~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


miércoles, 11 de marzo de 2015

Solidaridad con un bloguero feminista

Hoy, y cualquier día que no esté “dedicado a la mujer”, es el momento de reivindicar nuestro sitio en la sociedad. Tengo clarísimo que los hombres deberían involucrarse en la lucha contra el machismo en vez de mirar para otro lado, decir que nos inventamos lo de la desigualdad y esperar que seamos nosotras las que consigamos erradicarla tras una lucha agotadora. Y no abundan los hombres que se declaran abiertamente feministas, como si eso fuera un contrasentido, y no lo es. Hay mujeres machistas, que es lo más bajo que se puede caer como mujer, así que el machismo y el feminismo (ojo, es sinónimo de igualdad, no de superioridad femenina) no van relacionados siempre con el género. Uno de esos escasos hombres abiertamente feministas es un bloguero, o ex-bloguero en estos momentos, y de eso va este post.

El tema de la censura de blogger sigue trayendo cola. Después del desmentido -que ya es oficial con la contraorden recibida por correo-, acerca de la prohibición de desnudos y sexo explícito en los blogs, empiezan a rodar cabezas. Creo que el “peligro” principal está en enlazar a sitios de porno comercial, así que todo el que tenga insertados links de vídeos de ese estilo que se prepare para el cierre. Del primer afectado que tengo noticia es de este seguidor mío desde hace mucho, sumiso pepa y su blog Si ellas mandaran nos iría mejor. El título me gustó siempre aunque el fondo esté por demostrar; eso sí, viendo que el planeta parece que solo puede ir a peor en muchos aspectos, no lo tendríamos complicado nosotras para mejorar las cosas. Sea como sea, y aunque la línea del blog no siempre era de mi interés, me parece un caso de lamentable censura (como casi siempre lo es coartar la libertad de expresión) y se pierden temas interesantes, aparte de haber llegado a ser uno de los blogs más seguidos de temática femdom. Tal vez en ello influía el hecho del contenido explícito, con abundancia de vídeos e imágenes directas, motivo que le ha costado el cierre. Pero es que además la cosa no ha quedado, como avisaban, en hacérselo privado a la fuerza, sino que directamente han eliminado el blog y le han bloqueado hasta el acceso a la cuenta gmail asociada. Joder cómo se las gastan. Blogueros del mundo: si no tenéis copia de seguridad, ya estáis tardando.


Y bueno, quiero enviarle desde aquí ánimos y decirle que siempre puede abrir otro, y que avise si es el caso. Como yo tengo manera de retomar posts de otros blogs (no es ningún misterio, basta con suscribirse a los feeds), aquí recupero un par de ellos, y que quede al menos como un vestigio de lo que fue. El primero va en la línea feminista que comento y el segundo me interesó especialmente porque aludía a mi blog, y aprovecho de paso para rescatar el comentario que dejé allí. Son cosas que ya he dicho aquí pero no está de más repetir lo que considero fundamental. Fueron varias veces las que sumiso pepa me nombró y me recomendó desde su blog, así que aquí queda este recordatorio de un blog que llevaba años funcionando. A este paso vamos a tener que transmitir de palabra nuestros escritos para que no se pierdan “quemados” como en aquella película, Fahrenheit 451, basada en la novela de Ray Bradbury.


Post feminista sobre un mejor uso de los transportes públicos con toques de humor:

De un tiempo a esta parte venimos recibiendo en este Ministerio de Desigualdad numerosas quejas de Mujeres usuarias de transportes públicos en las que nos manifiestan su descontento con el hecho de que cuando han de compartir el asiento junto un hombre, éste generalmente abre sus piernas de tal manera que invade el espacio de la Mujer, con la consiguiente incomodidad para la Mujer, la cual tiene menos espacio y realiza su viaje apretada junto a la ventana o en la orilla de su asiento.


Antes de tomar ninguna medida al respecto hemos querido consultar si había investigaciones realizadas al respecto por si este hecho fuera debido a que los testículos masculinos dificultaran a los varones cerrar sus piernas de forma completa y que esa fuera la razón de su abusiva abertura de piernas.


