~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


miércoles, 4 de febrero de 2015

Maldita mazmorra


Hace un tiempo publiqué una entrada llamada Femdom o disfuncionalidad, en la cual hablaba de cómo la D/s se convierte a veces en el refugio de inadaptad@s y trastornad@s debido a ese halo de frikismo que se transmite al “público general” desde los vídeos, ciertos blogs, etc, y del temor a acabar mal de la cabeza que tienen algunos hombres psicológicamente estables si dejan salir su tendencia natural sumisa.


También he hablado de armarios cerrados y miedo a salir a la luz, etc. Y ambos temas me parecen relacionados, así que voy a repasar varias cuestiones porque no está de más insistir en las cosas básicas del femdom. Tal vez lo mismo se podría aplicar al maledom, pero creo que aquí el hombre lo tiene más complicado por salir de la imagen de macho alfa que todavía está tan bien vista en general.


Me dejé en el tintero cómo me afecta a mí, y a otras Amas supongo, el hecho de que algun@s quieran mantener este tema en una oscura mazmorra cerrada a cal y canto. Repito que los que juegan a bdsm es normal que le vean un punto de morbo añadido, o de elitismo o de lo que sea. Pero que al resto nos jode mucho la existencia. Primero porque, tal como están las cosas, encontrar sumiso es como buscar una aguja en un pajar, donde además la aguja es transparente y el pajar es enorme. Si podemos tomar este blog como muestra, las estadísticas son desoladoras. 2 o 3 hombres compatibles y con mi mismo concepto acerca de la Dominacion Femenina aparecidos en más de tres años no indica que sea precisamente fácil, y eso que creo que esto tiene una difusión notable y un nº de visitas considerable. Si no tienes blog ni eres muy activa en las webs temáticas, no veo la forma de que tengas sumiso como no sea dando la casualidad de que tu vecino/amigo/compañero de trabajo lo sea, Y ADEMÁS no se esconda o finja lo que no es. Y aquí llego a mi queja principal en esto del “mazmorrismo”.


Por simple estadística, a nuestro alrededor tiene que haber sumisos por narices. Tal vez no estén repartidos de manera uniforme por todo el país o por todo el planeta, y en las grandes ciudades supongo que abundan por cuestión de cifras, pero vaya, que seguro que en cualquier punto geográfico HAY sumisos. Desde luego mis visitas llegan hasta de la última aldea del país. Otra cosa es la clase de sumisos que sean, pero esa es otra historia.


Aparte del tema de lo difícil que es encontrar sumiso (y Ama tres cuartos de lo mismo) por falta de visibilidad, está el problema de tener que hacer una primera criba por si el sumiso en cuestión no es más que un perdido de la vida que no sabe dónde meterse ya. Porque como ya dije, hay hombres perturbados que creen que aquí no van a desentonar, pero, ¿y si fuese al revés? Es decir, lo del huevo y la gallina... ¿Un hombre está trastornado antes de ponerse la etiqueta de sumiso, o se trastorna en cierto modo cuando lleva desde la adolescencia sintiéndose el rarito de la manada?


Yo he encontrado a muchos locos, incluso por aquí ha habido ejemplos, pero también he conocido a hombres muy válidos que tenían algún grado de malestar psicológico. Cuánto sufrimiento inútil y cuánta barrera que impide que una mujer cercana acabe con su agonía de ir vagando sin encontrar lo que necesita. Porque cuando encuentras al hombre/mujer complementario se te olvida todo, da igual lo que piensen los demás, si es que alguna vez te importó.

Y todo el tema enlaza con sentirse rar@s por no encajar en lo “normal”, como he comentado últimamente. Me parece de traca dar por sentado que una relación sexual normal es “pene en vagina”. ¿Por qué? ¿En qué momento nos programan el cerebro para que eso sea una verdad universal? Yo de pequeña creía que los embarazos se producían cuando hombre y mujer se besaban y que por la saliva o algo se metía la semillita, imaginaos jaja. Y entonces una amiga me contó la gran verdad, que había una cosita en ellos que se “enganchaba” (palabra textual que me impactó y aún recuerdo) en la chica y así ocurría. Y yo me quedé a cuadros, diciendo que eso era imposible, que menuda barbaridad... Porque oye, podría pasar a la inversa, que lo del pene-vagina nos pareciese una cosa rarísima o reservada a la fecundación, y sin embargo chupar un pie o mil cosas más son lo raro en opinión de una mayoría. Por esa regla de tres, ningún homosexual tendría una sexualidad sana, puesto que no hay pene-vagina, no al menos de manera natural.


