~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


sábado, 5 de julio de 2014

Esta noche serás mío



En esta película española, El cuerpo, la mujer con rasgos dominantes es fría, calculadora y sin escrúpulos, para variar, ejem. Al menos no es dominatrix, que ya es un paso. En fin, mientras esto cambia sigo dejando momentos de esos que aparecen con cuentagotas a veces en cualquier película.


video

3 comentarios:

  1. Sin cuero, látigo, parafernalia SM, es algo en lo que Usted hace hincapié, en la normalidad de la relación y su forma de vivirla. Las palabras estratégicamente dichas hacen a veces más que mil látigos. Las frases son para enmarcar:
    A la pregunta de querer tener a todo el mundo a sus pies "A todo el mundo no, a ti sí". (Él) “Sabes que no me gusta discutir contigo. (Ella) A mí tampoco…, que me discutas”, sencillamente GENIAL. “Vamos en tu coche. No, confía en mí”. Sale la confianza de la que Usted habla, con naturalidad. “A partir de hoy QUIERO que todos los días preciosos los disfrutemos así” La palabra QUIERO conlleva una carga de orden con mucho peso, ya ha marcado el cómo quiere las cosas para los dos. “Quiero que la estrenemos juntos…, ahora”. El final de esta frase, AHORA, es DF en estado puro. (Él) “No puedes estar hablando en serio. (Ella) Contigo siempre hablo en serio, aunque me ría todo el rato de ti”. En la Dominación Femenina el Ama habla en serio al sumiso de cómo quiere las cosas, y en el final de la frase; “,…aunque me ría todo el rato de ti.” veo una metáfora no de que el Ama se ría de él, sino que en todo momento Ella es la que marca las pautas a seguir.
    Después de tantos capítulos de los Serrano se me hace un poco extraño ver a Belén Rueda como dominante, que no digo que no pueda ser, sino que me imagino más a…, por ejemplo Natalia Millán. De hecho en la película de Garci Dos de Mayo, ella hace de marquesa, y le dice al criado cuando este se despide de su servicio conminándole a no contar nada de lo que vio estando a su servicio, “Si sé premiar a quien me sirve bien, mejor sé castigar a quien me traiciona”.
    Esta entrada me recuerda mucho a la de “Castígueme”, especialmente por lo que tiene oculto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que Belén Rueda parece entre deprimida y forzada cuando hace un papel serio.

      Cuando veo películas en general, (y que conste que no voy buscando femdom de manera específica, excepto en la que comentas de Castígueme o en el par con dominatrix que traje por aquí), y salen escenas que a ojos del público general son de lo más normales, a mí se me pone la sonrisa porque son frases muy impactantes en el contexto DF. En este caso falla la parte complementaria, claro, porque él solo pone cara de fastidio, incluso parece que el regalo de la moto le molesta, como queriendo decir que debería ser el macho quien regale y no a la inversa.

      El poder económico de la mujer no es algo que se suela explotar en el cine, pero por ejemplo en "Acoso" tenemos a Demi Moore aprovechándose de su posición de jefa para abusar del "pobre" Michael Douglas, o este otro ejemplo:

      http://amabuscasumisoverdadero.blogspot.com.es/2013/07/no-te-resistas.html

      Eliminar
  2. En ese sentido es una "ventaja" que otros no capten ciertas cosas que nosotros vemos a la primera, o mejor dicho, interpretamos para que como Usted ha dicho nos salga la sonrisa.
    Si, cara de fastidio, pero cuando escuchamos el diálogo a algunos se nos sale esa sonrisilla que decía. Hasta el detalle de la moto que comenta tiene su interpretación, para mí, en vez de una moto puede ser un collar el regalo.

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.