~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


lunes, 14 de abril de 2014

Carta a un Ama novata



Estimada, tal vez estés buscando en la red consejo sobre cómo distinguir a un buen sumiso de un farsante, así que si lees esto espero que te sirva de ayuda. Doy por sentado que no eres una saca-cuartos, o aburrida de tu vida vainilla, o desengañada de tu ex buscando venganza con los “raritos” esos de los sumisos, o en fin, una advenediza o aprovechada, porque entonces es absurdo que leas esto. Si eres una mujer que disfruta dominando de manera sana, entonces me dirijo a ti.


Habrás podido comprobar que hay miles de sumisos pululando por internet, con mensajitos del tipo “busco Ama para adorarla y someterme hasta la médula ósea como mínimo” o “le besaré las uñas de los pies las 24 horas, oh Diosa entre las Diosas”. Pintan bien, ¿verdad? Dan ganas de aceptarlos sin preguntarles nada, porque claro, si dicen cosas así, serán ciertas... ¿no? Ejem, pues nop, no es tan así la cosa.


Como primer consejo, no te creas absolutamente nada de lo que te digan. Nada. N-A-D-A. Algunos no te dicen ni su nombre real, no vayas a ser la amiga de la vecina de la prima de su tía Mercedes, y ya la hemos fastidiado. Las primeras veces que te llamen Diosa hasta sentirás un leve cosquilleo de placer, pero cuando te des cuenta de que es la versión D/s del buitre ligón que va llamando a las nenas “cielo, encanto y wapa”, tus ojos se abrirán de par en par y de manera definitiva, hasta el punto de que cuando lo oigas/leas por enésima vez te dejará fría o te hará reír hasta que te salgan unas patas de gallo que arruinen tu perfecta piel de Diosa, ejem...


El 99% de los sumisos ponen un anuncio para encontrar Ama. El 1% restante se lo curra un poco más y abre un blog o participa en los foros, pero no en plan troll ni diciendo cuatro sandeces. Ten cuidado por cierto con el que se explaya en plan repelente niño Vicente, seguramente no ha tenido nunca cerca a una Ama de carne y hueso, y aunque la tuviera no sabría distinguirla, de tan cegado que está por su propia teoría abstracta sobre el tema.


Pero te iba diciendo lo de los anuncios. Un sumiso que merezca la pena no se va ofreciendo como un muñeco de látex a cualquiera que tenga un nick de Ama. Un buen sumiso sabe que ante todo eres una persona, y si tú, como persona, no le pones la piel de gallina, como Ama le vas a dejar más frío que una estalactita. Así que si lo primero que te preguntan es qué clase de botas usas, de qué tamaño tienes el arnés o cuantas fustas manejas con una sola mano, huye. Bueno, no hace falta que corras, basta con bloquearlo/ cerrar la ventana (del chat)/ no responder a ningún otro correo suyo.


Pero seguramente eso ya lo sabes y por eso buscas consejo. Sabes que los cien -contando así por encima- que te contactaron hasta ahora sin buen resultado, van en esa línea, y la mayoría no dan más señales de vida cuando la sangre se les deja de agolpar en cierta parte de su anatomía. Porque todos esos van buscando su dosis, ya sea de fetichismo, de morbo, de perversión secreta, de humillación, de dolor, de cuernos, de feminización, de... lo que sea, y tú eres tan solo un objeto para proporcionárselo, un simple objeto intercambiable por otra mujer que se lo ponga más fácil.


Relee la última frase, memorízala, incluso imprímela y enmárcala si es necesario, hasta que te cale muy hondo, y esa será tu guía para desenmascarar a los farsantes que buscan su placer por encima del tuyo. La compatibilidad contigo les importa un rábano y eso no es malo si no lo esconden. Mucho más honesto es ir por ahí con el mensaje “busco un rato de morbo sin compromiso” o “busco mujer para jugar a ser sumiso” que soltar todo el rollo de lo super sumisos que son y lo mucho que desean entregarte su alma y enteritos ellos. ¿Por qué ocultan sus intenciones entonces, te preguntarás? Bueno, porque es mejor tener un solomillo en vez de una hamburguesa si pueden conseguirla por el mismo precio... ¿no?... Mentir es gratis y fácil, querida, así que no pierdas el norte ante palabras bonitas y vacías.


