~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


sábado, 25 de junio de 2016

¿Amo o sumiso?


Quiero compartir aquí cierto mensaje de mi buzón y reflexionar acerca de su contenido:

He estado leyendo tú blog con interés, pero para ti soy un desconocido, así que si me permites, te cuento un poquito.

Soy amo, no te te vayas aún, hay más... Desde pequeño he sido un chico dominante, pero jamás fui un déspota, ni un mala hostia, sencillamente dominaba por lo que en mí estupidez, era el bien de los demás (evidentemente es una interpretación absurda, pero la reflexión llega con la madurez), yo creía aportar valentía, cuándo en realidad me estaba dando placer, en la situación y en el éxito.

Eso se convirtió más tarde en bdsm, y cómo yo jamás he sido menos (nótese el sarcasmo), siempre fui amo. Empecé en este mundo muy joven, y jamás he salido de él. Poco a poco con la experiencia, me fui dando cuenta de que yo lo que hacía era dominar, pero sobre todo, complacer... Complacía a esa sumisa en sus fantasías, velaba por ella, la protegía y cuidaba, y nunca generaba acciones egoístas ni unilaterales... Era yo un amo? Esa pregunta es la que me está dando vueltas por la cabeza los últimos meses, y creo que la respuesta es si, pero también creo que mí falso orgullo me impedía entender que igual situación podría haber gozado desde la sumisión, y es que en el fondo, lo único que lo separa es la forma, y jamás el contenido...


Soy fetichista del pie, un supuesto amo fetichista? Si, pasa, pero cuando reflexiono ahora en soledad, tomo conciencia de lo bueno que tiene que ser poder adorar, sin restricciones de rol, sin chorradas ni pajas mentales.

Leyendo tú blog, entiendo que has visto de todo, yo también créeme, aún que tú elocuencia no la tengo, lo que sí tengo claro es que sí eres una mujer con las ideas muy claras (demasiado tal vez, pero no para mi, para ti)... Estoy seguro de que si algún día doy el paso y me reconozco cómo lo que seguramente sea, será con una mujer cómo tu, y es relajante ver que existe...

No pretendo venderte la moto, tengo personalidad, carácter, y unos límites muy claros, no soy el esclavo perfecto desde siempre, ni sé si algún día lo seré... Pero si algo de lo que he dicho te puede resultar interesante a la hora de conocerme mejor, puedo afirmar que escucharé, trataré de aprender, y me buscaré a mi mientras tu te encuentras a ti...


En fin, mil ideas y pocas palabras, un saludo, y gracias por tu blog, respondas o no :)


Bueno, empezando por el final, le respondí, sí, y siempre aprecio que no me presionen para tener una respuesta, algo que no serviría de nada, por supuesto, ya que no estoy obligada a mantener correspondencia con nadie. Mi respuesta fue esta:

La verdad es que yo no necesito encontrarme a mí misma, lo tengo ya bastante claro. Y si me resulta complicado encajar con un sumiso auto-aceptado, imagina lo que sería con alguien como tú que no lo tiene ni claro.
Pero tu mensaje me parece interesante por varias razones y, si no te opones, creo que lo usaré para una entrada de mi blog.


Como no le pareció mal y encajó bien mi negativa, sus palabras han aparecido aquí. Y voy con mi respuesta-comentario a lo que plantea.


Me parece interesante lo que dice en plan irónico de escoger ser amo por no ser menos que nadie. Y por si hace falta recalcarlo, por mucho que pongan el grito en el cielo l@s supremacistas, lo de sentirte dominante no consiste en estar por encima de los demás, sino en que te llena sentir poder sobre alguien que es tu igual pero que disfruta sometiéndose a tus decisiones.


Sobre lo de tenerlo yo todo demasiado claro, no creo que sea algo negativo, pero también es cierto que me replanteo constantemente muchas cosas y me considero tan aprendiz de la vida como cualquiera. Pero las cosas básicas las tengo bastante claras, eso sí.


