~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


jueves, 5 de octubre de 2017

El sumiso deshonesto


Que nadie piense que voy a dejar de hablar de falsa sumisión porque ahora tenga yo sumiso jajaja. El caso de hoy se puede aplicar a cualquier otro tipo de falso sumiso, porque el nexo común de todos es justo ese: la deshonestidad. Y no hace falta que hablemos de sumisos en concreto, es tan simple como que cualquier persona que no sea honesta no conseguirá nada a derechas en la vida. Podrá engañar durante el tiempo que tarde la otra persona en pillar la mentira, pero nada más.


El mensaje que vamos a ver lleva en mi buzón muchos meses. Lo leí cuando llegó, pensé “otro personaje para la colección” y ahí lo dejé. Porque no le respondí, por supuesto, tengo cosas mejores que hacer. Cuando todavía se trata de alguien honesto con una duda razonable, pues mira, le mando unas líneas de consejo y apoyo, pero en casos así me doy el gustazo de regalar mi indiferencia. Sin más preámbulos, veamos el mensaje:


Buenas noches.
Lo primero que quiero hacer es felicitarte por tu blog y por tu forma de expresarte. Desgraciadamente no es frecuente hoy en día encontrar personas correctas como tú lo pareces en todos los aspectos.
Estoy casado, tengo 49 años y estoy viviendo temporalmente en Italia, aunque mi familia vive en España.
El motivo de dirigirme a tí es solicitarte tu opinión sobre la situación que atravieso desde que hará cosa de un mes y medio terminó una relación que mantenía desde hacía cuatro años. Lo que comenzó como una relación extra matrimonial se fue convirtiendo rápidamente en una sumisión por mi parte hacia otra persona. Convertimos en realidad nuestras fantasías, descubrimos -o así lo creía yo- que cada uno teníamos un papel frente al otro, de Ama-esclavo, intentando siempre no perder la pasión, el amor, el deseo. Aceptamos nuestros rolles, intentamos disfrutar paso a paso, probando cosas nuevas, previo acuerdo mutuo y comentando a posteriori todo aquello que poníamos en práctica. Jamás hubiera consentido que me sodomizaran y lo hice, por voluntad de ella, tanto por ella como por otra persona. Recibí castigos físicos como bofetadas, azotes con fusta, etc. Efectivamante, como comentas en tus posts (yo sí los he leído, te lo aseguro), todo comenzó como un rollete para alguna que otra escapada secreta pero se tornó en algo más serio. Bastante más serio, para mí. Y digo para mí porque ella no supo asimilar que lo que yo sentía no era sólo temor, no era sólo sumisión... ¿que necesitaba que me sometiera? sí, no voy a negarlo, pero jamás dejé de desearla ni tenerle cariño, cosa que ella dejó de creer. Toda mi vida he sentido esa necesidad. Recuerdo perfectamente imaginarme sometido por una mujer siendo aun un niño, lo que me provocaba una erección que no entendía entonces. Ví así en ésta mujer al Ama que siempre había buscado, y precisamente cuando más seriamente estaba planteándome dejar a mi mujer para dedicar el resto de mi vida a ella, me dejó. Y la necesito. Como Ama y como mujer, por este orden. Creo que quererla y desearla no es de ninguna forma incompatible con someterme a su voluntad, el problema es que ella ha llegado a la conclusión de que sólo la quería para esclavizarme y humillarme, dejando a un lado el amor y la pasión. Y no es así.
No sé si leerás este mensaje ni si me dedicarás tiempo a contestarme, también yo desearía muchas veces que los días tuvieran 72 horas y comprendo que tengas que seleccionar lo que te va llegando. En cualquier caso, muchas gracias por dedicarme estos minutos y, si lo tienes a bien y puedes, dime qué piensas de mi historia. Un saludo. D.


No entiendo la consulta concreta, así que le voy a responder por aquí comentando su mensaje de manera general.

No creo que hayas leído mi blog, porque yo soy anti-dobles vidas por completo. Relee tu mensaje como si no fueras tú, o mejor, COMO SI FUERAS TU MUJER. ¿Qué clase de relación, femdom o vainilla, se puede construir con esa falta tan brutal de honestidad? ¿Te crees con derecho a mantener engañada a tu mujer acerca de lo que realmente eres? Joder, todos los de tu especie sois como los gays que estaban metidos en el armario en los años 50 y se casaban por mantener las apariencias. Da igual que tengas 49 o 29 o 69. Reacciona. Intenta vivir una vida coherente. Sí, incluso aunque eso signifique estar "solo", porque coño, es que YA estás solo en esa relación "oficial".

Es que en casos así, el karma se os vuelve en contra. ¿Cómo demonios se va a creer tu Ama que vas a apostar por ella si dices textualmente que la necesitas como Ama y mujer EN ESE ORDEN? ¡Qué demonios! Pero vaya, que también hay que ser boba para meterse con un tipo casado. En fin, sea como sea, si ella cree que no estás en el punto necesario, a mí no me lo tienes que contar, ni a ella, sino demostrarlo con hechos. ¿Qué tal empezar por sincerarte con tu mujer...? No, claro, eso lo dejáis todos en último lugar, y ya la abandonaréis con cualquier otra excusa cuando encontréis sustituta, pero bien en firme, no una simple amante de varios años juasss.

