~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


jueves, 24 de marzo de 2016

Femdom por aburrimiento


Si recordáis el post del otro día, La Venus de las pieles, no es la única vez que Emmanuelle Seigner hacía de Dómina en una película. Hay que remontarse a unos años atrás, a Lunas de Hiel, en la cual se nos muestra una relación de pareja que pasa por todos los matices posibles, desde la nube de colorines de los comienzos hasta la degradación absoluta en la que se confunde amor con dependencia, llegando al maltrato, la venganza y varias lindezas por el estilo. Pues bien, en una de las fases, la pareja experimenta con todo lo que se le pone a tiro, y claro, no podía faltar que probasen con el femdom. Las imágenes hablan por sí mismas, así que solo comentar que me parece que cuando se llega a esto, o a cualquier otro tema, por salir de la rutina sexual, ocurre que una vez que se pasa la novedad, el problema sigue ahí. Y en esto de la Dominación Femenina en concreto debe haber una auténtica vocación por ambas partes para que la cosa no quede en un teatro vacío que, como bien dice el protagonista, no hay quien se lo crea. Aparte de que el numerito del cerdo y similares son más propios de sesiones de dominatrix de manual, pero vaya, que cada cual se pone a tono como quiere, aunque eso sí, qué menos que sentir lo que haces. Y la frase “cuando idolatras a una mujer no hay nada obsceno en lo que haces” me parece un gran acierto, lástima que no cuadre con el resto de la historia.
 


martes, 15 de marzo de 2016

El mensaje que no llega

Para los aficionados a las estadísticas, y por redondear, os diré que he recibido 400 mensajes privados desde que comencé el blog. ¿Con cuántos he ido más allá y ha pasado algo femdom? Bueno, lo de “algo femdom” es resumir mucho y englobar casos bastante distintos, pero por dar una cifra vamos a quedarnos con esta: cuatro. Es decir, el uno por ciento del total me pareció merecer la pena, o digamos que era compatible con mi idea de femdom y a nivel persona. No voy a profundizar ni a entrar en detalles de por qué ninguno se convirtió en mi sumiso definitivo, pero os quedaríais muy sorprendidos de saber que tuvo más que ver con falta de “echar para adelante” por parte de ellos que con mis elevadísimas exigencias (ok, soy exigente, pero no soy la loba feroz, en serio). Y lo de echar para adelante también engloba varias cuestiones, que tampoco voy a desmenuzar.


De manera que cada vez que me llega un mensaje -y ya veis que en proporción a las visitas tampoco son tantos-, me preparo “para lo peor”, para leer el mismo mensaje de copia-pega que les mandan a cualquier Ama, para el par de frases a ver si cuela, o para el caradura de turno que pide esto o aquello en plan sumisión a la carta, etc.


El mensaje que necesito recibir para que se despierte mi interés es algo muy concreto. Puedo ponerlo por aquí casi palabra por palabra, sin temor de que alguien lo copie para intentar engañarme, porque se les pilla pronto en un renuncio cuando por ejemplo dicen que conocen a fondo mi blog, aparte de que pronto quedará sepultado entre el resto de tropecientas entradas y no será fácil de localizar por un visitante casual. Y eso voy a hacer. Curiosamente, siempre llegué más lejos con los sumisos que no venían pidiendo Ama de primeras, y ese es un buen comienzo:

Estimada Ama S., antes que nada quiero decir que me encanta tu blog. Me siento identificado con mucho de lo que dices, me gusta lo diferente que es a otros sitios, me gusta tu ironía, tu sentido del humor, tu lucidez, admiro la energía que le pones, se nota que es algo que sientes de manera auténtica y lo transmites. Me siento como en casa, no como un bicho raro, y reconfortado por la naturalidad con la que tratas el tema.


No sé qué contarte sobre mí, pero estaría encantado de responder a todas tus preguntas, si te apeteciera contactar conmigo. No quiero ser pesado y contarte mi vida sin tu permiso, pero te diré que siento mi sumisión como algo que necesito entregar a la mujer que sepa valorarla. Me costó tiempo aceptarme y no verlo como algo negativo, y gracias a tu blog lo veo como algo realmente hermoso, cuando se enfoca de la manera adecuada.

