~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


lunes, 20 de abril de 2015

El sumiso boomerang



Este es el que vuelve a aparecer al cabo de semanas, meses o años para decir que se acuerda de ti, cuando en su momento lo descartaste porque, entre otros motivos, notaste que tú, como mujer y como persona, le interesabas más bien poco, o no era su prioridad esa faceta tuya frente al hecho de ser Ama. Así que lo que quiere decir en realidad es que echa de menos la poca o mucha atención que le dedicaste (para un novato total, un intercambio de correos ya es muchísima atención) y la oportunidad que creyó vislumbrar cuando pasaste del “hola” con él.


Ejemplo real. Fulano x, de vuelta del mundo vainilla tras mil batallas de faldas y varias relaciones convencionales que no cuajan ninguna (no por culpa de él, ejem...), llega de rebote al excitante mundo femdom que parece prometer nuevos e ilimitados placeres por descubrir. Contacta con un Ama (yo en este caso) esperando que lo toque con una varita mágica que lo transforme en lo que no es, ni nunca fue, ni nunca será. Bueno, en honor a la verdad no habla de ser o querer ser sumiso, lo que busca es una que lo haga sentir como una puta (me horroriza que el machismo se infiltre en la DF como ya explicaré), porque le da morbo rechazar a la legión de mujeres que le va detrás por lo guapo que es (todo esto no es ironía, es que lo decía así de literal) para irse con una que le dé caña. Es cierto que detrás de un tío creído hay una panda de mujeres que babean a su paso y lo tienen muy mal acostumbrado. Feo no era (“logré” que me enseñase la foto tras insistir en que no hablo con gente sin rostro y al fin me hizo el inmenso favor...), aunque para gustos los colores, y un hombre que presume de guapo pierde muchos puntos ante mí, y más allá del físico hace falta que también sea interesante por el interior. Y en cualquier caso, el hecho de que a un hombre le pueda dar morbo estar con un Ama no lo convierte en sumiso, y en este caso creo que esa sumisión no iba a durar más allá de dos telediarios. Yo desde luego no veía la sumisión más allá de que me hablase de usted, y eso se lo tuve que “prohibir” porque chirriaba con todo lo demás.


Pues bien, desde su -evidente para mí- vainillismo (por llamarlo de alguna manera que lo distinga de la sumisión), hace y dice todo lo que me puede sacar de quicio. Y lo logra, claro. Lo de sacarme de quicio quiero decir. Impaciencia, interés exclusivo en mi faceta dominante, echarse para atrás cuando quiero una prueba real de su palabrería porque, aun siendo impaciente como es, le dan ataques de retroceso, temor y duda y siente que no le viene bien justo entonces demostrar lo genial que es como sumiso, y muchas otras cosas más.


Aparte, o al mismo tiempo, noto una incompatibilidad personal tremenda. Creo que es más bien a la vez, porque si alguien no me entiende ni me “capta”, aunque jure lo contrario con tal de intentar pillar cacho, ni sigue el ritmo que marco yo, o le da la vuelta a lo que digo o mil vueltas a todo, en fin, que si su ACTITUD dista un mundo de ser la adecuada, pues más claro no puede estar que no hay relación posible. Este en concreto, durante uno de los intentos de mantener una simple charla que tuve, puso la guinda al pastel y acabó con la gota de paciencia que me quedaba a esas alturas, soltándome la siguiente lindeza: “si piensas eso, es que eres tonta”. Da igual las veces que me pidiese luego perdón, algo así no se puede pasar por alto. No es un desliz, es algo que solo diría un chulito que no respeta a las mujeres. Posiblemente nunca me lo hubiera soltado en un correo donde es fácil escribir y borrar y pensar lo que se supone que hay que decir para quedar bien, pero en el “directo” del chat es más difícil controlarse y no dejar que salga a la luz la verdadera forma de ser. Así que le dije adiós y buena suerte.


