~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


jueves, 3 de marzo de 2016

No soy un Ama facilona


Empecemos por el mensaje típico y “original” hasta la náusea que aterriza en el buzón de cualquier Ama del ciberespacio:

Soy sumiso y busco Ama, espero noticias. A sus pies


De esto he hablado en ocasiones anteriores, de la necesidad de feeling por mi parte para que surja algo, de lo poco selectivos que son los “sumisos” de paja cibernética, etc etc. Pero quiero comentar más a fondo este asunto por la parte que me toca.


A poco que el sumiso busque por internet, se topará con las “amas” que se han convertido de la noche a la mañana en dominantes buscando dinero fácil, o simplemente a las profesionales con (supongamos) algo más de vocación. A esas mujeres les vale prácticamente cualquiera, siempre que puedan pagar por sus servicios. Pero hay sumisos que no acudirán nunca a una de estas, algunos porque, si son auténticos, saben que jamás sentirán algo real en una sesión pre-pago, y otros porque, aunque buscan un rato sin complicaciones, no les da la gana de soltar un euro.


Así que tanto unos como otros siguen buscando y van encontrando mujeres que no cobran, y que ponen anuncios o están en webs bdsm, etc. En ese grupo hay de todo, desde la emparejada que busca un rato de morbo hasta la que quiere una relación a todos los niveles con un sumiso-pareja. Por desgracia, también suele ser minoritaria esta última opción, y es probable que las del grupo “rato sin complicaciones” no se pongan demasiado exigentes con un sumiso o “sumiso” al que verán un par de veces antes de buscar a otro.


Con todo lo anterior, no es de extrañar que algunos saquen la conclusión errónea de que ciertas Amas (como yo) caeremos en su proposición con leer dos frases, y que los aceptaremos sin más que ponerlos a prueba con cuatro prácticas o incluso porque sí tras esas dos frases, es decir, siempre dando por sentado que no hace falta nada más para entrar en faena y ser Ama-sumiso, que para eso nos gusta dominar y debemos estar “agradecidas” de que vengan con su oferta.


Cuando algunos sumisos han pasado mi filtro como personas, después han fracasado estrepitosamente a la hora de demostrar su sumisión. Y la mayoría de las veces se han limitado a soltar las manidas frases que suenan vacías porque lo son cuando se las sueltan a cualquiera a quien apenas conocen. Imagino lo sorprendido que se puede quedar un sumiso cuando, tras un par de cafés o contacto telefónico o por el medio que sea, y tras soltar cosas tan vistas -para alguien de mi experiencia detectando farsantes- como “deseo ser tu esclavo, anhelo arrodillarme a tus pies...”, recibe mi rechazo por respuesta. Seguro que se las prometía muy felices y había hecho sus planes perfectos: “ella Ama, yo sumiso, cuatro frases y seguro que se derrite y me acepta como sumiso”. Oye, que me gustan las frases de contenido femdom, pero conozco la diferencia entre decirlas a ver si cae la breva y decirlas de corazón, y si el individuo te las suelta sin apenas conocerte, puedes apostar a que las dice a ver si cuela la cosa.


Cuando el sumiso está más centrado en lo que se llevará de la relación que en lo que puede ofrecer -y para eso hace falta conocer a fondo a la mujer a la que supuestamente se somete-, no se entrega nada de nada y hará un teatro vacío con tal de que le cumplan la fantasía que le calienta. Me hizo gracia uno de estos, especialmente caradura, que me demostraba con hechos que le resbalaba conocerme más allá de mi faceta dominante (eso sí, con palabras era capaz de venderle un abanico a un esquimal, el muy encantador de serpientes), y a la vez me contaba sus planes para “someterse” a mí, a su manera, en su horario y donde mejor le conviniese. Una de las perlas que me soltó fue que estaría en castidad con CB por mí con un método infalible: se haría fotos junto a un papel con lo que le ordenase escribir cuando yo quisiese. Y claro, resulta obvio que justo tras enviar la foto ya se podría quitar el chisme y desfogarse a gusto hasta mi siguiente orden, y obvio también es que me tomaba por una cretina del trece... Si los espabilados volasen no nos dejarían ver el sol, ains.


Y entonces, si no me valen las palabras sino los hechos, ¿qué “terribles” pruebas reservo para un candidato a sumiso? ¿Le pido que se pase una semana durmiendo en el suelo y que se ponga la alarma a cada hora? ¿Lo ato por los pies y lo cuelgo del techo boca abajo un día entero?... (Inciso: alucino con la incapacidad para captar ironías de algunos). Pues no, no hace falta llegar a eso, porque resulta que los “entregados” sumisos me lo ponen muy fácil a la hora de demostrarme bien pronto que no están a la altura en cuestiones tan elementales como:
-Permanecer localizables
-Ser sinceros (todo el tiempo, se entiende)
-Mantener una conversación sobre CUALQUIER tema que no sea cuándo, cómo y dónde planeo dominarlos, y conservar el interés, claro, que lo de pasar al monosílabo sacado con sacacorchos no cuenta
-Dar la cara en la vida real o al menos por teléfono en vez de escudarse en chats, emails o wassaps


Y puedo seguir con ejemplos “tontos”, pero creo que la idea queda clara.

