~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


miércoles, 19 de noviembre de 2014

Femdom y familia



No voy a hablar de cómo se compagina lo de ser Ama o sumiso con tener una familia que no lo sabe. Tal vez lo comente en otra ocasión, pero no creo que de ni para un post. Naturalidad sería la clave y el resumen de lo que opino al respecto. “Sí, mamá, soy muy feliz haciendo feliz a esa mujer y dándole prioridad por encima de mi egoísmo”... “Pues si tú eres feliz, yo soy feliz, hijo”... O bien: “mamá, ese hombre me trata como a una auténtica Reina y yo lo adoro por eso”... “Pues genial, hija mía, disfrútalo”.

Pero ya digo, hoy quiero hablar de otro tema aprovechando que he recibido cierto mensaje. Me ha recordado a un blog en inglés que a veces leo (no siempre porque es de lo más repetitivo) de una mujer que accedió a ser el Ama de su marido, el cual se iba antes en busca de Dóminas profesionales que le colmasen su sed de sumisión (sin lograrlo del todo, claro...). Esta mujer dice que es una prueba de amor hacia él y que ahora son muy felices. No lo dudo, eh, pero no puedo evitar pensar que al fin y al cabo todo partió del deseo del marido y que de otro modo probablemente ella nunca hubiese acabado dominándolo...


El caso es que en esa familia hay una hija y parece ser que ella también domina al marido y que todos saben lo que hay, y el padre también obedece a la hija... Y aquí es cuando veo la conexión con el mensaje que he recibido. Vamos a verlo primero:

Me causa un gran placer leer tantas experiencia tan cercanas, el mismo placer de aquel que confirma que ha tenido razón por tanto tiempo, y pensar que alguna vez me generó inseguridad imaginar que mi manera de ver, pensar y desear la vida era ruin y retorcida.
Soy un hombre casado de 43 años cuya tendencia sumisa ante las mujeres es inversamente proporcional a mi liderazgo y éxito en la vida profesional.
Me encantaría tener el tiempo para dirigir y escribir un blog para compartir mis experiencias, supongo que este mensaje libera un poco el orgullo contenido por años.
Sin embargo, no siempre pude describir cómo orgullo el cumulo de sensaciones que han rodeado mi vida y mis tendencias.
Con la madurez para analizar mis experiencias, he concluido que soy sumiso desde los 7 años, cómo la mayoría de las veces fue mi madre quien me domino y sometió desde la casa, mi hermana, la prima que tanto me gustaba y hasta mi abuela (indirectamente) continuaron ejerciendo el poder femenino en mis primeros años antes de salir a la calle a buscarlo.
Por el momento solo quiero mencionar que he sido sumiso y dominado por novias, amigas, compañeras de trabajo, mi esposa y ahora mis hijas. No se si solamente soy afortunado o yo mismo he manipulado mis relaciones con las mujeres para gozar una vida en sumisión.
No he terminado de leer toda la información que comparte este blog pero desde ahora quiero agradecer a su creadora por el tiempo que dedica a crear un sitio de identificación común.

Antes que nada, me alegra que la gente esté en contacto con su naturaleza interior. Lo único que me choca en estos casos es que se incluya a las hijas; para mí la sumisión masculina es una manifestación de la sexualidad en su amplio sentido, y creo que no hay que mezclar ni confundir términos. Con las hijas, al igual que con una madre, abuela, etc. hay un vínculo que puede tocar en la psique del sumiso ciertas teclas, pero yo no lo llamaría ser sumiso con ellas, sino que usaría palabras como complaciente, atento, etc. El rol de padre no creo que deba verse interferido por la identidad como hombre. Es mi opinión, claro, pero me parece en cierto modo preocupante, lo natural de los hijos es respetar la posición de los padres, y no creo que un hombre sea más o mejor sumiso por obedecer a todas las mujeres de su familia.


