~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


viernes, 28 de marzo de 2014

Testimonio de un Ama

Cuando inicié la sección Testimonios de sumisos, pensé que debía hacer otro para Amas, lo que ocurre es que sé que son mayoría los lectores sumisos (como se ve en los comentarios), y que ninguna se iba a animar a dejar unas palabras. Pero me ha llegado la petición de una Ama para compartir un artículo suyo. Así que aquí lo dejo, con las mismas fotos que incluye el texto. No es la misma línea exacta de pensamiento que tengo yo, así que por eso mismo me parece interesante publicarlo. Debajo doy mi opinión.



Este texto es una breve descripción de mi experiencia de vida en los últimos años pero más que eso es una invitación para todas esas Mujeres que desean conocer un mundo distinto alejado de corrientes tradicionalistas, patriarcales y machistas que pretenden impedir el crecimiento femenino, es una entrada liviana y comprensible que desea despertar en cada mujer que lo lea un interés por conocer más de este mundo supremo.
Vivir bajo el estilo de vida Femdom, durante los últimos tres años, ha sido una práctica que ha fortalecido todos los ámbitos de mi vida, pues ha permitido describir habilidades que en mi condición de Mujer estaban innatas pero no había sido utilizadas; rescatar la elegancia, la armonía entre cuerpo y mente, la seguridad y la confianza permitieron el posicionamiento de una seguridad que acompaña cada paso que doy, dando lugar a una vida individual y colectiva marcada por la supremacía de una Mujer líder y libre.


Antes que volvernos Señoras de hombres, debemos convertirnos en Dueñas de nuestras vidas en todas sus dimensiones y momentos, pues de no ser así caeríamos en las trampas y satisfacciones momentáneas que brindan los juegos y practicas frívolas que impiden el avance a la superioridad femenina pretendiendo solo la satisfacción de parafilias individuales; para impedirlo, es necesario entender que nuestra existencia está marcada por una esencia de liderazgo y libertad que desarrollada nos llevara por encima de cualquier fantasía y nos ubicara en un mundo bajo nuestro control y mando; pues como lo indica el escritor español Arturo Pérez-Reverte en una de sus charlas: “La mujer es superior, genética y biológicamente con grandes reservas de coraje moral, de inteligencia y de intuición”



El camino recorrido ha sido forjado con la disciplina y voluntad que permite la adquisición de actitudes supremas que dejan de lado malos hábitos como la dependencia al género masculino, debilidades e inseguridades, falta de cooperación entre la comunidad femenina, poca preocupación por la salud física y mental el descuido o desinterés por una apariencia elegante y respetuosa entre otras limitaciones mentales que impiden el crecimiento de una Diosa.



La Mujer menos reprimida que otra posee un espíritu de seguridad y confianza en sí misma, lo que paso a paso la convertirá en una Dueña de hombres que estarán dispuestos a vivir bajo su mando; para esto solo necesitamos, autoridad, disciplina, despotismo, crueldad, severidad, liderazgo, libertad, belleza pero sobretodo el amor propio que nos hace Reinas.



La formación de esclavos es un tema que recoge todas las actitudes y aptitudes que posee un Mujer superior, disciplinada y hermosa y da paso a la adquisición de servidores; más que una tarea u oficio es una actividad que llega por añadidura después de convertirnos en las Señoras que somos, pues una Ama nunca necesitara de un esclavo para ser lo que es, al contrario de un hombre que siempre necesitara de una Dueña para ser un buen servidor, pues ser Ama es un honor que la superioridad innata regala para convertirnos en propietarias de hombres pero exige primero que todo ser Dueñas y Señoras de nuestra libertad y actitudes, de nuestros cuerpos, de nuestras vidas.