No tengo demasiada experiencia porque, bueno, qué te voy a contar de lo que abunda en el mundillo, pero creo que al menos sé lo que no quiero, y los retazos de verdadera D/s que he vivido me han hecho reafirmarme en lo que soy y lo que quiero.


Y bueno, me despido ya de ti, sintiéndome feliz por saber que al menos leerás esto. Sería un honor recibir tu respuesta, pero respetaré y aceptaré que no lo hagas. De todos modos, sentía que tenía que escribirte aunque fuese para saludar y agradecerte el blog, y además, opino que cuando tengamos un pie en la tumba solamente nos podremos arrepentir de lo que hicimos, no de lo que dejamos de intentar. Por eso decidí escribirte.


Mis mejores deseos.


Ay, qué buen mensaje, por un momento creí que hasta lo había recibido en realidad, jajaja... Ya tengo la solución a mi búsqueda: me clono, me cambio de sexo, me convierto a la sumisión, ¡y ya tengo a mi sumiso ideal! XD

Uno de los problemas es que en ese mensaje ideal repito mucho la palabra sentir y claro... los hombres no están educados en el mundo de los sentimientos y emociones, y los que bucean en el mundillo femdom no están precisamente centrados tampoco en buscar conexión espiritual con una mujer dominante...

Un par de consejo-advertencias: no me pidas respuesta porque me pones en bandeja que no te responda. ¿Para qué quieres que te escriba con un No?
Si me cuentas tu lista de fantasías, y encima no coincide con las mías, como deberías saber si lees como mínimo las entradas más populares, pues tampoco te voy a responder.


Y por último, si no somos compatibles, lo voy a notar casi desde que digas hola, y poco se puede hacer, así que da igual que insistas, te rebotes, trolees, etc etc. Ancho es el mundo, así que sigue buscando.

viernes, 11 de marzo de 2016

El sumiso imbécil

Algunos pobres (falsos) sumisos es que simplemente no dan para más, los infelices. Ya solo con anécdotas de estas tengo para rellenar 3 blogs cada mes, pero me reservo las risas para mí y los lanzo al destierro del olvido en un pestañeo. Lo que pasa es que alguno tiene mérito, porque, leches, no se puede hacer peor jajaja, y acaban apareciendo aquí, para deleite de todos, que la cosa tiene hasta gracia; de nada XD. Así que vamos con la historia, pero antes, aquí van estos mensajes y luego os pondré una adivinanza, ¿ok?

1- Chico atractivo de 37 años huérfano de Dómina. Sano sin vicios, nivel cultural alto, educado y muy responsable..Llevo muchos años interesado en el mundillo aunque mi experiencia no es profesional ni mucho menos..Busco mujer Dominante sin más interés que dominar y poseer mi cuerpo y mente , no busco sexo ni un rollo de una noche..No pasa un día que no fantasee con este tipo de relaciones y me gustaría pasar a la práctica siempre y cuando encuentre lo que busco..muchísimas gracias y un saludo


2- Hola buenas noches.Soy de Madrid,37 años.Me llamó la atención el anuncio quizá porque es distinto al resto donde tengo la impresión que abunda el interés económico más que otra cosa.Busco una Dómina que disfrute realmente dominando, que me haga sentir su poder, que sepa cómo adueñarse de mi cuerpo y mente, que tenga claro que gritar no es sinonimo de Dominar.Saludos

3- Tú estás buscando sumiso o pasar el tiempo?

4- La educación en persona Ama S..

5- Ama S así no va a encontrar sumiso en su puta vida, no vaya de educada que por muy bien que escriba ud no me llega ni a la altura de la suela de los zapatos..ayyy cuanta subnormal Amita S dándosela de divina y de persona con clase , me encantan sus poses fumando con aires de ....diva? Patètica ...


