~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


miércoles, 18 de noviembre de 2015

¿Eres sumiso sin saberlo?



Habré hablado unas cien veces de los que van diciendo que son sumisos y luego no lo son. Hoy voy a hablar del extremo opuesto.


En los comentarios, intercambiando impresiones con las mujeres que participan (escasas, por desgracia), a veces ha salido el tema de que estamos hartas de los falsos sumisos, de todos los que habitan los chats y webs bdsm, y que tal vez tengamos que buscar por otros sitios más convencionales por si nos llevamos la sorpresa. Yo probé ya en el pasado y me encontré anécdotas de todo tipo, sobre todo por el desconocimiento que hay en general, puesto que lo que más abunda es que crean que eres una dominatrix de vídeo porno.


Pero el caso es que de vez en cuando vuelvo a darme una vuelta por sitios “normales” y al menos parece que hay algo más de información en los últimos tiempos. De manera que hice el otro día un filtrado en mi búsqueda, con palabras como complaciente, obediente, sumiso y similares, y ahora os contaré lo que ocurrió.


Muchos escriben esas palabras para decir lo que NO son, o para decir que buscan una mujer así. Luego están los que lo ponen con toda la intención del mundo, pero si les preguntas se quedan un poco a cuadros porque no se identifican con un sumiso de Amas... Y claro, te quedas pensando, ¿pero estás seguro? ¿En qué te basas para decir eso? ¿Acaso no te gusta complacer, obedecer y te consideras dócil? Para mí, esa es la base de un sumiso. Los que buscan prácticas masoquistas o castidad o feminización o cuern**, etc etc, no tienen por qué ser sumisos, simplemente les pone todo eso y buscan cualquiera que se lo cumpla, sin importarle un rábano la mujer en cuestión. Así que, ¿quién es más sumiso? ¿Uno del primer grupo o uno del segundo?


Habrá de todo en cada grupo, pero no hay que descartar a todos los que no entran en webs bdsm, porque no se imaginan atados a una cruz de san andrés y porque se les corta el cuerpo con las cosas que pueden llegar a aparecer en los vídeos porno femdom. Y claro, también está el problema de que en un anuncio de esos les da apuro decir a las claras que buscan mujer a la que someterse, para evitar burla, incomprensión y rechazo, como si fueran delincuentes de la peor calaña.


Al hilo de todo esto, tengo un par de mensajes privados recientes que van en esa línea, así que vamos a verlos.

Lo primero decirte que no me ofrezco como sumiso ni busco cibersexo ni nada de eso.
Te escribo para felicitarte por lo bien que llevas el blog, siempre actualizado y con artículos muy pensados y muy alejados de la vulgaridad de otras páginas y blogs que tratan esta temática y te doy todos mis ánimos para que continúes de la misma manera.
Yo no vivo de manera tan intensa la dominación femenina y, realmente, tampoco me considero sumiso, aunque si reconozco que no me disgusta en ciertos aspectos y si me atrae en otros.

En todo caso, y para no molestar más de la cuenta, me despido con un afectuoso saludo desde xxx.

Seguiré leyéndote!!


Hola, que tal?

Tan sólo queria enviarte unas lineas para felicitarte por tu blog y por su contenido. Cuando tuve impulsos sumisos empecé mi busqueda por paginas de temática femdom no encontré textos ni páginas que encajaran con mi forma de ver el asunto y me sentí ciertamente frustrado.

Después de visitar tu blog me sentí reconfortado y con ánimos renovados para seguir en la búsqueda de una chica que tuviera una forma de pensar parecida a la tuya. Me di cuenta de que si existían chicas que entendían el femdom de una forma parecida a mí, sólo había que buscarlas bien. Así que fue sin duda una ayuda.

Nada más, mis felicitaciones de nuevo y mi deseo de grandes éxitos en tu vida!


A mí me alegra como no os podéis imaginar este tipo de testimonios, significa un avance, porque la sociedad -esa de la que nos quejamos tanto-, la formamos todos, y es nuestra tarea difundir este tipo de relaciones de manera más natural y quitándole su halo de cosa marginal y pecaminosa. Claro que del morbo oculto viven más de cuatro, pero oye, seguro que con esas grandes dotes de actriz se reciclan en un abrir y cerrar de ojos, aunque tengan que trabajar (de verdad) un poco, ejem.