Entrando de lleno en el meollo del mensaje, parece que este hombre tiene la duda de si es dominante o sumiso, y por un lado veo que siente que no encaja en el papel típico de amo porque se preocupa de sus sumisas y no hay nada unilateral, y por otra parte, siente deseos de probar “al otro lado” y entregarse por ejemplo a su fetichismo de pies.


La respuesta fácil sería decirle que es switch, y que trate de disfrutar en cada momento según lo que le pide el cuerpo, sin chorradas ni pajas mentales, por usar sus propias palabras. Pero... tal como lo plantea, no lo veo tan “sencillo”.

¿El hecho de que consensúe todo y se preocupe por el bienestar de la sumisa lo convierte en mal amo? Pues no veo por qué. Si fuese unilateral y escapase de los límites de lo sano y seguro, dejaría de ser bdsm. Sin embargo, el matiz puede ser muy sutil cuando se trata de saber quién manda ahí... y si todo el rato se trata de cumplirle la fantasía a la parte sumisa, entonces ya no se podría llamar Dominación/sumisión, sino mandar desde abajo. Que no pasa nada si eso es lo que quieren ambos, por supuesto, pero mejor llamar a las cosas por su nombre. Visto así, si él es feliz complaciendo a la sumisa, parece obvio que está siendo sumiso con una sumisa, por muy enrevesado que suene. O simplemente está siendo sumiso o complaciente con una mujer que tiene fantasías de sumisión. Y repito, la clave la veo en cómo se siente él con todo eso. Si el hecho de poder dominar a una mujer conlleva el peaje de que sea al ritmo de ella por encima del suyo propio, entonces poca dominación real hay ahí. Si a él no le parece mal eso, y se siente igual de dominante y realizado, entonces no tiene por qué pensar que es un mal amo porque no encaje en algún prototipo de amo salvaje de vídeo porno.


Respecto al fetichismo de pies, creo que hay también dos opciones. A un hombre le puede resultar muy excitante mirar, tocar y lamer pies, y eso por sí mismo no lo convierte en sumiso. No todos los fetichistas son sumisos ni todos los sumisos son fetichistas, aunque esto último es más infrecuente. ¿Cuál es la diferencia entonces para que el tema pies pueda indicar que se trata de un sumiso? Para mí el quid está en las sensaciones y sentimientos que produce ese fetichismo. Es decir, si un hombre se excita con los pies femeninos, es algo igual de normal que sentir excitación por cualquier otra parte del cuerpo. Pero si hay algo más en todo eso, si el hombre se siente en un plano inferior mientras adora unos pies, entonces sí que se trata de un acto de sumisión.


Entonces, si un amo disfruta lamiendo pies, no tiene más que dar la orden y cumplir su deseo. ¿Lo convierte eso en sumiso? Pues no. ¿Y si ese hombre se siente inferior cuando lo hace y además disfruta con ello? Entonces yo diría que en efecto tiene dudas con respecto a su rol o identidad sexual, y que debería explorar su faceta switch o sumisa para salir de dudas.


Y para terminar, me parece positivo que tenga claro que no le serviría cualquiera para ser su Ama, porque por supuesto esto es cosa de dos, y nuestros sentimientos sumisos o dominantes son algo que se retroalimenta en ambas direcciones como digo siempre. Si un hombre se comporta como el sumiso que lleva dentro, hace que aflore mi dominación, y eso hace que su sumisión se agudice, y así se completa el bucle.


Ah, y el hecho de que un hombre tenga carácter o personalidad no tiene por qué ser obstáculo para que sea mi sumiso, a no ser que sea un rebelde permanente y un reto constante y agotador. Mientras se trague su ego delante de mí, no habrá problema. Y lo que no quiero por supuesto es un gusano sin autoestima ni opiniones propias.

9 comentarios:

  1. El post entero me ha recordado a una pelicula Persiguiendo a Amy de Kevin Smith que encima he visto esta semana xD No soy muy dado a recomendar peliculas, pero vamos es que viene al pelo mencionarla. Tampoco quiero hacer spoilers (no me gusta) asi que el que la quiera ver que la vea y saque conclusiones.

