~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


jueves, 24 de marzo de 2016

Femdom por aburrimiento


Si recordáis el post del otro día, La Venus de las pieles, no es la única vez que Emmanuelle Seigner hacía de Dómina en una película. Hay que remontarse a unos años atrás, a Lunas de Hiel, en la cual se nos muestra una relación de pareja que pasa por todos los matices posibles, desde la nube de colorines de los comienzos hasta la degradación absoluta en la que se confunde amor con dependencia, llegando al maltrato, la venganza y varias lindezas por el estilo. Pues bien, en una de las fases, la pareja experimenta con todo lo que se le pone a tiro, y claro, no podía faltar que probasen con el femdom. Las imágenes hablan por sí mismas, así que solo comentar que me parece que cuando se llega a esto, o a cualquier otro tema, por salir de la rutina sexual, ocurre que una vez que se pasa la novedad, el problema sigue ahí. Y en esto de la Dominación Femenina en concreto debe haber una auténtica vocación por ambas partes para que la cosa no quede en un teatro vacío que, como bien dice el protagonista, no hay quien se lo crea. Aparte de que el numerito del cerdo y similares son más propios de sesiones de dominatrix de manual, pero vaya, que cada cual se pone a tono como quiere, aunque eso sí, qué menos que sentir lo que haces. Y la frase “cuando idolatras a una mujer no hay nada obsceno en lo que haces” me parece un gran acierto, lástima que no cuadre con el resto de la historia.
 


2 comentarios:

  1. Esa película podría calificarse hasta de aterradora, por momentos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es bastante dura por momentos, el terror no viene de fuera sino de los monstruos que pueden salir del interior de las personas.

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.