~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


miércoles, 12 de noviembre de 2014

Una relación femdom es... una relación


Venga, marchando post de perogrullo.

La Dominación Femenina establece un vínculo, temporal o permanente, entre Ama y sumiso. En el primer caso tenemos sesiones, prácticas bdsm en un período de tiempo concreto, más allá del cual esas dos personas vuelven a su vida habitual, ya sea con otra pareja o con es@ mism@ compañer@ de juegos.

A mí lo anterior me deja fría y no me funciona, y si eso ocurre a espaldas de la pareja oficial me posiciono abiertamente en contra, como sabéis los habituales, así que voy a hablar de las relaciones femdom a tiempo completo, eso que muchos no logran meter en su dura cabeza o imaginan como una maratón bdsm.

Cuando una mujer dominante (ojo, no una mujer que se pone en plan dominante igual que se podría teñir de rubio, sino una mujer tan dominante como rubia -o del color que sea- natural) conoce a un hombre sumiso, (que lo sea CON ELLA, no que juegue a serlo), y entre ambos surge la chispa, porque encajan, porque se lo pasan genial juntos, porque... -bueno, tampoco hace falta que explique esto, ¿no?, que parece que volvemos todos al parvulario-, en definitiva, cuando dos personas que entre otras cualidades o características se complementan en esa, la D/s, pueden perfectamente establecer una relación para... relacionarse.

Que no, que no me he tomado ningún alucinógeno, que juro que lo he visto/vivido con mis propios ojos. Que sí, que eso es una relación. Es una relación. Es una... relación. Es... una... RELACIÓN. Es que sé que les pica a algunos y por eso me estoy regodeando sádicamente en la palabra XDDD

Vamos a ver, que tanto porno vuelve tarumba a más de uno. Que no hay tías de esas, que no. Que ninguna mujer va con la fusta en el bolso, que las Amas de carne y hueso y no profesionales no tenemos que hacer ningún papel, no tenemos que estar a la altura de ninguna fantasía, no tenemos que ser la “esclava” del sumiso poniéndole a tono de la mañana a la noche, y NO por eso tendré una relación vainilla, seguirá siendo D/s a tiempo total porque en cualquier momento puedo soltar un “no te pases de la raya ni un pelo que aquí mando yo” y  no voy a pedir permiso al sumiso ni voy a consensuar nada para soltarle eso.

Se trata de una tensión permanente, un ruido de fondo que nunca cesa, el sumiso no olvida nunca el lugar de cada uno, por suerte y felicidad de ambos, lo cual no significa que vaya a cuatro patas por la calle, ni por la casa. Cualquier tipo de relación, CUALQUIERA, consiste en saber en qué lugar está cada persona, qué vínculo existe, qué expectativas tenemos, qué objetivos hay, etc. Compañeros de trabajo, amigos, familiares, vecinos, jefes, … si lo pensamos, no estamos cada cinco minutos sellando un pacto, repasando una lista de cosas que podemos o no podemos hacer, se establece sobre la marcha, o en los primeros contactos. Sabes el nivel de unión que tienes con cada uno de ellos. Sabes que aquel compañero de trabajo te echará una mano casi sin pedirlo pero con aquel otro no cruzas ni los buenos días; sabes que tu vecino te ayudará si se te parte un grifo, pero sabes que no puedes sacarlo de la cama a las 5 de la madrugada; sabes que tus padres o tus hijos -o quien sea uña y carne contigo- acuden a tu llamada sea la hora que sea etc. De igual modo, el sumiso sabe lo que puede y lo que no debe esperar de su Ama y lo mismo ocurre a la inversa.

Entre los sumisos que se comen el tarro dando mil vueltas y temiendo y rechazando -a la vez que deseando- vivir la DF, (y me he topado con una auténtica legión... o tal vez parecían muchos por las parrafadas que llegaban a soltar jaja), abunda el argumento de que lo importante es la persona, te domine o no te domine y que por tanto para un sumiso -o dejémoslo en alguien con tendencias sumisas a ratos, ejem- lo principal es encontrar alguien afín, aunque sea vainilla, y que todos podemos cambiar nuestro lado D/s y si eso pasa te sobra una Ama (o sumiso) a tu lado.

