~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


lunes, 22 de septiembre de 2014

No quiero un esclavo



El anterior post produjo un subidón de visitas, deduzco que se malinterpretó el título y creían que yo ofrecía un puesto de 24/7 (jijiji). En facebook tuve 3 propuestas para ser “mío” así de repente. Y por privado alguien me comentó que no era fácil entender lo que busco. Como este es uno de los temas que tengo pendientes por tratar, aquí va, que parece buen momento. Por cierto, he escogido esta foto como representativa por la cara de anti-placer y anti-felicidad de la individua y por el topicazo de él mirando hacia abajo por prohibición de ella. Yo, si el sumiso no está con la cabeza inclinada en actitud de adoración, (ojo, ACTITUD, no pose ni teatro), prefiero estar mirándole a los ojos desde esa posición. Pero no me enrollo más con la foto que podría sacarle más punta y luego me quedan los posts kilométricos y los pobres esclavos me dicen que no les sale a cuenta lastimarse la retina para que encima ni los acepte...


Tengo comprobado que cuanto más novato es un hombre en esto de la sumisión más utiliza la palabra esclavo para referirse a sí mismo. También la usan los esclavos “de verdad”, si es que tal cosa existe. De los primeros no tengo nada que decir, solo que tienen menos idea de la D/s que los pingüinos. Así que vamos con los segundos.


Para empezar, sumiso y esclavo no son sinónimos, de hecho son palabras distintas, como resulta obvio. Si un hombre se define como “esclavo sumiso” está claro que no sabe lo que es ni lo uno ni lo otro. Me hace gracia cuando alguna por ahí presume de esclavos, porque claro, la que tiene esclavos no tiene uno solo, faltaría más, sino qué menos que media docena, ¿verdad? Pues eso, que resulta que estos esclavos (recordemos la definición breve: están disponibles 24 horas y dicen sí a todo) ni conviven con la susodicha ni pueden acudir a su llamada al instante ni... ni son esclavos ni leches.


Pero imaginemos que hablamos de un esclavo “puro”, ese ser humano rebajado a la categoría de autómata, que obedece ciegamente y sin rechistar, que no tiene ni un solo derecho más allá de seguir respirando cada día, que solo tiene obligaciones, acepta castigos sin motivo, no tiene ni un solo límite, en definitiva, un esclavo como indica la palabra, vaya. Como la esclavitud se abolió hace tiempo sería un esclavo bdsm viviendo en una sesión permanente.


Para empezar, dudo mucho que exista esta clase de esclavos. Sí, muchos van vendiéndose por ahí como tales, pero lo primero que te dicen es que tú te ocuparás de moldearlos y tal. O sea, cuestión número uno, el esclavo no viene ya hecho de fábrica y va a permitirse el lujo de portarse peor que un sumiso porque para eso tú le vas a dar caña para él y para su primo. Porque la base principal de ese tipo de relación es justamente el castigo, justificado o no, y es lo que desea el esclavo para sentir que tiene una relación de esa categoría, junto con la degradación, la anulación, sentirse tratado como escoria y similares. Si el esclavo fuese perfecto y su Ama no tuviera que castigarlo, la relación se iría al garete. Pero vaya, que el esclavo no tiene que preocuparse de ser perfecto, su Ama no lo valorará nunca, de hecho no dejará de hacerlo sentir como una basura, por eso mismo el que se considera esclavo puro parte de la base de sentir que vale menos que una piltrafa y así es “feliz”.

Sobre el castigo tampoco he hablado (aún), pero, por una parte, el castigo no sirve para moldear la actitud de un adulto a no ser que sea un perro (literalmente) y por otra parte, si no responde a una lógica fallo-castigo, tampoco moldea nada de nada, porque si el esclavo va a ser castigado haga lo que haga, ¿cómo se supone que distingue el bien del mal? A no ser que el Ama se moleste en explicarle qué clase de castigo le da en cada momento, pero las carnes duelen igual de un modo u otro, así que no va a disfrutar/sufrir según sea el caso. Aunque el esclavo no debe disfrutar, claro, vaya lapsus tengo, ejem.


Al hilo de esto, atención, noticia, nadie se mete voluntariamente en nada como no sea para disfrutar o al menos para no salir mal parado, a menos que se trate de alguien mal de la cabeza, que de estos abundan entre los auto-proclamados esclavos. Y si no están mal de la cabeza al empezar la relación 24/7 en plan vídeo porno acaban así con el tiempo. Por muy excitante que te parezca comer en un cuenco en el suelo a base de comida de perro y dormir en el duro suelo, etc etc, al final de la primera semana seguro que suplicas para salir de allí. Recluirse en condiciones infrahumanas lleva directo a la locura, lo mires como lo mires. A no ser que las condiciones de esclavitud no sean tales, en cuyo caso vamos a ir quitando esa absurda etiqueta de esclavo al que no lo es.


