~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


miércoles, 27 de julio de 2016

Femdom y adolescencia

El mensaje que vais a leer me llegó hace casi un año. Es de un adolescente como podéis ver y no pensaba darle respuesta porque este es al fin y al cabo un blog adulto por exigencias legales. Pero como desde un tiempo para acá me llueven las ofertas de sumisos yogurines voy a aprovechar para dejarlo como una especie de testimonio, y de paso comentaré acerca de la juventud en plan general. Aprovecho para recomendar el manga que ilustra este post, Sadistic beauty -por si no leéis los comentarios ni visitáis mi tumblr-, porque va de un jovencito que descubre que es sumiso al sentirse atraído por una chica mayor con mucho carácter.


Vamos con el mensaje:


Hola buenas, me presento, mi nombre es xxx, y soy de un pueblo de la provincia de xxx.

No le voy a mentir, no he estado siguiendo su blog con asiduidad, simplemente lo he descubierto hoy y llevaré como una hora leyendo sus publicaciones.
En primer lugar, tan solo decirle que no busco ningún tipo de relación real, simplemente compartir algunas de mis impresiones, por llamarlo de algún modo, y despejar alguna duda que otra, si me concediera el favor.
Mm, sé que le sonará extraño o que directamente ahora mismo deje de leer mi mensaje, pero tengo 15 años, a cumplir 16 este próximo Septiembre. Puede que suene como una broma o el típico mensaje de alguien desesperado para que le conteste, pero no.

Aclarar que no soy el típico chaval de 15 años inmaduro y sin dos dedos de frente. Me considero una persona bastante sensata y madura pese a mi corta de edad, quizá porque circunstancias de la vida me hayan llevado a tener que desarrollar esa madurez antes de tiempo. No tengo los mismos gustos que la gente de mi edad, prefiero estar conversando con gente adulta, por ejemplo de política, que es una de mis grandes “aficiones” si así puedo llamarlo antes que estar de fiesta con los amiguetes.

Lo que le venía a explicar, es mi impresión acerca de este mundo. Personalmente, desde mi infancia, además desde muy pequeño, he disfrutado por así decirlo, sirviendo a la gente (no sé si me explico de la mejor manera), por ejemplo cuando jugaba con una amiga mía de pequeño, jugabamos valga la redundancia a que yo fuese su mayordomo, a las muñecas, etc.. Cosa que después contaba ella en el colegio y sus amigas se reían de mi, cosa que me producía una sensación no de excitación, porque debía tener unos 6 años, pero sentia como que me gustaba.

Hasta ahí todo bien, fueron pasando algunos años, y yo ese sentimiento de sumisión seguia teniéndolo, hasta que un día vi por televisión, a un chico que le daba un masaje en los pies a otra chica, a partir de ahí fuí desarrollando como un “fetiche” que en esa edad ni sabía lo que era, y me gustaba darle masajes en los pies a mi prima por ejemplo, bueno y fué durante una temporada en la que tenía como obsesión por los pies de las mujeres. Desde mi ignorancia, empeze a buscar videos por youtube de masajes en los pies y cosas así, eso mas o menos debia tener unos 9 años, hasta que pasando y pasando videos, encontre uno en el que un hombre besaba los pies de una mujer,el denominado “foot whorship”, cuando descubrí ese vídeo me sentí como muy satisfecho, y a ya que me sentía como un loco y creía que la gente en un futuro me tomaría como ello. Estuve mirando videos de este tipo durante tiempo también hasta que en internet fuí un paso mas allá y descubrí ya algunos videos en el que los hombres mostraban sumisión total hacia una mujer. Tiempo después, a los 11 años empezé a ver videos en los que dicha mujer proporcionaba latigazos y con numerosos instrumentos, dolor a esa persona, cosa que desde el primer momento me excitó mucho, por lo tanto ahí empecé a buscar información sobre todo eso y me sentí muy identificado.

En esa época estaba muy confuso ya que, con esa edad es cuando mas o menos a los chicos les empiezan a gustar las chicas y mis amigos siempre hablaban de que guapa es fulanita, y que tal menganita... Pero yo no, con 11-12 años me sentía atraido por mujeres mucho mayores que yo, no de 20 o 25 años, sinó de 40,50, 60... Aunque con el paso de un tiempo ya me empezaron a gustar al menos las de 20 y tantos.