Así que lo dicho, no soy un Ama -ni una mujer- facilona, pero es que tampoco pido la luna, creo yo, “solo” pido sumisión auténtica y honestidad, y eso parece que no abunda. 

16 comentarios:

  1. Pues no me parecen a mi tan difíciles las cuatro cuestiones elementales que propone. Lástima que no cumplo dos de sus requisitos imprescindibles; no tener pareja, y no estar demasiado lejos.

    g{A.M.}

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para un sumiso que solo quiere jugar y hacerme perder el tiempo, son imposibles de cumplir ese tipo de cosas. Hay algo básico y difícil de encontrar, que es la compatibilidad a muchos niveles. Estar lejos no es el problema sino la falta de movilidad geográfica. Respecto a lo otro, nada se puede hacer, ya no por la circunstancia en sí, que para algo inventaron el divorcio llegado el caso, sino por no tener los mismos principios en la vida: tú tienes pareja y ves aceptable que un Ama te acepte si ella quiere, sin embargo, el simple hecho de que lo veas aceptable, aunque no tuvieses pareja, ya sería motivo para mí para descartarte como sumiso, y me ha ocurrido en varias ocasiones. Ya digo, falta de compatibilidad en cuanto a valores vitales, no es algo personal mío contra nadie, es que no remamos en la misma dirección, simplemente.

      Eliminar
    2. Aunque en este caso no cambie nada, yo veo aceptable que un Ama me acepte si ella quiere, siempre que mi Esposa y Ama también lo acepte; no a sus espaldas: sería una cesión cuando y como Ellas lo acordasen. Nada que ver con lo que Usted desea, por supuesto, y, probablemente, solo una fantasía más para mi.

      g{A.M.}

      Eliminar
    3. Respetable lo de la cesión, pero aprovecho para aclarar que soy tan posesiva que no prestaría a mi sumiso a nadie.

      Eliminar
    4. Ama S. creo haber descubierto algo muy interesante y que me resulta novedoso en usted. La posesión como usted la está planteando suena a puro amor. Pero sin desviar demasiado lo que GL 3 propone, cosa muy común en el Swinger (practica en la que estuve 5 años antes de conocer a "Mi Reina" y por cierto agrego que nos conocimos en el Swinger), en el FemDom existen fiestas privadas como "subastas de esclavos" o "Té a la FemDom", donde las Dominas compran, venden o se prestan esclavos.
      Estuve muy, muy cerca de participar en una de ellas y con el permiso de Mi Reina, pero un contratiempo personal de último momento me lo impidió.
      Es el día de hoy que me arrepiento haber perdido esa experiencia, por cierto iría estando bajo la dirección de una de las Dóminas que personalmente más admiré y que como amiga nos brindó una ayuda invaluable y que eternamente agradeceré.
      Se pueden estar preguntando ¿Por qué no lo hago ahora que estoy divorciado? Muy simple, no vivo más en Buenos Aires y ahora me encuentro en el otro emisferio.-

      Eliminar
  2. Hola yo sigo su blog desde algun tiempo. es raro leer este tipo de cosas a mi me encanta la sumision hacia la mujer es algo entre narural y casi imposible de impedir! A lo que voy es que hasta como hombre refiriendome a esta estrada uno conoce tambien mujeres o dominas que deforman (cada quien) la dominacion o el como lo perciben y le quieren sacar provecho. Pero en ese inter al menos en mi caso se pierde esa autenticidad de dominacion. Yo mas que nada pido ser (y creo por aqui deverian empezar todo) ser su contacto o amigo por aqui me encantaria poder decir tengo una amiga domina aunque incuso seamos solo eso pero en este mundo se tiene que aprender! oajal se pueda... Volviendo a su entreda yo creo que si a de ser desgastante por la percepcion que tienen los sumisos y tambien las dominas o amas de lo que es para cada quien esto!

    para mi no hay como la seduccion de la mente del alma y por ultimo del cuerpo!

    ResponderEliminar
  3. En mi opinion no creo que sea tan dificil de ofrecer eso, de hecho el verdadero sumiso lo ofrece de manera natural y aunque no quiera. Para mi lo complicado es encontrar a alguien que busque ese tipo de sumisos, que congenie y pueda hacerlo feliz viviendo esa relacion que le complementa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los verdaderos sumisos son minoría, por eso tuve que poner la palabra en el título del blog.

