~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


martes, 23 de junio de 2015

El vainilla curioso


El otro día me llegó un mensaje privado a través de mi canal youtube. Alguien me preguntaba: ¿qué es femdom, es bondage? Ante una pregunta tan (para mí) absurda, me vi en la obligación de hacer difusión social jaja, tal vez era un adolescente o alguien que no sabía buscar por internet o un aburrido. Le dije que femdom es Dominación Femenina, un tipo de relación en el que ella manda y él obedece. Entonces me preguntó si es en todas las actividades o solo en sexo. Le respondí que algunas parejas lo hacen a tiempo completo y otras en el tema sexual. Me dio las gracias (menos mal, ya pensaba que ni eso) y me hizo una nueva pregunta: una persona bisexual, ¿tiene más interés en un trío? Ahí ya dejé de responder porque una cosa es difundir y otra que me tomen por consultorio gratis. Además, todas las dudas iban a tener la misma respuesta: pues depende de cada persona, hay de todo. Que me parece genial que la gente quiera informarse, peeero... algunos lo que hacen es cotillear y punto, y para eso mejor que pillen una revista de famoseo. Y luego están los que se apuntan a un bombardeo, como nuestro próximo “amigo”.

Inciso. De vez en cuando “me infiltro” en la sociedad “normal” para investigar cómo se toman este tema ahí afuera, porque desde luego para pillar sumiso no es (no los encuentras en condiciones ni en sitios especializados, cuanto menos ahí). Sí que noto al cabo de los años que a la gente le empieza a sonar algo todo esto pero la confusión es grande todavía. Anécdotas de estas ya conté en otra ocasión, desde el que me toma por dominatrix que hace vídeos, pasando por el que presume de ser un entendido por conocer alguna práctica, hasta el que se ofrece a hacer una cruz de san andrés a buen precio jaja.


Pues bien, este es el intercambio de mensajes con uno de estos curiosos que vio mi solicitud de búsqueda de sumiso en cierta web vainilla:

Él: Hola...se pueden tratar los terminos?
Yo: jaja, nop, yo no domino a la carta...
Él: No me referia a eso mujer jejeje, sino que tendras un limite y demas no? Ya que todo no vale ehhh
Yo: Vamos a ver, el límite lo tendrá el sumiso más bien. Tú eres un curioso, ¿verdad?
Él: En parte si, pero me atrae mucho ese mundillo desde siempre y estoy abierto a todo...por eso pregunto a alguien que sepa decirme y probar con alguien que sepa que hace...te molesta eso?
Yo: Yo te entiendo pero no estoy para que nadie pruebe por probar, lo tienen que tener muy claro, para informarte del mundillo tienes muchos sitios en internet, suerte
Él: No quiero probar por probar, quiero probar para quedarme...te atreves?
Yo: jaja oye no me río de ti, pero sí de las cosas que dices, ¿que si me atrevo? Eso debería preguntarlo yo. Mira, reconozco de lejos a quien sirve y a quien no. Un saludo y hasta siempre.


A partir de ahí lo bloqueé porque ya el tipo se estaba animando y lo próximo iba a ser prometerme que se encadenaría a mi cama cada noche. A saber lo que quería probar. “Con alguien que sepa lo que hace”. Ah claro, se trata de hacerle cosas, cómo no, lo de sentir y ofrecerse ni le suena. Si le atraía desde siempre esto, ¿qué hacía a sus 40 tacos sin haberlo intentado? Venga ya, cuentos chinos a otra. Me pone de los nervios todo ese rollo de ligón de discoteca con las malditas frases de “atrévete” y similares. ¿Qué pasa, que hay que ir con casco de protección a una cita con estos tíos? ¿Es un riesgo, un peligro, una aventura tan emocionante que hay que llevar una caja de tranquilizantes? ¿Pero de qué van? Se ponen la etiqueta de premio gordo, como el regalo que te llevarás si te “atreves” a probar con semejante macho. Por-fa-vor, si es que lo de la risa que pongo ahí no era fingida, es que me partía ya con dos frases.

