~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


domingo, 13 de noviembre de 2016

El sumiso autómata


El futuro ya está aquí, no hace falta que inventen robots porque ya los tenemos en el grupo de los sumisos de copia-pega. ¿Que quienes son esos? Pues muy fácil: todos los que van con el mismo mensaje por todo el ciberespacio y les resbala qué clase de mujer lo reciba, siempre que les valga a ellos para salirse con la suya y cumplir su lista de prácticas. O sea, por otra parte, esto engloba al 90% de los supuestos sumisos, claro, por eso ninguno encuentra Ama y por eso nosotras ya sabemos que la sumisión masculina es un cuento chino la mayoría de las veces, por desgracia.


Ejemplo reciente:


Por lo que respecta a mi presentación, soy un sumiso con gusto por la sumision domestica, sodomizacion, feminizacion, adoración, pies, zapatos, wc, spanking y castidad Sra, es decir, servir a la Ama y hacerla feliz a través de la entrega de mi cuerpo y mente.

Me inicié hace un tiempecito ya en este mundillo pues he visto que lo que realmente me llena es servir y adorar a mi eventual Dueña. Tengo 25 años, mido ojos azules y pelo castaño Lady.

Mi deseo es servir a una Dómina esperando poder confraternizar con Ella, ser una extensión de Su voluntad Lady.

resto a su disposición Sra, esperando que le haya gustado mi presentación Lady.

a sus pies,


A ver si mejora el mensaje-tipo porque no se puede medir en color de ojos, pero vamos, ¿gustarme?, pues no, no me gusta ni un pelo, qué teatrero por dios, no hace falta hablar haciendo un papel... Aunque, claro, coño, eso es justo lo que hacen, están partidos por la mitad, hay que ponerse un disfraz de pedante repelente para entrar en el mundo oscuro del femdom, ains. ¿Wc, feminización?... Buah, venga, vamos a darle un nuevo y retorcido significado a esa bonita palabra: entrega. No, no me hace feliz regalar mis desechos, no me pone a cien que un tio “se rebaje” por ponerse bragas. Pero es que yo soy así de peculiar, juas.



¿A mis pies? Búscate una Lady de postal en tu tierra, nene, que yo quiero gente de carne y hueso, no muñecos huecos que vienen con su Yo-quiero, Yo-deseo, Me-gusta, Me-llena. Me importa un carajo lo que tú quieras, piérdete, sumiso infernal del montón.

9 comentarios:

  1. Demasiado yoismo que tiene. Pero por desgracia es lo que abunda por todos lados, no solo internet. Lo bueno que en el primer párrafo ya se le ve el plumero y a otros solo con el nick que escogen, asi nos ahorran tiempo. Es la eterna creencia de que la mujer estamos para servirles, por mucho que digan lo contrario. Y a ver cuando mas de uno se mete en el coco, que ponerse bragas no te hace sumiso, ni es sexy. Interpretar el rol de una mujer no te hace sumiso, y es bastante machista pensar que porque te vistes de mujer eres mas sumiso, ese tipo de hombres en realidad siguen pensando que lo femenino es débil y sumiso. Las prácticas no te hacen sumiso, solo fetichista, y un fetichista no tiene porque ser sumiso. Es el comportamiento del hombre lo que lo dice todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que añadir, se puede decir más alto pero no más claro.

      Eliminar
  2. No se por que pero el mensaje me ha hecho recordar a Bunbury.

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja me ha encantado lo de sumiso infernal del montón.
    Sumiso del demonio! Sumiso de feria! Sumiso que regalan en las magdalenas... Si es que hay tantas variantes.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. El problema del "sumiso" fetichista es que sólo sea sumiso a través de su fetiche. En ese caso, desaparecido el fetiche, desaparecida su actitud de obediencia y/o servicio y disposición....

    Por otra parte la relación se deshumaniza un poco: no se está entregando tanto a la persona como a sí mismo, utilizando a la supuesta dominante que encarna el fetiche.

    Yo no veo malo el fetichismo per sé: lo dice alguien que lo es en algunas variantes, pero habría que distinguirlo de lo importante: la relación con la persona, la entrega a la persona, por supuesto el tener en cuenta antes que a nada, a la persona, sus sentimientos, sus pensamientos, sus gustos, su día a día, su complicidad física pero sobre todo mental y espiritual contigo... aspectos mucho más importantes si uno está en actitud de servir y entregarse a una persona que el andar planeando estrategias para darse gusto a sí mismo a través de una segunda persona.

    Más importantes.... y más gratificantes. A la larga es mucho más gratificante para uno mismo ver la felicidad, contagiosa, en los ojos de la otra persona que despistarse de ese camino por atajos que no conducen a ese lugar. Es como perderse el bosque mirando las hojas. Si miras el bosque, las hojas se encuentran por añadidura, más tarde o más temprano, y aún así valoras más el bosque porque descubres que vale mucho más que una sola hoja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cambia hoja por paja y ya tenemos claro lo que priorizan estos.

      ...Ellos se lo pierden, sinceramente. Pero de donde no hay, no se puede sacar.

      Eliminar
  5. Puajjjj, hijo de mi vida, puestos a enviar un copia y pega, al menos hazlo bien XD añade algo de personalización o así. Ainsss...

    (como ves, siempre acabo volviendo por aquí :P)

    Abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y menos mal que no ponen el nombre de otra "lady" xDD

      Y siempre me alegro de que vuelvas :)

      Abrazos xx

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.