Bien, la adivinanza es, ¿qué tienen en común todos ellos?
Tic tac...
Respuesta: son del mismo energúmeno... Sí, sí, sí, se ve que tiene doble personalidad o algo y se olvidó de tomar las pastillas, ains.


Voy a añadir ahora mis respuestas, por si alguien tiene la genial idea de culparme de su transformación desde tierno corderito hasta hiena salvaje. De entrada, no me apetecía escribirle porque el primer mensaje, a pesar de su aparente inocencia, esconde bastantes cosas sospechosas: todo gira en torno a ÉL, a lo mucho que vale como persona, a cómo el pobrecito no encuentra dómina (por qué será...), a que ella tiene que ajustarse a él, habla de SU fantasía, no tiene experiencia a una edad avanzada para un sumiso vocacional... Y sobre todo me deja claro que no sabe si yo puedo ser esa mujer porque ni se ha molestado en leerme. De hecho ni recordaba dónde dejó su mensaje, como comprobaremos a continuación. Por todo ello le respondí con una pregunta-trampa super efectiva en estos casos, para terminar de descartarlo cuando no supiera responderla, y me podía jugar el cuello a que ocurriría justo eso. Además tardé una semana en escribirle, porque así era más fácil corroborar que no me equivocaba.

1- ¿Por qué te intereso yo en concreto?
Bien, su respuesta (mensaje 2 de arriba), vuelve a ser la misma, busca tal y cual y de lo que cuento aquí, que por cierto se acerca bastante a lo que pide, no tiene ni idea. Es más, cree que puse un anuncio en alguna parte, lo cual reafirma mi sospecha, así que le respondo:

2- A qué anuncio te refieres? Tu respuesta me parece muy general, como si no recordases donde dejaste tu mensaje.

Y ya el troglodita, tras dos simples mensajes, se rebota, pierde la paciencia, no reconoce que no tiene ni puta idea de dónde dejó su mensaje y me acusa de ser una que juega a ser ama, aparte de ponerse agresivo con esa orden entre líneas de “si eres ama es tu deber dominar a cualquier sumiso, ¿no buscas sumiso?, pues acéptame ya de una maldita vez”.

3- Menuda respuesta, muy acorde con mis sospechas. Y ya me queda aún más claro que no tienes ni remota idea de quién soy ni a dónde enviaste tu mensaje, y aparte de tu mensaje general de corta-pega con bonitas palabras acerca de entrega en cuerpo y alma, tienes poca idea de ser sumiso porque antes hay que tener modales, y de eso, poco te veo. Adiós y no me molestes con otro mensaje, no tengo tiempo para tonterías.

Su tercer mensaje se comenta por si mismo, nada que añadir, aparte de que sabía mi nick no porque de golpe recordase o reconociese que conoce mi blog, sino porque le salía como remitente en mis correos.

4- ok, último mensaje, "sumiso verdadero", bloqueado quedas y nada me pierdo con personajes como tú.

Tras bloquearlo apareció desde otra cuenta de correo, no iba a quedarse el macho-lobo disfrazado de cordero con la boca calladita, tenía que soltar su último ataque de bilis y quedarse con la (falsa) idea de que me estaba poniendo en mi sitio. Aunque, los más observadores habrán notado en su mensaje 4 que me trata de usted justo cuando me está faltando más el respeto, jajajaja.


Pero nada en condiciones se puede esperar de un tipo que manda un mensaje a las 3 de la madrugada, posiblemente con 10 pestañas abiertas a la vez entre anuncios clasificados, vídeos porno, 3 chats simultáneos, etc, y es lógico que cuando al fin recibió mi breve respuesta no pudiera tener ni repajolera idea de dónde salía yo, y por supuestísimo que pasó fugazmente por aquí y leyó el título como mucho. Ni siquiera pilló la pista cuando le dije lo de sumiso verdadero con ironía. Es grave que alguien no tenga ni la honestidad de decir “mira, reconozco que no recuerdo dónde dejé mi mensaje pero seguro que me dio buena impresión lo que vi y te pido la oportunidad de que veamos si buscamos lo mismo”. Aunque vaya, igual de grave es escribirme sin apreciar lo que cuento por aquí y mandar un mensaje general que le sirve para todo. Y de ese tipo de mensajes me llegan por pares, así que estoy más que acostumbrada a detectarlos en la primera (y a veces única) frase.


