~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


sábado, 15 de octubre de 2016

Mi ama no me da lo que yo quiero...

Tengo en mi buzón desde hace un tiempo algunos mensajes de petición de consejo, pero como no vivo del coaching, respondo cuando me apetece y me sobra el tiempo. Bueno, vamos con uno en concreto que dice tal que así:


Asunto: mi ama ya no tiene chispa
Mensaje: Hola me gusta su blog... Te cuento soy un chico de 25 soy de Costa Rica y conocí una chica peruana que me encanta es mi ama .... Pero últimamente no me esclavisa no me dice que hacer por ella, ya le e dicho que buscaré a otra ama o q me venda xD. Qué hago como esclavo :3 ... Quiero que experimentar nuevas formas de que me dominen que me hagan babear a sus pies cambio de ama?? Te dejo mi whatsapp xxxxx espero su respuesta gracias dama.


Este mensaje en concreto no creo que necesite consejo (un hobby a distancia qué tendrá que ver con la Dominación Femenina, ejem...), pero aprovecho para comentar el asunto, porque es algo que ya he visto por ahí más veces.


Creo que hay dos formas de enfocar la posible sumisión de un individuo. Puede que busque sensaciones y experiencias, como aquí nuestro amigo costarricense, o puede que busque sentir que ESA mujer en concreto le despierta la necesidad de volcarse en ella y sentirse pleno priorizando sus asuntos. El primer caso para mí no es ni sumisión, así que vamos con el segundo. (Nota: en el primer caso la solución por supuesto que es “buscar recambio” porque les da igual una mujer que otra, ocho que ochenta, mientras se lleven ellos su dosis de morbo).


Cuando ya hay una conexión y una compatibilidad (como personas, sí... qué paciencia tener que aclarar esto hasta que me duelan los dedos de teclear), y se supone que la relación funciona, Y (importante) él es sumiso y ella dominante, ya tenemos ahí una relación, como cualquier otra entre seres humanos, con todo lo que ello conlleva.


Bien, analizando el último párrafo, hay conclusiones evidentes. Si estás intentando llevar a tu novia vainilla al lado oscuro de la Dominación Femenina sin éxito, no vayas a quejarte de lo injusta que es la vida. ¿Le dijiste acaso en el primer mes de conoceros que era ESO justo lo que te llena en una relación? Pues haberlo pensado mejor.


Otra conclusión bastante lógica es que si ves a esa mujer (y/o ella a ti) como una faceta más en su vida sentimental o erótica, y ni siquiera en un lugar prioritario, no esperes que la otra persona se vuelque en ti al 200% y te haga sentir pleno y en la estratosfera como sumiso o Dom. Los milagros ocurren en la otra vida, si es que hay tal cosa.


Pero, como iba diciendo, supongamos que se trata de una relación real, que iba bien al menos hasta el momento, y de repente el sumiso siente que aquello no funciona. ¿Motivos? Pues pueden ser mil. En ese punto ya estamos en el terreno de lo convencional, por decirlo de alguna manera. Rutina, falta de compatibilidad real más allá de la fase “luna de miel”, cambio de objetivos comunes, etc etc etc. Pero por buscar el posible fallo a nivel femdom, la verdad es que creo que sería el factor menos importante. Ya digo, si ella es feliz siendo servida y él sirviendo (uso la palabra servir por resumir mucho), no se me ocurre qué cataclismo puede provocar que dejen de ser felices así. ¿Que aparezca un Ama con la fusta o el sujetador más grande...? ¿Que venga un sumiso más cachas, más ingenioso o más alto...? Eso puede pasar en cualquier pareja, y opino que si alguien te llena no tendrás ojos para nadie más (si eres monógamo, claro).
También hay fases y altibajos en toda relación, lo importante es que el balance global compense. Pero esto es otro consejo que sirve para cualquier asunto mundano, claro.


Así que si tu Ama no te da lo que quieres, probablemente será porque necesitas una muñeca hinchable que te obedezca ella a ti para cumplirte todas las fantasías. Tal vez algún día te des cuenta de que una relación se nutre día a día y que antes de pedir, hay que ofrecer, y para un sumiso esta verdad se multiplica por diez.

2 comentarios:

  1. Unas cuantas verdades, ciertamente. En alguna otra ocasión creo haberlas leído en este blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea principal se repite, como es lógico. Pues ni por esas me entiendes algun@s...

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.