~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


martes, 5 de julio de 2016

Sumisión, ¿defecto o virtud?


La clase de sumiso que describo en este blog no es, por desgracia, el que abunda. Solo tengo halagos para lo que considero un buen sumiso, y críticas, a veces feroces, para los otros. Lo cual no significa que no haya cabida bajo el sol para todo tipo de sumisión y de relaciones, siempre que haya parte complementaria. El problema es cuando alguien se presenta con una etiqueta que no lo define bien para intentar llevarse su dosis de sumisión a la carta. Es decir, todo el que venga buscando de mí que lo haga un cornudo (porque le excita, obviamente) o que lo sissifique (porque le pone también) o lo sodomice o lo ponga en castidad... etc etc etc, disfrazándolo de entrega hacia mí, cuando en realidad poco le intereso como persona más allá de que le haga A ó B, choca con mi filtro de selección porque a mí no me sirve cualquiera ni entra en mi “catálogo” la mitad de lo que se supone que hace un Ama de manual.


Si me sirviera cualquiera porque yo también buscase hacer tal o cual práctica, estaríamos todos contentos y tendría 50 sumisos al mes para divertirme. Pero ya digo, no es así.


La sumisión es una de esas palabras que al final sale tan vapuleada que ya no se sabe qué significado tiene, aunque para mí y en el diccionario la cosa está clara. No hay connotación negativa ni positiva en el término, aunque en la sociedad es claramente un defecto, ya que no entra en los parámetros del comportamiento del macho alfa que todo hombre debería ser según la dictadura del patriarcado.


Así, no solamente la mujer que no encaja en el molde de sentirse atraída por los macho-men se siente desplazada de lo mayoritario, sino que los hombres sumisos también se sienten fuera de juego la mayor parte del tiempo. Según se mire, sería un defecto o una virtud. Para mí desde luego es un don, y lo mismo piensan ellos cuando se topan con una mujer dominante, porque la otra persona tiene esa cualidad necesaria para ser felices en una relación.



Así que, más que defecto o virtud, dejémoslo en cualidad o característica. Esa es la perspectiva (tolerante) que debería haber a la hora de considerar el tema desde escenarios generalistas. Y lo mismo sirve para la dominación, claro...

13 comentarios:

  1. Interesante reflexión.

    Quien sabe si alguien desarrollará pronto un test para poder identificar y graduar el tipo de sumiso que es una persona y encontrar una compatibilidad alta. Como en Be2 pero en Bdsm. Seguro que se evitaban muchas perdidas de tiempo y frustraciones! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo aporté mi grano de arena:
      http://amabuscasumisoverdadero.blogspot.com.es/2012/01/grados-de-sumision.html
      http://amabuscasumisoverdadero.blogspot.com.es/2012/01/autocuestionario-para-sumisos.html

      Eliminar
    2. pues he tratado de ver varias veces el primer enlace que pones y no lo consigo, me remite a entradas menos antiguas

      Eliminar
    3. No lo habrás copiado del todo bien, el link es correcto. O busca por archivo, 21 de enero de 2012.

      Eliminar
  2. Desde ya aclaro que desapruebo los engaños de aquellos que se presentan de una forma y son de otra, pero una verdad incontrastable es que todos buscamos siempre nuestro propio bienestar, así que esperar que el otro nos priorice sobre él mismo es una ilusión vana. Por supuesto que las personas bien nacidas no intentan lograr su bienestar perjudicando al otro, pero aún las personas bien nacidas van a priorizarse siempre. Así funcionamos los seres humanos.

    Respecto a si ser sumis@ es "defecto o virtud" diría que esa no es esa la disyuntiva. Ser sumis@, Am@, o vainilla es una cuestión de personalidad y por lo tanto no debe ser cuestionada.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque yo opine que ser sumiso es algo que nace de dentro, la clave está en la actitud, y al final es más decisivo ponerle empeño a las cosas que nuestras capacidades. Un ejemplo es la actitud de entrega de unos buenos padres hacia sus hijos con independencia de lo egoístas que sean en otros ámbitos: si negamos la capacidad de sacrificio en ese caso, estamos negando que existe la paternidad auténtica.

      Pero volviendo al caso que nos ocupa, el hecho de que el sumiso sea feliz siendo usado, o mediante el orgasmo arruinado, u obedeciendo, etc etc etc, pone en primer lugar el placer de la otra persona, lo cual no quita para que él sea feliz así. Pero por supuesto que le da prioridad al Ama, incluso los falsos sumisos lo hacen en los momentos de calentón porque la excitación les viene justo de ese sentimiento de estar en segunda línea.