Pero venga, aceptemos esclavo como animal de compañía, nunca mejor dicho. Alguien habrá que guste de vivir así y no acabe como un cencerro. Ahora viene la segunda parte, el Ama en cuestión. Entregarse de esa manera a una mujer de carne y hueso, con sus defectos y lapsus, con sus días malos, con su humanidad en definitiva, es un suicidio. La típica leyenda urbana acerca de castraciones obligadas por Amas a cargo de esclavos extremos se le puede pasar por la cabeza a la loca de turno, o a la cuerda que se levanta un día con los cables cruzados y al día siguiente se arrepiente. Hay que ser de piedra literalmente para hacerse cargo de otro ser humano a esos niveles. Y aquí no hay teoría supremacista que valga, que hasta las que presumen de eso nos cuentan de vez en cuando que tienen un mal día (ohhh, sorpresas te da la vida, ejem).


El esclavo (nutrido en su 99% de lo que el porno le vende) busca un Ama de postal, una tía vestida de cuero todo el día y maltratándolo de manera constante. Yo no valdría para castigar sin motivo ni para controlarme al 100% si el sumiso no me avisa para que pare. No estaba pensando ahora en azotes sino en un facesitting. Si el sumiso no me avisa puede morir ahogado, no soy adivina, ni creo que las supremacistas tengan poderes mágicos tampoco. Yo no soy perfecta ni quiero serlo. Y eso es algo que debe asumir mi sumiso, “te acepto así tal y como eres”.




Los que habéis leído mi novela sabéis que los esclavos no salen muy bien parados, y menos aún sus Am@s. Ahí cabe todo tipo de relaciones tóxicas, que por muy consentidas que sean no dejan de ser tortura pura y dura. Y la D/s no es eso, por muy cajón de sastre que se haya convertido.

Algunos de mis lectores, sobre todo los que acaban de llegar tecleando alguna burrada onanista, se pueden sorprender de que no me interese algo tan aparentemente irresistible como tener un esclavo (de los puros, claro). Puede parecer que ser esclavo es la rehostia de la entrega, puede parecer que es más duro para él, puede parecer que es más gratificante para mí... y no lo creo así en absoluto. Un esclavo no tiene que preocuparse activamente de mantener la relación, no tiene voz ni voto y por tanto 0% de responsabilidad, es el sueño hecho realidad de los hombres que no sirven para nada ni tienen aspiración alguna en la vida, que soportan privaciones extremas porque no saben disfrutar de una vida sana, y esa clase de hombre no me interesa en absoluto. Prefiero que un hombre que no se considera una piltrafa y que me valora más allá de que yo sea dominante se arrodille ante mí antes que lo haga un gusano patético, al que le da igual que sea yo o que sea cualquier otra que se ajuste a su anhelo de vida. Y por supuesto no me aporta nada que un hombre que ande muy perdido o que diga que no atrae a ninguna mujer pretenda colarse en mi casa.


La principal pega en mi caso, y para quien sepa de qué va este blog lo entiende a la primera, es la deshumanización que implica una relación de esclavitud. No separo sumiso y persona, me interesan al mismo nivel su sumisión y sus valores humanos, tenemos que encajar, tenemos que atraernos, en fin, que para mí esto no es un juego ni una anti-relación con un hombre de cuarta categoría, sino que es el único tipo de relación (positiva, no tóxica) que me funciona y me llena y debe ser con alguien especial, que me obedezca porque me admira y me tiene confianza, no porque sí o porque lo tenga a raya a base de latigazos, en resumen, no me vale un trozo de carne salida de un mercado de esclavos. Para mí un sumiso es un tesoro, no una basura. Las que presumen de esclavos no sé de qué tienen que enorgullecerse.


Bueno, pues todo eso creo que no hacía falta comentarlo dada la línea que sigue mi blog, (no hay excusa para malinterpretaciones porque basta mirar las fotos sin leer ni una frase), pero tampoco está de más dada la confusión constante entre las palabras sumiso y esclavo. Lo bonito para mí es la entrega desde la libertad y no tener a un pelele en plan mueble. Esclavo solo quiero cuando se trata puramente de sexo e incluso ahí necesito de su colaboración para no perder el norte y acabar con el pobre sumiso “lastimao”.


Si algún esclavo pata-negra lee esto y le permiten dos minutos fuera de la jaula, que me comente lo equivocada que estoy, que como no-supremacista que soy lo mismo me falta alguna neurona y no capto las cosas...


Y para terminar, copio el comentario que ha dejado alguien en el post anterior acerca de su experiencia de primera mano con su Ama-pareja, porque refleja la línea de relación ideal para mí, particularidades aparte, y me hace mantener la esperanza en un futuro diferente y alejado de la falsa sumisión que tanto abunda.


