~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


domingo, 22 de junio de 2014

¿Amas bordes?



Tiene Qarpatian un post que toca un tema “típico” del femdom. Algo he comentado acerca de eso por aquí cuando he hablado de nuestra supuesta maldad o cada vez que critico la imagen estereotipada del femdom como en este otro post sobre el carácter de las Amas, etc. Parece que predomina lo antipáticas que podemos parecer así vistas en conjunto por regla general. Mi opinión es lo que he dejado allí de comentario:


Por la parte que me toca, voy a dar mi opinión sobre la supuesta bordería de las Amas. Para empezar, al igual que hay varios tipos de sumisos, los hay de Amas, y para bien o para mal, abunda el prototipo de ultra sádica con mala leche perpetua, imagen que consolidan ellas mismas porque les interesa hacer ese papel, o por motivos económicos ya que atraen justo a esa clientela que busca tal clase de Dómina profesional, o por qué no, por simple placer y forma de ser personal.


Aparte de eso, las que no vivimos de una imagen sacada de un vídeo porno, podemos dar igualmente una impresión de ser, cuanto menos, estiradas, por nuestra forma de expresarnos o de tratar a los candidatos a sumisos, y como bien comentas, en parte ocurre que estamos hasta la peineta de los personajillos que vienen con la intención de utilizarnos para sus fantasías sin importarles un cuerno lo que queremos nosotras o dando por sentado que haremos encantadas todo el repertorio del canal femdom extremo, o como apunta dana, que se olvidan del detalle de que somos mujeres y personas antes que nada y nuestro componente emocional es igual o más importante que el sexual. Creo que es una reacción lógica y que no merecen otra cosa que una respuesta cortante los que van en esa dirección.


Por otra parte, yo al menos sí puedo parecer un tanto hosca cuando se me acercan aunque sea sin caer en los típicos errores, pero es que es consustancial a ser dominante el hecho de poner el listón alto desde el primer momento, no es hosquedad en realidad, es dejarle claro a la otra persona que incluso si llegamos a intimar yo voy a ocupar mi lugar, y mi lugar es ser dura y estricta en general porque es lo que me apetece y me llena.


Y todo esto, en mi caso repito, no está reñido con el humor ni significa que esté con mala cara, que yo disfruto dominando y lo que se me pone en la cara es una sonrisa de placer (sonrisa sádica o sonrisa angelical, que hay momento para todo), y en esta vida es mejor echarle humor a las cosas, y para muestra tengo yo varios casos en mi blog en los que critico a los falsos sumisos con una buena dosis cómica (*), porque la primera reacción es indignarme pero luego, al tomar distancia, hasta le veo el punto humorístico y eso ayuda a neutralizar el mal trago de cruzarte con algún impresentable.


(*) por ejemplo este:

8 comentarios:

  1. Nunca he creído que una persona, por ser dominante o disfrutar dominando, fuera una borde, sin sentido del humor o malhumorada; pienso que va en personas... Quien domina es primero una persona, con todo su mundo, su bagaje, su mochila a cuestas, sus gustos, su personalidad, su historia, su contexto social, sus metas, sus frustraciones y sus éxitos, su corazón...

    Por eso es tan importante buscar a la persona ... y no sólo a la "ama", el que busca "ama" pero no prioriza a la persona, al final lo que hace es deshumanizar a la persona y perseguir un cliché, un rol, un placer sin más, dejando víctimas a su paso: la primera víctima la persona de la que se ha beneficiado para experimentar su sumisión. La segunda él mismo, que se pierde lo que es una relación con una persona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el que utiliza a otra persona para el fin que sea no es consciente de que el gran perdedor en el fondo es él mismo. Eso no lo explican en los manuales de cómo ser un buitre y ligar sin más. Qué triste el que solamente busque eso, cuánta pobreza espiritual.

      Eliminar
  2. Supongo que la seriedad en el Ama la entienden los que buscan realizar exactamente lo mismo que han visto en la película de la noche anterior, adjetivándolas como Amas bordes. Las Amas son como el resto de personas, las hay simpáticas y que no dan gritos ni llevan el látigo consigo pero sabiendo cual es el sitio de cada uno, y las habrá que parezca que tienen parálisis facial y el ceño caído. Ser seria no significa estar cabreada, y mucho menos injusta y pagar las "frustraciones" con el sumiso. La Dominación Femenina es una relación como otra cualquiera, con la peculiaridad de que quien manda siempre el mismo sexo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunos no son capaces de ver a una mujer dominante como una mujer normal, y si pudieran verla así perdería todo interés para él. Hace mucho daño tanto porno y tanta fantasía a solas.