Voy a resumir lo que ocurre cuando sales a pasearte con el cartel de Ama por el mundo vainilla. Algunos casos los dejaré para post aparte, como el caradura que te jura que es sumiso desde hace años y lo único que busca es morbo novedoso y excitante, a su ritmo y conveniencia, claro. O el típico macho alfa que se cansa el pobre de ser dominante de cara a la galería y luego busca un vicio oculto y prohibido contigo, como esa friki que le hará esto y lo otro para cumplir su fantasía de ser humillado por una mega mala de la hostia, incluyendo todo el típico repertorio, como no podía ser de otra manera, de sentirse rebajado mediante cornamenta, trapitos femeninos y arnés XXL. Si caes en la tentación de probar algo con esta clase de personajes, ten por seguro que su “sumisión” viene con fecha de caducidad cercana, porque los buscadores de sensaciones no pararán nunca de subir el listón y aumentar la dosis de sus adicciones.


Como decía, cuando sales “ahí afuera”, lo primero que encuentras es incomprensión, incluso rechazo y burla. Respetan poco los que tienen la mente cuadriculada. Después, en un elevado número, hay muchos hombres que se apuntan a un bombardeo en la cama y te dicen que vale, que les tira el tema, pero siempre que no salga del dormitorio, y el resto del tiempo serán unos machotes dominantes como dios manda. Luego están los que tienen un pie dentro y otro fuera del tema, con alguna parafilia concreta, como lamer pies o beber orina, que creen que tú, por decir que eres Ama, te vas a apuntar a todo lo que se salga de la postura del misionero con la luz apagada.


Y por último, en algún rincón perdido del ciberespacio, hasta te encuentras con alguno que habla de complacer a la mujer, de ser su servidor, de fantasear con ser suyo, y entre esos, que no han escuchado mucho términos como bdsm o femdom, puede haber alguno interesante con la base adecuada para forjar un buen sumiso. Lo más parecido que encontré fue un tipo que tenía un nick parecido a criado y se quejaba de que las pocas mujeres que habían mostrado interés por lo que él quería, se cansaban de mandar y todo eso. Pero claro, era demasiado bonito para ser verdad, jajaja, y enseguida vi que tenía contradicciones brutales, como decir que odiaba las tareas domésticas, y una impaciencia sospechosa, aparte de confesar que tenía fantasías sobre torturas y encierros en jaulas. En resumen, no dejaba de ser del grupo de parafílicos en busca de mujer que le haga lo suyo, y mucho “bla bla bla” pero pocos actos que demostrasen que era sincero.



Pero en fin, ya digo, alguno tiene que ser sumiso sin saberlo. A ver si me lee uno de estos y le explico cuatro conceptos mientras... ups, ¿lo dije en voz alta? :D

16 comentarios:

  1. Holaaaaaaaaa!!!
    "Mandilones"... acá así les llaman a esos q no son sumisos... pero parecen jajajajajaja
    Una explicación exagerada y chusca: http://www.chilango.com/general/nota/2013/06/25/soy-un-mandilon
    aquí algo más realista:
    http://mujerde10.com/fernanda/los-si-y-los-no-de-un-mandilon/

    Ya me estoy haciendo un tiempo para regresar por acá :3
    Saludos Ama S!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que esa palabra es el equivalente de lo que aquí se llama calzonazos. Lo curioso de todo esto es que la mujer tradicionalmente era la "mandilona" y no se veía mal. La diferencia entre un calzonazos y un sumiso desde fuera no existe, pero desde dentro de la relación la clave está en aceptar y disfrutar de la situación, y además no hay que perder de vista que él se somete a ESA mujer en concreto, que también es un gran matiz, dejando a un lado a los gusanos arrastrados que se someten a cualquiera, claro.

      Saludos :)

      Eliminar
  2. Ahora que ya estaba convencido que no, me vuelvo hacer un lio. Lo tengo que leer otra vez con más tiempo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante no es la etiqueta que te pongas sino lo compatible que seas con una mujer en concreto.

      Eliminar
    2. al hilo al comentario primero, aquí te llaman marujón si haces ese tipo de tareas como la compra, cocinar o planchar, aunque cada vez es más común. Calzonazos va unido si te dejas "mangonear", ¿y si te encanta?