      Eliminar
  3. Yo creo que el problema surge de la raíz de no saber diferenciar entre sumisión y pasividad. Y creo que también esto se puede aplicar a todos los ámbitos de la vida, no solo a este xD

    Por poner un ejemplo un tanto tonto no es lo mismo tener una actitud sumisa frente a un jefe (aceptar ordenes simplemente por el hecho de que él tiene un juicio, una experiencia o algún argumento lógico, para seguir la orden) que tener una actitud pasiva, como aceptar cualquier orden por encima de tus derechos, o una orden en contra de tus intereses.
    Una actitud sumisa y sobre todo en jerarquías muy definidas (por poner el ejemplo más obvio, el ejército) es fundamental. Tener una actitud pasiva, como por seguir con el ejemplo aceptar un abuso de un superior, es contraproducente y obviamente no se puede consentir. Se puede ser sumiso y asertivo y como dije arriba se puede aplicar a todos los ámbitos de la vida y debería de ser el camino de muchos :P

    Por cierto, hablando de machos alfa paso por aquí un artículo bastante curioso del tema que me gustó mucho, y que lo vi por casualidad entre las horas muertas que he tenido estos días.

    http://elpais.com/elpais/2016/05/12/ciencia/1463056020_205639.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no hay ningún contexto en el que sumisión no tenga connotación negativa, y en casos de jerarquías se habla de subordinación, que no es exactamente lo mismo.

      Muy bueno el artículo. Estoy de acuerdo en casi todo. Sobre todo tengo claro que un verdadero líder no impone sino que inspira.

      También hay matriarcado de lobas, qué bien :) Para "variar", el término loba no se usa precisamente con buena intención hacia las mujeres.

      Eso de que los lobos pueden enseñar a respetar a las hembras y compartir la crianza.. en fin, es bastante machista aunque no quiera sonar así. ¿No debe darse por sentado el respeto a la mujer?? ¿En esas estamos a estas alturas del partido??? Y lo de compartir en plan "te voy a hacer el favor de ayudarte con un hijo que te he engendrado yo..." Puf, me hierve la sangre con esas cosas.

      Al final no se puede pedir peras al olmo, es decir, ya es mucho esperar que una sociedad que tiene carencias básicas vaya a entender y respetar encima una vuelta de tuerca como es el femdom.

      Eliminar
    2. Umm pues creo que ya se por que puede ser eso. La sumisión esta ligada a un nivel de subordinación sin poder, la subordinación es voluntaria y la sumisión es menos voluntaria. El caso mas extremo seria el vasallaje (bueno, casi el caso mas extremo seria la esclavitud ¿no?). Creo no confundirme.

      Pero vamos, que son cosas semánticas, todo es cosa del poder, hablando de vasallaje en la edad media dependiendo del poder del rey se podía decir que los nobles eran vasallos de este o simplemente en otras épocas el rey no era mas que un noble cuando los reyes tenían menos poder que los nobles.

      Y eso me cuadraría con las connotaciones negativas, parece que la vida va de ser el mas poderoso de la galaxia, ya sea ser el mas listo (como decia Francis Bacon el conocimiento es poder) el mas rico (el poder adquisitivo o la megalomania de algunos)... y así con todo. Dios mio que tedio xD

      A mi me pasa lo mismo con el articulo, y con ese autor específicamente, el querer humanizar una especie, pues... Una especie puede tener similitudes, pero de ahí a ser igual que nosotros va un trecho, y el hombre al intentar rebatir la idea del macho alfa proviene de algo natural, se lío y salio como pudo. Y el resultado pues...

      Lo de las connotaciones negativas de loba, pues ya tenemos a Shakira para remediarlo xDD

      Respecto al matriarcado o el patriarcado, pues carisma e inteligencia no distinguen de sexos por suerte o desgracia y tarde o temprano implosionara el sistema vaya al bando que vaya. Eso si como manera de dividir a la población por parte de ese "enemigo invisible" que parece ser la sociedad funciona bastante bien.

      Eliminar
  4. Sí por sumi o dominante entendiéramos en todo caso, a los especímenes que habitualmente se encuentra uno por internet, lo suyo sería meter a dichas personas en sanatorios mentales. Pero lo cierto es que aunque son una parte muy visible, no nos representan a todos. Quizás ni siquiera a la gran mayoría, y quizás, ni siquiera a los que aceptamos el 24/7 como algo sano y viable, en una relación de pareja formada por dos personas que se quieren y respetan.

