~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


domingo, 25 de mayo de 2014

¿Por qué lo llaman sumisión cuando quieren decir calentón?


Lo mejor como digo a veces es tomarse las cosas con humor, así que aquí dejo esta escena de la película Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo. La respuesta en ambos casos es, lógicamente, que diciendo la verdad no conseguirían lo que buscan en el fondo: sexo o un rato fingiendo con una Ama para llevarse su fantasía cumplida. La forma (deshonesta) de conseguirlo es hacerse pasar por lo que no son: un ferviente enamorado en un caso o un sumiso auténtico de pies a cabeza en el otro.

La película no va de D/s, claro, pero en esta escena hay un poco de humor femdom cuando la pareja de actores porno va a TV para un show sado de dominatrix y esclavo, y casualmente el chico coincide con sus padres.



Y para los más observadores, la respuesta es sí, el punto de partida de mi novela es parecido, chico que entra por circunstancias en el mundo del porno y allí encuentra a una mujer que le cambia la vida.

2 comentarios:

  1. La clave está en la confusión de mezclar sadomasoquismo con Dominación Femenina. La presentadora lo anuncia como algo “escabroso y que hay un sector de la sociedad que habitualmente lo practica”. Claro, como practicar esgrima vamos. QUE-NO-ES-LO-MIS-MO, la Dominación Femenina se siente, se vive; no se practica. Sigue diciendo “…comportamiento sexual en el ser humano”. Toma, que una pareja convencional no tiene comportamientos sexuales diferentes a otra de la misma condición, esto no es de traca sino de mascletà.
    El otro gritando “Dónde están los porno, joder, dónde están los porno”, jajajajajaja, como si hubiese mujeres, hombres y “seres porno”. Tengo que reconocer que me reí cuando la vi y ahora al recordarlo, eso sí, el nombre del programa ni a Buñuel, “España en el diván”. Más bien España en la caverna.
    Le dice la otra, “Peor sería que fueras terrorista”, como si una cualidad sexual y personal fuera lo mismo que arrebatar vidas, que subidón de azúcar.
    Claro que no tienes que publicar las intimidades de lo que sucede de puertas para adentro, como tampoco dice una pareja convencional a sus padres o amigos que postura han practicado la noche anterior, pero las hogueras quedaron para San Juan.
    En fin, decía Goethe; “No hay nada más terrible que ver la ignorancia en acción”. Eso sí, te ríes por dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Verónica Forqué estuvo sembrada en ese papel, con esa mezcla de reina del porno y alma cándida, te partes, la verdad. Es curioso el cartel en inglés de la foto, remarcan el humor de la cinta pero no sé hasta qué punto es exportable su vis cómica con el doblaje.

      Femdom, sadomasoquismo y bdsm... desde fuera se ve todo parecido.

      No digo pregonarlo a los cuatro vientos, pero no sé qué sería "peor" para algunos, que descubriesen que hacen porno o que son sumisos. Se morirían de la vergüenza igualmente.

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.