Y no es la única anécdota reciente en esta línea. Ya sabía yo que lo del club de escritoras me iba a dar satisfacciones. Un compi de allí (sip, se ve que hay discriminación positiva a la inversa) me mandó este bonito y breve mensaje, lo bueno si breve... ya se sabe: “Sométeme, andaluza”. Se nota que es autor de micro-relatos jeje.


Es que me complico la vida demasiado, ¿verdad? Así de simple y efectivo sería mejor. Pero una es como es y la primera reacción que tengo es responder (bueno, de hecho la primerísima es NO responder) algo así como, “vale, te someto con una sola orden: ve a que te domine tu reverenda prima”. No es algo personal, le respondo lo mismo a cualquiera que venga dándome una orden, lo llevo mal, las dominantes preferimos ser las que ordenan, raritas que somos... Por cierto, qué ilu, es el tercer escritor que se me arrima, el primero es el autor del bodrio más infumable que sobre femdom se hizo, y el segundo no sé ni lo que escribe pero vino a ponerme fina por decirle que la cornamenta y el femdom no son ni primos lejanos. ¡La cosa va mejorando! Se me saltan las lágrimas, casi tanto como con la poesía de mi compi sobre uno que sujeta una cabeza femenina mientras ella le abre la bragueta, me llegó a la fibra, él si que conoce al género femenino, ains, qué majo, y qué pedazo de sumiso me he perdido.


En fin, que cuando das el paso de vivir según lo que eres y contactar solo con sumisos, a pesar de los desastres que te encuentras, lo de pasar a ese otro lado del mundo de los no-sumisos se hace muy cuesta arriba, ya me molestan la vista hasta los “ehhh...”, los “jeje mujer...” y similares, que no es que yo sea fan del protocolo vacío pero es que estos, de modales, andan cortitos. Lo bueno de esos casos es que me reafirmo una y otra vez en lo que no quiero. Pobres, se quedarían esperando mi respuesta, menos mal que seguro que se les pasa con aquella otra que busca un castigador o con la que quiere un astronauta submarinista, y a todas les dirán lo que se tercie para intentar pillar cacho. Qué poco selectivos, todo lo contrario a mí, que no tengo diez sumisos cada semana porque no quiero, tontorrona que es una.


Al final siento que no encajo en ninguna parte, ni en el mundo vainilla ni en el bdsm de buscadores de fantasías vacías para pasar el rato, y para colmo de males, aparecen estos que son mezcla de lo peor de ambos mundos. Y digo peor porque llevan con letrero luminoso la intención de utilizar a quien se cruce en su camino. La buena noticia es también esa misma, que se ven venir a kilómetros de distancia.



Parte de la culpa de todos estos aburridos metidos a sumiso opino que la tiene “el contagio” del mundo liberal en el que todo cabe (sí, es un doble sentido...) y todo vale. En un vistazo rápido a ciertas webs de contactos bdsm lo primero que salen son fotos de pollas en primer plano con un mensaje diciendo “soy muy sumiso”... O yo me equivoco de parte a parte, o esos, de sumisos, no tienen ni las uñas, o el pirulí. Venderse como un trozo de carne a lo mejor les funciona con las que buscan justo eso, pero repito, yo soy tan tiquismiquis que necesito que me interese la PERSONA que es el sumiso en cuestión, lo demás es un mercado para llenar ratos vacíos, y yo no quiero tapar huecos (otra vez doble sentido) sino compartir mis mejores momentos con alguien. Que sí, que ya sé que las páginas de contactos -vainilla o bdsm- van todas en la línea de aquí te pillo aquí te mato, y por eso mismo, el hecho de que alguien se anuncie con la “bandera al aire” diciendo que busca mujer, hombre, trío, transexual o un cangrejo de río que pase por allí, me deja muy clarito la clase de “sumiso” que es. Y que den por sentado que por decir que eres dominante ya te vas a apuntar a hacer intercambio de sumisos, cesiones de los mismos a amos, cornamentas y orgías en grupo es otro efecto colateral de la fusión liberal-bdsm que prolifera como setas en el monte, por desgracia para l@s que buscamos mucho más que juegos de carne.


