinar para alguien. A priori nada. Sin embargo... pufff

    Bueno, me voy que ya va siendo hora de ir poniendo algo en el fuego...

    ResponderEliminar
  2. Acabo de leer ésto por otro blog, aunque no sé hasta qué punto será exacta la cita; de serlo, es interesante recalcar que la misma es del S.XII, aunque al parecer hay opiniones que indican que el autor lo escribió en tono satírico:

    "Ante su amada, un amante ha de mostrarse también versado en todo, moderado y ordenado en sus costumbres y en manera alguna ha de herir su ánimo con acciones inoportunas. Tiene obligación también de atender a las necesidades de su amada, compartiendo sus sufrimientos y cumpliendo sus justos deseos. Y aun cuando su deseo sea menos justo, también ha de estar dispuesto a satisfacerlo, no sin antes advertirla sobre esto. Y si, inadvertidamente, ha hecho algo inconveniente que moleste a su dama, lleno de vergüenza, confesará haber obrado mal y se excusará de haber provocado su ira o presentará alguna otra razón que pueda justificar su acción."

    Libro del Amor cortés, (De Amore) “Cómo conservar el amor ya conseguido”.
    Andreas Capellanus, siglo XII.

    http://frauendienst.blogspot.com.es/2008/12/dulces-deberes.html
    https://es.wikipedia.org/wiki/Andreas_Capellanus

    Sinceramente, como ya dije en alguna ocasión, en los matrimonios mayores que conozco, la actitud del varón es exactamente esa que narra este fragmento: actitud de absoluta entrega y escrupuloso respeto de él respecto a ella y capacidad para pedir perdón y rectificar los errores.

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.
Desde 25/5/18 blogger solo admite comentarios desde cuentas de Google, los publicados anteriormente con otras cuentas pasan a figurar como anónimos.