Así, hemos visto que efectivamente se habían realizado 2 investigaciones en las prestigiosas Universidades de Michigan y de Milán, en esta última debido a una queja similar de las estudiantes italianas en lo referente al uso de los jóvenes italianos de los asientos de sus clases, en las cuales ocurría la misma problemática que nos ocupa.


En la de Michigan se había realizado incluso un ensayo con un grupo de hombres sentados, como grupo de control, sin ninguna intervención por parte de los investigadores, y otro grupo en el que se les puso unos huevos de gallina entre sus piernas a los participantes en el ensayo, y se les pidió que cerrasen sus piernas. El resultado fue que ninguno de los huevos sufrió el mínimo rasguño. Y en ambos ensayos se pudo demostrar que los hombres pueden cerrar plenamente sus piernas cuando están sentados, sin que sus genitales experimenten ningún daño.


En relación a este tema nos ha llegado que en la Universidad de Viena también se está investigando este tema, aunque desde el punto de vista psicoanalítico, por si ese impulso masculino de abrir sus piernas pudiera estar condicionado en lugar de por una falta de educación y por un deseo de demostrar que son muy machos, como hasta ahora se pensaba, que pudiera deberse a algo relacionado con la fase anal y en el fondo lo que quisieran demostrar al exterior es un deseo subconsciente de ser sodomizados, y que por eso se abrirían tanto de piernas. Este estudio está en fases muy avanzadas, pero sin conclusiones finales.


Sea por lo que fuera, desde este Ministerio de Desigualdad entendemos que los hombres deben ser conscientes de que cuando estén en el asiento de un autobús o similar han de tener sus piernas juntitas y no molestar a quien lleven al lado invadiendo el espacio vital de quien les acompañe. Y para ello vamos a lanzar una campaña de publicidad bajo el lema


Chico, si vas en autobús
las piernas las juntas tú

Y si vas en tren
pega las piernas también




Post sobre sumisos y Amas verdaderas: 

Me encanta el blog de AMA S., leo todas sus entradas. 

En una entrada del blog de Ama S. habla sobre
EL SUMISO ESCATOLÓGICO. Este tema es algo que personalmente me atrae y pienso que no es algo que pueda ser extraño a una relación de Dominación Femenina, siempre y cuando, claro, como siempre, sea algo consensuado entre Ama y esclavo, y que sobre todo sea algo no impuesto por el esclavo, sino que ella sea la que desee hacerlo.

Pienso que puede ser considerada una práctica un poco particular (se tocan los excrementos) que pudiera requerir un cierto entrenamiento, y también pudiera ser una práctica con la que podemos fantasear, pero que llevada a la práctica puede resultar que veamos que nos resulta difícil de realizar.

Dice Ama S que "todo lo que proponga el sumiso únicamente para su propia satisfacción está fuera de lugar, y que el sumiso ha de buscar servir, no ser servido," y con esto estoy plenamente de acuerdo.

Pero añade "que en una relación sana jugar con residuos del tipo que sean no es demasiado saludable" y con esto no estoy tan de acuerdo, porque esos residuos, como puede ser la orina, no tienen por qué implicar riesgo para la salud del sumiso si el Ama está sana, y se sobreentiende que Ama y sumiso antes de tener una sesión son responsables en este sentido.


No quiero entrar a opinar más en profundidad sobre esta práctica, ya hay blogs y webs que la tratan con mucha claridad, lo que en realidad quiero tratar es algo más general. Porque hay Amas que si le gustan ese tipo de prácticas, y entonces ¿Qué Ama lleva razón? ¿Las que disfrutan orinando a sus esclavos o las que no? ¿o las que disfutan feminizando a sus sumisos o las que no?. Pienso que llevan razón TODAS.

La esencia del Ama es que ella decide, con lo que decida lo que decida bien está, y el sumiso ha de ser lo suficientemente flexible para adaptarse a los gustos de su Ama.


Así, ¿podríamos decir que un sumiso puede ser verdadero con un Ama y no serlo con otra con gustos distintos? Un sumiso que por ejemplo no acepte ser castigado físicamente por su Ama, si ésta así lo desea, ¿no sería un sumiso verdadero?, ¿cuando quizá ese sumiso pudiera ser un sumiso perfecto para un Ama digamos más suave?