Me llama mucho la atención este artículo. Lo considero una pequeña joya y verdaderamente casa con mi/nuestro concepto de sumisión, el que vivo con mi ama y amor.
Me explico, soy un hombre profundamente enamorado de mi pareja y mi pareja de mi. Sobre esta base incuestionable, nuestra vida fue evolucionando en un proceso de autoconocimiento y autoconciación hasta llegar al hecho incuestionable de que ella es mi ama y yo su sumiso.
Ojo MI ama y yo su Sumiso. No yo el sumiso de cualquiera y no mi dueña el ama de cualquiera, es mas consideramos casi imposible esta circunstancia.
Nuestra vida es plena y gratificante. La sumisión llena toda nuestra vida, es un absoluto 7/24, pero es una circunstancia que complementa y permeabiliza todo el resto de nuestras actividades lúdicas, sociales, vitales, sexuales, etc... 
Por supuesto que voy de la mano de mi ama, por supuesto que me rio con ella, por supuesto que bromeamos, por supuesto que soy su semental y la satisfago sexualmente, por supuesto que nos decimos que nos amamos, que la apoyo, que me apoya, que la regalo flores...por supuesto que no duermo en una jaula y por supuesto que cuando estamos enfermos o en las circunstancias dificiles de la vida la sumisión pasa a un segundo plano momentaneamente, sin olvidar quien es quien.
Y no es una relación seudovainilla... en absoluto...Ella es una persona dominante y sádica (su alma negra) y yo un sumiso masoquista... el repertorio de las torturas que me inflinge no es baládí..(desde electro hasta flagelación, pasando por todo el repertorio mas o menos habitual), ella disfruta causando ese dolor y yo ofreciendome, En materia de sumisión los matices son mas profundos todavía. Y si, tengo el derecho y la obligación de llamarla Ama.
Pero esta situación es el fruto de una evolución larga y sensata, de un autoconocimiento y de amor.. Y supone ademas un camino de sacrificios mutuos, pero sacrificios agradables puesto que se fundan en una relación afectiva profunda.
Por eso me gusta la filosofia de este blog pues no leo en él el consabido catalogo de fantasías calenturientas de una dómina profesional que intenta halagar al cliente, ni las de los potenciales clientes que intentan engañarse a si mismo engañando a la “dómina” para que satisfaga su deseo durante media hora.
Así que enhorabuena

Enhorabuena a ti/vosotros por eso que tenéis ;) Y a los esclavos, puros o impostores, espero que los espíritus de los esclavos forzosos de épocas pasadas os visiten cada navidad para daros las gracias por “contribuir a la evolución de la humanidad”...

32 comentarios:

  1. Saludos, Ama S.

    De todo lo que dice Vd. aquí no tengo nada que objetar. Estoy de acuerdo en todo. Tanto es así que incluso lo considero innecesario para lectores concienciados, pero que no está de más dejar constancia.

    Solo tengo una pregunta... eh... más bien una reflexión... sobre la primera foto. Yo no la hubiera elegido como inspiración sobre Vd., porque el muro que los separa creo que es evidente, además de ser pelín demasiado tenebrosa, con muchas sombras innecesarias y frías, casi cargantes... En fin, ésa es la primera impresión que tuve, pero sus palabras definiendo las causas de su rechazo también han abierto unas cuantas dudas... En mi tumblr hay algunas que le he dedicado a Vd. que eso que dice bien puede aplicarse... http://fantopera.tumblr.com/post/90340807812 por ejemplo... considero que él no está en una pose, sino quieto y contenido, esperando su siguiente deseo, recreándose mientras tanto en sus bonitas piernas y su forma de andar, y ella moviéndose con gracia y elegancia en torno a él para tomar el ángulo adecuado... Es mi interpretación, claro... Me gustaría saber la suya, si tiene a bien expresarla... (si no es de su agrado, por favor, no sea muy dura... )

    Y si también lo desea, agradecería unas palabras suyas sobre cualquier otra imagen de mi tumblr, sobre todo las que tengo bajo su etiqueta "Ama S". Si hay alguna que le llame la atención, o algo que le disguste...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayoría de las fotos que circulan por internet son de actores y actrices profesionales y por tanto el nivel de realismo acerca de lo que puedan transmitir queda en entredicho. Este hombre en concreto suele aparecer hasta en la sopa, es el mismo de la imagen de cabecera de este blog, y dentro de lo que cabe yo lo he visto portarse bastante bien en sus vídeos, no descarto que sea vocacional lo suyo, aunque a ratos parece a punto de soltar una carcajada o se ve que no está ni excitado cuando hace sexo oral, etc. Claro que aunque fuese sumiso en su vida real no tiene por qué ponerle estar con cualquier mujer por muy despampanante que sea.

      Sobre las fotos que me "dedicas", no puedo estar con la antena puesta mirando a cada momento, deberías tener claro qué imágenes casan con mi ideología. Lo que me choca es que junto a mi etiqueta aparecen a veces otras dedicadas a otras mujeres, y eso, aunque no te pido que me dediques nada, queda cuanto menos raro.

      ...¿Dura, yo? Leyendas urbanas :P Clara y contundente más bien.

      Eliminar
    2. ¿Podría poner algún enlace a videos de ese hombre?

      Gracias.