    Y lo de buscar el equilibrio en general, y sobre todo la falta de autoestima mezclada con el egocentrismo, es una tarea ardua y que requiere demasiada inteligencia emocional... Eso del orgullo contraproducente (la falta/exceso de orgullo, es un pecado demasiado dificil de cumplir sin mucho autocontrol. Muchas veces hasta da pereza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de buscar la identidad propia es algo que a algunas personas parece llevarles toda una vida, y siempre queda la duda de si ese alguien super especial que les cambia el chip es tan único en su especie que en el fondo sea la excepción que confirma la regla. Traducido en cristiano: tanto en la película como en el caso de alguien que no tenga claro si es gay, amo, sumiso o astronauta, si entre un millón te atrae uno que se sale de tu norma, no tiene que significar que de golpe no seas lo que eres. Soy hetero, y me puede atraer una mujer una vez en la vida, pero eso no me convierte en homosexual. No sé si pillo tu paralelismo entre post y peli, pero ya me dejas con la intriga xD

      Eliminar
    2. A veces no se si soy demasiado obvio, pero vamos, basicamente ahi iba la cosa. A mi este tipo de peliculas me afecta siempre, la maldita pansexualidad es atrayente. Y la primera frase que ha dicho, creo que a algunos nos pasa por ser demasiado escepticos con los sentimientos. Creo que a veces lo mas facil (admitirlos y dejar de dudar) es lo mas sano y efectivo.

      Eliminar
  2. No se porque el fetichismo de pies tiene que ir necesariamente ligado a la sumisión. A muchos los pies femeninos nos han parecido eróticos, bellísimos, super morbosos y excitantes desde siempre, independientemente de que pertenezcan a un Ama, una sumisa, o una mujer de pies bonitos y cuidados "normal y corriente" que se te cruza por la calle.

    Ahora bien, sí que es verdad que muchas veces fetichismo-adoración-sumisión son nociones interrelacionadas entre sí.

    A mi por ejemplo, aunque los pies femenninos me gustan por sí mismos, del mismo modo que no puedo separar en mi cabeza un pecho del conjunto de la mujer, me cuesta abstraer el pie del resto de la fémina. Y claro, en la cultura occidental (y creo que también en otras) el cuidado a los pies de otra persona se asocian con la adoración, la humillación, la postración y la servidumbre. Tanto la carga sexual como las prácticas sexuales con los pies femeninos, generalmente, se encuentran comprendidos dentro de un halo de adoración y culto al cuerpo de la mujer.
    En mi caso, este culto a la mujer llevado a su "extremo" más romántico se convierte en sumisión hacia la musa. Hacia la mujer que te ofrece el regalo de disfrutar de una de sus partes más íntimas y vetadas a la gente, sus pies. Ello al tiempo que te da la oportunidad de complacerla y de ganarte su amor. De hacer tú que ella se sienta tan excitada como tú siendo servida como una reina que es idolatrada desde quizás la parte más íntima (junto con sus genitales y su ano) y más "baja" (en principio fisiológicamente, pero luego también con las connotaciones cognitivas que esto conlleva), de su cuerpo.

    Esto da para hablar largo y tendido... porque aunque es cierto que unos pies humanos sanos y bien formados no solo no son objetivamente feos sino que son bellos, es una parte del cuerpo que está en contacto con el suelo, que suda, que tiene muchas bacterias (aunque menos que la boca), que huele, que tiende a estar descuidado... y que por tanto a un no fetichista es habitual que le cause rechazo más que atracción.

    Un saludo y encantado de volver por estos lares. ; ).
    Aprovecho para anunciar que en un par de días retomaré el blog que dejé temporalmente hace meses. Como denota mi comentario, tengo bastantes ganas de hablar. Una pena que vaya a seguir sin sobrarme el tiempo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como en otros asuntos, todo depende de la interpretación que se de a las cosas, y el cerebro es al final la parte más importante en el sexo. Pesa mucho el simbolismo, y el tema de los pies está presente por ejemplo en la religión católica con el acto de lavar pies asociado a la humildad y servidumbre.