Relacionado con esto recuerdo el caso de un sumiso que me habló de una relación que tuvo con una Ama casada que tenía a su vez una cuadra de sumisos que iban a su casa y por lo visto los hijos estaban por allí presenciando el tema. No sé la edad de los hijos ni lo que sabían o presenciaban, pero me parece una barbaridad lo mire como lo mire, y así se lo dije a este sumiso, al que no parecía importarle, o su deseo de tener Ama hacía que pasase por alto todo lo demás, como el hecho de que ella estuviese casada, porque según me dijo literalmente, a ciertas edades de una mujer es mucho pedir que no esté emparejada... Entonces seré un bicho raro yo, pero lo que tengo claro es que si alguien no comparte mis valores no veo posible una amistad y mucho menos una relación femdom. Y si busco un coche no me conformo con una bicicleta, a pesar” de pasar de esa supuesta edad en la que es normal estar en pareja, que no sé si son los 25 o cuál...


Los que me habéis leído lo suficiente sabéis que soy una gran defensora de la naturalización de todo esto y que no me gusta el “mazmorrismo” ni la manía de algunos de soltar la palabra discreción antes de decir hola, pero opino lo mismo que dije en el comportamiento social del sumiso, es decir, cuando la cosa sale de cuatro paredes entre Ama y sumiso, lo mejor es la sutileza. A nadie le interesa lo que pase fuera de plano en la foto que ilustra el post, basta con saber que ella lleva las riendas en la relación, tal como tradicionalmente ha hecho el hombre sin que nadie se escandalice. Volviendo al ejemplo del principio, imaginemos a una madre presenciando un 69 entre su hijo y su nuera (vainilla ambos) revolcándose entre langostinos en la cena de nochebuena. No es necesario para que ella conozca y respete la relación entre ellos, ¿verdad? Todos suponemos que las parejas tienen trato carnal y hacen lo que quieren o pueden en su intimidad sin necesidad de presenciar más allá de algún gesto cómplice o un arrumaco. Una exhibición sin tapujos no fortalece el nexo de la pareja y no le interesa en absoluto a nadie que no sea un voyeur. Pues con esto igual, que algunos siguen con la mala costumbre de utilizar parámetros distintos ante algo que no es más que una forma de sexualidad alternativa.


Igual que defiendo la naturalización y naturalidad de la femdom, defiendo la libertad y el derecho a elegir: ¿por qué irnos al extremo opuesto al de imponer el modelo convencional? ¿O es que ahora una mujer no va a tener derecho a ser vainilla o sumisa? Me parece el colmo del delirio supremacista.


El sumiso del mensaje, cuando le comuniqué que iba a utilizarlo (el mensaje, no a él :P...) se puso tan contento como si hubiese dicho lo segundo, diciendo que quería servirme y ser mi mejor sumiso y cosas por el estilo. Vamos a ver, respiremos un poco y no perdamos el norte, ¿ok? Ser sumiso -según mi opinión- es algo especial que no se va regalando por ahí. Hay que ser selectivo para que la sumisión brille en su esplendor, porque, de lo contrario, si quieres abarcar a todas las mujeres, dominantes o no, entonces, como tú mismo sabes en el fondo, estás siendo egoísta. Y ya se sabe, quien mucho abarca poco aprieta, por no mencionar que teniendo Ama-esposa lo de tirarte a mis pies está fuera de lugar. Mi única orden (porque me resulta improcedente del todo mantener correspondencia como propones) va a ser que se te olvide lo de contarme confidencias. A mi posible sumiso no lo escojo entre el sector de emparejados por motivos más que obvios. Y, a pesar de lo que considero un error por tu parte, me alegro de que seas feliz y espero que lo sigas siendo.

13 comentarios:

  1. Un sumiso con un "gran liderazgo y éxito profesional" que es dominado por sus compañeras de trabajo....y claro...seguro que los compañeros al verlo tan dominado lo tienen puesto en un altar porque no hay rasgo más definitorio de un líder en el ámbito laboral, que el ser dominado sea por quien sea. De hecho, últimamente las coachers suelen acudir al entrenamiento del personal directivo, equipadas con fusta y látigo.