      Eliminar
    3. Uf tanto como enlaces concretos no tengo, pero busca donde haya "mistresses" rusas que suele estar ahí. Aquí aparece en fotos, algún vídeo supongo que habrá de él:
      http://www.russian-mistress.com/gp/

      Eliminar
    4. Gracias!

      Efectivamente, el muchacho se porta fenomenal.

      Eliminar
    5. Creo que he cometido un error intentando llamar su atención y dármelas de "entendido" con lo de las etiquetas en mi tumblr. La pura realidad es que ahí no dedico nada a nadie. Mea culpa, mea culpa. Sólo uso esos nombres, nombres de mujeres que significaron o significan mucho para mí, tanto como para englobar diferentes inspiraciones bajo esos epígrafes... Dichas inspiraciones pueden coincidir con dos o más etiquetas, de ahí que aparezcan varios nombres o alias a la vez...

      Cuando abrí el tumblr y vi que aquello iba para muy largo, eché de menos ordenar todo el material que iba metiendo. Pero pasé del manido "por delante", "por detrás", "rubias", "morenas", "pelirrojas", "en la cama", "en el agua", "amateur", "ella encima", etc., y recurrí a este sistema muy personal y creo, más elegante...

      Y tampoco son tantas las que tengo bajo su epígrafe... sólo dos páginas, nada más. Últimamente estoy en horas bajas, y soy muy selecto con lo que enlazo ahí, quizá demasiado...

      Eliminar
    6. Tú sabrás cual es tu declaración de intenciones con las imágenes que seleccionas, el tumblr debería mostrar lo que opinas, buscas y sientes acerca del tema, por si alguien se acerca a ti por ese medio.

      Eliminar
  2. Encantado y orgulloso de que haya citado mi comentario.
    El problema de la terminología es que siempre aboca a hacer equilibrios para no caer en el precipicio del nominalismo. Me explico: El cocktail mortifero de las palabras grandilocuentes, mezcladas con falta de precisión y aliñadas con unas dosis de alteración hormonal propia del calentón, hace que el uso de esas palabras sea netamente propio del nominalismo filósofico, es decir, no existe el concepto universal de “esclavo”, sino que cada uno tiene un concepto particular de “esclavo” a su medida y estado de ánimo. Pido disculpas por la pedantería de esta aproximación al aristotelismo medieval.
    ¿Esclavo? Pérmitame que me ria... ¿Esclavo según el Derecho Romano? ¿Mi ama puede venderme, matarme..? ¿Puede trocearme para dar de comer a los peces de su impluvium? ¿Puede mutilarme?
    ¿Puedo ser apareado con otra esclava de mi ama, para que el hijo de ambos, tambien esclavo, sea vendido a un tercero? Esto, obviamente, es una tonteria.
    Y digo tontería, tontería.
    Como considero que la deshumanización del sumiso necesariamente se reduce a un concepto de vacío y puntual de la relación BDSM. Ni siquiera utilizaría la palabra relación... Lo circunscribiría a unas prácticas mas cerca del teatro o de la masturbación asistida que de una verdadera relación de sumisión verdadera.
    En mi experiencia la sumisión, tal y como dije, permeabiliza todos los actos de mi vida en común con mi Ama. Y por supuesto no soy una cosa. Tampoco soy un mierda. Mi ama dice que ella no quiere un caniche. Soy realista, fisicamente estoy en mejor forma que mi Ama, culturalmente mas preparado, economicamente mas dotado... pero soy inferior a ella. No soy persona apocada, mi deporte que practico es el boxeo... Pero ante ella caigo a sus pies. Ambos lo sabemos y lo hemos asumido. No vamos vestidos de cuero, pero ella se sabe mi Ama y yo se que soy su siervo. Y es por naturaleza: ella es superior y yo inferior.
    Y eso no se traduce en una sesión permanente; ¿o si?. Mi finalidad en este mundo es su felicidad. La cuido, la mimo, estoy pendiente de ella, la ayudo a levantarse de la cama, la pongo las zapatillas (a nuestra edad la agilidad empieza a fallar) la llevo a la ducha, la doy las toallas, la abrazo para que se caliente con mi cuerpo mientras se seca, me ocupo de sus problemas, hablamos de su trabajo, nos lo pasamos bien, la sostengo economicamente (o ella a mi si se diera el caso), lamo sus pies pero tambien la hago el amor procurando todos los orgasmos que desea cuando los desea...etc.. así todo el día todos los días... Ella me cuida, se preocupa por mi, me mima, me halaga, me regala; cuando lo desea me azota, me sodomiza, me abofetea, me... todo.. Pero estos momentos crueles y dulces son solo islas en un oceano de convivencia y de amor. ¿Esclavo? Ni lo se ni me importa. Lo que me importa es reconocerme con una persona inferior a mi Ama y vivir nuestro amor asumiendo esta circunstancia, procurandonos la mayor felicidad posible.
    Y los para los que piensan que esto no es BDSM...je.je... me gustaría verles en nuestro lugar un par de días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jo, para, para, que me crecen los colmillos :) Pues es eso, no se puede explicar más claro. El sumiso antepone sus deseos a los de su Ama sin que esto signifique que ella no cuide de él o él no sea feliz.