Ya verás lo fácil que es calar al espabilado de turno en cuanto pilles un poco de práctica, así que vayamos ahora a lo complicado. Cuando llega ese en concreto, que parece estar en su sano juicio, que no te aborda con preguntas fuera de lugar, que no es un pesado ni un pasota, que parece ser capaz de tener una conversación sobre lo que se tercie sin ser un aburrido o un suelta-parrafadas o un cretino a secas. Y tú te preguntas dónde está la trampa, o qué hace suelto un hombre así. Porque sobre todo, como dije arriba, no debes bajar la guardia, sigue sin creerle hasta que demuestre que puedes hacerlo.


Ahora estarán algunos resoplando y lanzando maldiciones cibernéticas en mi dirección mientras piensan: “¡claro, encima de lo “fácil” que es pillar Ama, que venga esta a complicarnos más el tema!”. Puede ser que paguen justos por pecadores, pero estamos en nuestro derecho de poner la barrera lo más alta que podamos, que ya la bajaremos después si el sumiso en cuestión merece la pena. Y él lo entenderá así y no hará nada por presionarnos.


Entonces, decíamos, ¿cómo separamos el grano de la paja? ¿Cómo sabemos si es un pajillero a secas o un grano? Y un grano pero no en el culo, claro. (Nota rápida: échale muuucho humor, te va a hacer falta). Antes tendréis que superar esa fase inicial de querer saber más de la otra persona y de comprobar que hay una conexión/compatibilidad de entrada. Si se quieren saltar esa fase, mándalos a una dominatrix profesional. Tú también puedes sentir que quieres un sumiso y lo quieres ya, entonces para eso casi cualquiera te vale, pero cuando esa vocecita -que te dice que ese hombre no es para ti- se convierta en un grito, verás que llena poco eso de tener un sumiso a ratos que se somete cuando le apetece, porque, o no eres tampoco la mujer adecuada para él, o es igual de farsante con todas.


Pasada esa fase, la clave es sencilla. Analiza sus actos. ¿Te dice A y hace B? ¿Todo se queda en frases bonitas que nunca pone en práctica? ¿No concreta nada que signifique un paso hacia someterse de manera REAL a ti? ¿Notas que te escucha y comprende lo que le dices o solo lo repite como un mono amaestrado? ¿Quiere conocerte a SU ritmo o al tuyo?... Seguro que se te ocurren más preguntas que puedes hacerte. Pero el resumen es, si no te hace sentir cómoda, ni que lo tienes bajo control, ni te da la prioridad que necesitas... no pierdas el tiempo, porque hay miles por el estilo, y algunos mejores que él.


Esa, para mí, es la clave de todo esto para que funcione, o para que tenga una buena base para llegar a funcionar algún día. Y es la misma prueba para cuando llevas 15 días chateando o un año de conoceros en la vida real. Es muy fácil teorizar y decir “soy sumiso”, pero en la realidad y los hechos es donde se demuestra todo. Tan “fácil” como eso.


Ah, y suerte, que te hará falta, porque no veas cómo está el patio...

14 comentarios:

  1. Ama S., deja Vd. poco lugar a réplica, como siempre... (por si acaso, aclaro que es un piropo sobre lo certero de sus textos)

    Empiezo a pensar si un sumiso verdadero no sabe que lo es hasta que lo experimenta con una dominante que sí lo sabe. Creo que es parte de su naturaleza no hacer publicidad ni aspavientos virtuales, ser discreto, caballeroso, tímido, silencioso... quizás precisamente por tener a la mujer como en un pedestal, alejada de su mundillo cotidiano. Incluso tiene dudas sobre su auténtica condición, sobre si podría o no dar lo mejor de sí, sobre si lo haría bien pero podría hacerlo mejor, sobre si las fantasías que le suscitan sospechas de su verdadera condición son sólo eso, fantasías; incluso sobre si es un sumiso verdadero o lo es de boquilla...