Una de las cosas importantes que le vengo a contar es que, a ver yo ahora como le he dicho tengo 15 años, soy alto, mido metro 1,87 y ojos claros y tengo buen cuerpo ya que voy al gimnasio, todo esto no lo digo en plan chulería, ya que en muchas ocasiones he tenido la autoestima bastante baja. La cosa es que alguna chica que me ha gustado y yo a ella también, jamás he tenido el valor de intentar tener algún tipo de relación con ella, ya que digo, “uff, es que es una cría”, y lo sé, yo también lo soy, pero mi cabeza no concibe estar con una persona que no sea madura, de mayor edad que yo, y sobre todo que sea dominante, ya que en mi vida, JAMÁS he tenido ningún tipo de fantasia o de pensamiento con alguna persona, que no sea la de yo ser su esclavo o sumiso, y que me propine golpes, o me insulte, o cosas por el estilo. Lo cual me es un problema ya que en un futuro, me gustaría encontrar una persona que tuviese mis mismos gustos. Y la pregunta que le vengo a hacer, es si usted ha sentido también ese sentimiento de dominación desde mas o menos mi edad, que hizo? también me gustaría poder preguntarle si normalmente a las amas de su edad les interesan chicos jovenes de 18 años o así, claro que no sean descerebrados, ya que puedo decir que llevo fantaseando con una situación de D/s total desde hace bastantes años, y me gustaría probarlo con algún ama cuando cumpla la mayoría de edad. Y bueno por último preguntarle, si es normal, que única y exclusivamente me llamem este tipo de relaciones.

En fin, se que quizá no me haya explicado lo mejor posible ya que le escribo desde el teléfono móvil y no puedo revisar lo que he redactado anteriormente. Me gustaría que al menos me respondiese aunque sea con un correo breve, ya que jamás he hablado con nadie ni le he contado sobre esto, quizá por miedo al rechazo, y todavía menos a mis padres porque creo que no lo entenderían.

Gracias de antemano, por haber perdido un poquito de su tiempo en leerme.
Un saludo.


Bueno, a ver, yo el consejo más cercano que di acerca de esto fue en el post La madurez del sumiso.

Como ya sabréis los habituales, yo no separo nunca sumiso y persona, y por tanto necesito que ese hombre tenga una serie de características, entre ellas claridad de ideas, decisión para vivir su vida de la manera que desea, que priorice lo correcto antes que lo fácil, en resumen, que tenga madurez. Y eso es algo que no siempre tiene que ver con la edad, pero es indudable que algo tiene que ver por el hecho de que no se acumulan vivencias de la noche a la mañana. Y desde luego no se avanza en ese camino mirando porno, que es para muchos lo único “de mayores” que saben hacer. Sobre el porno como escuela de sexualidad no voy ni a opinar porque obviamente no hay intención educativa en una industria que busca el beneficio económico como cualquier otro negocio.


Es muy triste no poder hablar con los padres de estos temas, ya no solo de D/s sino de simple orientación sexual general, pero en fin, si al menos se consigue información de fuentes sensatas, ya es un avance. En internet hay de todo y lo importante es saber distinguir y quedarse con los buenos consejos. Yo no sé si estoy dando información útil con este post, pero espero no confundir más aún a nadie.


Tenerlo tan claro desde tan pronto no me parece mal, pero ya digo, somos personas ante todo y hay que centrarse primero en conocernos a nosotr@s mism@s, más allá de saber lo que nos pone, antes de involucrarnos en una relación del tipo que sea, y con más motivo para entregarse o poseer a alguien.


Es bastante típico que un sumiso inexperto intente “probar” con un Ama, en una especie de rollete-femdom sin compromiso. Me parece una opción tan válida como otra, aunque a mí este tipo de ofertas no me tienta para nada. No voy a invertir mi energía en el despertar sexual de alguien que finalmente no se va a quedar a mi lado. No tengo ni idea de lo que prefieren “las amas” como colectivo, yo sé lo que no quiero yo.


Yo en concreto siempre tuve la misma tendencia, en tiempos en que no estaba internet para ayudar o para confundir, y básicamente lo que hacía era reafirmarme en que no quería una relación vainilla. Poco más pude hacer hasta que descubrí que existían los sumisos y otras mujeres como yo, y llevar mis relaciones pseudo-femdom de la mejor manera para mi gusto y hasta donde me dejaban llegar aquellos vainilla pseudo-sumisos. De todo se aprende, eso sí.