Ya sé que por ahí circulan unas especies de manuales acerca de cómo “ser” sumiso o Ama, como si fuéramos putos robots en vez de seres humanos, como si alguien pudiera convertirse en lo que no es por hacer tal o cual práctica, pero yo siempre voy a la base de todo esto, a los valores como personas, porque sin eso, tenemos un simple teatro, y del más barato encima.

Mira, sí, soy muy correcta, pero con ciertos temas me tocáis las narices de una manera tremenda. ¿Quieres Ama? Pues primero intenta merecerte una. ¿Te gusta el consejo...? No, claro, seguro que algo así ni se te pasa remotamente por la cabeza.

Repito: ¿te mereces tener Ama? ¿Tienes los valores básicos para estar en una relación sincera, honesta y real?... En mi opinión la respuesta es un NO como un piano. Así de simple.

¡Suerte!



6 comentarios:

  1. Cuando uno parte de la hipótesis de que la gente es buena, es fácil decepcionarse. Yo prefiero partir de la hipótesis de que la gente tiene los pies de barro: es buena y es mala también, y al mismo tiempo y todo junto. Y cuando digo la gente, hago el esfuerzo de incluirme.

    Así me evito dos cosas: la primera decepcionarme constantemente. La segunda adoptar el rol de juez constantemente.

    Dicho ésto, todo es tan sencillo (y tan difícil) como tener en cuenta otras dos cosas:

    - Siempre es buena idea valorar lo que se tiene. Si valorásemos lo que tenemos se evitarían muchas situaciones tanto a nivel personal como colectivo (alguna de orden colectivo es hoy lamentablemente noticia). Valorar lo que se tiene exige un aprendizaje, no es algo que venga de serie montado en nuestro cerebro. De hecho la gente que peor educación ha recibido, que más mimada ha estado, no suele valorar lo que tiene, no por maldad o incapacidad endémica sino simplemente porque la educación recibida (o su ausencia) no le ha enseñado a ello, como sí se lo ha enseñado al que se lo ha tenido que currar todo desde muy niño, por circunstancias o porque sus padres le han dirigido por ese camino desde chico.

    - Siempre es buena idea ser responsable de los actos. Somos libres para hacer una cosa y su contraria, pero siempre es interesante hacerse responsable, y ello no implica sólo asumir las consecuencias de los actos cuando éstas llegan... sino anticiparse a las mismas ANTES de tomar la decisión y obrar en consecuencia... por eso es importante valorar las cosas en la medida en que se pueda (muchas veces también no se tienen todos los elementos de juicio antes de tomar una decisión y siempre hay una parte que no controlas -de aventura- y también hay que asumirlo)

    Con esas dos premisas, aun sabiéndonos con pies de barros, se evitarían unos cuantos males, a propios y a ajenos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que cuando leo cosas como aventura extramatrimonial me entra bastante asco y ya a partir de ahí se me va la benevolencia de paseo.

      Eliminar
    2. Que me vas a decir a mí, que he tenido que ver a mi madre sufrir por ese tipo de comportamiento y peor aún, enterarme yo antes que ella (uno que es medio hacker). De eso sé bastante.

      La lealtad es una virtud poco practicada en estos tiempos, y poco valorada.

      Ya no sólo la honestidad (el no engañar a quien está entregando su tiempo y vida a uno) sino la lealtad... porque claro a uno le pueden ser honestamente desleal, algo que también se da en las relaciones de todo tipo. Pocos apuestan por ser leales ni en ámbito laboral ni el ámbito de la amistad, ni el ámbito de la pareja. Y de los pocos que apuestan, algunos salen esquilados y sin la lana.

      Pies de barro, y nos creemos de acero, que es lo peor.

      Eliminar
  2. En nuestro mundo eso ocurre mucho. Primero porque algunas paginas especializadas en BDSM lo proponen como alternativa cuando tu pareja es vainilla y segundo, obviamente por parte de las prostitutas u oportunistas o mujeres con poco potencial.. que hasta han inventado una practica que consiste en reirse de la pareja que esta siendo engañada y que estos a fuerza de escucharla terminan interiorizando... patètico..

    Como tu bien dices, lo que ocurre es que escuchan tiros y no saben de donde vienen, por lo tanto estan inventandose y aplicando "tecnicas" muy nocivas para los sumisos a muchos niveles. Tanto que yo una mujer dominante real, estoy perdiendo el interes por conocer sumisos que ya conozcan este mundo y estoy buscando a sumisos que aún no saben que lo son.

    Un saludo y fecilitaciones por tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empecé a responderte pero me iba quedando largo así que lo dejo para post cuando vuelva de la pausa vacacional, que será en breve.

      Me alegra que te guste mi blog, saludo.

      Eliminar
    2. Post publicado:
      https://amabuscasumisoverdadero.blogspot.com/2018/09/el-sumiso-que-no-sabe-que-lo-es.html

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.
Desde 25/5/18 blogger solo admite comentarios desde cuentas de Google, los publicados anteriormente con otras cuentas pasan a figurar como anónimos.