    De todos modos, creo que sí coincidirá conmigo en que, de la misma manera que no hay dos sumisos iguales, tampoco hay dos Amas iguales. Es decir, que un sumiso puede sentir que está a gusto con un Ama y mostrarse ante ella como tal y vivir así la vida en pareja, pero ese mismo sumiso puede no tener tanta suerte con otra Ama por la que, en el mejor de los casos, no siente nada, en el más común intenta adaptarse con mayor o menor esfuerzo para no perderla, y en el peor es una relación dañina para un componente de la pareja, o para ambos...

    En fin, todo esto son dudas, teorías, reparos... que van surgiendo en mí conforme voy leyendo sus textos... y adquiero la confianza y chispa suficientes como para reunirlas y emitirlas con el mayor respeto que soy capaz.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay dos sumisos ni dos Amas iguales... Es lo mismo que he dicho, que debe haber compatibilidad como hombre y mujer, de lo contrario un sumiso no puede dar lo mejor de sí.

      Sobre lo de no saber un sumiso si es verdadero o no, y dando por sentado que existe feeling entre ellos, está claro que nadie lo sabe hasta que una dominante lo "evalúe", y eso se nota desde los primeros momentos, en la actitud, en la forma de expresarse (no hablo de protocolos ni encorsetamientos sino de respeto en toda la extensión de la palabra) y en ese "algo" que emana del sumiso. Pero lo mismo pasa a la inversa. Un (buen) sumiso sabe si está delante de una mujer que vive la dominación de manera natural (sin parafernalias ni esfuerzo) o delante de una especie de actriz.

      Eliminar
  2. Leyendo su entrada y los consejos que deja para las posibles Amas que hayan descubierto su naturaleza dominante, estoy con Usted en todo lo que ha dicho. Supongo que las malas experiencias son las que han forjado personas como Usted, que están con la mosca detrás de la oreja constantemente en lo referente a admitir a cualquier sumiso que pretenda estar a su servicio. Para una Ama que sienta la Dominación Femenina como única manera de relacionarse con el género masculino y que tenga que soportar hombres “juguetones” sin el miramiento de que no están respetando a una Mujer en lo que es su manera de sentir, imagino que ha de ser muy duro y desilusionante. A veces cuando leo alguna entrada quejándose amargamente de estos “faranduleros de la DF”, llego a creer que incluso pueden pensar en algún momento en tirar la toalla.
    Me gusta como dice las cosas de claras, como pone el listón lo más alto posible, como Usted ha dejado patente, y como cala a los que se creen que porque aparezca una mujer vestida de cuero en una película para adultos, llegue a pensar que la DF no es un sentimiento sino un juego. El sumiso que realmente respete y tenga la necesidad servir a una de Mujer de naturaleza dominante, hará todo lo posible para ser aceptado, como Usted ha dicho en algunas ocasiones, por su ACTITUD.
    Es muy fácil desenmascarar a un “sumiso” de estos, pues tienen por bandera las prisas en tener contacto con el Ama antes de conocerla. Estos maledicentes “sumisos” son los que se conforman con una ciber-sesión, mientras el verdadero sumiso, sueña con vivir la sumisión.
    También comparto eso que ha dicho de los “sumisos” que buscan una Ama que siente la Dominación Femenina como algo interior y verdadero, antes que una que simplemente acepta eso como un juego. Efectivamente buscan ese “solomillo” del que hablaba para jugar, que es lo mismo que utilizar un Vega Sicilia para hacer botellón. Prefieren egoístamente lo auténtico, claro, sin mirar que lo qué él entiende exclusivamente como juego un sexual Ella lo hace como única forma de relacionarse con un hombre. Estos “sumisos” que buscan una Ama de verdad para sus caprichos, obvian que esa autenticidad está “reservada” para quien encuentra la felicidad en la entrega a su parte dominante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como para tirar la toalla, sí, pero la esperanza es lo último que se pierde. Además, con cada nueva decepción, y pasado el resquemor inicial porque soy de carne y hueso, no siento que pierdo, sino por el contrario siento que gano: gano tranquilidad, gano espacio en mi vida para que venga alguien mejor, gano experiencia, etc Mi base interna, por llamarlo de alguna manera, está a salvo de los que pasan de largo sin dejar huella. Y cuando veo que alguien no merece la pena, tengo la capacidad de "resetearme" sin esfuerzo, soy como un árbol que se sacude las hojas muertas.