      Eliminar
    2. No entiendo que las personas no sepan asimilar que la Dominación Femenina sea algo normal, es un tipo de relación sencillamente en el que la Mujer manda y el hombre obedece. Deben entender que al igual que una mujer que practique karate no va por la calle haciendo katas, una Ama no va dando órdenes cual general, simplemente se dirige a su sumiso con naturalidad y éste obedece de la misma manera, no hay que hacer aspavientos ni poner cara como si le hubieran quitado cuatro puntos del carné

      Eliminar
  3. En mi modesta opinión, fruto de la experiencia personal, creo que es un error tratar en un mismo plano la maldad de una Dómina y su carácter. Si bien ambos rasgos pueden coincidir en una misma personalidad, no tienen por qué hacerlo necesariamente.

    El grado de maldad, está a mi juicio vinculado a su nivel de sadismo, y cuando varía suele ser para ir a peor. Una Dómina con un componente sádico exacerbado, sólo obtendrá su realización personal con el sufrimiento de otras personas (físico, mental o ambos). Es difícil apreciar mal carácter en personas realizadas, porque de dicha realización deriva su felicidad personal. Las Dóminas más sádicas que he conocido en mi vida, jamás gritaban, la sonrisa en su rostro era frecuente y su dulzura era evidente. El sufrimiento de sus sumisos, constituye su mejor alimento y tan sólo la ruptura de dicho sufrimiento es un motivo de desazón para ellas. No digo nada de esto en tono de crítica hacia este perfil de Dómina, ya que siempre hay un roto para un descosido y sobran masoquistas extremos aspirantes para no tantas sádicas extremas. Pero desde luego este perfil es la antítesis de quien yo aspiro a servir.

    El grado de mal carácter, está a mi juicio vinculado a la frustración personal y es variable en función de cómo evolucione dicha frustración en su trayectoria vital. En mi vida no he conocido a una sola persona con mal carácter que fuera feliz. Dicha frustración puede tener fuentes muy variadas: familia, salud, economía, desengaños amorosos etc. etc. y desde luego que una Dómina de estas carácterísticas proyecta dicha frustración sobre sus sumisos en la forma de ejercer su dominio.

    Cosa muy diferente es el grado de mayor o menor inaccesibilidad que un Dómina establezca respecto de sus aspirantes a sumisos y que no considero muy diferente al marcado por una chica vainilla respecto de quienes la cortejen. Aquí manda una ley tan antigua como la de oferta y demanda. Porque seas Dómina, sumiso o vainilla, ¿Quien no aspira a encontrar a esa persona que te complemente y dé sentido a tu vida?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la accesibilidad o falta de ella es un buen matiz. Creo que muchos se quejan justo de eso, de lo difícil que lo tienen a la hora de acercarse a una mujer dominante, sin pararse a pensar si están usando las maneras adecuadas, y no hablo de protocolo vacío. Al final no es tan complicado cuando dos personas encajan y buscan lo mismo. También hay sumisos que son más solemnes que un funeral. Rotos para descosidos, como bien dices.

      Eliminar
  4. Hola, es la primera vez que escribo en este blog, y, si bien es cierto que me he visto atraído por este mundo (que ahora también formo parte de él) también es cierto que me ha servido para aprender muchas cosas.
    El porno ha hecho mucho daño, en esos estamos todos de acuerdo, pero al fin de al cabo, el porno es una empresa, y enseña al hombre lo que quiere ver, y por lo general no lo que la mujer desea.
    Coincido ampliamente en el aspecto de que, una ama, debe ser borde en ciertas instancias, es más, si fuese blanda... no sé si se le podría llamar ama si quiera, bajo mi punto de vista. En contraste con ésto, también debo decir que a mi, personalmente me satisface cuando (como esclavo) se es agradable conmigo cuando la he llenado de placer, o cuando la he hecho sentir como lo que es, una reina. No está de más un poco de, no lo llamaría mimos, si no afecto por la otra persona. Quizá mi idea de relación, ama/esclavo esté muy lejos de la tuya, que evidentemente respeto.
    Sigue así, me alegras el día con publicaciones como esta.

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.