Pero claro, mientras que yo los borro de mi memoria pronto, ellos me siguen leyendo o me vuelven a leer al cabo del tiempo y sigo estando “ahí” de alguna manera. Cuando me llega un mensaje de estos fantasmas del pasado, tengo que hacer un esfuerzo para recordar ese nombre y ese email, debido al tiempo transcurrido y a lo fácil que me resulta olvidar a quien no me produce buena impresión. Pero encima se dirigen a mí como si hiciera una hora de nuestra última charla y dando por sentado que me acuerdo perfectamente de quienes son. Luego ya me vienen los recuerdos y de hecho no olvido la mala impresión o la falta de conexión. Y lo grave es que les resbala que ellos no sean lo que busco, sino que siguen insistiendo, como digo, a veces al cabo de mucho tiempo como este ejemplo, a ver si se me ha olvidado o paso por alto sus “defectillos” y vuelta a empezar. Pero estos casos me producen una huella imborrable, y no en el sentido positivo precisamente. Así que he llegado a la conclusión de que lo mejor para que un boomerang no vuelva es no molestarte ni en echarlo. El silencio es lo mejor, ya irá a ponerse en manos de otra, que tampoco lo aceptará, motivo por el cual vuelve a ti, claro, porque lo van soltando como a una patata caliente. Ay, mundo cruel. O se dan cuenta de lo complicado que es pillar cacho-Ama. Sea como sea, lo que no me creo es que aparezcan para saludar y punto.


Y a ti, por si realmente me lees (si no es el caso te quedarás sin otra respuesta que esta), te digo que ojalá también te vaya todo genial, ya que esperas que esa sea mi situación, y que no comparto lo que dices de sentirte orgulloso del tiempo que te dediqué, no creo que lograses nada (aparte de irritarme porque no hablabas “mi mismo lenguaje”) ni que te sirviera para evolucionar en tu hipotética sumisión. Sigues soltando cosas extrañas como lo de no saber cómo dirigirte a mí, pues chico, como a una mujer normal, aunque claro, poco morbo te podría dar entonces escribirme... Pero si a pesar de todo guardas buen recuerdo y aprecias a “una mujer como yo” sin conocerme más allá de una pantalla, pues nada, puedo seguir siendo “toda tuya” cada vez que leas mi blog... Cuídate y que te vaya bien rompiendo corazones de pobres vainillas que se conforman con unos ojos bonitos.


No creáis que disfruto con estas cosas ni pretendo ser cruel, ojalá sacase al menos amigos de todo esto, ojalá este hombre fuera como el protagonista de Orgullo y prejuicio (hay libro, películas y serie por si a alguien le interesa saber de qué hablo, aparte del post que traje por aquí), un buen tipo detrás de una fachada de engreído, y estropeado por haber estado demasiado consentido, pero las historietas quedan para el cine y los libros. Ah y hablando de libros, por supuesto que no espero que a ningún sumiso boomerang le interese el mío. Si a mí me interesase un hombre, sumiso, dominante o astronauta, me leería de él hasta la lista de la compra; pero estoy convencida de que a esos ni les intereso yo ni lo que yo hago, y si me quitan la etiqueta de Ama ya les interesa conocerme el cero por ciento. Y eso se nota a la legua, por eso la cosa no prospera nunca en estos casos, incompatibilidades aparte. No tiene sentido retomar contacto cuando en su momento la cosa no funcionó, y la cosa no funcionó porque el contacto entre dos personas incompatibles no tiene sentido. Algo tan simple y evidente parece que no lo entienden algunos, pero deberían hacerlo y dejar el pasado (y a mí) en paz.

18 comentarios:

  1. Me ha pasado... De muchas maneras distintas...
    Me pasó con uno que topaba en una página, o en otra, o en un chat, o en un foro... tenia buena conversación al menos de entrada, y... parecía... pero el caso es que entonces todavía había messenger del que cambiaron por skype que no sé usar... pero el msn sí sabía usarlo, y tengo una memoria muy buena, al margen de que algunas notas me dejaba cuando alguien me interesaba... este buen hombre cambió de profesión, de año de nacimiento, de hobbies, de metas, de gustos tantas veces como lo crucé en los distintos medios... lo que siempre conservó fue su correo, así que cuando me aparecía de nuevo, agregaba en su ficha su nueva profesión... y con él, aprendí a no borrar a nadie, bloquearlos sí, pero no borrarlos, así aunque yo no me acordara de quiénes eran, si ya estaban en la lista negra, confiaba en que por algo los había puesto ahí sin hacer más memoria.
    Un caso más divertido fue más reciente.
    En un grupo de fb de pronto un sumiso saltó a decirme que lo que yo decía no concordaba con mis actos porque en el pasado no había hecho él nada malo y nos habíamos conocido en persona incluso y de pronto lo había borrado del panorama... y me resultó extrañísimo, así que investigué...
    Cuando me dijo en dónde lo había conocido, y hasta algunas cosas que había dicho, fue algo así como "ok, me suena similar a algo que yo podría decir, y me suena a mi zona de confort" cuando dijo que había comido una hamburguesa empecé a pensar en cuándo he comido una hamburguesa por gusto sin sentirme mal (es raro, cuando estoy enferma del estómago, mi cuerpo pide hamburguesas de mcdonnals por extravagante que sea, y más extraño aún, me caen bien, pero estando sana no se me antojan nunca)... el caso es que estaba yo muy intrigada por esa forma de decir, sí eso sí podría ser yo, y no eso definitivamente no era yo...
    El asunto se aclaró un poco cuando me dijo que habíamos ido a comer en mi horario de comida del trabajo y que tuve que irme a x hora, y yo que yo sepa desde 1997 trabajo independiente y sin horarios y sería incapaz de decir que me voy por mi horario del trabajo si me voy porque no quiero seguir ahí, simplemente eso de mentir no me sale ni aunque me estén queriendo vender una tarjeta de crédito por teléfono, además que de pronto empezó a escribir hablando de DIOSAS y AMAS y DÓMINAS, y entonces me acordé que hacía cerca de dos años había topado con uno que escribía justo así... y en esa ocasión, cuando coincidimos empezamos a platicar, pero por el otro lado platicaba con una amiga de esas con las que hasta cocinas y le haces de cenar sopa de perro si sabes que anda cansada (sopa de pasta con verduras, llamada sopa de perro en honor a unas tías que al perro le cocinan más que delicioso, venían de visita a casa de mi mamá, y en las noches bajaba a hurtadillas a robarme un plato de sopa para el perro)... decía... charlaba con una buena amiga a la que estuvo "trabajando" y habían ido a comer y el caso es que mi amiga lo comentó conmigo, y yo le dije eeehhh pues... nos está trabajando a ambas y pues claro, como no vamos a arrancarnos la cabeza una a otra, sí le aclaramos las cosas, pusimos los puntos en las i's y nos fuimos.
    Y entonces cayó en cuenta de que sí, me estaba confundiendo con otra... y sí, la zona de confort es la misma para las dos, y supongo que hemos hablado del asunto tanto, que tendremos influencia de una en la otra en las cosas que podamos decir...
    En fin, fue divertido, aunque en algún momento sí llegué a pensar que tenía una disociación importante y que debería atenderme...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de confundirme con otra no me ha pasado, pero recuerdo a uno que me dijo "hola diana, cuanto tiempo" y cuando le pregunté de qué iba la cosa porque no era la tal diana, me dijo que ella tenía un blog muy parecido al mío. Me puse a investigar y di con un blog con un par de entradas y un fondo negro, que es como yo tenía antes este. Sí sí sí, muy parecido todo, si es que nos meten en el mismo saco, no somos más que las posibles mujeres-objeto para hacerles lo que ellos quieren, normal que no se tomen la molestia de diferenciar. Lo de la lista negra es algo imprescindible que nos evita mucho tiempo perdido. Cuando nos preguntan si conocemos a otras Amas los muy torpes no se dan cuenta de que podemos recomendarnos al tipo en cuestión, pero para evitarlo y mandarlo a freír pimientos.

      Eliminar
    2. Y gracias por aportar tus experiencias, a veces puedo parecer una paranoica o exagerada, es bueno que quede constancia de que pasa todo eso que cuento y mucho más, por desgracia.

      Eliminar
    3. Dari, hablas del que tú y yo conocemos?... o de otro caso similar?...
      Porque al parecer, esto abundan!!! jajajajajajaja

      Eliminar
    4. Otro! Mucho más patológico, y mira que ya es decir!