      Eliminar
    2. Lo peor es el tiempo invertido en un "sumiso" de esos. Supongo que si Usted se encuentra con un sumiso de verdad, como el que busca, pero no es exactamente un dechado de comportamientos de sumisión, (me refiero a que Usted tenga que invertir más tiempo en él por el potencial que le vea), el tiempo será, supongo, una inversión que Usted hace a corto o medio plazo, pues ve que tiene eso, ACTITUD; si con el que no le sirve se "resetea" sin esfuerzo, ese mismo esfuerzo se invierte en su candidato potencial. En fin, que difícil es acertar a veces en cosas aparentemente tan sencillas.

      Eliminar
    3. A estas alturas poco tiempo desperdicio en ciertos "sumisos". Yo por supuesto que invierto energía en alguien con potencial, pero nada me garantiza si ese potencial llegará a alguna parte, la bola de cristal todavía no la manejo, pero así es la vida, unas veces ganamos y otras perdemos. Pero ya digo, al final lo importante es saber que por nuestra parte hicimos todo lo posible. Yo he dado oportunidades más allá de lo razonable a quien no la supo aprovechar, pero también en eso se aprende a acortar plazos, que la vida solo se vive una vez, aunque algunos crean que esto es solo un ensayo general y vivan según lo que su entorno y las convenciones sociales esperan.

      Eliminar
  3. Me ha encantado el primer párrafo, debería servir de muletilla para empezar a hablar con cualquier Ama. Pues a la vista está, que en este mundillo no se puede dar por supuesta la buena fe, la inteligencia, y el sentido común en la gente del “gremio”.
    Me he reído mucho con el post, aunque con lo de "repelente niño Vicente", no sé porqué, pero me he dado un poco por aludido y me he sentido un poco mal. Espero que no fuera directamente por mí.
    Sobre lo mal que está el patio, comentar a Ama S, que si ella lo ve mal, imagínese como lo vemos los sumisos "verdaderos".
    Vosotras las amas verdaderas (Y las locas, vengativas y comerciales también), tenéis por lo menos 1 millón y medio de sumisos pretendientes, a la mínima que deis una patada a una piedra.
    Puede que el 70% sean descerebrados, falsos sumisos, gentuza, psicópatas, acomplejados, enfermos mentales, impostores que están casados, tíos-escombro, o simplemente demasiado feos-viejos-aburridos como para ser su pareja.
    Otro 10% de ese "millón y medio", igual simplemente no está a la altura, o la relación con ellos es imposible por un millón de razones insalvables.
    Pero aun os queda al menos, otro 10% de personas aceptables, atrayentes, buenas, trabajadoras... Entre los que seguís teniendo un buen nutrido número de hombres donde elegir... Quizás con alguno salga mas, pero podéis intentarlo, ir creando experiencias, probando unas cosas y otras… El caso es que para encontrar pretendientes a la altura, lo tenéis mucho más fácil que nosotros.
    Esto último es para animaros un poco, y enseñaros que otros lo tienen aun mas difícil y aun así no siguen intentándolo. Vamos, que siempre hay alguien que lo tiene peor que tú, y tira "p´lante".
    Yo intento pensar en que por lo menos soy joven y tengo muchas virtudes... jejejej ( La modestia no es una de ellas). No podemos tirar la toalla, porque entonces sí que