      Eso de la edad, o mejor dicho de la madurez, es un dato importante. Poco puede servir un sumiso a nadie si no se aclara con su propia vida. Pero también debe empezar cuanto antes a recorrer el camino si lo tiene claro.

      Nada, pedantería aceptada, que se vea que esto de la sumisión no es exclusiva de cuatro personajes sin neuronas ;)

      Eliminar
  3. Ella 55, yo 52 (tampoco somos abueletes)... Y los dos somos felices como conejos ¿Cómo no voy a serlo?
    En cuanto a lo de la edad, si que pienso que es muy dificil llegar a una verdadera relación de sumisión antes de haber madurado como persona y eso... requiere tiempo.

    ResponderEliminar
  4. Tengo la sensación de que muchas personas, mayoritariamente hombres, no se toman muy en serio las relaciones de Dominación Femenina.
    No puedo estar más de acuerdo con Usted cuando dice eso que prefiere que su sumiso esté arrodillado ante Usted mirándole a los ojos si no tiene realmente esa actitud de inclinar la cabeza ante su Ama, a que la incline porque lo pone en su “guión”. Si lo hace debe ser porque su sumisión le empuja a ello, pero creo que podría haber algo que no encajase del todo, porque si a un sumiso no le sale naturalmente inclinarse ante su Ama (supongo que la sumisión no gira exclusivamente en ese sentido), esa sumisión puede tener una vía de escape por algún sitio.
    Cuando dice que un esclavo soporta todo tipo de castigos, independientemente de si lo merecen o no, están muy equivocados los “esclavos”, no Usted claro, al confundir castigo con disciplina o violencia, consentida pero violencia. Sabemos que los castigos son sanciones para corregir una conducta inadecuada y que en su mayoría esa conducta se hace sin intención, pero aplicar “castigos” gratuitos a un sumiso no me encaja. El hombre que guste de eso no deja de ser, como Usted dice, un autómata de carne y hueso.
    Como es lógico mentiría si dijese que no he visto videos de OWK, pero la verdad es que como sentimientos me dejan frío, vacío, aunque obviamente reconozca que tienen atracción sexual.
    Un esclavo y un sumiso, como Usted dice, no son lo mismo, como no lo es sadomasoquismo y Dominación Femenina.
    Para mí el “esclavo” recibe violencia por violencia, mientras que el sumiso es castigado por un determinado hecho y su Ama le indica el porqué de dicho castigo. Además, al sumiso no sólo se le castiga físicamente. El “esclavo” no es siquiera castigado, pues recibe latigazos por puro placer de su ama sin motivo alguno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un sumiso no es un esclavo al igual que un huevo no es una castaña. Más claro no puede estar, pero como dices, si es un juego, dicen pues ale, vamos a jugar a ser el más esclavo del planeta, que yo no sé cómo no les entra la risa a pesar del calentón y todo.

      El castigo más efectivo y más cómodo para nosotras es no hacer ni caso. Si al sumiso le importo, es mano de santo.

      Eliminar
  5. Pienso que la sumisión (no sé si también la dominación, porque eso lo sabe quienes don dominantes) es una tendencia sexual -aunque no necesariamente su manifestación sea sexual.

    Hay personas que son serviciales, que les gusta agradar, servir y ser útiles a quien tienen a su lado, y no son necesariamente sumisos - en el sentido de que ese servir les lleve a sentir algo especial.

    Tengo grabada en mi memoria una pareja mayor, ella prima de un abuelo mío. Él siempre estaba pendiente de ella, servicial, atento a la mínima: era su forma de quererla, activo por ella, no se le escapaba una: vivía por y para ella, en todo momento. Les visité en varias ocasiones cuando viví por estudios en su misma ciudad. Ella en cambio no se mostraba así, pero se notaba que le quería a la legua, igualmente. Una ternura mutua que se palpaba en el ambiente. En una pareja que llevarían juntos ya 50 años.

    En otras ocasiones estuve en casa de una amiga compañera de carrera. Sus padres: el mismo esquema. Él servicial, atento, proactivo ¡y muy activo, nada pasivo! siempre cariñoso, respetuoso, ingenioso, servicial con todo.