Por si a alguien le queda alguna duda de cómo se las gastan los miles de sumisos más falsos que judas que pueblan la red, este es un magnífico ejemplo. Pero además, como digo, el muy idiota no es más tonto porque no se entrena, porque con tal de no dar marcha atrás por culpa de su ego trató de darle la vuelta a su desfachatez y ponerme verde a mí, para terminar con la guinda de confundirme con dios sabe qué dómina que se exhibe fumando en alguna parte... Jajajaja, ¡pero si yo ni fumo ni he publicado una foto mía jamás en internet! Y lo de pose de diva... en fin, es para desternillarse, pobres cretinos, cuántas mentiras hay que soltar, cuánto hay que fingir, redios, y es normal que no vayan de frente, claro, porque un trozo de estiércol sabe, por muy tonto que sea, que muy lejos no va a llegar si se muestra como es. Ni fingiendo tampoco, por supuesto, al menos si se topa con mujeres como yo.


Y qué “gracioso” es eso de “nunca encontrarás sumiso”, que por cierto es el típico rebote de todos a los que rechazo. ¿Qué es eso, una maldición, una amenaza, una profecía, un deseo...? Jajaja, pero qué osada es la ignorancia, qué sabrán esos de los sumisos que he tenido en el pasado, o de los que puedo estar conociendo en el presente.


Y bueno, la historia podría quedar ahí, pero es que el individuo volvió a aparecer, desde una nueva cuenta, como si pudiera engañarme, porque NADIE puede contactarme en ese email a no ser que sean contactos míos o yo contacte con ellos tras recibir un mensaje por aquí, y de nuevo mencionó el supuesto anuncio, jajajaja, diciendo lo siguiente:

Hola muy buenos días. Escribo en referencia a un anuncio que ví hace un par de días donde buscaba sumiso para relación D/s. No sé si soy lo que busca, pero sí es cierto que me gustaría si no tiene inconveniente y si no ha encontrado sumiso que me diese una oportunidad..La sumisión es algo que me llama desde hace mucho, siento la necesidad de ser sometido y a veces por la noche me despierto fantaseando con ello.He tenido alguna experiencia como sumiso y tengo claro que no son las fantasías de un simple pajillero.Perdone que hable así pero uno se pregunta a veces si es un deseo real o una simple fantasía y hace tiempo que creo que es lo primero. Gracias por leerme.


Qué educado, ¿no...? Hasta que le tocan las narices y no le siguen el ritmo, claro. El pobre está con sudores por la noche pensando en el tema, ainssss; si alguna se apiada de él y pasa por alto lo borde que se pone cuando no logra lo que quiere, le regalo sus tres direcciones de correo, y las que falten por llegar, que lo mismo con una tanda de azotes y un régimen de pan y agua en una jaula entra en cintura, juasss.

lunes, 7 de marzo de 2016

Agradecimiento a los lectores

Mi blog ha superado las 700.000 visitas ya, con una media de 500 diarias. No me voy a poner en plan modesto, estoy muy orgullosa del dato, sobre todo teniendo en cuenta que no hay por aquí ni gota de porno ni necesito enseñar escote para captar interés.


Reconozco que estoy un poco cansada a ratos, no de la Dominación Femenina, claro, sino de sentirme como una especie de Juana de Arco defendiendo una corriente que parece minoritaria dentro del grupo de las dóminas profesionales, las supremacistas, las que se ponen nick de ama cuando a la vez se definen como putas ninfómanas y un largo etcétera que nada tiene que ver con mi punto de vista. Así que me gustaría que hubiese decenas de otros blogs en mi misma línea para darme relevo. Ahora es cuando vosotros exclamáis: “no, Ama S., como el tuyo no puede haber otro jamás”... Ay, parad, que me ruborizo :P (Tampoco abunda el sentido del humor en ninguno de los escasos blogs femdom en español existentes, lo cual es lógico con tanto estereotipo sobre el tema).