La esencia del sumiso creo que es su actitud servicial, obediente, de confiar plenamente en lo que su Ama le plantee y que el sumiso acate y obedezca ciegamente lo que ella le ordene. Y además podríamos añadir que su mayor o menor perfección va en función a los gustos de su Ama.


Mi comentario:

Esto da para un extenso (y necesario) debate, porque es cierto que hay muchas maneras de entender esto, y me llegan muchos sumisos preocupados porque no les atrae el scat ni los cuernos ni el dolor ni la sissificación ni la supremacía femenina, pero para mí es tan simple como responder a esta pregunta: ¿a un hombre hetero le gustan todas las mujeres? Pues eso, que hay millones de relaciones femdom y cada una funciona a su manera, según la compatibilidad de sus miembros, pero eso sí, la clave es que Ella pone las reglas. Por ejemplo, estás en tu derecho de disfrutar de la lluvia dorada, pero solo será Dominación Femenina si Ella decide cuándo lo haréis. Es más, ¿qué ocurre si un Ama te castiga a base de beber solo su orina durante un mes? Lo mismo hasta acabas aborreciendo el tema.

Lo que quiero decir con eso es, por una parte, que una cosa es la fantasía del sumiso y otra la realidad, y por otra, que habría que trazar una línea entre lo que es la DF basada en el machismo a la inversa y esa otra que no despoja a la mujer de su feminidad ni al hombre de su masculinidad. Podría extenderme pero para eso ya tengo mi blog ;) Dejo aquí un extracto de lo que es para mí (y para muchos sumisos que comentan en público o en privado allí) la Dominación Femenina.
http://amabuscasumisoverdadero.blogspot.com.es/2013/05/que-es-la-dominacion-femenina.html

La base de mi concepto de Dominación Femenina es que una mujer es la que toma la decisión acerca de cómo va a ser esa relación, y el sumiso lo acata. A partir de ahí, lo que hagan o dejen de hacer es cosa de ellos. Sip, no voy a ningunear el poder del sumiso en todo esto. Si él no quiere, poco se puede hace para dominarlo. Eso por una parte. Por otra, no hay que olvidar la compatibilidad. Un sumiso que no se sienta realizado a través del dolor, podrá moldearse a la situación pensando que no tiene más remedio que entrar en los “cánones”, pero a la larga, se sentirá igual de atrapado y menos él mismo que en una relación convencional. Si un sumiso me viene contando que era una criada sissy con su ex-Ama pero que ahora va a quemar el vestido de chacha porque yo se lo ordene... una de dos, o la engañaba a ella o me engaña a mí. Eso es un sumiso camaleón.
http://amabuscasumisoverdadero.blogspot.com.es/2013/04/el-sumiso-camaleon.html
Feminización, cuernos, scat, sodomización, incluso sadomasoquismo, son prácticas o experiencias que puede vivir cualquier persona sin que tenga un pelo de sumiso o de dominante.

Todos tenemos nuestra identidad, y no podemos dejarla en la puerta, esto no iba a ser una excepción. Fingir no trae buenas consecuencias.
Una relación de Dominación Femenina podrá tener varias caras vista desde fuera, pero la honestidad por ambas partes es lo que no debe faltar.

Hacer una lista de prácticas y subirse al púlpito a decir tajantemente lo que vale y lo que no, o lo que se supone que hay que hacer por narices, es tan absurdo como si se quisiera hacer una ley acerca de lo que una pareja heterosexual convencional debe hacer con su vida dentro y fuera del dormitorio, nadie examina el grado de vainillismo de nadie ni le pregunta si practica el misionero tres veces por semana y la felación al menos una vez al mes, y sin embargo, viendo ciertos testimonios de sumisos, parece que lo suyo no es una relación sino una estadística permanente que traduce a cifras TODO, desde el número de orgasmos hasta las veces que puede mirar a los ojos a su Ama al mes. Sobre esto de las prácticas, es tan fácil como decir que si algo no me/nos sirve, puede servirle a otros, pero que por hacer X o por no hacerlo, nadie es más o menos sumiso o Ama.

Yo, si tuviera que poner una piedra angular en esto, sería que Ella decide y él acata, pero sin presiones ni deshonestidades por ninguna de las dos partes. No hay que seguir ningún catálogo de prácticas obligatorias ni forzar a nadie ni esperar que el/la otro/a sea como en determinado vídeo de porno femdom. Se trata de dos personas afines, ni más ni menos, que están de acuerdo en la manera de enfocar su relación, y mientras sea ella la que pone las reglas y él las acepte encantado, será Dominación Femenina. Así de “simple”.