Como resumen final, reivindico dos cosas que me parecen fundamentales en todo esto:
-la principal condición para tener Ama es ser sumiso. De perogrullo, ¿no? Pues en eso falla el 90% de los “sumisos”

-deberían usar otro nombre distinto a sumiso para referirse a lo suyo todos los que fingen ser lo que no son, todos los que buscan nuevas sensaciones y todos los que quieren tener contacto con un Ama al precio que sea. Yo ya propuse un nombre cuando traté hace tiempo el tema del vainillismo o sumisos-vainilla que a ratos se sienten de una manera u otra: SUINILLA.



Ains, cuánto tiempo ahorraríamos tod@s si no hubiera tanto lobo disfrazado de cordero y tanto aburrido de su vida vainilla buscando morbo fácil.

12 comentarios:

  1. estás en la soledad absoluta! ja.... debe ser difícil la búsqueda porque no es fácil el rótulo y lo que buscás tampoco... en fin, ya nos tendrás al tanto del éxito o no.... tampoco hay apuro imagino.... salu2....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apuro, ninguno, una relación solamente deberíamos tenerla si nos da más de lo que nos quita, y estos personajes me quitarían hasta la salud si los tuviese cerca jaja. Soledad para nada, que mi vida no gira en torno a un sumiso, lo tenga o no lo tenga.

      Claro, tranquilo que avisaré cuando el unicornio azul me salga al paso.

      Eliminar
  2. jajajajajaja.... no puedo estar más de acuerdo... y así llegamos a la conclusión de que hay mucha paja de sumisos por ahí (doble sentido) ... jajajajaja
    que de los verdaderos son una especie en extinción...
    Saludos Ama S. :)
    Espero estés muy bien. ¡Bonita semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé si están en extinción o si está empezando a formarse la especie, porque a veces veo hombres que de cara a la sociedad van de una cosa y luego a solas, a poco que me ponga un poco firme, se vuelven más corderitos, y eso que no hablo de un contexto sexual.

      Sí, es una bonita semana, comienza el verano aquí y es la noche de San Juan, en la que se quema todo lo que sobra para que entren cosas mejores... no voy a quemar a ningún sumiso jaja, pero estoy en pleno borrón y cuenta nueva :)

      Eliminar
  3. Buenas tardes, como desde hace años de vez en cuando leo un rato tu blog, siempre se aprende algo, que pases un buen verano
    un saludo
    Juan

    ResponderEliminar
  4. Al final el dicho ese de "donde estés a gusto ni te menees", resulta que es totalmente cierto. Si eres Ama o sumiso y se encuentra un sitio que trata el tema de la Dominación Femenina con rigor, se puede dar una/o con un canto en los dientes. Ya sabemos que por regla general la mayoría de sitios relacionados con los contactos (aunque sea sobre DF) son más porno/festivos que reales. Es evidentemente cierto que al entrar en un sitio así aparecen "esclavos" arrodillados cargados de cadenas y siempre preparados para revista (léase empalmados) y Amas "superdominantes" enfundadas en cuero o látex con toda la parafernalia BDSM. Siempre me ha chirriado eso de ser un Ama súper dominante ya que se da por hecho que al ser Ama eres dominante, o sea que el súper queda para el señor de la capa roja.

    Eso demuestra de nuevo la intrusión de la industria del porno en la DF. Dan por hecho que la Dominación Femenina es exclusivamente sexual, no entienden que fuera de la alcoba se sigue sintiendo como Ama o sumiso, que lo que manda son los sentimientos. La sumisión no se encuentra en la entrepierna sino en la cabeza.

    Todos esos que van de sumisos y se "venden" con una foto tocándose como si se acabara el mundo, no entienden de lo que va la DF. Además, esos que se venden como sumisos "experimentados” no sé qué es lo que no entienden, si eres sumiso lo eres aunque nunca hayas tenido Ama. Servir a una es diferente, eso te hace vivir la sexualidad sumisa completa, pero haber tenido muchas Amas no hace más sumiso.