Siempre pongo el mismo ejemplo porque para mí la D/s no va por rachas, eso lo dejo para quien disfrute con prácticas aisladas: ¿deja un homosexual alguna vez de serlo...? Es que lo es incluso cuando no tiene una relación. Pues eso, que yo soy como soy y necesito parte complementaria, como es natural. Una pareja de gay y vainilla podrán adaptarse poniendo empeño, sobre todo el gay si no tiene del todo claro si es homo, hetero, bi o cura misionero, pero ahí el equilibrio será bastante inestable porque no son tal para cual en un pilar tan básico como la sexualidad en su amplio sentido.

Los sumisos a los que me refiero, aparte de ese mar de dudas perpetuo en que se mueven (y -sin sarcasmo- entiendo que es horrible no tener algo claro) temen sobre todo que un día de golpe cambien 180º (o se curen del cáncer de ser sumiso como me dijo literalmente uno... qué fuerte...) y en precaución (ante algo que probablemente no ocurrirá, lo de curarse digo) deciden no acercarse demasiado a este “tenebroso” mundo y buscarse una buena chica y dejarse de tonterías. Normal que renieguen del concepto de relación femdom, solo les falta sacar ajos y crucifijo y gritar vade retro. Mientras lo vean como un juego todavía tiene un pase para ellos, pero que no vayamos a joderles las neuronas afirmando que hasta es posible tener una relación sana basada en esto, que por ahí no pasan... Que eso de una relación femdom les da mucho miedito y puede comerse todas sus demás facetas y bla bla y que una Ama (del estilo sueños-húmedos suyos, claro) está bien para un rato pero para toda la vida son palabras mayores y... bla... bla...


Y bueno, solo añadir que una relación es eso, una relación, y que TODAS tienen en común las malas rachas, la amenaza de la rutina, los altibajos, los cambios, en fin, qué os voy a contar que no sepáis, que todos tenemos relaciones, de todo tipo, elegidas o impuestas, desde la cuna. Personas, con sus características, virtudes y defectos, sus días buenos y sus días malos, eso es lo que hay en toda relación, a ver por qué coño iba esto a ser distinto. Cuando miréis más allá de la pantalla del vídeo ese o más allá del escote de la Ama esa lo veréis (un poco más) claro, aunque en casos así no tengo ninguna esperanza de que la gente vea nada que se salga de su obtuso punto de vista, entre otras cosas porque no les conviene para nada que existan las dichosas relaciones femdom, con lo cómodos y felices que están ellos en su burbuja a base de pajas cuando el calentón aprieta. Respetable, eh, pero que no vengan encima a decirme que eso de las relaciones DF son un cuento chino, a ver cuándo respetan ellos, que buena falta les hace.

15 comentarios:

  1. A ver, yo estoy de acuerdo con muchas cosas de su post. Por un lado, creo que la dominación femenina de verdad es un estilo de vida, una relación, etc, nada de sesiones y si te he visto no me acuerdo. Pero...¿encontrar mujeres dominantes y encima compatibles con nosotros? Eso puede ser un trabajo arduo, seguramente yo no encontraré a ninguna en toda mi vida, porque entre otras cosas, tengo ya una chica a la que amo y sin ser dominante, me da cosas que necesito más que una dominación 24h. Quizás el que falle sea yo, y no entre en ese esterotipo de sumiso y sea un fetichista. Esta es mi comida de tarro actual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú mismo lo dices, "me da cosas que necesito". Espero que sea mutuo y ella reciba lo suyo también. Puede ser muy excitante lo de ser usado, pero cuando pasa a segundo plano la satisfacción del sumiso para priorizar la del Ama ahí estamos ya sobrepasando la línea que separa fetichismo de sumisión en su amplio sentido como algo que llena y realiza a un hombre.

