~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


lunes, 16 de enero de 2017

El castigo



Dice Elise Sutton que al sumiso hay que disciplinarlo usando el castigo corporal. Se fija un día y una hora a la semana y hala, ven aquí que te pongo sobre mis rodillas y te azoto el culo hasta que no te puedas sentar. Vamos a ver...

En frío, a mí no me sale castigar a nadie. Si no estoy enfadada por algún fallo suyo, no me voy a poner de mala leche de momento. Ese tipo de tareas, son eso, tareas que le dan trabajo extra al Ama. Qué pereza.

Pero imaginemos que hago el esfuerzo y me pongo a ello. Empiezo con los azotes. Uno, dos... Me voy entusiasmando, oye. Tres, cuatro... Uhm, me estoy empezando a poner a tono con esto. Cinco, seis... me sale la vena sádica-erótica y paro de repente ordenando al sumiso que se arrodille y me lleve al orgasmo. Qué bien, al final ha merecido la pena el esfuerzo. Pero... ¡esto no era lo que se pretendía! ¿Qué ha aprendido el sumiso con todo esto? Que puedo hacer lo que me dé la gana con el manual de E.S. Y además que puedo usarlo a él cuando quiera y como quiera, pero me da a mí que no era este el plan que propone E.S. Se trata de castigar, que lo pase mal, que recuerde quién manda. Pues vaya, ¿es que no lo sabe cada segundo que está conmigo y cada segundo que no está pero piensa en mí?

Como dijo Fray Luis de León, para hacer el mal cualquiera es poderoso. Yo no quiero que se me someta alguien porque lo aterrorizo y lo muelo a palos; eso no es autoridad, eso es tener que recurrir a la fuerza a falta de liderazgo real. Si se castiga por sistema, al final el sumiso acaba tan desorientado que no sabe cuándo lo hace bien y cuándo mal, ni qué debe hacer o qué no, y que lo mismo da todo, porque todo da lo mismo.

Además, el castigo supone un esfuerzo como ya digo, y yo solo me tomo la molestia de orientar hacia la mejora a quien se lo merece y tiene madera para cambiar su nivel de sumisión, ya que su forma de ser es casi imposible de moldear.


Y por resumir, cuando la rabia me nubla la vista, echo mano del peor castigo posible para él y el más efectivo: la indiferencia absoluta. Y es el menos trabajoso. Si él ve que te pierde, reacciona, pero si le dedicas atención, aunque sea negativa mediante un castigo corporal, sabe que sigues estando ahí, que eso es lo único que quieren algunos, poder decir que “tienen Ama”. Una tarea poco grata que te venga bien o que a él le fastidie, sí es una buena opción, pero el castigo corporal... Somos mujeres, no necesitamos la fuerza bruta para dominar, no caigamos en el machismo de siempre. Una frase debe valer para ponerlo en su sitio, si no es así, no hay castigo que valga, mejor que lo domine su prima, si tiene paciencia e interés.

16 comentarios:

  1. Este tema da para mucho... desde luego que sin una dominación psicológica real, nada físico tiene peso pues es imposible tener/ser un sumiso que se ha creado a base de azotes. La mente va primero y los castigos mentales desde luego que son los más elevados y tal, sin embargo difiero en lo de " Si se castiga por sistema, al final el sumiso acaba tan desorientado que no sabe cuándo lo hace bien y cuándo mal" pues sí creo que se sabe cuándo se hace bien -premio- y cuándo mal -castigo- quiero decir, que no veo aquí desorientación alguna... pero bueno, ya sabemos que en las relaciones en general y en la D/s en específico, no hay nada escrito... :P
    Abrazote, Ama.S.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doy por sentado que un castigo no es algo agradable, entonces no hay forma de que sea un premio. Otra cosa es que al sumiso le guste que le den caña, pero repito, el castigo no es placentero porque dejaría de ser castigo.

      No lo he comentado en el post, pero el refuerzo positivo siempre me parece más útil.

      Eliminar
  2. Ama S. No estoy de acuerdo, Castigar hasta la medida acordada, es el premio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El castigo es un fracaso del sumiso. Si lo ve encima como un premio... mal va.

      Eliminar
  3. Sin duda la indiferencia de una persona que te importa es el peor (y más efectivo) de los castigos.

    En diez años que llevo de vida en pareja sólo lo he sufrido una vez (casi al principio) y aunque no fue algo tanto que dependiera de mí ... sí me tocó a mí pasar el trago (aunque por alguien a quien quieres se pasa, se perdona y se minimiza, siempre que no sea algo continuo o un maltrato obviamente en cuyo caso mejor poner tierra por medio)...

    ...yo a eso le llamo "hacer la flor", por eso de la cabeza baja que ni te mira, y es doloroso no, lo siguiente. Yo que nunca me había contracturado más que una vez en una mudanza por hacer el bestia... me contracturé entero de cuello a hombros, espalda y casi brazos, del mal tránsito que pasé esos días.