      Eliminar
    2. Si al igual que una ama así. Todos sabemos que hay mucho pervertido y muchas aprovechadas en internet, los cuales nos complican la búsqueda a la pequeña minoría. Demasiada grande esa mayoría, es como la aguja que entra en el pajar, hay que tener mucha suerte para que te pinche y la encuentres.

      Eliminar
    3. Si vieras los mensajes que me llegan de supuestos sumisos no dirías eso. Parece que para la mayoría de "sumisos" ofrecerse, entregarse o ser sumiso con una mujer dominante es imposible. De todos los supuestos sumisos que he conocido, ninguno tenia en mente realmente entregarse y ser sumiso. Solo buscan que les cumplas sus fantasías, y muchos hasta imponiendo, como que es tu obligación, dando por sentado que por ser dominante, tienes que dominar a todo "sumiso" que se te presente. El mismo machismo de siempre pero disfrazado de supuesta sumisión. De hecho he conocido más amas dominantes que buscan una relación femdom auténtica, con un hombre sumiso que les complemente, que auténticos sumisos que busquen una relación femdom.

      Eliminar
    4. Concuerdo contigo, Tammy, aunque ya lo sabes :)

      Me chirría un poco la opinión de Raúl, la verdad, por eso no respondí a su último comentario, porque sin ir más lejos yo me considero un Ama verdadera y no he recibido su candidatura...

      Eliminar
    5. En mi humilde opinión y sosteniendo el punto de Tammy y Ama S. la sumisión no tiene que ver con lo sexual solamente, sino con la entrega del cuerpo y el alma, es una entrega interior y lo sexual es exterior. Para que lo exterior tenga sentido, primero se tienen que conectar nuestros seres interiores.
      La pasión de la sumisión, está muy relacionada con la película "La Pasión de Cristo", con el pagar por otros, hacer el bien por otros y de esa manera trascender nuestros cuerpos. En contadas oportunidades lo he logrado, quizás me sobren los dedos de las manos para numerarlas, pero lo he vivido.
      Lo que más me llama la atención de ese momento tan sublime, es que siempre tuve mi visión, mis marcas como pruebas y el recuerdo grabado a fuego en mis memorias. Pero son cosas que yo viví y sentí, estando en un extremo de la fantasía, nunca pude descubrir como se vivía en el otro extremo, hasta el momento no he encontrado ningún relato o experiencia en la cual el Ama exprese lo que ella siente o cómo se vive ese instante desde la posición Dominante o como se canaliza la energía que reciben o que ellas generan.

      Eliminar
  4. Hombre... Los pervertidos también tenemos derechos. Desde aquí rompo una lanza por los pervertidos y pervertidas del mundo que desde la HONESTIDAD buscan el placer, la diversión o el amor en la forma que más les guste o mejor les convenga.

    ResponderEliminar
  5. Ay! Saludos Ama S! A estas horas...

    ResponderEliminar
  6. Estimada señora:
    Nuevamente muchas gracias por su luz y por su sinceridad en un tema tan delicado como es la imagen que el FemDom debería dar a la comunidad en general.
    Yo no soy dueño de la verdad y menos soy alguien para decir cómo debe vivir cada uno su sexualidad o manejarse en un conquista o dentro de la pareja. Menos autoridad tengo para opinar cuando ando por la vida sin Dómina que me guie. Pero la he tenido y ella me ha hecho volar al cielo, como descender al mismo infierno en un mismo instante (representando el cielo el placer alcanzado y el infierno el pecado lujurioso cometido).
    La relación con Mi Reina, mi Dómina y mi Mentora, que además de todo eso fue mi esposa por casi poco más de 4 años, más otro de convivencia se basó en un acuerdo muy simple, que ella fuera mi prioridad.
    Es más la gran lección la aprendí al comienzo de nuestro noviazgo y gracias al cuento de "La Mujer de las 9 vacas". Tan profundo llegó esa enseñanza, que simplemente traté de cumplirla lo mejor que pude y más allá del fracaso de nuestro matrimonio, tengo la tranquilidad y la paz interior de haber puesto lo mejor de mí, teniendo esperanza en que no todo está perdido y que solo Dios sabe lo que nos deparara el futuro.
    Si Ama S. aprueba la publicación de este comentario, me quiero tomar el atrevimiento de compartirles el cuento de "La Mujer de las 9 vacas", quizás les ayude y mucho para transformar aquellas mujeres con poca autoestima o como llave para tratar con esas Dóminas que no son fáciles como el caso de la señora que nos atrae a sus dominios.
    http://miodeella.blogspot.ca/2016/02/la-mujer-de-9-vacas.html

    ResponderEliminar
  7. Irónicamente lo primero que ofrecen es "sumisión y sinceridad"...
    Si es que ya no se puede creer en nadie a quien no se haya visto nunca, ni se le sepa nada... llegan prometiendo una cosa y en un parpadeo van y rompen su promesa...

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.