La posición de la Mujer es natural y al potencializarla disfrutamos la posición de hombres, la altura y superioridad interioriza nuestro deseo de uso de propiedades, su inferioridad enaltece nuestra superioridad y es ahí cuando debemos utilizar toda esa severidad y crueldad para la formación de sirvientes dignos de estar a nuestros pies, en palabras de Anne Lez:

No es tratar "mal" es instruir, es corregir, eso se convierte en tratar correctamente. Es un mundo donde la "extrema humillación" para los comunes, es un regalo y un trato con autoridad y normalidad para los que vivimos la dominación femenina, replanteamos todo, es un mundo paralelo y superior, la formación y disciplina es natural para este mundo, el poder de la Mujer es natural para este mundo, si lo comprendes bienvenidas, sino sigue viendo tu reflejo cada vez que veas lo mal que está el mundo de pareja y de poderes".



La autoridad, la severidad y despotismo intenso de la Ama convierten hombres en esclavos y fortalecen a la Dueña, la autoridad y disciplina son esos ingredientes que posibilitan la docilidad y manejo absoluto de esos seres inferiores que nos entregan su vida y a las cuales les debemos responsabilidad como sus Dueñas, nuestro amor va dirigido a la formación de siervos reales y la manifestación de este sentimiento se expresa con castigos que corrigen y enseñan, pues cada castigo es una muestra de nuestra preocupación por ellos para que sean mejor y su entrega sea incondicional.

El amor por los esclavos esta por fuera de todo convencionalismo o relación romántica, pues para que nuestro estilo de vida se lleve a plenitud es necesario manifestar el cariño, la preocupación, los afectos, etc.; con disciplina, dominación y severidad, es un trato paralelo, diferente y superior; la fuerza de un látigo supera cualquier manifestación vainilla, porque está dirigido a la formación y educación de hombres preparadas para servir completamente a sus Dueñas.




Con esto queridas Lectoras extiendo una invitación para que superen esas barreras frustrantes que limitan nuestro verdadero ser, nuestra superioridad, belleza, elegancia, dignidad, autoridad y libertad y abran paso a un mundo donde compartirán una vida individual y colectiva marcada por la supremacía femenina, donde sus relaciones de parejas serán estables, tranquilas y enriquecedoras, donde los hombres estarán dispuestos a entregar sus vidas completas para estar al servicio de una bella Mujer que les indique el camino correcto, que los forme y los corrija para ser los mejores sirvientes pero sobretodo donde cada Diosa se sentiría plena consigo misma.


Sobre la supremacía femenina ya di mi opinión aquí. Por resumir, solo creo en la supremacía si acaso dentro del microcosmos del par Ama-sumiso. Como dice ella, “su inferioridad enaltece nuestra superioridad”, pero yo entiendo esto como posiciones, no como estados. Nadie ES inferior o superior, sino que en una relación D/s ESTÁ por encima o debajo.

Estoy de acuerdo con lo de que ser dueñas de nosotras mismas es lo primero, por supuesto, sin auto-dominio no existe posibilidad de dominar a nadie y ser servida puede crear una dependencia hacia quien te sirve (esto tengo pendiente de desarrollarlo en otro post).


Lo de despotismo y crueldad... bueno, no es mi estilo, pero cada cual que tenga el suyo. Ahora bien, el hecho de ser crueles es darle la vuelta al modelo macho-castigador para tener más de lo mismo pero a la inversa, y yo creo que nuestra feminidad no necesita imponerse por la fuerza sino desde la sutileza. Esa es mi línea femdom y lo otro creo que es más un cliché porno que una vivencia real y sostenible en el tiempo. Qué agotador tiene que ser estar todo el día con cara de mala leche...


Esto me suena a tópico total: “la fuerza de un látigo supera cualquier manifestación vainilla”... ¿Y qué pasa con la fuerza de una caricia? Te digo yo que si eres severa (que no cruel porque sí) y rematas la orden con una caricia, el sumiso se rinde antes que con diez latigazos. No debemos renunciar a NADA de lo que deseemos hacer. Lo vainilla no es ni bueno ni malo, es simplemente diferente y le funcionará a quien encaje en eso. Todo tiene cabida mientras no cedas el poder al sumiso. Por poner un ejemplo, ya que se compara tantas veces al sumiso con un perro, no está reñida la firmeza del adiestramiento con las caricias como recompensa. La ternura no está reñida con el femdom, no somos autómatas ni animales, o al menos yo me niego a convertirme en nada de eso.