En fin, como soñar es gratis, imaginemos el alivio que supondría ir por ahí comentando tranquilamente lo que somos y buscamos. A más de cuatro se le iban a curar los traumas de golpe. Hasta el hombre más sano enferma si le obligan desde que nace a comer un plato único, que para colmo de males ni le gusta ni le sienta bien. Pues eso, que reivindicamos variedad y comprensión. ¿Es pedir mucho? Pues eso parece, por desgracia.

15 comentarios:

  1. Yo creo que lejos de decir lo que a unos nos gusta o nos disgusta, tendríamos que aprender a quitarnos el tabú para ser libres de amar como se nos de la gana... que para mi esto no es sexo por el sexo y la perversión por la perversión, es mi forma de expresar cariño, amor.... vaya que es mi forma de ser y estar con alguien más (quizá por eso no encajo en ningún lado jajajajajajaja... o estaré medio descompuesta ya)
    Pero culturalmente se nos impone una forma específica de amar y comportarnos... que se jodan!!! deberíamos expresarnos libremente y dejarnos de etiquetas y amar como nos fluya (que también en el ambiente BDSM existen a por mayor, cuidadito te salgas de las líneas de "Ama" que ya no cuentas jajajajajaja)... claro, respetando a terceros y dentro de la convivencia social, que tampoco se trata de andar por la vida con la bandera y camiseta bien puesta divulgando qué y cómo se lo hago a mi pareja (odio esas preguntas de taaaaaantos pajilleros "y qué me harías?" o "qué es lo que has hecho?" grrrrr....)y no por el qué dirán, sino por simple respeto hacia mi privacidad y la de mi compañero; siempre lo he dicho, al único que le incumbe qué, cómo, cuándo y dónde lo hago es al pobre cristiano que se va a encerrar conmigo jejejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez me he centrado demasiado en lo puramente sexual, cierto, pero ya tengo ahí en el lateral que no hablo solo de eso en el blog y a mí por supuesto no me interesa quedarme ahí y ni siquiera me sale ya hacer algo suelto sin que haya mucho más de conexión, cariño y un largo etcétera con ese hombre.

      Todos esos que nos vienen preguntando lo que hacemos o haríamos, está claro a lo que van, y lo mejor es que nos ahorran mucho tiempo perdido.

      No eres la única que siente que no encaja en ningún lado ;)

      Eliminar
    2. ¿A que os referís exactamente con lo de sentir que no encajais en ningún lado? ¿Habéis sentido el rechazo de hombres o de vuestras propias amigas por confesarles vuestras inclinaciones?

      pd.
      "Majo", ¿tienes tú algún blog personal?

      Eliminar
    3. Creo que nos estamos refiriendo las dos (vamos estoy segura) a que no encajamos en el modelo de mujer vainilla pero tampoco en el de Ama de manual, mazmorra y cara de mala leche.

      Yo no llamaría técnicamente rechazo a lo de que un hombre no sumiso me diga que es una pena que yo no pueda "corregir" lo mío, es que soy yo la que lo rechaza a él para empezar. En cuanto a las amigas, no lo serían si no me aceptasen tal como soy, y hasta donde pueden entender desde fuera estos temas, saben lo suficiente para saber que soy "distinta".

      Majo es la chica mexicana a la que le dediqué el post-consejo no hace mucho y me contactó por facebook. También dijo que quería hacer un blog pero de momento no lo tiene. Y oye, quiero mi comisión por hacer de relaciones públicas :D

      Eliminar
    4. jajajjaaj Gracias, Ama S.. tú dime qué va a hacer de comisión y con gusto te la doy :D
      En efecto, era eso de no encajar en ninguno de los dos modelos...
      También coincido con lo de las amigas y no nada más amigas, también allegados y familiares (y posibles pretendientes) que nos acepten como somos, si no, ¿qué caso tiene?... yo no tengo problema en que se sepa que me gustan los hombres sumisos y dóciles que es muy obvio y muy natural para mi, mis amigas lo saben y lo han visto, lo mismo que mi madre... no pueden imaginarme de otra forma XD...