    Y luego está lo de ser dominado por sus hijas.... Sobre este particular, prefiero no profundizar...tan sólo diré que miedo me da lo que puede habitar en el subconsciente de este "lider".

    Y es que algunas personas, de tanto repetir sus propias mentiras, terminan por creerlas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar de todo mantengo un punto de ingenuidad y di por cierto el mensaje. Pero es verdad que resulta contradictorio lo de líder profesional dominado por sus compañeras de trabajo. No sería el único que ve fantasmas de mujeres dominantes por todas partes.

      Tampoco es de extrañar que mezclen sumisión con incesto, ya sea hacia las madres, hijas, tías o primas. Cuando el "hambre" aprieta no les hacen ascos a nada. Es lo que digo siempre, un maldito cajón de sastre esto entre unos y otros.

      Eliminar
  2. Para ser un hombre exitoso que cacao que tiene...

    Ser sumiso no significa serlo con TODAS las mujeres, y mucho menos con las de tú familia. Que pasa, ¿que te excitas hasta con tus hijas? ¿HASTA CON TU ABUELA? Porque si es así háztelo mirar.

    Y que conste que no tiene pinta este hombre de ser uno de esos infra hombres sin dignidad, pero tiene un cacao considerable... Espero que sea cosa de su edad y de haber nacido en otra época...

    No entiendo como su mujer le permite ser sumiso con otras mujeres que no sea ella, y encima mujeres de su propia familia que le tendrán sometido entre todas a un nivel de estrés de la leche. No entiendo como su mujer permite que su marido sea sumiso con las hijas. Porque siendo así dificilmente va a ser el padre del año vaya...

    ResponderEliminar
  3. xD vaya, fíjate que yo soy más mal pensado que tú, ya visto lo visto, me creo todo...

    Es cierto que un jefe que es sumiso con sus empleadas, desde con la secretaria rubia tonta de 22 años, a la impertinente señora de la limpieza con obesidad mórbida, pasando la chica de turno que venga a ofertarle productos u oportunidades de negocio... Con esos valores y esa poca sensatez, difícilmente va a poder llegar muy lejos en lo económico a no ser que haya nacido ya de antemano en una familia millonaria.

    Pero si es un chupa tintas de estos que no entra en contacto con la gente podría ser... La mujer podría ser una de esas pijas superficiales y tontas como las que salen en el reality "adan y eva" de las que no se preocupan por la familia, los hijos, y que se dedican a despilfarrar y a tirarse al profesor de tenis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé hasta qué punto influye una figura femenina de autoridad en la forja del futuro sumiso, he oído testimonios en todos los sentidos posibles, desde el que se crió con una madre que lo zurraba con la zapatilla, pasando por el que tenía una madre fría como el hielo, al que directamente tenía fantasías onanistas de montárselo con la suya. Pero es curioso cómo solo ese hijo en concreto sale sumiso y sus hermanos no... Además, se supone que las personas repiten lo que maman en su infancia y en esos casos deberían "hacerse" en todo caso dominantes. Creo que hay más factores en juego que el hecho de tener mujeres mandando cerca. Porque también hay sumisos (y recuerdo a más de uno) que tenían una profesora que les dejó huella, y no creo que todos sus compañeros sean sumisos ahora.

      Gente insustancial como los que mencionas la hay en todos los estratos y edades.

      Hay ciertos temas que admiten poca discusión y entre ellos está el respeto absoluto por la infancia y los hijos, no sé con qué derecho trata nadie de "meter en el ajo" a su descendencia. Déjalos que crezcan y decidan. Lo demás es fracasar como padre/madre.

      No creo que la mujer sepa que me ha contactado...