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no hubiera nadie en condiciones nunca ya me habría ido a un convento de Amas XD Es cierto que hay que quedarse con lo positivo, algunas vivencias podemos llevarnos nosotras con mayor facilidad, pero el mundo está muy mal repartido, y dios le da pestañas a quien no tiene ojos, y mientras algunos sumisos no encuentran nunca Ama en condiciones o complementarias con ellos, otros la dejan escapar porque se les cruzan los cables. Eso que dices, "la relación con ellos es imposible por un millón de razones insalvables", que me llamen utópica, pero solo veo insalvable que ambos, o uno de los dos, esté muerto. Aunque están los muertos en vida, también, claro...

      No pensaba precisamente en ti al escribir sobre pedantes, pero ya que lo dices :P Solo se conoce a una persona cuando la tienes delante así que desconozco cómo eres, aparte de inmodesto, jovencísimo y con mogollón de virtudes :D

      Eliminar
  4. He descubierto tu blog esta mañana a través de esta entrada. No puedo estar más de acuerdo en lo que dices.

    Enhorabuena por el blog, que me parece fantástico, y por la sensatez de tus palabras. He enlazado la URL en la sección de "blogs interesantes" del mío, si te parece bien.

    Un saludo.

    seisCuerdas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, se hace lo que se puede :)

      Enlaza sin problema ;)

      Saludos.

      Eliminar
  5. Concuerdo 100% contigo, he conocido hordas de esos tipos, de todas las clases que describes, y una llega a pensar que el sumiso ideal, ese verdadero que buscas, vive sólo en tus sueños, sin lograr traspasar el himen hacia el mundo real. ¿Sabes cual es el mejor sumiso que he tenido? tierno, caballeroso, inteligente, sincero, preocupado al cien por ciento de mí, alegre, y seguro de si mismo... Era un amo ultra dominante que conocí en un viaje a Ibiza. Tuvimos quimica de inmediato, pero ambos amos no ibamos a ninguna parte, asi que él le dio al switch y se volvió el mejor sumiso que he conocido. Quizas porque sabía cómo le gusta a un amo ser complacido, porque entendía a la perfeccion lo que yo esperaba de el, porque es lo mismo que el debía esperar de sus sumisas, fue una relacion increible, lamenté mucho tener que volver a la realidad de mi pais, en donde todavía se tiene la idea de que las amas son algo asi como prostitutas gratuitas, que se van con cualquiera con una etiqueta de sumiso al cuello. En fin (suspiro recordando a mi bello sumiso de Ibiza), a seguir buscando que por ahi debe existir justo aquel que imaginamos. Un cordial saludo, muy bueno todo el contenido de tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa historia da que pensar. Los sumisos suelen ser incapaces de ponerse en la piel de la parte dominante, se escudan en una pasividad que no aporta nada, les faltan varias características de las que enumeras, abundan los que no se preocupan al 100% de nosotras ni están seguros de sí mismos, solo están centrados en lo que van a sacar de nosotras creyendo que les vamos a solucionar sus mil inseguridades, son barcos a la deriva en vez de rocas sólidas sobre las que podemos apoyarnos.

      Yo espero que cuando el hombre se libere de la losa de cumplir con el papel que le asigna la sociedad desde la era cavernícola, habrá más sumisos en la línea de lo que buscamos, y no refugiados que caen en esto porque no encajan en otro sitio o egoístas buscadores de que les cumplamos su fantasía sin importarles nosotras un rábano.

      PD.- Gracias por leerme.

      Eliminar
  6. Sólo gracias por tu blog...tras unos meses "probando suerte" con un sumiso nosumiso de ésos que hacen topping from the bottom...no puedo maś que estar de acuerdo contigo. Seguiré leyéndote, y seguiré con la esperanza de que el sumi para mí, existe . Aún en Barcelona... Gracias por tus ánimos :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por encontrar mis palabras útiles ;)

      Me parece que en Barcelona hay más sumisos que en el resto del país juntos, pero cantidad no es calidad, ¿verdad? :D

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.