      Eliminar
    5. Tranquila, Majo, la comisión por hacer de celestina se la pido solo a los hombres :D

      Yo creo que no hace falta ni que contemos nada, que la gente que nos conoce bien o es un poquito observadora ya sabe lo que somos y lo que no somos :)

      Eliminar
  2. No encajamos, Ama S.. q lo vemos y hacemos todo a nuestra muy particular forma...
    No es la primera vez que digo que concuerdo y me identifico con lo que escribes. No es broma cuando digo q traes luz y claridad al hablar de la dominación femenina. Gracias por compartir :)
    De verdad, me sentí muy aliviada cuando encontré el blog. Es posible ver la Df como una relación sana, viable y sin toda la parafernalia del BDSM ...
    No sé... creo q esto de no tener etiquetas y no encajar mola muchísimo, es más divertido y auténtico, no crees ?? Jajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho más divertido y mejor, donde va a parar :)))))

      Eliminar
  3. Las mazmorras en el tema concreto de la Dominación Femenina, que no en el BDSM, la sociedad lo ve como algo muy excitante y lo “tolera”, incluso me atrevería a decir que los que ponen palos en las ruedas de todo esto son los primeros, ya que ellos también participan de ello como válvula de escape de sus fantasías beneficiándose de ello (aquí de nuevo el machismo social) pero en la clandestinidad, ya que para ellos no deja de ser eso, una fantasía íntima inconfesable, y como todo lo que se hace a escondidas de la sociedad hasta verbalmente es reprochable, y para ellos es la manera ideal de llevarlo a cabo.

    Lo que más me jode ya no son los sumisos que por esa vergüenza social se esconden por verlo como algo malo y saber que serán estigmatizados como los raritos o enfermos, sino que los que lo hacen son aquellos hombres que no son sumisos y lo hacen por el desfogue del que hablamos siempre, y son los primero en reírse del que dice ser sumisos de verdad.

    Puede parecer peloteo al hacer que la culpa recaiga en esto sobre el hombre exclusivamente habiendo dos partes; pero son estos los que buscan esa clandestinidad en pisos o locales en los que se encuentran las Amas profesionales. No creo que ellas busquen esa clandestinidad anunciándose en periódicos, revistas e incluso los vecinos del piso en el que ejercen saben a lo que se dedican, por eso echo la culpa al hombre.

    Sabe que soy partidario de ciertas cosas en Dominación Femenina (los tópicos del collar, la fusta (no extremo, como el erotismo de la bofetada), etc.); pero lo veo exclusivamente como la corbata, que si no la llevas no pasa absolutamente nada, ya que es un mero complemento y lo importante es hacer lo que sientes.

    Mazmorra no, pero si intimidad; esa intimidad en la que se lleva la sexualidad que sientes a los límites “normales” entre adultos, magia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunos renegarían de su "adorada" Ama delante de los amigotes, no solo 3 veces como Judas, sino 300.

      La intimidad se da por sentado en una relación íntima, valga la redundancia. No se trata de saber lo que hace el vecino en el dormitorio, sino de no dar por sentado que lo normal es el misionero y poco más.

      Eliminar
    2. Claro, a eso me refiero, no es poner neones en el balcón, pero no negar que tu pareja complementaria es la que lleva las riendas, y hacerlo con naturalidad.

      Eliminar
    3. Bueno, siendo sinceros, una cosa es reconocer que tú pareja sea la que lleva los pantalones ( cosa que ya de por sí está mal vista seas hombre o mujer), y otra admitir úblicamente ciertas cosas más relacionadas con la intimidad del hogar y de la vida en pareja...

      Eliminar
    4. Yo he escuchado muuuchas veces que la que manda en casa es "la parienta". La gente no se refiere a femdom ni a mandar sobre el marido, pero que la mujer es la que decide sobre la mayoría de los temas en el hogar está bastante aceptado. No deja de ser por el tema ama de casa como rol "natural" en la mujer, pero el mismo esfuerzo costaría pronunciar esas palabras llevadas al terreno de las relaciones.

      Eliminar
  4. Yo acá creo que el tema de fondo, es como la sociedad influye en la represión de las necesidades emocionales de los hombres (curioso que en una sociedad patriarcal el hombre viva menos, se suicide mas, y es caricaturizado como un perrito que solo requiere sexo y comida), sin necesariamente ser sumisos, hay hombres que enfrentan el riesgo de parecer débiles por mostrar sus emociones. Difícil creo yo lo tienen las amas y las que aspiren a ser mas que una vagina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El primer perjudicado por el machismo es el propio hombre. aunque cueste de creer. Lo de no mostrar emociones por parecer débiles es lo que se les inculca cuando escuchan desde pequeños que llorar no es de hombres, como si las lágrimas tuviesen sexo.

      Yo me identifico con eso de ser más que una vagina y por supuesto con lo de ser Ama, y por descontado que es difícil que aparezca mi hombre complementario, pero no me voy a conformar con menos.

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.