    Con mis cuñados lo mismo: en una de las parejas, igual: él, servicial, atento, antes de que ella necesite o algún invitado necesite, él ya ha ido y ha vuelto. Y una mirada de adoración hacia ella impresionante. Eso sí, están recién casados. En la otra ya me tiene un poco mosca por si ahí sí que hay, además del mutuo amor, una relación D/s, porque él siempre está a tope, cuidando a los críos, haciendo las cosas de la casa, y ella siempre la veo tumbada el playa o la piscina (mientras el otro va con la lengua fuera), o sentada en el sofá, incluso delante de nosotros: y aparte ella es la que manda en todo al menos aparentemente, en lo que se ve desde fuera (es mandona desde siempre y ya lo era siendo ellos novios)

    Me refiero, que el que una pareja muestre adoración, sea el que pone al otro por delante (anteponga al otro), sea servicial ... no necesariamente indica que esa persona sea un sumiso. Creo que es una forma de amar a la mujer que tienen muchos hombres, y a la cual la mujer no necesariamente responde de la misma forma (atención, servicio...) sino de otras maneras, en todos esos casos que he visto o vivido. Es decir, que tampoco es una simetría. Lo que no hay necesariamente es el encenderse internamente por ser consciente de esa asimetría: la componente sexual sumisa

    ResponderEliminar
  6. Al "falso sumiso" siempre le quedará la opción de trabajar en California de "manservant":

    http://www.libremercado.com/2014-09-22/dos-publicistas-californianas-alquilan-al-hombre-perfecto-1276528872/

    y encima cobrando xD

    Aunque imagino que no todo el mundo daría la talla, ni en ese trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así que todo lo que hace un hombre gira en torno al sexo, va a ser verdad lo de que solo pensáis siempre en lo mismo... Lo que sigue no lo escribo para convencerte de nada, hace años que conozco tu opinión y de ahí no te vas a salir.

      La D/s se da entre personas que sexualmente son complementarias, lo cual no quiere decir que solo se base en el sexo, de hecho, como en otro tipo de relación, si solo hay sexo, no funciona. El sumiso (verdadero) cuando no está sirviendo sexualmente se siente lleno y realizado en otras cuestiones cotidianas, que no todo es sexo, insisto, por mucho que os cueste a algunos meter esto en la mollera. Porque la base ya no es ni siquiera lo que hace o deja de hacer el sumiso, sino tener interiorizado que lo está haciendo POR ELLA.

      Ser servicial o ser lo que se ha llamado siempre un calzonazos, o que ella sea una mandona, no tiene nada que ver con la D/s. Yo también conozco casos (lamentables) de alardes públicos de gente arrastrada, tanto de uno como de otro sexo, y de gente prepotente, y eso no es una relación D/s. Si fuesen Am@ y sumis@ seguro que serían más discretos, por aquello de la falta de naturalización social a día de hoy. Dudo mucho que fuesen tan indiscretos y menos aún delante de la familia en primer grado, aunque quién sabe, todo puede ser.

      Un hombre servicial no tiene por qué excitarse sirviendo en lo sexual ni sentirse pleno al hacerlo en tareas cotidianas y por tanto no es sumiso, sobre todo si Ella no es dominante ni disfruta con eso más allá de abusar de la amabilidad y ser una perezosa a secas. Y de la misma manera, un hombre que solo busque una serie de prácticas fetichistas no tiene por qué ser sumiso total.

      Hace tiempo me vino un supuesto sumiso con su repertorio de fantasías así de entrada, diciendo que le gustaba que le orinasen encima, que le ponían las botas, etc, con fotos y relatos acerca del tema incluidos, suponiendo que yo, como Ama que digo que soy, iba a pasar por el aro de hacer todo lo que entra en el repertorio típico del tema, sin molestarse en saber lo que me pone a mí, sin intención de servir ni obedecer ni someterse a nada que se saliera del pis y las botas... Como se ve, ahí de sumisión tenemos poca, sobre todo cuando el tío se acerca a cualquier mujer, sin importarle la clase de persona que sea y le pone sobre la mesa, sin decir hola, lo que él quiere, busca y necesita.

      Y ahora vuelvo a dirigirme a ti, y te digo que a tu cuñado le puedes comentar que las letras D/s te parecen de una musicalidad especial, a ver qué cara pone XD

      Sobre lo del link, ya conocía el tema a través de los blogs en inglés que sigo. Viene a ser el equivalente a la inversa de las dominatrix pero no son más que criados algo cachas.

      Eliminar
  7. Esta vez no estoy de acuerdo, por lo menos en el léxico.

    A mi la palabra sumiso no me gusta, suena a "débil", incapaz de tomar decisiones, me gusta más la idea de un hombre que decide entregar su libertad a una mujer, un esclavo.

    Ahora bien, ya he explicado alguna vez, que para mí un esclavo no es un esbirro, ni coincide con lo que a lo largo de la historia de la humanidad ha sido un esclavo, es decir una persona que trabajaba hasta la extenuación a cambio de nada, para enriquecer a un amo que lo despreciaba. Eso para mi es un esbirro, que se diferencia de un esclavo clásico del "mundo real", básicamente en que acepta ser esclavizado de forma inhumana, a voluntad propia.

    Más allá del tema del vocabulario o de las palabras que nos gusten más para designar a cada concepto, en su mayor parte si que piensa igual que Ama S.sobre lo que debe ser un "sumiso". Creo yo a estas alturas, vamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que necesitamos palabras nuevas en el diccionario. De todos modos sumiso tiene su definición clara, la connotación peyorativa vino añadida.

      Lo de la libertad da para post aparte, porque si el sumiso entrega su libertad al 100% ya tenemos al autómata sin capacidad de decisión.

