~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


sábado, 21 de marzo de 2015

Seré lo que tú quieras que sea


Esta película, El diario de Noa, evité verla durante mucho tiempo porque la crítica la ponía unánimemente de hiper cursi y previsible. Previsible es, cursi no tanto. Desde luego si lo que queremos el 90% de las mujeres es cursi, pues vale, lo somos, y a mucha honra: un hombre que sigue sintiendo lo mismo con el paso de los años, sin esperanzas de estar con esa mujer especial que lo deja marcado tras un breve pero intenso romance, y que dice que siempre estará ahí... ¿dónde hay que firmar?


Supongo que con vídeos así alguno pensará que me estoy pasando al lado vainilla o que no rijo bien, pero la sumisión no es otra cosa que “estar ahí, siempre”. Y no hay mejor historia que esta para demostrarlo, y si además cortamos aquí y allá y nos quedamos con estas escenas, es normal que un hombre no olvide a una mujer que lo lleva donde ninguna otra es capaz de hacerlo. Me encanta cómo se deja dar de tortazos o cómo lo exprime ella hasta el agotamiento sexual. Y cuando dice “seré lo que quieras por ti”... wow, ¡esto, esto es lo que quiero escuchar, no lo mucho que se arrastrarán y se “entregarán” a mí!

Por cierto, lo que están viendo en el cine no sé lo que es, pero parece la película en blanco y negro más femdom de la historia, jaja.



7 comentarios:

  1. Bonita definición :)

    La sumisión no es otra cosa que “estar ahí, siempre”.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, bonita y breve, que es dos veces bueno :)

      Eliminar
  2. Finalmente, la disponibilidad.
    Tengo la impresión que eso no es vainilla, muy al contrario.
    No hay exigencia más fuerte y extrema que el reconocimiento auto aceptado.
    Ni siquiera de ser servil.
    Entiendo que es mucho más interesante ser servicial.
    Es más útil, reconocible y enriquecedor para la Ama y para el supuesto sumiso.
    Muchas gracias por su blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esto hay como dos corrientes, una es la de esas mujeres que se regodean en degradar a hombres a los que les repiten lo inútiles que son (corriente que no entenderé jamás, sobre todo por parte de lo que se supone se llevan ellas), y la otra corriente, que es la que yo sigo y por desgracia es minoritaria aún, en la que se trata de hombres válidos que disfrutan sometiendo su voluntad y nosotras apreciamos lo que eso significa.

      Eliminar
  3. Ama S.

    Muchas gracias por su comentario.
    Creo entender ambas lineas, que además supongo difusas y siempre en función de los interesados.
    A mi entender, la primera acepción es de corto recorrido para un proceso vital en el que se vinculen los intereses de los integrantes en la relación.
    No por la duración, sino por la definición. Parece más propia de una necesidad de juego con retribución inmediata que un reconocimiento y aceptación propias del carácter de cada uno de los interesados.
    En la segunda linea de actuación, se me ocurre de que es posible que tenga menos aceptación al no prestarse a una gratificación inmediata.
    Quizás la diferencia podemos empezar a apreciarla en que para el primer caso lo primordial es el fin. Mientras que para la segunda el fin, es el medio que se acepta, se disfruta y se sufre durante todo el viaje.
    Una consideración importante sería la valoración de cada uno de los integrantes de la relación. En el primer caso, la entrega no parece aportar valor añadido. En la segunda se pone en valor la voluntad de ambos integrantes.
    Tengo la creencia de que la admiración, el reconocimiento y finalmente la voluntad, no se pide, no se exige, ni siquiera se ofrece, simplemente se asume y se vive en reciprocidad de su valor. Si no es así, posiblemente no valdría la pena para ambos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ambas líneas con como la noche y el día, sobre todo en el fondo más que en las formas. No tienen nada que ver un gusano arrastrado que se arrodilla y un hombre que tiene dignidad y se arrodilla únicamente por ELLA. Y hay relaciones 24/7 de degradación permanente, no tantas como puede parecer por los relatos que los sumisos quieren hacer pasar por ciertos, pero hay casos así.

      La clave es que amb@s se complementen, ya se sabe que dios los cría y ellos se juntan, lo que pasa es que hay vínculos sanos y otros tóxicos, hay relaciones que te aportan y otras que te quitan, como en cualquier ámbito.

      Eliminar
  4. Ama S.
    efectivamente, es condición necesaria que se complementen pero entiendo que no suficiente. Es si cabe aún más difícil que se conjuguen todos los elementos que posibiliten una relación 24/7 con el sesgo de dominio y entrega que una relación llamada vainilla, al uso.
    Además de la particularidad en los caracteres de los interesados, es imprescindible que se reconozcan en la relación la admiración sostenida, la necesidad de compartir el deseo por estar próximo y finalmente el interés en el bien del otro. Algo que finalmente mejora a ambos y por esa misma razón a la relación.

    Muchas gracias por permitirme participar y apreciar sus aportaciones e impresiones.

    Saludos cordiales.

    Xabi

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.