Su respuesta:

He de reconocer que, como digo al principio de esta entrada, había cuestiones de su post sobre el sumiso escatológico que no compartía, pero tras leer su respuesta sólo puedo decir que estoy totalmente de acuerdo con lo que usted dice y cómo plantea una relación de Dominación Femenina. Lo ha dicho muy claro. Gracias, de verdad.

2 comentarios:

  1. Mi solidaridad y apoyo al bloguero feminista tiene una razón y no es por ser feminista. Me considero antietiquetas, y eso de feminismo lo veo como otra. Creo que las creencias o sentimientos no van de la mano de llamarte de un modo u otro, sino de lo que sientes y piensas como persona. Otra cosa bien distinta es que piense en un porcentaje elevadísimo igual. No tengo por qué negar la valía de una mujer, de hecho no lo hago, por el hecho de serlo, o reconocer el esfuerzo que se les obliga a hacer para conseguir un puesto que a un hombre le cuesta la mitad. Independientemente de mi condición como sumiso, estoy totalmente de acuerdo que tenemos que erradicar la desigualdad sea como sea, me da lo mismo que sea una relación de igualdad o de Dominación Femenina.

    No soy feminista no por la peregrina y estúpida excusa que esgrimen muchos de que eso es cosa de mujeres, sino porque para reconocer que existe una brutal desigualdad entre ambos sexos y que esa desigualdad se traduce en una menor remuneración en los salarios por el mismo o mayor trabajo, menor oportunidad laboral, social, etc. no tengo que decir que soy tal o cual a pesar de pensar igual. La igualdad tiene que darse por la valía de cada uno no por lo que nos diferencia dentro de la especie.

    Estoy de acuerdo en que los hombres debemos involucrarnos más de lo que posiblemente lo hacemos y desterrar a los que quieren apalancarse en dicho machismo, que por pernicioso, retrógrado, (yo diría hasta ilegal, ya que dentro del machismo se encuentra la filosofía de que la mujer no pueda ejercer sus derechos como ciudadanas) es contrario al entendimiento. Ese involucramiento posiblemente tiene que ser más íntimo que público, es decir, un hombre puede hablar de una manera u otra, salir a una manifestación e incluso votar a favor de un avance hacia la erradicación del machismo (cuanto antes mejor), pero el verdadero trabajo creo que es el que hacemos día a día con las mujeres que nos rodean (familia, amistades, compañeras de trabajo, parejas, ¡incluso con nuestras Amas! ya que muchos intentan escamotear su condición de sumiso y hacer prevalecer ese machismo oculto) Por ejemplo desechar esa exclamación que se escucha de “Mira, y lleva un autobús” cuando vemos que es una mujer, ya que no decimos lo mismo cuando un hombre cocina, sino que encima se le eleva a los altares.

    No hace falta que fastidiemos a la descendencia de la “Gallina Caponata” para saber que los hombres podemos cerrar las piernas del todo, ¡si lo hacemos en la bicicleta como no lo podemos hacer sentados naturalmente! Creo que al que le guste el sexo anal lo buscará directamente donde sea no lanzando supuestos mensajes encriptados en el bus, así que el dinero de esos “estudios” que le inviertan no en educación sexual, que todos más o menos nos manejamos en ella, sino en educación sobre sexualidad y respeto, que ya vivimos en pisos no en cavernas.

    Referente a la escatología, como el resto de prácticas sexuales en una relación ya lo verán quién lo vaya a practicar, pero como Usted dice, en Dominación Femenina manda el Ama y es quien decide si se hace y cuando se hace y el sumiso acata la decisión, si no se coincide en los gustos no es por falta de Dominación o de sumisión, sino de incompatibilidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La etiqueta no es lo importante, pero pocas veces escucho a un hombre decir que odia el machismo. Y mejor aún, como dices, que no sean solo palabras y se demuestre que es cierto.

      Bromas aparte, la postura del machito abierto de piernas está más que demostrado que es una pose de querer llamar la atención hacia sus genitales. El lenguaje corporal pocas veces miente.

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.