    Eso de ser experimentado lo dicen los que piensan que ser y servir se aprende, no se siente. Si eres sumiso lo sabes si o si, y si lo utilizas como juego también sabes que NO lo es. Creo que es una cosa tan sencilla como contar para atrás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo por eso de estar a gusto no me muevo de aquí :D

      Los que presumen de curriculum de muchas Amas lo único que demuestran es que ninguna lo aguantaba jaja

      Buena observación, no se aprende a SENTIR la sumisión. Estos que vienen buscando que lo adiestren solo piensan en cuatro posturas y cuatro protocolos como un teatro barato. Respetable... el teatro digo, no lo de esos.

      Eliminar
  5. Hacía mucho que no visitaba tu blog, Ama S. Siempre es una delicia leerte porque plasmas en detalle muchas cosas que me pasan, o han pasado, por la cabeza. Por este tipo de casos, como los que relatas, he abandonado definitivamente mis andares en la red. Y es que después de mucho tiempo de dar vueltas en la nube, sin encontrar más que decepciones, mentiras muy bien armadas y otras no tanto, al fin he encontrado "mi" hombre sumiso y hace ya dos años que disfruto de él, o de "nosotros", porque esto ya es un "nosotros" completo. Cada tanto vuelvo a entrar en algunos de mis sitios habituales de antaño y me encuentro con ese mismo tipo de mensaje que describes... que me dan risa y ni contesto. Otras me dan coraje, o bronca como decimos en mi tierra. Con lo de "suinilla" has dado en el clavo, a ver si la Real Academia se digna a incorporarla :) Saludos Ama S. y que el unicornio azul salga pronto a tu paso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hace mucho hablaba yo sobre l@s ex-comentaristas, y al leer tu nick me sonaba que no era la primera vez que te paseabas por aquí :) Me da alegría volver a saber de ti, sobre todo con esa buena noticia de tu sumiso.

      Me da cierta envidia saber que en el mismo tiempo que se tarda en descubrir que una historia no tiene futuro otras personas consigan que se cuaje, pero c'est la vie...

      Saludos :)

      Eliminar
  6. Je, hace un par de años, poco más o menos, me dio por entrar a una página vainilla... duré 2 semanas a intervalos irregulares porque alcanzaron el grado de fastidio extremo...
    Pero, sobre todo las fotos tan elegantitas esas, lo que demuestran es lo que tienen para ofrecer y es una pena que sea en lo último que nos fijemos...
    Y más de mil veces me he propuesto algo así como hacer una encuesta para determinar claramente si esos métodos de seducción le han funcionado alguna vez a alguien...
    Aunque debo decir que, creo que de vez en cuando mi grado de paciencia llega a niveles altísimos por distintas razones... y ochocientas veces me he puesto a explicar aquello que empieza en "veamos, qué tienes para ofrecer y no mal entiendas porque no es dinero"... y tan descorazonadoras que son las respuestas que sacan a eso...
    Por cierto que no sé cómo no he logrado una de esas fantasías que me dan vueltas en la cabeza... llevarme a un hotelazo a uno de esos que quieren que me "atreva" y empezar por amarrarlo bien amarrado a la cama con una mordaza para no incomodar a nadie, seguido de sacar unas tijeras y cortar todo lo que traiga, dinero, tarjetas, ropa, pelo... y sería tan fácil... pero el sentido común, aún me detiene...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me sobrase el tiempo les seguiría el juego, como uno que me llegó el otro día prometiendo disponibilidad ab-so-lu-ta y cero límites y dándome su teléfono, y por curiosidad voy y agrego el contacto y aparece su foto en whatsapp abrazado a una mujer y una frase debajo "con mi pareja". Que digo yo cómo harán para estar en todo a la vez, tienen el don de la ubicuidad y también dirán que les arañó un gato si su ama-a-ratos les da más caña de la prevista. Pero habría que seguirles la corriente hasta poner en aviso a la susodicha, por solidaridad femenina me sabe mal no avisar a más de cuatro del "angelito honesto" que meten cada noche en su cama.

      Y luego están los confiados que se irían con cualquier asesina en serie que se les aparezca, que no solo el pelo les iba a cortar. Que tengan cuidado con lo que desean que hasta se les puede cumplir:
      http://amabuscasumisoverdadero.blogspot.com.es/2012/05/cuidado-con-la-ninfomana-psicopata.html

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.