¿Por qué no iba a ser normal que solo nos llamen este tipo de relaciones? Si estuviese más difundido y aceptado el tema, habría más gente que se declarase Dom o sum, sin mayor problema.


Lo de que un chico joven fantasee con mujeres mucho mayores ya no tiene por qué estar en relación directa con el femdom. Es verdad que siempre es un factor más a la hora de sentirse más dominado, pero el tema cougar cada vez es más frecuente y no es algo exclusivo de los sumisos. A mi me parece genial por lo que tiene de avance respecto al esquema tradicional patriarcal, y porque parece que los yogurines van asumiendo su sumisión de manera más natural que en generaciones anteriores. Pero descartar a las chicas de su edad me parece que es tener prejuicios acerca de lo “crías” que son todas las mujeres a esa edad, cuando normalmente la mujer madura antes que el hombre.


Y hasta aquí mis comentarios sobre el tema. Como anécdota añadiré que cuatro años después del post aludido más arriba, me veo ahora, curiosamente, un poco más dispuesta a bajar la barrera de la edad. Tal vez sea porque en las demás generaciones tengo demasiadas decepciones acumuladas. En fin, el que piense que es maduro y todo eso, “solamente” tendrá que demostrármelo.

jueves, 21 de julio de 2016

Obedéceme, "porque yo lo valgo"


Antes que nada, para l@s que no conozcan el anuncio al que hace referencia la frase entre comillas, se trata de un eslogan de L'Oreal, y al menos por mi tierra se convirtió en sinónimo de “yo soy así de guay y me merezco todo por las buenas”. Pues bien, como es lógico, voy a hablar de femdom, y en concreto de algo que a veces he pensado comentar, y el empujón para hacerlo ha sido este breve pero contundente mensaje que llegó hasta mi formulario de contacto:

Busco un hombre sumiso que quiera complacerme en todo lo que se me antoje.


Dí que sí, chica, porque tú lo vales, olé, por pedir que no quede.

Al menos esta no tiene las faltas de ortografía de aquella otra que hace tiempo vino en el mismo plan. Yo no sé si decir las cosas ya en arameo porque vaya, no entiendo cómo puede alguien imaginar remotamente que esto de mandar, dominar, obedecer, someterse y tal, sea tan diferente a CUALQUIER tipo de relación entre PERSONAS. Doy por sentado que esta chica acaba de aterrizar en esto del femdom y no solamente se ha despistado hasta el punto de dejar ese mensaje dirigido a sumisos en el buzón de una mujer dominante (juas); hay que llevar un despiste muy gordo para creer que basta con semejante mensaje tipo telegrama para que te lluevan del cielo cien sumisos para escoger. Bueno, es cierto que con un simple anuncio te pueden llegar varias decenas, y en un chat ya ni te cuento, porque ahí con poner un nick de Ama te saltan a la yugular diez sumisos por minuto.


Peeeero, estimada desconocida, no creas que todo el monte es orégano, porque pides nada menos que un hombre que te complazca en TODO lo que se te antoje... Jijiji, ya te digo yo, para que no te lleves grandes disgustos, que eso no lo otorgan por las buenas y todo el tiempo ni siquiera los mejores sumisos cuando se entregan a ESA mujer en concreto que les hace sentir con ganas de donarle hasta la médula. Vamos, que ya sería mucha suerte que encontrases a un sumiso-diamante por las buenas, pero es que además queda por ver si él merece tu sumisión.


Uy, lo que he dicho... Sip, MERECER la sumisión, en efecto, eso es lo que he dicho. ¿Que algunos se “entregan” después de mirar un escote y unos taconazos? Psé, puede que así sea para una sesión sin más, pero para complacer, que no es una palabra cualquiera, y además en todo... en fin, palabras mayores, querida.


Cualquier persona es libre de someterse, enamorarse o pasar el rato con quien prefiera, pero estoy bastante convencida de que no se logra algo profundo ni duradero si te sirve cualquiera y si tú mism@ no eres valios@ de alguna manera.