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo.
      Pero que sepas que no todos hemos tenido infancias-pre adolescencias traumáticas, la mía fue especialmente feliz.
      He tenido profesoras de todos los tipos, y precisamente a la más autoritaria que he tenido la recuerdo con especial cariño, porque era una profesora que aunque exigía mucha disciplina, y valoraba más la inteligencia que el estudio, lo cual me favorecía.
      No he tenido problemas con mi madre ni rollos raros de esos que le ponen a uno los pelos como escarpias.
      Y creo que ya te he preguntado alguna vez si tú tenías alguna experiencia de juventud que te marcó para ir por este camino, y me dijiste que no, que simplemente es lo que has ido sintiendo desde que tienes uso de razón, que en cierto sentido siempre has sabido cómo era tu forma de ser y lo que querías y buscabas. Y que finalmente siendo adulta organizaste tus pensamientos y aclaraste tus ideas como hacen todas las personas maduras llegado el momento.
      Pues si esa es tú historia, piensa que también es el caso de muchos de nosotros.
      Yo experiencias de sometimiento a mujeres... No sé, mira que tengo memoria de elefante, pero lo único que recuerdo así como hipotético antecedente de todo esto, es vacilar con 8 años o así a una niña ( que era la deportista fuertota del colegio), y verla después venir a pegarme... Al principio solo me cogió de la mano y me la empezó a tronzar, y yo para hacerme el machito le decía "sigue, sigue, que no me haces daño"... Finalmente acabe aguantándome las lágrimas en el suelo xD. Pero ya ves lo traumatizado que estoy, que no lo recuerdo con excitación, ni con odio, ni con tristeza, ahora lo recuerdo y simplemente me hace gracia. Así que no creo que hechos aislados como ese tengan nada que ver en la formación de mi sexualidad,
      Lo que te quiero decir hablándote de mi caso, (como hago siempre, perdona si soy pesado, pero me viene muy bien expresarme en este espacio de libertad que es tu blog), que no desesperes con todo lo que te llega. Gente "normal" (suponiendo que tenga sentido hablar de "normalidades" en el mundo de los humanos), habemos mucha, o por lo menos sin traumas, ni desordenes psicológicos agudos.
      Pero sigo sin entender que pretende la gente que te manda esas cosas, es que si te hubieran leído un poco ni se les pasaba por la cabeza.

      ¿Has visto?, hoy estoy positivo, para que luego digas… Así somos los jóvenes, como dicen los Alemanes, “sturm und drang”, calma y tormenta.

      Eliminar
    3. A ver, que yo no he dicho que todos los sumisos tengan historias raras en la infancia, me refería al grupo de los que sí las tuvieron. Y sí, sé que hay sumisos normales, de lo contrario habría "cerrado el chiringuito" a estas alturas. Los que tienen alguna anormalidad no les viene por ser sumisos, creo más bien que se meten en el cajón de sastre del femdom chungo para que sus rarezas se noten menos.

      Calma y tormenta los jóvenes... y los bipolares :P Bah, no restriegues tanto tu juventud, ya eres menos joven que cuando empezaste a escribir aquí :D

      Eliminar
  4. Hola Ama S.

    El hombre de este post me trae a la memoria la película de James Dean, Rebelde sin causa. Es cine clásico, el padre es sumiso con la madre y el hijo, James Dean no entiende el comportamiento del padre, de lo sumiso que es con la madre. Esa película me hizo pensar sobre el tema del post, sobre como se lleva la sumisión dentro de la familia, me refiero dentro de casa, donde hay cosas que no se pueden esconder. Los hijos le faltan el respeto al padre, al ver el comportamiento con la madre? Supongo que será cuestión de educación.

    Mi tía abuela es dominante y su marido es sumiso, llevan casados más de 40 años y siempre han sido tremendamente felices, la mitad de la familia nunca ha entendido este tipo de relación, la otra mitad si lo entiende porque son las otras mujeres de la familia que son dominantes. Pues yo si me acuerdo que si alguien le faltaba el respeto a mi tío, mi tía se ponía como una leona. Nadie se atrevía a decirle nada. Aunque por detrás siempre hablaban. No tuvieron hijos. Mi tío, por cierto, por muy sumiso que fuera, es sumiso con mi tía, con nadie más. Le tiene dedicado su sumisión a su esposa.