Los más observadores se habrán dado cuenta de que he bajado un poco el ritmo de publicaciones últimamente. Estoy especialmente ocupada de un tiempo a esta parte, pero hasta ahora siempre busqué hueco para el blog. Lo que ocurre es que ya desde el primer aniversario sentí que había dicho lo fundamental, y soy la primera sorprendida de que haya podido sacar tantos temas alrededor de una misma idea básica. Como tampoco esto es un diario, por mucho que les pese a los más curiosos, es normal que no haya posibilidades infinitas a la hora de escribir.


Y esa era una “preocupación” mía habitual: no repetirme. Y lo he logrado la mayoría de las veces, porque no hay dos entradas iguales, por parecido que sea el mensaje. Pero ahora me doy cuenta de que eso es justo lo que tengo que hacer, repetir las ideas básicas, de manera que a la hora de leer el blog, por cualquier parte, nadie se pierda lo fundamental, porque bastante extenso es a estas alturas como para ponerse al día del tirón sin lastimarse la córnea...


Casualmente en estos días estoy recibiendo mensajes privados que me animan a que no deje de escribir “nunca”. Y se agradece el ánimo, la verdad, aunque aprovecho para dar un tirón de orejas, ya que es muy cómodo pedir que haya lectura asegurada cuando no se hace mucho por apoyar esto más allá del elevado número de visitas. No digo ya que la gente compre mis libros, aunque uno de mis lectores es justo lo que dice y agradezco el detalle, sino qué menos que dejar esas palabras de aliento por aquí. Hay blogueros que piden expresamente que les dejen comentarios, porque se llevan años publicando y aquello acumula telarañas, con el mérito que tiene no recibir respaldo, y por el contrario aquí ha habido rachas con más de cincuenta comentarios por post, pero vaya, que ni calvos ni con tres pelucas, ¿no?


A ver, que no pido comentarios, que yo escribo o no según me apetezca, porque me sirve a mí para reafirmarme en mis ideas o darles un par de vueltas, o sencillamente porque lo disfruto. Y lo seguiré haciendo aunque no haya comentarios. Y no lo haré si no quiero, por mucho que me lo pidan. Espero que eso quede claro. Dicho lo cual, al nivel de “éxito” de un blog contribuye el respaldo que tenga, y más allá de los “like” en facebook, donde por cierto la gente me “apoya” más que aquí, estaría bien que los nuevos visitantes supieran que el blog gusta, no por vanidad mía, sino por dejar constancia de que no soy la única que defiende mi línea de Dominación Femenina, por DIFUNDIR el tema básicamente. Así que espero que no seáis tímidos y dejéis las palabras de enhorabuena también por aquí en cualquier entrada.

Tengo que agradecer también a los que me enlazan, desde otros blogs, twitter, facebook, webs, etc. Y paro ya, que parece que me han dado un Goya :P




Volviendo a los mensajes privados y enlazando con mis motivos para escribir, empecé el blog como una opción más para encontrar a mi sumiso complementario y porque necesitaba expresar una serie de pensamientos, pero no contaba con ciertas consecuencias, como por ejemplo el hecho de que resulte ÚTIL para los lectores. Y cuando leo ese tipo de comentarios, se me pone una sonrisa enorme.


Dejo aquí algunos mensajes a los que me refiero como muestra del apoyo que recibo por privado, para que no queden solamente en mi buzón, y como forma de agradecer el reconocimiento, entendimiento y acogida entre los que no pasan de refilón buscando morbo fácil.

Humildemente le saludo, Señora. Aunque he seguido por tiempo ya su blog, poco he posteado. Su bitácora me ha sido de gran valor para entender mi ser sumiso, y espero estar listo para ofrecerme a una Mujer a quien servir, lo cual, como descubrí, es en mí una necesidad.

Le deseo lo mejor del mundo y, por favor, no pare de escribir.


