~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


sábado, 9 de abril de 2016

Mujeres y hombres y femdom


Supongo que a algunos les sorprenderá, a poco que buceen por el blog, que yo trate de temas que van más allá de femdom, porque no hablo de roles, sesiones, ni en definitiva separo persona/Ama (o sumiso). Y como nueve de cada diez sumisos que intentan conocerme van buscando únicamente mi faceta Dom, ni me molesto en responderles.

Uno de los problemas en cualquier tipo de relación, estas incluidas, es que mujeres y hombres tenemos dinámicas diferentes en muchas cuestiones. Uno de los obstáculos en la comunicación entre sexos es que ellos se cierran en banda, barren los temas emocionales bajo la alfombra y antes que parecer débiles o poco masculinos, huyen o se alejan o se quedan callados como estatuas.

Una buena muestra la podemos ver en esta película, Ayer no termina nunca. Si no la has visto no hará falta que añada la palabra spoiler, aunque esta es de las que jamás verá el hombre promedio. Por resumir el argumento, él le prometió a ella que jamás la abandonaría, pero cuando la cosa se pone fea y pierden a su hijo pequeño, él pone los pies en polvorosa y no tarda en buscar otra mujer y tener otro hijo. Así que ella se queda a solas pasando el trago y cuando se reencuentran al cabo del tiempo hablan al fin de lo que ocurrió.

Ya digo que el retrato del universo femenino frente al masculino es lo que más me interesa de la película, pero también hay un par de momentos que pueden entrar en el mundo femdom: el hecho de que a él le ponga tanto tocarle un pie, y el tortazo, porque él no quiere remover el tema y ella, que demuestra tener unos ovarios bien puestos, le cruza la cara en plan “a mí encima no me calles la boca”.

Estaría bien que la directora, Isabel Coixet, nos regalase alguna historia sobre mujeres dominantes, porque ya hizo una con tintes D/s, en la que ella era la sumisa (uy, qué “raro”, ejem), Mapa de los sonidos de Tokio. Y había una escena en la que él le dice a ella que tiene que suplicarle si quiere sexo. Ojalá se hubiesen invertido los papeles, porque la japonesa con pinta de dura y Sergi López hubieran encajado mejor como Ama y sumiso, en mi opinión, que por supuesto no es imparcial, claro XD


video

5 comentarios:

  1. Todo lo que ha dicho usted “(…) cierran en banda, barren los temas emocionales bajo la alfombra y antes que parecer débiles o poco masculinos, huyen o se alejan o se quedan callados como estatuas.” me parece la actitud más cobarde que pueda tener una persona en toda su vida, independientemente de su sexo. Parece ser que la sociedad me tiene decir que sentir, porque soy un hombre, o porque soy una mujer, o por qué es lo correcto. Yo soy el que siento, no mi vecino, ni mi prima ni mi cuñado, y por sentir no me hace parecer más o menos hombre, como nos quieren enseñar o hacer ver. Los sentimientos son míos y no de otro, no sé por qué voy a tener que luchar conmigo mismo, es absurdo y solo te genera una carga en el corazón que solo genera odio y tristeza. Lo más liberador del mundo es reconocer tus sentimientos entenderlos, y canalizarlos de la forma más sana que puedas.

    Y de cobardía se ve un rato en la película que menciona, se me hizo dura de ver por qué cada vez que se excusaba él de por qué actuó así me ponía enfermo. Es lo de siempre, palabras vacías que se esfumaron cuando había que luchar por miedo. Se me hizo además dura por tener que empatizar con ella, no sé cómo reaccionaría si se muere alguien así y encima me abandona quien prometió luchar conmigo. Al final es lo de siempre, por sus actos (frutos como dice la biblia) los conocerás, no por sus palabras, porque al fin y al cabo las palabras sin actos son vacías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he sido siempre una gran defensora de la igualdad plena entre sexos, creyendo que los genitales eran lo único que nos diferenciaba, pero a partir de cierto punto y de ciertos comportamientos masculinos, empecé a indagar y a leer sobre el cerebro masculino, y parece ser que la zona destinada al manejo de las emociones es mucho más pequeña en un hombre que en una mujer, lo cual desde luego explicaría bastantes cosas. Y lo tremendo es que encima, para colmo, la sociedad enfatice que lo masculino deba ser reprimir las emociones.

      No recuerdo en qué entrada antigua comenté el discurso de Emma Watson en la ONU, pero entre otras cosas decía que muchos hombres se suicidan por verse encasillados en el papel de tipo duro que no muestra sus debilidades (palabra arriba o abajo).