      Eliminar
    3. Yo tengo una idea ligeramente diferente. Calzonazos opino yo que es aquel hombre que le gustaría dominar en la relación pero que no lo puede lograr (Sale perdedor en las discusiones de pareja) y por tanto hace las tareas enfadado y a desgana y esto los vecinos y amigos se lo notan.

      Si en cambio tu estás feliz y con ganas de vivir porque te gusta ese estilo de vida de servidumbre es mucho menos probable que la gente piense que eres un calzonazos porque la sociedad en general no ha asociado nunca felicidad a servidumbre. ¿Como va a ser un calzonazos, primo, parguela... si rebosa energía y sonrisas?

      Pero bueno, en general creo que poner etiquetas es de las peores cosas que hemos podido inventar los humanos.

      Eliminar
  3. Hay veces que creo que he tenido más suerte que la que me tocaba...
    En el mundo "vainilla" he topado al menos con 2 sumisos completos y 2 casi sumisos extracomplacientes, sin mencionar con el que me descubrí como "diferente" que también se descubrió así a él mismo y no teníamos ni idea.
    A veces pienso que tal vez pongo el listón muy abajo, pero en esos casos es para jugar limbo :P
    Nah, digo, soy una persona que creo que procura adaptarse y encontrar el gusto a lo que tengo en lugar de buscarle el gusto a lo que me falta.
    Por poner un ejemplo, en el cumpleaños de una amiga hace años, ella tenía ganas de ir a un lugar swinger hacía años, no lo había hecho por las 5 mil razones que hay en la vida... y por su cumpleaños, me puse de acuerdo con otra amiga que conocía un lugar adecuado y con otra más para irnos a festejar.
    Divertido empieza a ser cuando le dices a la cumpleañera: ponte algo bonito te voy a llevar de paseo por tu cumple... ah y mejor que sea vestido o falda...
    Y claro que la llevé con los ojos vendados, a poco de amordazarla y amarrarla también, pero vale que había que pasar por seguridad y de por sí les costó trabajo comprender porqué tenían que registrar a una pobre mujer que no sabían en dónde la estaban metiendo.
    La verdad, nos divertimos mucho, porque nos dimos la mano y le dije que esa noche yo era su pareja y que nos revolcaríamos con todos los que quisiéramos tomadas de la mano, y eso tuvo su punto, y claro, ni una ni otra dejamos de hacer todo tipo de "maldades"... en mi caso, desde la advertencia de "bueno, si quieres, pero te va a doler"... o pasando por otro punto que me preguntaran "oye, no prefieres ir a un lugar más cómodo?" refiriéndose a un lugar que no fuera un puf que quedaba justo a una altura donde hacer cualquier cosa era complicado, y contestarle "no, aquí me gusta que tienes que esforzarte mucho"...
    No voy a decir que hayan sido sumisos con quienes traté esa noche, ni que haya sido la experiencia más enriquecedora de mi vida, pero yo iba a divertirme y me divertí, y claro, ya que hemos de follar (porque ir a un club swinger y no follar es perder el tiempo igual que ir a una pastelería y no comer por estar a dieta), pues qué mejor que en mis términos por más extravagantes que les parecieran...
    De algún otro vainilla ya he hablado, un amigo que cuando le dije "tengo ganas de que seas mi árbol de navidad" preguntó que implicaba el proyecto y una vez explicado dijo que si eso me hacía feliz estaba completamente dispuesto, ¡y se veía tan lindo con esferas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que ver la manera de utilizar a cualquier hombre que se ponga a tiro es un buen sustitutivo a falta de otra cosa, lo de hacer limonadas si la vida te da limones y todo eso, pero aunque en el pasado tuve hasta ciber sumisos, a día de hoy me da una pereza infinita hacer algo que sé no me llevará a algo más, aunque a veces me lo replanteo, que no será por las mil vueltas que le doy a mis pensamientos.

      Lo que sí disfruto son esos momentos que no espero, como el otro día que fui a pasar por una puerta de un edificio público y venían dos hombres del otro lado, y en cuanto me vieron retrocedieron, agacharon la cabeza, dijeron perdón y me dejaron pasar como a una reina. Algo así de exagerado es tan poco frecuente que me quedé un poco en shock, pero con una gran sonrisa, claro.