Pero oye, chica, avisa si aparece lo que pides porque lo mismo tenemos que enviarlo a que lo estudie la NASA xD

sábado, 16 de julio de 2016

El sumiso devoto


Me han hablado de una serie (Inu x Boku SS, para quien le interese) y de un personaje abiertamente sumiso. Ya lo comprobaréis en el par de escenas que traigo, pero esto me ha dado pie a reflexionar acerca de otra característica básica de todo buen sumiso. Se habla muchas veces de la famosa entrega, como algo más bien abstracto o que se suelta de manera mecánica, y la palabra devoción creo que se ajusta más a lo que yo necesito ver en un hombre para que me interese dominarlo. Pero la devoción de hechos, no la de palabras vacías, que hay mucho pico de oro suelto por ahí.


¿En qué consiste esa actitud de devoción? Bueno, mirando a este chico se explica muy bien el tema en un par de pinceladas. Él está dispuesto, disponible, encantado de estar ahí para ella, siempre que ella quiera, cuando ella quiera, para lo que ella diga. Valora como algo impagable la atención que recibe. Siente una serie de cosas por la chica que se pueden resumir en una palabra: adoración. Ok, es un agente secreto que está a su servicio, y no voy a entrar en el argumento porque lo desconozco, pero me quedo con la idea de que la manera que tiene un sumiso de responder a los sentimientos que una mujer especial y dominante le provoca es la de ponerse a su completa disposición. Por supuesto hablo de un vínculo real más allá de un calentón para pasar el rato, porque para eso a ellos les vale cualquier escoba con falda.


Ojo, no hay que confundir todo esto del chico devoto con el caso del típico plasta pelota que te acosa sin que muestres el más mínimo interés por él. Ni hay que confundirlo tampoco, como indica el título puesto por la chica que subió el vídeo a youtube, con el que se hace el atento para chantajearte y mandar desde abajo.



No conocía la serie y no he visto más allá de ese par de escenas, pero puedo captar la clase de emociones que tiene el personaje masculino, y también parece, cómo no, que el toque de humor se logra al ridiculizar a un hombre tan “arrastrado”. De hecho ella no parece demasiado contenta con tantas atenciones, lo cual me recuerda a los infructuosos esfuerzos de los sumisos que intentan llevar a su pareja vainilla al lado dominante en vez de respetar su falta de interés por el asunto. Sin embargo, en contra de lo que dice el título del segundo vídeo, a mí me encantarían las “desventajas” de tener a un chico como ese; vaya, que me “sacrificaría” gustosa xD

video


video

martes, 5 de julio de 2016

Sumisión, ¿defecto o virtud?


La clase de sumiso que describo en este blog no es, por desgracia, el que abunda. Solo tengo halagos para lo que considero un buen sumiso, y críticas, a veces feroces, para los otros. Lo cual no significa que no haya cabida bajo el sol para todo tipo de sumisión y de relaciones, siempre que haya parte complementaria. El problema es cuando alguien se presenta con una etiqueta que no lo define bien para intentar llevarse su dosis de sumisión a la carta. Es decir, todo el que venga buscando de mí que lo haga un cornudo (porque le excita, obviamente) o que lo sissifique (porque le pone también) o lo sodomice o lo ponga en castidad... etc etc etc, disfrazándolo de entrega hacia mí, cuando en realidad poco le intereso como persona más allá de que le haga A ó B, choca con mi filtro de selección porque a mí no me sirve cualquiera ni entra en mi “catálogo” la mitad de lo que se supone que hace un Ama de manual.


Si me sirviera cualquiera porque yo también buscase hacer tal o cual práctica, estaríamos todos contentos y tendría 50 sumisos al mes para divertirme. Pero ya digo, no es así.


La sumisión es una de esas palabras que al final sale tan vapuleada que ya no se sabe qué significado tiene, aunque para mí y en el diccionario la cosa está clara. No hay connotación negativa ni positiva en el término, aunque en la sociedad es claramente un defecto, ya que no entra en los parámetros del comportamiento del macho alfa que todo hombre debería ser según la dictadura del patriarcado.


Así, no solamente la mujer que no encaja en el molde de sentirse atraída por los macho-men se siente desplazada de lo mayoritario, sino que los hombres sumisos también se sienten fuera de juego la mayor parte del tiempo. Según se mire, sería un defecto o una virtud. Para mí desde luego es un don, y lo mismo piensan ellos cuando se topan con una mujer dominante, porque la otra persona tiene esa cualidad necesaria para ser felices en una relación.



Así que, más que defecto o virtud, dejémoslo en cualidad o característica. Esa es la perspectiva (tolerante) que debería haber a la hora de considerar el tema desde escenarios generalistas. Y lo mismo sirve para la dominación, claro...