      Es una gozada que algunos os toméis como recomendación las películas que traigo :)))

      Eliminar
    2. Creo que es un gran error el que queramos ser iguales. No somos ni iguales en conjunto (ni un hombre es igual que otro hombre, ni una mujer es igual que una mujer, ni un hombre es igual que una mujer, ni el gato de mi hermana es igual que su hermano gato), seguramente tengamos cosas en común por género o por especie, pero no indica que seamos iguales. ¿Con esto que quiero decir? Que por mucho estudio que hagan, por muy desarrollado que tengan X parte del cerebro, no quita que una mujer no sepa expresar sus sentimientos, o que un hombre… da igual si es hombre o mujer, lo que importa es el individuo no el conjunto. No sé si seré muy individualista, pero lo veo así, siempre veo terrible el generalizar, no creo que Oscar Wilde por ser hombre sintiese menos que cualquier mujer xD


      “Y lo tremendo es que encima, para colmo, la sociedad enfatice que lo masculino deba ser reprimir las emociones”

      A mí me parece que ese es el quid de la cuestión. Parece que se quiere primar eso, y me da asco sinceramente, no tengo otra palabra más que asco. Todo eso del macho alfa, todo eso del tipo duro (me recuerda a la pelicula In & Out, y la escena de los hombres de verdad no bailan. Menos mal que hay gente que evade o huye de lo “políticamente correcto” o de lo que se debe o no hacer, mi admiración a esa gente.

      Como conclusión, voy a poner, lo tipico del se tu mismo, no lo que la sociedad quiera que seas. Que aunque obvio y evidente siempre me lo tengo que recordar, a ver si de una vez se me interioriza.

      A lo último que menciona, a título personal, siempre me ha gustado el cine, y si leo algo relacionado con una película (bueno, libros no que eso es más largo y tengo una gran lista de pendientes xD) me gusta al menos sacar mi punto de vista. Y bueno, al menos las dos que he visto que has hecho referencia en tu blog, me han gustado, me queda otra en pendientes pero ya la veré :)

      Eliminar
    3. Oscar Wilde (que me encanta, por cierto) sentía hasta "demasiado", creía que la base de la vida era sentir más que pensar, y eso que tenía un cerebro privilegiado. Pero se dejaba arrastrar por las pasiones, lo que le costó acabar en la cárcel, y volvió con su ex después de aquello, a pesar de la lucidez que demostró sobre el asunto y sobre el pimpollo en De profundis. Aunque claro, alguno dirá que era gay y por tanto no era un hombre "normal" y en ese sentido tienen ventaja los homosexuales porque no tienen que aparentar.

      No hay dos personas iguales, está claro, pero creo que un fondo común debería haber si somos tod@s terrícolas. Y luego están las generalizaciones, como lo de que los hombres son más sexuales y visuales, cosa que suele ser cierta, aunque las generalizaciones son eso, generalizaciones. Pero qué se puede esperar del pensamiento colectivo cuando a los bebés se les compra ropa rosa o azul y a los niños se les regala juegos bélicos y a las niñas muñecas, como si no fuera normal que un niño jugase a ser padre o una niña no sintiese inclinación por ser soldado.

      La escena del baile es buenísima, pero lo triste es que se siguen usando frases tan absurdas como esa o como que los hombres no lloran, como si las glándulas lacrimógenas fueran cosa femenina nada más. Hablando de baile, a mi me encanta la película Billy Elliot, con ese niño luchando por su sueño y combatiendo el prejuicio de que un bailarín clásico es gay por narices. Y en Brokeback mountain se cuenta muy bien lo de vivir la única vida que tenemos según lo que esperan los demás.

      Y bueno, he hablado de muchas películas por aquí, más todos los GIF que pongo en el tumblr, aunque ahí ni digo de donde las he sacado, pero quien quiera saber, que pregunte ;) Ah, y en esa lista de libros pendientes espero que estén los míos :P

      Eliminar
    4. Por eso le puse ese ejemplo, porque me pareció de las personas más sentimentales que he visto en mi vida, y no era una mujer.

      Si estoy totalmente de acuerdo en eso, todos somos diferentes, pero todos somos al fin y al cabo individuos (creo que es mi concepción de igualdad)

      Y si es horrible que intenten condicionar a los niños subliminalmente con una educación de es que tienes que actuar, sentir así... Es un tema un tanto simple, una sociedad no es libre, si la misma sociedad le dice al individuo como debe de actuar. La gente se cree libre pero no habrá libertad hasta que deje de haber etiquetas para las personas o los sentimientos. Yo no sé esa manía de querer etiquetar todo, o sistematizar todo, es un modo de actuar un tanto simplista y absurdo.

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.