Sus relaciones de parejas serán estables, tranquilas y enriquecedoras, donde los hombres estarán dispuestos a entregar sus vidas completas para estar al servicio de una bella Mujer”... Uhm, a ver, no queramos “vender” el femdom como la solución a todos los problemas de la pareja vainilla. Esto no consiste en seguir un decálogo, chasquear los dedos y tener a cien esclavos a cuatro patas obedeciendo ciegamente a todos nuestros caprichos despóticos. Los que hacen eso no duran más allá de una sesión o necesitan en efecto mucha mano dura y esfuerzo extenuante por parte nuestra. Todo es más natural en el femdom real, y si no lo es, no fluye y no funciona. De eso saben mucho los sumisos teóricos (de esto también hablaré) que nunca consiguen cuajar una relación real... ¿por qué será...?


Bueno, pues ahí queda el testimonio y mi opinión. Seguro que hay más opiniones en los comentarios.

13 comentarios:

  1. Me gustaría poder leer más artículos de Ama Alejandra, comparto plenamente lo que ella opina. ¿Podrá decirme, por favor, Ama S, si Ama Alejandra tiene blog, o algún sitio donde leer más de ella? Gracias

    ResponderEliminar
  2. No me ha gustado nada el post. Lo de siempre, justificar una tendencia psico-sexual como la dominación ( que puede ser tanto femenina como masculina) con la superioridad de un sexo sobre otro. Siempre en base a la ciencia infusa de prestigiosos "científicos" anónimos que se han sacado la "carrera de biología" en el laboratorio de una ciudad subdesarrollada de una república bananera, o en base a frases sacadas de contexto como la del tontaco de Perez Reberte ( Que por cierto, curiosamente pone verde a las "feminazis").

    Ya estoy tan acostumbrado a leer estas sandeces que no me causan ni nauseas... Sabía que hay domin@s y sumis@s psicópatas que se creen verdaderamente inferiores o superiores, pero...
    ¿De verdad hay tarad@s que se creen Dioses? Me parece sumamente patético xD. Supongo que detrás de ello hay unos complejos y unos traumas infantiles de la leche...

    Las palabras y las "ideas" del post se repiten más que el ajo. También me da la impresión de que da como ejemplo de relación de este tipo las de poliandria. En fin, más de lo mismo, tía que se ha dado cuenta de que puede vivir como la reina de Saba, a base de maltratar a enfermos mentales.
    Quizás lo único interesante que podría habernos contado, es el cómo fue su inicio en este mundillo, no me extrañaría que fuera leyendo webs de otros iluminados...
    ( Reconozco que este tipo de gente me causa cierta curiosidad, ¿Serán "aparentemente" gente normal y corriente con un CI cercano a la media?, ¿Tendrán familia?, ¿Estarán entre sus aspiraciones el casarse, el ganarse la vida honradamente, o el ser buena persona?).
    Son respuestas que solo pueden darnos ellos o Íker Jiménez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ten en cuenta que hay mucho esclavo total "teórico" que no lo vive más allá del teclado. Sobre lo de casarse y tal, también son legión los casados que pululan por la red diciendo que son los más esclavos del mundo. Supongo que no duermen nunca y ese tiempo se lo dedican a sus santas, para no desatender a nadie XD

      Yo echo en falta en casos así qué aporta de positivo en la vida de una persona el femdom, porque tener un criado gratis no tiene nada que ver con la intensidad que surge cuando un hombre se entrega de forma voluntaria sin dictadura supremacista de por medio. Al final no siento indignación por ese planteamiento, ellas se pierden la maravilla de ver en los ojos de un verdadero sumiso la entrega pura que no surge de la coacción ni del complejo de ser una basura andante.. Por mí espero que sean felices en ese reducto de Amas crueles y perros arrastrados, el resto del planeta nunca caerá en esa dirección, ya sea con vainillismo o D/s, y si no, tiempo al tiempo.