    Luego me pidió perdón porque se dió cuenta que no era algo de lo que yo fuera responsable, pero eso es otra historia.

    Respecto al refuerzo positivo, vuelvo a estar de acuerdo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo a raíz del blog empiezo a pensar que algunos disfrutan con la indiferencia de que pase de ellos (comentaristas baneados, mensajes privados que van a la papelera una y otra vez...), o lo ven como un castigo/premio, o están como cencerros directamente xD

      Eliminar
    2. Buah... pero eso es porque son personas que no te quieren. A uno que te quiere le haces la flor y realmente le haces la putada.

      Por cierto, nevando ahora mismo en Murcia... ¡ésto es precioso!

      Eliminar
    3. Ay qué pena que no me quieran esos impresentables xD Pero oye, alguno tendrá su corazoncito :P

      Frío hace hoy para regalar.

      Eliminar
    4. Jejejeje, no te pasa que llegan y te dicen "humílleme! humílleme! castígueme!" y tú dices para ti misma, perfecto, lo haré, y acto seguido dejas de pensar en ellos? Eso, amiga mía, es trabajo comunitario XD

      Eliminar
  4. Otro tema-obsesión de Elise Sutton es la castidad del sumiso ¿qué opinas?. He curioseado por el blog por si hubieras tocado el tema, y salvo en comentarios de otros temas no he encontrado nada (perdón si está y no lo he visto)

    Tengo mi opinión, tanto de si realmente funciona o tiene algún efecto, como del enfoque que creo que es el más correcto que, como siempre, debiera ir por no complicar la vida de la pareja sino mejorársela... pero lo comento más adelante en caso de que abras tema en un futuro o en caso de que esté, ahí, si lo encuentro o me indicas enlace.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es, no lo he tratado en post aparte, pero sí en mi novela Dominadora.

      Eliminar
  5. Yo tenía una amiga que tuvo un sumiso que escribía mal... pero MAL; nada de cohesión en los textos, no separaba los parrafos, no sabia usar los puntos, ni las comas, y ni hablar de las tíldes. Ni siquiera distinguía entre el hay, y el ahí. Todo mal, era un tipo muy agradable en persona, pero dolía la vista al leer algo escrito por él.

    Mi amiga (que es abogada xD), lo puso bajo un serio régimen a penas comenzó su relación D/s. Lo hizo abrir un blog, y escribir relatos eróticos dedicados a ella todas las semanas. Y recibía un castigo (que podía ser físico, o de penitencia), por cada falta de ortografía o error de redacción.

    El tipo en cuestión pasó de escribir como un mandril, a redactar como novelista en cuestión de meses... fue impresionante jajaja xD.

    Eso demustra que los castigos pueden ser útiles c:

    Ams, por cierto, empecé a leer el blog de Ferns que me recomendó hace un tiempo!, está bien entrete, aunque le patina el coco seriamente en un par de entradas xDDD. Pero por lo general son bien sensatas y entretenidas :P, el tema de los castigos me recordó ésta:

    http://www.domme-chronicles.com/2008/12/no-rules

    Así con los castigos y la indiferencia ><

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uhm, es que eso es más "adiestramiento" que castigo, aunque el tipo lo sufriese. Imponer una tarea para lograr una mejora es un regalo :P

      La australiana es bastante sensata pero la vena sádica le pone a veces las neuronas traspuestas. Muy buena esa entrada, lo que pasa es que a mí me gusta salir de la monotonía con esto de las normas, porque la rutina es mala en cualquier relación. Ya lo explicaré ;)

      Eliminar
  6. E.S. no me parece así como que la más lúcida... varias veces he intentado leerla, pero simplemente me pierde después de dos párrafos, y mi tolerancia es mucha...
    A grandes rasgos me ha parecido que no tiene idea de qué es realmente FD. Me parece que la hicieron pasar por aquello del topping y hasta se creyó que estaba dominando la situación...
    Por acá, se da mucho la interacción entre bedesemeros, D/s-eros, Spankeros y multitudes varias, y bueno, pasa que a veces a mi sumiso en el grupo de spankeros le dice "le voy a decir a Dari que te de 100 azotes por desvelarte entre semana" y me pasan el reporte de conducta... y hasta me lo pasan... y luego yo digo, va, por seguir el juego yo digo que sí, pero Dios, el mundo y mi zorra saben que no lo "trabajo" por encargo, ni por obligación, ni por nada como no sean mis santísimas ganas... eso sí, como soy sádica nunca he pensado que medio matarlos sea un castigo, es nada más que les hago cariñitos intensos XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo cada vez que cito a la Sutton es en plan "cómo se le va la pinza a la pobrecilla". La leí con auténtica curiosidad, porque me la recomendó uno de mis primeros sumisos como la gurú del tema. Me hace gracia cuando lanza recetas universales e infalibles como por ejemplo convencer de cualquier cosa al sumiso o zanjar una discusión tapándole la boca literalmente con un facesitting. Que los hombres pueden ser muy simples y guiarse por el pirulí, pero a tanto no llega la cosa.

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.