      Bienvenido de vuelta, espero que te haya cundido el tiempo ausente ;)

      Eliminar
  3. Para ser anti-etiquetas que bien etiquetado tienes 'este mundillo' (?). Me parece un error tratar de encajar todo en 'femdom/dom/sumiso/fetichista/amo/switch/vainilla...' las personas somos entes complejos y a menudo las etiquetas se quedan cortas a la hora de definir nuestras facetas. Muchas personas jóvenes entran a tu blog buscando aclarar sus sensaciones (que ellos perciben que se salen de la horma) y no me parece que este blog tan encorsetado les vaya a venir bien a largo plazo. Por supuesto, tú escribes tu blog basado en tu juicio y experiencias, y no teniendo en cuenta el hacer favores a la humanidad. Solo pretendo hacerte llegar mi desasosiego con respecto a un comportamiento que he sustraído de varios comentarios que te han hecho: muchas de esas personas tratan de encajar por la fuerza en esas etiquetas, descartando de sí mismos lo que no encaja en ellas. Claro que eso no es problema tuyo, pero tal vez sí se vean influenciados por ti ya que tu claridad de ideas y fuerza de carácter hace que esas personas más inseguras subyuguen sus procesos mentales a los tuyos... No considero que haya nada reprobable en la sexualizacion de la relación dominación/sumisión, lo que sí me horroriza es que las personas se coarten a sí mismas (se limiten y desechen partes de sí mismos) para 'encajar' bien sea en etiquetas, convencionalismos o sexualidades.
    Ya para terminar, me ha encantado leer tu blog, es difícil encontrar personas con tu elocuencia y calidad intelectual entre todo lo que anda suelto por Internet, un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada un@ es responsable de cómo se tome lo que lee en cualquier parte.
      No te parece mal la sexualización de la D/s... Es que este blog es un punto de encuentro de l@s que tenemos ESA forma de sexualidad. Al resto le horrorizará, dejará fríos, etc etc

      Eliminar
    2. Supongo que me puedo dar por aludido respecto a que soy relativamente joven y supongo que me pueda llamar lector.

      Pero vamos, a titulo de opinión personal y leyendo solo un poco el blog de pasada se resalta muchas veces que son opiniones personales y que somos personas, nunca he tenido la sensación de que quien escribe tiene una superioridad moral o intenta dar clases de ética a nadie.

      Y ya desde un punto de vista menos subjetivo (relativamente) como diria Nietzsche:
      "Quien conoce al lector no hace ya nada por el lector. Un siglo de lectores todavía - y hasta el espíritu olerá mal.
      El que a todo el mundo le sea lícito aprender a leer corrompe a la larga no sólo el escribir, sino también el pensar".

      Por muy joven (e inseguro) que sea se que el blog esta escrito por una persona (y no por una deidad o un ente superior), con sus defectos o sus virtudes y es su punto de vista. Y creo que por muy mal que este la educación en este país como dicen o por muy maleducado que este yo personalmente, sepa que el fanatismo no esta por encima de la introspección y que aunque sus vivencias y escritos me ayuden a pensar, no sea yo quien al final tenga que estar seguro de lo que soy y no tomarme el blog como un clavo ardiendo o como una nueva biblia.

      El que fanatice el blog, y no sepa pensar por si mismo (y ver en que esta de acuerdo o en que no), pues bueno, habrá que rezar para que no lo capte una secta.


      Eliminar
    3. Doy fe de que no tengo a este lector (ni a ninguno) en una jaula a pan y agua para que diga lo que yo le dicto xD

      Equiparar joven a ser fácilmente manipulable no deja de ser un cliché. No estamos hablando de lectores de primaria. Y si yo tuviese poder real con mis opiniones me podría haber planteado montar ya una secta o un OWK, que la crisis está haciendo estragos en casi todos los bolsillos :D

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.