    Por eso no entiendo muy bien, que compartas tu sumisión con nadie a parte de tu pareja.

    También hacer un apunte sobre el film, me sorprendió muchísimo ver en una película de esa época que se hablará de este tema. Aunque el hijo lo que le reclama al padre que es poco hombre y bla, bla, bla. El tema de siempre, el sumiso es poco hombre.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece a mí que más de cuatro confunden a un sumiso con un calzonazos (hombre de carácter débil y condescendiente según la RAE).

      El concepto de sumiso como menos hombre o poco hombre viene simplemente de salirse de la norma social según la cual la débil y complaciente debe ser la mujer. Aparte de eso también está el supuesto morbo del que se excita sintiéndose una mierdecilla ante una mujer, un cliché explotado hasta la náusea en el porno y en los relatos de sumisos acomplejados.

      La primera vez que vi esa película no entendí de dónde le venía el desencanto a los protagonistas, parecían unos malcriados que se quejan de vicio y sin embargo luego te das cuenta de que no están contentos en sus casas, cada uno por un motivo. Recuerdo una escena en la que Natalie Wood se pone cariñosa con el padre, sin malicia, y él la corta en seco. También dicen por ahí que las sumisas buscan en su Amo al padre estricto que no les hacía caso. Teorías hay mil para lo que se aparte de la norma social.

      Relaciones D/s las habrá habido desde siempre aunque no le pusieran la etiqueta como tales. Y también ha habido siempre mujeres mandonas, falsas amas las llamaría yo, que en el fondo son acomplejadas buscando reforzar su autoestima a base de hundir al marido y avergonzarlo delante de todo el mundo. La diferencia lógica con las mujeres que disfrutamos dominando es que jamás ponemos en un apuro a nuestro sumiso en público para hacerle daño. Lo otro es una relación tóxica y destructiva de las muchas que hay.

      Eliminar
    2. "Pues yo si me acuerdo que si alguien le faltaba el respeto a mi tío, mi tía se ponía como una leona. Nadie se atrevía a decirle nada. Aunque por detrás siempre hablaban. No tuvieron hijos. Mi tío, por cierto, por muy sumiso que fuera, es sumiso con mi tía, con nadie más. Le tiene dedicado su sumisión a su esposa."

      Ahí está la clave. Aunque el tío también puede aprender a defenserse por si mismo, que ser sumis@ (evidentemente solo con tu pareja, es decir, de los sanos), no significa para nada ser una persona débil y vulnerable.

      Yo personalmente creo (como ya he dicho en otras ocasiones), que las relaciones de pareja son íntimas, no pasa nada porque los más allegados las conozcan o se hagan una idea de como pueden funcionar, e incluso los hijos... Del mismo modo que no pasa nada por tener alguna vez una pequeña discusión en público, por hablar de sexualidad con amigos y otras personas, o por darse un beso en público...

      Pero en general, no pienso que la gente deba ir pregonando su sexualidad por ahí, a nadie le importa lo que una pareja hace de puertas para adentro, y desde luego, a los hijos no debe influirles lo que sus padres sientan o hagan entre ellos.

      Aprovecho para decir, que hay una edad, o mejor dicho, una etapa para todo. Cuando se tiene hijos, hay ciertas cosas (en este caso femdom) que no se pueden hacer, por ejemplo:
      Dejar la puerta del dormitorio abierta ( esto es una relación de cualquier tipo).

      "Obligar" a los hijos a presenciar escenas demasiado "íntimas", que sobrepasen los actos cotidianos de cariño.

      Ver a su padre arrodillado por casa, o castigado con pasar el plumero por la casa como Dios lo trajo al mundo.