Estimada Ama S,
he encontrado su blog por casualidad. Pero me he quedado un buen rato leyendolo. Me parece escrito con mucho sentimiento y tacto. Y aunque yo no pertenezco al mundo de la dominacion femenina creo que la entiendo bien y lo que busca en un sumiso. Me parece que yo lo podria aplicar para una relacion como yo tambien me la imagino. En fin mis felicidades para el blog suyo! Un saludo



Ante todo quiero darte la enhorabuena por tu blog y por todas las reflexiones que incluyes en él, me han ayudado muchísimo a entender mejor lo que busco y lo que me gusta ¡Gracias!
Me pongo en contacto contigo pues siempre me he sentido muy atraído por las relaciones de dominación femenina y desde pequeño los personajes más atrayentes de las películas que veía solían ser “las malas”, que con el tiempo me he dado cuenta que eran generalmente bastante más inteligentes que sus habituales contrapartidas “buenas”.
El tema es que, sintiéndome como te decía muy atraído por la dominación femenina, no me terminaban de gustar demasiado las cosas que veía al respecto por internet, con esas dominatrix vestidas de cuero, las mazmorras y el dolor físico... Todo eso no me atrae lo más mínimo. Me atrae estar con una mujer que sea al menos tan inteligente como yo y si es posible más, una mujer a la que pueda admirar profundamente y en la que busque consejo y consuelo en los momentos difíciles. Con una relación así, lo que más me puede gustar es saber que mi pareja es feliz y poder disfrutar simplemente siguiendo su liderazgo. En definitiva disfruto estando al lado de una MUJER, así en mayúsculas y con todo lo que ello implica. El tema sexual es secundario a todo esto, no necesito cosas raras, de hecho algunas me parecen ridículas, para disfrutar del sexo.
Me daba la sensación de que tenía que haber un mundo de dominación femenina diferente a ese tan ligado al porno que se encuentra por internet.
Tu blog ha sido para mí un soplo de aire fresco y he visto que no soy tan raro como pensaba, y sobre todo me voy dando cuenta de que no voy a necesitar aficionarme a lamer suelas de botas de cuero para disfrutar de mi pasión.
No sé de qué manera mostrarte lo agradecido que estoy por haberte encontrado. En cuanto pueda te compro alguno de los libros de relatos que tienes con total seguridad, pero quiero animarte a que sigas manteniendo vivo ese blog y que puedas ser el faro que guíe a todos aquellos que como yo andamos perdidos y a la deriva en este mundo de las relaciones íntimas. ¡Muchísimas gracias otra vez y mi más sincera enhorabuena! 

jueves, 3 de marzo de 2016

No soy un Ama facilona


Empecemos por el mensaje típico y “original” hasta la náusea que aterriza en el buzón de cualquier Ama del ciberespacio:

Soy sumiso y busco Ama, espero noticias. A sus pies


De esto he hablado en ocasiones anteriores, de la necesidad de feeling por mi parte para que surja algo, de lo poco selectivos que son los “sumisos” de paja cibernética, etc etc. Pero quiero comentar más a fondo este asunto por la parte que me toca.


A poco que el sumiso busque por internet, se topará con las “amas” que se han convertido de la noche a la mañana en dominantes buscando dinero fácil, o simplemente a las profesionales con (supongamos) algo más de vocación. A esas mujeres les vale prácticamente cualquiera, siempre que puedan pagar por sus servicios. Pero hay sumisos que no acudirán nunca a una de estas, algunos porque, si son auténticos, saben que jamás sentirán algo real en una sesión pre-pago, y otros porque, aunque buscan un rato sin complicaciones, no les da la gana de soltar un euro.


Así que tanto unos como otros siguen buscando y van encontrando mujeres que no cobran, y que ponen anuncios o están en webs bdsm, etc. En ese grupo hay de todo, desde la emparejada que busca un rato de morbo hasta la que quiere una relación a todos los niveles con un sumiso-pareja. Por desgracia, también suele ser minoritaria esta última opción, y es probable que las del grupo “rato sin complicaciones” no se pongan demasiado exigentes con un sumiso o “sumiso” al que verán un par de veces antes de buscar a otro.