      Eliminar
    2. Muy buen comentario, lamentablemente ese "reducto", en lo que a la web respecta, es muy mayoritario y hace mucho ruido. ( Además de darnos muy mala prensa a los amos y sumisos normales).

      Y si tienes razón, muchas veces estos perrillos son hombres casados que no dudan en desatender a sus verdaderas mujeres y familias, o en dilapidar el patrimonio de sus hijos por internet.

      Eliminar
  3. Leí la entrada hace unos días pero estoy metido en un retrato de mi niño y no tengo mucho tiempo.
    Estoy de acuerdo en mucho lo que dice Ama Alejandra, pero con matices. Cuando habla de la Superioridad Femenina sobre el hombre por el hecho de ser mujer, ese es el primero de los matices. No puedo pensar igual que Ella no por ser hombre, sino porque entonces tendría que admitir de algún modo la superioridad del blanco sobre el negro, del cristiano sobre el musulmán o del rico sobre el pobre. Estoy de acuerdo en la superioridad del Ama sobre el sumiso, pero por eso, por ser el Ama no por su condición sexual. Referente a la crueldad con el sumiso y los castigos continuados, en lo primero estoy de acuerdo, pero cuando ambos necesiten ese tipo de relación en concreto. La segunda no la contemplo como algo saludable para la relación, pues los castigos del Ama al sumiso se supone que tienen carácter punitivo, y si ha de aplicar a diario dichos castigos es señal de que el sumiso desobedece sus órdenes a propósito para su propio placer egoísta. Pienso que el sumiso, aunque sea el "perfecto" sumiso, necesita de disciplina física. Los sumisos sabemos que nuestros sentimientos de sumisión están dirigidos a servir al Ama, pero eso no significa que el sumiso no necesite nada. No lo digo como una relación equitativa, sino equilibrada. Los sumisos sabemos que estos sentimientos que nos nacen del interior llevan implícito que podemos recibir castigos físicos o disciplina, que podemos ser azotados o simplemente ignorados para recibir ese castigo. Saber esto no significa que nos guste el dolor, pero que una cierta cantidad de este como castigo está dentro de la relación, incluso lo necesitamos para saber no sólo psicológicamente, sino también físicamente quien ostenta la superioridad. Personalmente mi umbral de dolor es alto, pero eso no significa que me guste en exceso, es ahí, en la zona incómoda, donde se puede decir que deja de ser placentero para ser un castigo, y un sumiso intentará evitar ese dolor a toda costa, por mucho que él lo soporte. Referente al “Dolor del sumiso” tengo un borrador en mi blog para publicar después de concretarle.
    Dice que la fuerza de un látigo supera cualquier manifestación “vainilla” (convencional). Claro, es como decir que un Ama rehúsa ser sometida. También dice; “…para esto solo necesitamos, autoridad, disciplina, despotismo, crueldad, severidad, liderazgo, libertad, belleza pero sobre todo amor propio que nos hace Reinas”. Perdón pero en mi humilde opinión a bote pronto sobran “despotismo, crueldad, liderazgo, libertad y belleza”.
    Me explico.
    Despotismo es la autoridad absoluta sin restricción por las leyes, por consiguiente es imposible literalmente. Si hace caso a la otra acepción que es el abuso de superioridad no será una relación “sana”, pues los sumisos nos entregamos voluntariamente y ha de haber compenetración entre ambos.
    Crueldad: No funcionará si el sumiso no es sadomasoquista.
    Liderazgo y libertad: La palabra Ama, Dueña, Señora lleva implícito ese liderazgo y libertad pues es quien ordena, por consiguiente es libre.
    Belleza. Entonces, ¿cuándo pasen los años y perdamos físicamente, en ese momento deja de ser Ama? Creo que quien base el Dominio sobre su esclavo con la belleza tiene el tiempo tasado.
    Perdón por extenderme, pero me ha pasado lo mismo que en su entrada de “Supremacía Femenina”.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los hombres sois muy visuales pero para cualquier tipo de relación hay que ver más allá de lo físico, claro. Me dan bastante pena esas Amas de calendario que no sueltan el corpiño ni para dormir. Si el físico es lo único que tienen para enganchar a un sumiso no entiendo la supuesta superioridad donde está. ¿En la talla del wonder-bra...? Porque de neuronas no parecen muy bien despachadas. Como leí el otro día a una bloguera de latex y cuero, "seré tu Diosa, me obedecerás en todo porque soy superior"... Pues mona, por lo menos a ver si enseñas algún rasgo que demuestre esa superioridad, porque más allá del escote poco más dejas ver.