      Que no hay nada malo en hacer prácticas dentro de una relación convencional, faltaría más, lo importante es dejar claro en qué punto estamos cada cual y buscar parte complementaria. En casos así no es tan difícil encontrar pareja con gustos bdsm o al menos igual de difícil que tratar de convertir en dominante a quien no lo es...

      Lo terrible es cuando algunos presionan a la novia para tener sumisión a la carta, y luego se niegan a ser lo que ellas necesitan. Se quedan en ese terreno intermedio entre sumiso y vainilla y ni son felices ni la hacen feliz a ella.

      Amar consiste en ver a la otra persona feliz, incluso si eso significa no estar en su vida. Es duro, pero lo otro se llama egoísmo.

      Eliminar
    2. Entonces está claro que soy un egoista. Más claro agua.

      Eliminar
    3. No pretendo ser la terapeuta de pareja de nadie, pero hay temas que me quedan bastante claros, dejando a un lado que cada relación es un mundo.

      Son mayoría los sumisos egoístas, de manera consciente o inconsciente. La pulsión sexual es demasiado fuerte y no deja distinguir con claridad si ves a la mujer o si te aferras a que sea la que te cumpla tus deseos, eso es comprensible y humano. Lo malo es cuando la ceguera llega demasiado lejos y ahí tienen la misma responsabilidad ambas partes. Si un hombre no se aclara conmigo o veo que soy poco más que un juguete, es culpa mía si le dejo que siga con el juego.

      Por otra parte, si un hombre cree que le compensa estar con una mujer a pesar de que no se amolda a todos sus deseos, tendrá que amoldarse él a los suyos. Esa es la base de equilibrio que se necesita en cualquier relación. Si ella accede a tus fantasías, y no tiene por qué hacerlo siempre, tendrás que hacer que le merezca la pena y compensarla en lo que ella quiere. Si con todo eso al final tú te sientes como en un traje prestado o ella en unos zapatos que aprietan... será el momento de pensar si esa relación es sostenible.

      No creo descubrir nada nuevo y sin embargo nos aferramos a veces a querer arreglar un tejado con goteras en vez de comprar uno nuevo.

      Eliminar
  2. Muy buenas Señora.
    Creo que me gustaría conocerla y poder tomar un café juntos. Es que me encanta cómo se expresa. Y creo que nos entenderíamos. Jje je je

    Una palabra clave que creo que en algun post mencioné es "respeto". Usted la mencionó antes y ahora.
    Los seres humanos tienen que aprender a dejar de juzgar y criticar, pero es un trabajo difícil pues desde muy pequeños se nos enseña de forma inconsciente. Nos juzgamos a nosotros mismos de forma costante sin tomar consciencia de ello. Si uno tiene peras reparte peras; si tiene manzanas, manzanas; si cariño y sonrisas ... Si se juzga a si mismo, qué va a repartir?
    No es una casualidad que el sistema Judeo-Romano de "bien y mal" esté instaurado hasta la médula. En cuanto comienza el sistema se comienza a juzgar, esto está bien, esto está mal, ... No es el foro adecuado, pero si alguien quiere saber mas que busque en gogle "nueva conciencia" bien y mal ... Seguro que encuentra una explicación mas larga.

    La expericia de cada ser humano es única y merece respeto.

    Besos en sus manos encueradas ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy qué pocas veces un café pretende ser un simple café. Gracias pero con ofertas de este tipo no se me consigue tentar, sobre todo si va seguido de un "nos entenderíamos" y para redondear, sin haber mostrado yo interés ante previos mensajes similares entre líneas. Como mujer dominante soy yo la que toma la iniciativa, cuando me interesa tomarla,claro. El fetichismo del cuero ni siquiera me atrae especialmente, seguro que te entenderías mejor con otra/s.

      Sobre lo demás, pues sí, hay mucho condicionamiento social que viene de lejos por desgracia.