      Eliminar
    5. Jaja, la lista es interminable y es como en las subastas, a ver quién da más :D

      Eliminar
  2. La palabra Ama para un sumiso (de verdad) tiene un significado casi tántrico pues quien la ostenta sabe que es todo para él. Lo malo es que es un imán para los "abrazafarolas" que después de una noche de parranda busca cosas nuevas que probar. Menos mal que Usted sabe que los boomerang cuando se lanzan vuelven, pero tiene la opción de dejarlos pasar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a tener que sacar los diez mandamientos de la DF, con uno que diga, no tomarás el nombre de Ama en vano :D

      Sí, decido dejarlos pasar y volar libremente :))

      Este me dice al final de su mensaje, "gracias de antemano", imagino que da por sentado que le voy a responder. Es lo que digo, no aprendió ni jota sobre mí, ni sobre algo llamado sumisión. Es que de donde no hay no se puede sacar.

      Eliminar
    2. Ay yo sí digo eso de que no debo ser nombrada en vano!!! Será que ya perdí la proporción de las cosas? XD

      Eliminar

  3. Esto me recuerda a un capullo que él me conoció por FB, y digo él, porque todo el lío se lo monto el sólo. Me recuerda al boomerang en concreto del que hablas. Iba de guaperas, y todas las fotos del FB, ponía unas poses de chulito, de esas solo te da antimorbo como poco. Este no era sumiso. Pero no hacía más que contactarme por facebook, hasta que me le puse muy borde, y le dije que me dejara en paz, y me dijo que de buena solo tenia la cara, que era tremenda hija de puta. Claro como no accedía a ser su objeto, así se las gastaba el creído, estos son los que después maltratan a cualquier incauta que caiga en sus redes.
    Bueno el chulito en cuestión era tremendo falta de respecto, y eso que me contacto porque vio mi perfil vete a saber como.
    Pues nada que el muy idiota, cada pocos meses vuelve aparecer haciéndose el bueno. Se piensa que yo tengo memoria de pulga. A veces tarda un año, pero anda así desde hace unos años. Y le he dado reporte de acoso. Pero se hace perfiles nuevos, con otro nombre, pero es tan cortico que se pone las mismas fotos. Cuando me escribe una amiga mía y yo, nos ponemos a leer y no da la risa. Porque el maromo en cuestión, es para mear y no echar gota. Las estupideces que te suelta, en plan de que debería de besar el suelo por el tomarse la molestia de contactarme y bazofias parecidas. Así hay mucho hombre suelto, con un ego tan grande que no ven nada más.
    A este es para ponerlo en la lista esa que comentabas en algún post que hacían en EE.UU. de no salgas con él, o algo parecido. A ver si las amas creamos una lista con los sumisos insumisos (englobado en todo tipo de sumiso que no es sumiso).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lista habría que hacerla secreta y pasárnolas entre nosotras, para pillarlos in fraganti. Yo ayudo encantada, si os contacta o contactáis con alguno y da la casualidad de que yo lo conozco, daré referencias sin problema. De momento nadie me ha venido en ese plan, solo una que me pidió consejo sobre un sumiso sin decirme que él le había recomendado mi blog pero enseguida capté quien era. Como dije otro día, algunos van pinchando en todos los nicks de chicas que comentan por aquí y me gustaría avisaros sobre los que tengo fichados, o a la inversa, si os interesa alguno. Por cierto, aquel que dijiste que lo mismo te venía bien, no veas qué culebrón, otro prenda para la lista.

      Eliminar

  4. Hasta ahora no te he preguntado por ninguno, porque la verdad todas las investigaciones por internet me han dejado con ganas de meterme a monja. Me han salido cada locos, que a dos palabras que te dicen, es para salir corriendo. El último fue hace como dos semanas, que me mandó unas fotos con máscaras todas, una salía con una máscara de perro, y otras con bozal, vamos que con sólo ver las fotos te dabas cuenta que este no tenia intención de mostrarse tal cual y era sumiso de BDSM y a ratos cuando le daba la gana.
    Normalmente los estaba buscando por mi ciudad, he conocido uno que se que es sumiso, y parece muy auténtico, es de mi entorno cercano, el problema que el chico anda medicado por problemas psiquiátricos, además de que no me atrae físicamente, cosa imprescindible para comenzar una relación.
    También creo que pronto, por cuestiones profesionales, voy a cambiar de aires, por eso últimamente no estoy buscando casi, lo he dejado un poco parado, hasta que no sepa bien adonde iré, cuando cambie de aires me pondré en activo a buscar.