      Eliminar
    2. ¡¡¿Y no eran japoneses?!! O_O

      Eliminar
    3. jajaja, pues no, no tenían pinta de japoneses, por eso flipé XD

      Eliminar
    4. oh dios... por qué siempre me pierdo esas fiestas?... jajajajajajaja

      Eliminar
  4. Sigo creyendo que ser sumiso es sentirlo, por lo tanto si eres sumiso lo sabes. “Lo sabes” me refiero a que te gusta que te manden, obedecer, hacer sentir bien a esa chica, y ya en su día mujer, bien cuando te sientes y te colocas en un plano inferior a Ella o simplemente cuando la ves. Otra cosa es cuando se pasa a la adolescencia y eso que sientes cuando la chica por la que pones ojitos te habla de una forma autoritaria, o las “novietas” te dan órdenes y ves que esa sensación te gusta, empiezas la búsqueda de qué es eso que tanto te llena al sentir que alguien del género femenino está por encima tuya. Pero todo esto choca con el machismo que te inoculan desde la más tierna infancia y te meten con calzador “todo lo bueno” y lo que no está ahí dentro es malo, es enfermedad o vicio.

    El machismo es el que realmente, creo, hace que una persona de sentimientos dominantes o sumisos, tengan que estar a la busca de qué es eso que sienten y porqué lo sienten si la sociedad es contraria a ello.

    Yo que he pasado por ello, (sentirme “inferior” a una mujer cuando he estado con ella y disfrutar de cómo me dirigía, sentir que me gustaba obedecer, hacerla sentir bien cuando estaba con ella o lejos de ella porque sabía que contaba conmigo); yo que lo he vivido y sabía que todo eso me gustaba, no sabía que se llamaba sumisión, pero cuando oyes por primera vez en tu vida esas palabras (sumisión y sumiso)y sabes su significado, entonces con el tiempo sabes que lo eres, que eres SUMISO y que te gusta tener Ama, que lo necesitas para completarte. Por esa razón creo que si eres sumiso, lo sabes, porque cuando aprendes el significado de la palabra, sabes que cabes dentro de ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón. Por desgracia socialmente a los hombres se nos ha inoculado desde pequeños que hay que ser fuerte, que llorar es cosa de débiles y "mariquitas" y en general se nos enseña a reprimir nuestros sentimientos más profundos en pos de aparentar una sensación de fortaleza. Para colmo se nos presiona más con frases como "Ya no quedan hombres como los de antes" y con la admiración de las féminas en la adolescencia hacia el tipo de hombre duro, protector y resolutivo. Era difícil de soportar en el Instituto donde sólo el más fuerte (O el que al menos aparentaba serlo) recibía atención por parte de las chicas mientras el resto eramos despreciados o, en el mejor de los casos, ignorados.

      Además la ciencia nos dice que las mujeres son igual o más capaces de soportar dolor físico y que nosotros tenemos las mismas ganas de llorar que ellas sólo que nos reprimimos muchas veces o lo hacemos en soledad por la brutal presión social que arriba comentaba.

      Hasta que no entendamos que 1 + 1 puede ser 3 y que esos dos unos son simplemente diferentes... Hay personas que desarrollan lo mejor de si mismas en un ambiente independiente, otros bajo la guía o dominación de otra persona como un perro que puede desarrollar una vida mucho más feliz bajo la educación de su dueño que si le tratas como un a ser humano.

      Pero por desgracia muchas amas nos ven como auténtica basura a la que exprimir economicamente y poco más. Y todo lo que te anula y te hace pensar en el suicidio de lo mierda que te sientes (Conozco bastantes sumisos que fantasean con esa idea) me parece condenado a fracasar a largo plazo.

      Eliminar
    2. Lo de la palabra sumiso es como el paso final, cuando la oyes por primera vez sabes que lo eras desde mucho antes. A mí me pasó lo mismo con Ama, que enseguida me la apropié con naturalidad. Y también sirven los sinónimos, Dueña, complaciente, Dómina, obediente...

      Eliminar
    3. Como comenté en una entrada, el machismo también provoca víctimas entre los hombres, y algunos se suicidan porque reprimir tanto sus emociones hace que acaben explotando:
      http://amabuscasumisoverdadero.blogspot.com.es/2014/11/juventud-y-cambio.html

      Eliminar
    4. Las palabras toman todo su valor cuando entendemos su significado, ya que entendemos lo que somos. Qué maravilla es ser sumiso y estar sometido a tu Dueña, Ama, Dómina; y ser el más sumiso, obediente, dispuesto.

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.