      Como digo al final, si los esclavos obligados levantasen la cabeza serían los primeros en coger un látigo y darles lo suyo a estos esclavos de pacotilla.

      Tener a alguien unido por cadenas invisibles a mí me parece lo ideal, pero el concepto de esclavitud conlleva (connotación también, puede ser) que no cabe la ternura ni el afecto por él, y por ahí sí que no paso ;)

      Eliminar
    2. No me digas eso de que en la esclavitud real no cabe el afecto y la ternura jajaj, reconozco haber tenido fantasías al respecto...

      Lo que no me puedes engar es que históricamente ha habido patricios que se han enamorado de sus esclavos, faraonas que se han enamorado de sus sirvientes ( y hay casos muy famosos), patricias que han tenido amantes esclavos, y Europeos o Europeas que han terminado teniendo como pareja a sus esclavos de las plantaciones...

      Sé que no es lo mismo ni por asomo jajaj, pero es por echar un poco de polémica.

      Eliminar
    3. Pues no sé yo qué profundidad puede haber en una relación con un esclavo forzoso, yo desde luego tendría que hacer la prueba y tentarlo con la libertad, a ver si eso no es más que un síndrome de Estocolmo...

      Por aquí también he traído algunos casos de esclavos en esa línea que comentas:
      http://amabuscasumisoverdadero.blogspot.com.es/2012/02/amor-y-dominacion-femenina.html

      http://amabuscasumisoverdadero.blogspot.com.es/2012/09/donde-venden-un-esclavo-de-estos.html

      http://amabuscasumisoverdadero.blogspot.com.es/2013/02/la-faraon.html

      Y oye, que si te pone la esclavitud, eres muy "libre" de serlo :D

      Eliminar
    4. A nadie que esté bien de la cabeza le pone ser un esclavo real, otra cosa es un poco la fantasía...
      Lo que quería decir más o menos, es que a lo largo de la historia se han dado historias de amor entre am@s y esclav@s.
      Seguro que conoces el caso de Hatshepsup y su esclavo el arquitecto Senemut, o casos de patricios que terminaban casándose con sus esclavas después de haberlas hecho libres...

      Por cierto, lo que son las cosas, estaba seguro por ciertas referencias tuyas de que eras Galleguiña, y ahora mirando en tu perfil, ha resultado que eres del sur...

      Eliminar
    5. Y tanto que conozco la historia, ejem, es el tercer link que te puse en el otro comentario. Venga, lo pongo otra vez, que te noto poco atento :P
      http://amabuscasumisoverdadero.blogspot.com.es/2013/02/la-faraon.html

      Ese post surgió tras ver un documental muy interesante sobre el tema.

      Así que galleguiña yo, jeje, cuenta cuenta, que me quedo con la intriga de por qué lo tenías tan claro.

      Eliminar
    6. Jajajaj también es casualidad, para un link que no marco... Pues ási que me había leído el post y no lo recordaba... La reina obesa que quería que su hija la sucediera... La prueba de que las mujeres también pueden ser megalómanas ( y mega gordas).

      Bueno, una vez leí que dijistes que eras de la periferia, pero tampoco de los últimos pueblos del pirineo o algo así...

      Alguna vez te he leído un par de referencias a algún grupo de rock Gallego...

      Otra vez mandastes un comentario con referencias culturales Gallegas a un usuario, no se si hablamos de las meigas o de que palabra Galega...


      Y en otra ocasión también leí algo que me terminó de convencer... Aunque no recuerdo muy bien qué, llegué a pensar que la "S" de Ama S era de "S"antiago de Comspotela, pero por lo visto me confundí, igual no soy tan buen observador como me suelo considerar...

      Eliminar
    7. jaja así que recopilando pistas :P Lo que pasa es que esos comentarios, el de las meigas y el de Siniestro Total, los intercambié con lectores que sí son galleguiños ;) Sobre la S... jijiji, no digo nada, tú sigue reuniendo piezas del puzzle XD

      Eliminar
  8. "aceptemos esclavo como animal de compañía" jajaja Ahí lo has bordado!

    ResponderEliminar
  9. Leyendo los artículos se me plantea una duda:

    ¿Qué diferencia cree que hay entre un sumiso verdadero y un hombre que ama a su mujer?

    Entiendo que el amor a la pareja es una entrega de sí mismo, que implica anteponer sus necesidades a las de uno, estar pendiente de ella, pensar en qué quiere ella más en qué quiere uno, que encuentra felicidad en la felicidad del otro.. . Pareciera que fuera lo mismo que reiteradamente indica que busca en un hombre (con el que tuviera además feeling, etc)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un hombre enamorado que no es sumiso espera RECIPROCIDAD de esa relación, en eso consisten las relaciones convencionales basadas en la igualdad. Un hombre enamorado en fase de cortejo se asemeja bastante a un sumiso, se sacrifica y antepone los deseos de ella, pero obviamente es un mal menor para él porque espera recompensa a la larga. Cuando el hombre consigue a su presa, ups, digo, a su chica, se relaja y no se esfuerza como antes, y eso le pasa incluso al más sumiso.