    Y con respecto, al que te había dicho, ya había notado que no posteaba. Que barbaridad, como anda de mal la cosa. Nada, la lista negra sigue engrosándose.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "he conocido uno que se que es sumiso, y parece muy auténtico, es de mi entorno cercano, el problema que el chico anda medicado por problemas psiquiátricos"

      Madre mía, para mear y no echar gota... Al final voy a tener que irme yo también a revisar la castaña, porque no es normal que haya tantísimo pirado entre los sumisos... ¿Estaré yo también así de averiado y no me doy cuenta?. Es que a veces parece que la gente sana es minoría en este mundillo...

      Si está medicado por problemas psiquíatricos, ni lo intentes. Aléjate, y sobre todo, no le mires a los ojos...

      Como dije ayer mismo aquí:
      http://amanecerfemdom.blogspot.com.es/2015/04/el-lado-oscuro-del-femdom-parte-i.html

      Hay muchos tarad@s que se meten a sumisos o amas como se podían haber metido a mercenarios de blackwater, o se podían haber hecho canívales...

      Eliminar
    2. O caníBales :P

      En esto de los sumisos con problemas mentales (y yo conocí a varios, aparte de los que he traído por aquí), veo dos posibilidades, o estaban ya mal antes de "meterse" a sumisos, o acaban mal por el choque con lo socialmente aceptado y el sufrimiento psíquico que conlleva el sentirse aislado y pasando años sin poder colmar esa faceta. Un poco loc@s sí que estamos tod@s por el simple hecho de apartarnos de la norma, pero lo considero como una locura sana, como le puede pasar a un pioner@ en cualquier campo. La otra locura, la chunga, es fácil de diferenciar, la primera es un bonito sueño que hará tu vida mejor, la segunda es todo lo contrario, una pesadilla que te lleva a la aniquilación. Un sumiso me dijo una vez que sentía su sumisión como un cáncer, tengo el post pendiente para un día de estos.

      Eliminar
  5. Ok... ajam... decir a la ligera "está pirado por ir a un psiquiatra" me parece muy prejuicioso.. que tal que tiene una deficiencia de dopamina y requiera de ansiolíticos para equilibrar su función cerebral y es un sujeto bastante sano... solo que en determinadas épocas del año su cerebro no produce suficiente dopamina... ya lo estamos condenando... jajajajaja
    Y los que padecen hiperactividad??.... no no no alejate de ellos porque son un peligro para la naturaleza!!!.... toman chochos.... jajajajajaja

    Mira que hay cada caso muy cuerdo y salen más dañados que otra cosa...
    Yo solo digo que no hay que juzgar a la ligera, si quiera hay que tener fundamentos válidos y solidos... y eso, en una persona, depende de su circunstancia y la actitud con que las enfrente....

    Una persona saludable no es quien nunca se enferma o quién es perfecto o quien no tiene problemas, si no la que es consciente de sus fallos, mejora y trata de buscar su equilibrio....

    O como diría ortega: "yo soy yo y mi circunstancia, si no la salvo a ella, no me salvo yo"

    Una persona sana, sino admirable es quien enfrenta su circunstancia y hace de ella una fortaleza...

    Just saying....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso también se puede aplicar al sumiso en general, no se trata de que sea perfecto, tal cosa no existe, sino de que se esfuerce en mejorar.

      A los que tienen problemas psíquicos, si son de tu entorno, es inhumano darles la espalda. Lo que ocurre es que si te llega alguien con un problema así, o si no te lo cuenta (también me pasó), te puede hacer daño incluso aunque no quiera hacerlo y ahí, por mucha lástima que le tengas, también debes mirar por ti misma y alejarte.

      Eliminar
  6. Eso sí, sin lugar a dudas... cuando las cosas no funcionan, pues no funcionan...

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.