      Ver como su padre lo hace todo en casa y su madre nada, también puede afectar negativamente a su educación si los hijos tienen menos de 10 años y no entienden ciertas cosas... Igual que antaño las chicas se acostumbraban a ver a sus madres como siervas ( por machismo arraigado, no por maledom), y se pensaban que ese era el lugar de la mujer en la sociedad.

      Me gustaría leer la opinión de Ama S al respecto.

      Eliminar
    3. Mi opinión ya la he dado resumida más arriba: los hijos tienen derecho a que no se les imponga ningún modelo. Todos en general nos hemos criado en un modelo típico más o menos igualitario donde en todo caso se veía normal que la mujer se sacrificase y fuese la más complaciente. Luego suele haber ese familiar o vecino distinto. O algo que vemos en pantalla o qué sé yo de dónde nos viene lo del salirnos del camino tradicional. Y poco a poco vamos atando cabos y le ponemos nombre y encima descubrimos que no estamos solos en esto.

      Quiero decir que al final, por mucho que veamos algo de cerca, la fuerza de la costumbre no asegura que sigamos ese camino. Es como cuando un padre pretende que un hijo siga su profesión y a él no le tira eso. Una vocación o una tendencia sexual acaba saliendo por mucha represión o ignorancia que haya. Lo único que ocurre es que se añade un sufrimiento innecesario por querer amoldarse a un modelo rígido acerca de lo que debe ser normal o aceptable.

      Anécdota rápida. El otro día estaba yo en un centro comercial (que no, que no soy una fashion victim XD, es casualidad que repita escenario) y escuché a unas amigas comentando sobre ropa para el niño de una de ellas. La que iba sin niño le señaló algo que no pude ver bien pero estaba claro que era de colores chillones, y a la otra casi le da un pasmo, diciendo a grito pelado "que no, que no le pongo yo eso a mi niño, esa ropa es de maricas!". Supongo que si el niño resulta gay al final lo será por encima de la madre, y ésta lo mismo se tira por el balcón del disgusto. Así está el patio. La familia es nuestro primer eslabón social, y por desgracia marca mucho para mal cuando no es un lugar sano.

      La autora del bodrio de Casate y sé sumisa dijo que el poder no está hecho para nosotras, y es el mismo tipo de mensaje que la sociedad lanza y luego recoge y repite el entorno familiar y de amigos. Lo propio de la mujer es tal, lo de los hombres cual, y así desde hace siglos. Y lejos de cambiar hasta va la cosa hacia atrás cuando el chico exige la contraseña de facebook de su novieta porque "la quiere mucho" y cuando parece que el que más liga es el chulo castigador.

      Eliminar
  5. "imaginemos a una madre presenciando un 69 entre su hijo y su nuera (vainilla ambos) revolcándose entre langostinos en la cena de nochebuena"

    Pero por dios... ¡¡¡Qué han hecho los pobres langostinos para merecer que se ensañen con sus cadáveres!!! Una cosa es comer para alimentarse y otra... :P

    Dejando a un lado las bromas, y dejando al margen que no comprenda eso de someterse a más de una persona, creo que la actitud de este hombre será sin duda dañina para el desarrollo de su hija (no quiero ni saber la edad porque quizás me ponga enfermo), para su vida profesional (porque brujas haberlashailas igual que brujos) y al final, como no se puede contentar a todo el mundo, será un problema para él mismo. Ojalá me equivoque

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los ataques de frenesí carnal imprevisibles y el marisco dicen que es afrodisíaco :P

      Pues sí, ojalá lo que parece una abominación no lo sea. Creo yo que cuando alguien tiene desnortados los principios el peor problema puede que no sea para él mismo, ese es límite claro. Cada cual que se apañe con sus neuras, pero involucrar a terceros ya es más grave.

      Aprovecho para mandar un mensaje a alguien que sé que me lee: deja de molestarme, so pesado, que no me convencerás, que ni quiero que seas mi esclavo 24/7 ni tienes manera humana ni sobrenatural de que me interese por ti. Busca ayuda psicológica, que la necesitas con urgencia.

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.