      Eliminar
  3. Esto de las relaciones de Dominación Femenina no se “normaliza” porque no interesa a quien saca beneficio de ellas, incluyo en ello tanto a Amas profesionales como sumisos de cartón piedra, y no digamos ya la industria del porno DomFem. Les interesa mantener ese halo de misterio para que parezca algo oscuro, y ya sabemos lo que sucede con las cosas “prohibidas”, cuanto más se prohíbe más se desea y cuanto más se desea más beneficio. Como Usted dice, y por suerte mucha gente pensamos igual, una relación en la que quien gobierna es la Mujer no deja de ser una relación de tantas, la única diferencia, si así se le puede llamar, es que rompe con el estereotipo social patriarcal cambiando el papel dominante haciendo que recaiga el dominio en Ellas.
    Para una pareja convencional tener al hombre arrodillado a sus pies (no solo físicamente) será la peor de las depravaciones, pero para mí, por ejemplo, es lo más natural y deseado, haciéndome recordar su post acerca de “El erotismo de la bofetada”, que supongo también lo verán como violencia gratuita, sin siquiera pararse a pensar que ese acto aparte de ser deseado, consensuado y equilibrador, es tremendamente erótico en DF recalcando el poder y el lugar natural de cada uno.
    Como muchas cosas en la vida, la visión de ciertos temas tabúes es puramente cuestión de educación y respeto.
    Eso que Usted apuntaba de algunos "sumisos" que dicen que lo principal es buscar su pareja afín, aunque esta no sea Ama, es una total incoherencia por parte de estos, ya que siempre faltará algo, la esencia de estas relaciones. Sería como cambiar a un tenista la raqueta por un bate de beisbol.
    Yo no podría decir que no es necesario que la Mujer que busco no sea Ama, pues nunca sería afín a mis sentimientos ya que me faltaría algo. No es cuestión de gusto, sino de necesidad.
    Y sí, corroboro lo que Usted dice, una relación DomFem es una relación, y allá cada cual con lo que piensen al respecto, nuestra vida es nuestra y la vivimos como la sentimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aparte del tema monetario, la normalización es complicada cuando los propios sumisos se esconden bajo siete llaves, pero vaya, al menos algunos ponen su grano de arena con blogs y tumblrs.

      Eliminar
  4. Perdone, no volverá a haber ningun tipo de invitación por mi parte.
    Decir que es una forma de hablar puesto que yo vivo en el extremo opuesto de España y que se que no buscamos lo mismo ... Bueno al final lo escribo je je je. No obstante, queda claro.

    Si, ya me dijo en post antiguos que no le atraía el cuero.

    Reitero que me gusta cómo se expresa. Espero que esto no le moleste.

    Besos en sus manos encueradas. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creas que no me sabe mal ponerme un poco cortante pero prefiero ser lo más clara posible ;)

      ¿Cómo me va a molestar que guste mi modo de expresarme? Para nada :)

      Eliminar
    2. El cuero me gusta pero no le doy connotación sexual.

      Eliminar
    3. Conocí a una mujer que no tenía nada en cuero.
      Es impresionante la cantidad de guatnes de piel, botas y prendas de cuero que tiene ahora. Un descubrimiento para ella dentro de su naturaleza dominante.
      Con esto no digo que Usted pueda sentirse atraida al cuero o a cualquier otra cosa. Pero estoy convencido que el día que encuentre a su sumiso tendrá muy encuenta ciertos gustos de él. Y seguro que llegará a disfrutarlos al ver el brillo del ser que ama en sus ojos. ;-)

      Besos en sus manos encueradas

      Eliminar
    4. Pues entonces reserva ese saludo final para mujeres como ella, no me siento nada identificada con el saludo y empieza a ser repetitivo.

      Tendré en cuenta los gustos del sumiso si se ajustan a los míos, esto no es fetichismo sino Dominación Femenina.

      Eliminar
    5. Perdón.
      Estoy siendo repetitivo y ya molesto.
      Ya salgo de su blog. Es lo mas adecuado.

      Gracias por su sinceridad y paciencia.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
  5. Ah, y por mi naturaleza muy tímida ... No se si sería capaz de afrontar un encuentro con Usted ... Aunque igual es mas cierto miedo ;-) ... No se lo tome a mal ...

    Besos en sus manos encueradas

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.