    Más allá de lo anterior, que es probablemente en lo que más hincapié hacemos los bloggers serios (y no es para menos viendo el panorama), nacer (o desarrollar) ciertas formas de atracción psico-afectiva, fetichismos, sexualidades alternativas... puede llegar a ser un poco una putada. Por lo que todos ya sabemos: hay gente que ni va a entender tus filias, ni va a hacer el esfuerzo por entenderlas. Los clichés, prejuicios y condicionamientos sociales están ahí (e internet no está haciendo demasiado por eliminarlos). Y bueno, que nadie se ofenda... Yo además de sumi soy fetichista y un poco guarro, así que no estoy para lanzar campanas al vuelo, pero es que en el mundo del femdom sin ir más lejos, hay tíos que son al mismo tiempo: sumis, fetichistas, sadomasoquistas, semi adictos al sexo... y además de todo eso tienen unas filias que se debaten entre la frontera de lo que es y no es una sexualidad "hetero-masculina" normal. Me refiero a los que disfrutáis siendo feminizados o sisifficados... Sinceramente no creo que disfrutéis de ello únicamente por morbo, ni por machismo como se ha postulado en algún foro serio como este alguna vez... pero entended que esto hace aún más ultra complicado que una mujer realmente hetero-femenina (y no bisexual ni con filias andróginas como la famosa cantante española Alaska), esté dispuesta a tener una relación seria con vosotros así como así. Alguno quizás podáis ser un transexual reprimido o que se yo... quizás ande equivocado, no lo sé, no os lo toméis a mal. Madre mía, no sé que me pasa con esto de la sexualidad y del Femdom, pero soy incapaz de hacer un comentario breve y conciso sin terminar entrando en profundidad en temas super complejos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En internet hay de todo, y por suerte hay sitios como este :D Y comentaristas en mi línea, por supuesto ;)

      Supongo que el día en que publique un post sobre machismo en femdom perderé un buen porcentaje de lectores, jaja, pero es que entre falos de goma, sissificación y semi anulación del macho, al final algunas no dominan a un hombre sino a un sucedáneo en plan eunuco.

      Jeje, qué me vas a contar a mí de la no brevedad al comentar sobre femdom... xDDD

      Eliminar
  5. Yo creo que mucho del problema viene de los problemas de género que la humanidad presenta hace tantos años...
    El cambio del rol dominante dentro de la pareja resulta un choque cultural que puede aterrar a muchos, así que sospecho que hay una parte muy grande de apariencias.
    Por un lado están los que dicen ser diferentes que aprueban los cambios sociales, pero internamente no están listos para ello, así que por fuera parecen equitativos, pero al interior de una relación procuran a la buena (convenciendo) o a la mala (manipulando) restablecer los roles a los tradicionales. En el caso de la DF son los clásicos casos de sumisos que determinan lo que se hace y lo que no.
    Otro problema también es que las mujeres muchas veces nos engañamos para sentir que tenemos lo que queremos, lo que merecemos... y el resultado es una decepción continua.
    Cuesta mucho trabajo ser mujer y ser "alfa" en una sociedad donde somos humanos de segunda, débiles, que necesitan probar su valía en todos los terrenos, en todos los sentidos, todo el tiempo.
    Las elecciones pasadas a la presidencia del país tenían una candidata, y algún otro par en posiciones como jefatura de gobernación y puestos muy visibles, y yo pensaba: es que si yo votara, votaría por ellas, no por feminista, no porque las considere moralmente superiores, sino porque al ser mujeres estarán bajo una mira mucho más severa, estarán vigiladas por toda la sociedad, y entonces, tal vez, podría irnos mejor a todos. Creo que no ganó nada ninguna...
    Pero también he conocido mujeres que defienden su derecho a ser esposas y amas de casa ¿? ¡porque ahora también el rol tradicional es criticado!
    Y resulta que las mujeres más libres que he conocido ha sido por desconocimiento... no tenían instructivo de lo que tenían que hacer o no, así que terminaron por hacer lo necesario, con errores y aciertos, pero el caso es que bueno, acá no creo que las cosas sean diferentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi que te ha quedado el post inverso sobre dominación femenina, defecto o virtud.Tengo una entrada antigua acerca de la doble tuerca que suponen las D/s, y me refiero a que solamente desde la igualdad real y absoluta tiene sentido dominar o someterse, y está claro que las mujeres aún debemos demostrar el doble o el triple y soportar habladurías acerca de si nos servimos de nuestros encantos femeninos. Aunque algunas se sirven justo de eso, pero el tema da para otro debate. Sobre las que quieren ser amas de casa, nada que objetar, hoy en día es más una elección que una resignación.

      Como leí no sé dónde, hicieron lo imposible porque no sabían que no podía hacerse, así que concuerdo con lo de las que se saltan el condicionante social sin saber que lo hacen.

      Tenemos lo que creemos merecer, otra gran verdad que nos lleva al conformismo absurdo. Y, tal como está el panorama entre los "sumisos" es jodidamente fácil caer en no aspirar a algo mejor por no perder lo menos malo.

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.