      Te he respondido a algo que me parece tan obvio que no sé si es una pregunta trampa. Tú eres sumiso y tu pareja no es dominante, por lo que deduzco, así que lo mires como lo mires no hay D/s porque ella nunca jamás corresponderá ni disfrutará ese sentimiento de sumisión, y digo nunca jamás porque tras años que llevo leyendo tu teoría no creo que vaya a sacar una supuesta naturaleza dominante interior dormida. Pero ey, tú eres feliz, ¿a que sí? No te escuece mirar al otro lado del cristal desde tu nido de amor y ver parejas complementarias en esto de la D/s, ¿verdad...? Pues eso. Ánimo, hay gente que no encuentra ni siquiera a alguien que le guste, unirle el componente D/s es bastante lotería para como está el patio.

      Eliminar
    2. Ah y no me vengas con que el sumiso que tiene Ama en el fondo es un egoísta por disfrutar de su dominación, que eso es darle ya demasiada vuelta de tuerca a un tema que no admite discusión.

      Eliminar
    3. Entonces la diferencia que ve es que el enamorado no sumiso espera reciprocidad (igual entrega) y el sumiso no.

      Entonces partimos de conceptos de amor muy distintos.- ¡Niego la mayor!

      Yo entiendo que el que ama no le pone precio a su amor. Se entrega reciba lo mismo, reciba un 80% de lo que da, reciba un 50% de lo que da, reciba un 20% o no reciba nada. En el momento en que uno da para recibir no ama: invierte. El que invierte difícilmente tolerará las aristas de la otra persona si éstas encarecen en exceso su inversión y retrasan el "retorno" de la misma.
      El que ama a la otra persona, no piensa en sí mismo, piensa en la otra persona, haya retorno o no lo haya. Y por eso puede perdonar, puede disfrutar de las aristas, igual que de las caras: es decir, está entregado a la otra persona y su disfrute estriba en el hecho de amar a esa persona.

      Sin embargo eso no es sumisión, sino entrega. Amor.

      (En mi caso, por la alusión personal: no, no me escuece y soy muy feliz en lo personal- solo que estoy convencido de que en esas parejas D/s lo que las sostiene en realidad es el amor entre ambos- : al contrario cuanta más gente feliz haya, mejor para todos, mejor para mí también...)

      Eliminar
    4. En una pareja femdom el vínculo es tanto la conexión personal (amor o el nivel que sea) como la compenetración Ama-sumiso. Por poner un símil, lo que me puede unir a un hombre en general es su persona y su masculinidad, porque soy hetero. Si además, como es el caso, soy dominante, me atraen los sumisos, como es lóigico y natural.

      Que puede haber ese Amor estratosférico, pues sí. Que si lo hay todo es mejor, pues tal vez, no soy yo la que pongo un tipo de amor por encima de otro, a cada cual le funciona lo que le funciona.

      Si crees que un hombre ama sin esperar nada a cambio es que has leído mucho a Corín Tellado. No creo que amases a tu pareja si ella no te amase a ti, como es lógico y natural también.

      Pero no meto el amor en estos temas cuando generalizo, hay muchos tipos de relaciones, la monogamia heterosexual vainilla es lo más visible, pero no tiene por qué ser el único modelo válido, hay relaciones puramente sexuales que duran años o toda la vida, parejas asexuales que viven en celibato, hay de todo, vaya; me parece pretencioso por tu parte decir que solo TU tipo de amor es lo que une a las personas.

      Eliminar
  10. Introduce la palabra atracción "me atraen los sumisos, como es lógico y natural"; a eso me refiero cuando indico que la D/s tiene origen sexual (que no confundir con genital ni con que una relación D/s sea exclusivamente sexual) y efectivamente es lógico y natural, estoy de acuerdo con ello en que para un sumiso el que la pareja sea dominante le da un punto más de atracción y para una dominante al revés, como para otro igual el punto más de atracción, lo que le llama la atención y le atrae de esa persona es el qué bien se expresa, el color de la voz o la inteligencia emocional.

    Yo sí doy oportunidad al amor sin esperar a cambio, y al amor asimétrico que suele ser el más extendido (uno ama, el otro también, pero uno de los dos igual se entrega más en la relación) Veo demasiado triste, aunque sea humano, el amar sólo si se obtiene rédito, para eso ya tenemos el mundo de los negocios, para pedir rédito sobre lo que hacemos y vendemos.

    Claro que puede haber parejas que duren incluso toda la vida simplemente con un amor de complementariedad , como el ejemplo de las parejas sexuales. Y yo no digo que el amor de entrega esté por encima de ese otro; pero lo corriente es que ese tipo de parejas basadas sólo en lo sexual duran menos que las que tienen más puntos de unión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te respondo en el otro post, y hay un botón de "responder" aparte de "añadir comentario".

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.