Con todo lo anterior, no es de extrañar que algunos saquen la conclusión errónea de que ciertas Amas (como yo) caeremos en su proposición con leer dos frases, y que los aceptaremos sin más que ponerlos a prueba con cuatro prácticas o incluso porque sí tras esas dos frases, es decir, siempre dando por sentado que no hace falta nada más para entrar en faena y ser Ama-sumiso, que para eso nos gusta dominar y debemos estar “agradecidas” de que vengan con su oferta.


Cuando algunos sumisos han pasado mi filtro como personas, después han fracasado estrepitosamente a la hora de demostrar su sumisión. Y la mayoría de las veces se han limitado a soltar las manidas frases que suenan vacías porque lo son cuando se las sueltan a cualquiera a quien apenas conocen. Imagino lo sorprendido que se puede quedar un sumiso cuando, tras un par de cafés o contacto telefónico o por el medio que sea, y tras soltar cosas tan vistas -para alguien de mi experiencia detectando farsantes- como “deseo ser tu esclavo, anhelo arrodillarme a tus pies...”, recibe mi rechazo por respuesta. Seguro que se las prometía muy felices y había hecho sus planes perfectos: “ella Ama, yo sumiso, cuatro frases y seguro que se derrite y me acepta como sumiso”. Oye, que me gustan las frases de contenido femdom, pero conozco la diferencia entre decirlas a ver si cae la breva y decirlas de corazón, y si el individuo te las suelta sin apenas conocerte, puedes apostar a que las dice a ver si cuela la cosa.


Cuando el sumiso está más centrado en lo que se llevará de la relación que en lo que puede ofrecer -y para eso hace falta conocer a fondo a la mujer a la que supuestamente se somete-, no se entrega nada de nada y hará un teatro vacío con tal de que le cumplan la fantasía que le calienta. Me hizo gracia uno de estos, especialmente caradura, que me demostraba con hechos que le resbalaba conocerme más allá de mi faceta dominante (eso sí, con palabras era capaz de venderle un abanico a un esquimal, el muy encantador de serpientes), y a la vez me contaba sus planes para “someterse” a mí, a su manera, en su horario y donde mejor le conviniese. Una de las perlas que me soltó fue que estaría en castidad con CB por mí con un método infalible: se haría fotos junto a un papel con lo que le ordenase escribir cuando yo quisiese. Y claro, resulta obvio que justo tras enviar la foto ya se podría quitar el chisme y desfogarse a gusto hasta mi siguiente orden, y obvio también es que me tomaba por una cretina del trece... Si los espabilados volasen no nos dejarían ver el sol, ains.


Y entonces, si no me valen las palabras sino los hechos, ¿qué “terribles” pruebas reservo para un candidato a sumiso? ¿Le pido que se pase una semana durmiendo en el suelo y que se ponga la alarma a cada hora? ¿Lo ato por los pies y lo cuelgo del techo boca abajo un día entero?... (Inciso: alucino con la incapacidad para captar ironías de algunos). Pues no, no hace falta llegar a eso, porque resulta que los “entregados” sumisos me lo ponen muy fácil a la hora de demostrarme bien pronto que no están a la altura en cuestiones tan elementales como:
-Permanecer localizables
-Ser sinceros (todo el tiempo, se entiende)
-Mantener una conversación sobre CUALQUIER tema que no sea cuándo, cómo y dónde planeo dominarlos, y conservar el interés, claro, que lo de pasar al monosílabo sacado con sacacorchos no cuenta
-Dar la cara en la vida real o al menos por teléfono en vez de escudarse en chats, emails o wassaps


Y puedo seguir con ejemplos “tontos”, pero creo que la idea queda clara.

Así que lo dicho, no soy un Ama -ni una mujer- facilona, pero es que tampoco pido la luna, creo yo, “solo” pido sumisión auténtica y honestidad, y eso parece que no abunda.