      PD.- Suerte con el retrato :)

      Eliminar
    2. Efectivamente Señora, somos más viscerales, más primarios a la hora de fijarnos en una Mujer, de ahí que para nosotros sea tan importante todo eso que no debe ser lo principal pero que necesitamos, que es lo visual. Pero todo eso sería banal, lo que nos entra por los ojos que es la puerta si luego no nos atrae lo de dentro de la casa. El Ama es la Diosa del sumiso, creo, por esa necesidad del sumiso de servirla, y la obediencia va ligada al sentimiento de sumisión no por el tipo de cuero o látex que porte el Ama, sino por lo que se dice siempre, porque se sienta la necesidad de esa entrega. Lo visual es muy importante, pero cuando eso mismo entra a lo más hondo y se mezcla con lo que tenemos dentro, entonces es cuando toma valor pues forma un todo.
      Por cierto, mi niño es un precioso Cocker Spaniel que abandonaron, quién ocupa una buena parte de mi tiempo y corazón. ¿Ve como las Amas y los sumisos somos normales?

      Eliminar
    3. Buen comentario en líneas generales, "Yo Sumiso".
      Algunos hombres ( sumisos, "normales" y dominantes), son primarios, insensibles, superficiales... Buscan ante todo calmar su apetito sexual mas primitivo.
      Y esto no cambia en un hombre sumiso por el simple hecho de serlo, de ahí que haya idiotas que llamen a líneas eróticas pidiendo que una "ama profesional" los MALTRATE.

      Al final Dios los cría y ellos se juntan, los sumisos descerebrados y superficiales, buscan cumplir sus fantasías meramente SEXUALES, sin ningún sentimiento verdadero, y las amas superficiales buscan aprovecharse de su dinero, conseguir sin "esfuerzo" placer de todo tipo, llevar un alto tren de vida a costa de este tipo de prostitución, vivir en un micro cosmos en el que son "Diosas"... Como siempre digo, lo mas lamentable es que a veces es la familia del sumiso la que sufre su poca cabeza, sus despilfarros, su deriva hacia la autodestrucción...

      Eliminar
  4. Buenos días, yo para abreviar diré que coincido con el Sr Spanish Braveheart, me parece que sus palabras son muy acertadas y sobre todo aclaratorias. La D/s es una relación personal y no se debería sacar de ese contexto y estrapolarla a un contexto social, ni como movimiento ni elxir de la felicidad de las mujeres. Considero que ser sumiso no es gracias a que ninguna Ama nos señale con su fusta mágica, ser sumiso en mi opinión es una condición que forma parte de nuestra forma de ser, de ahí que no comparta que nadie nos tenga que someter y mucho menos iluminadas que sueñan con ser Hittler. Si admito que una mujer dominante sabrá aprovechar nuestra naturaleza y convertirla en un placer mutuo y con ello no me refiero a follar, sino mas bien a esas cosas que solo son visibles desde la complicidad, la química y el complemento entre ambas partes. Una sonrisa, un guiño, un gesto o como dice Usted Sra ama S., una simple pero acertada caricia. El sumiso acepta el dolor o las prácticas que su Ama desee (siempre dentro los limites pactados) por el placer que ello provoca en Su Ama, que es el placer del sumiso y también su principal prioridad. Los castigos, nunca pueden producir placer por lo menos en mi, ya que éstos son productos de errores que dudo mucho al Ama, le guste ejecutar, dado que su intención no erótica ni sexual. Fundamental como Usted dice Sr Spanish Braveheart, que los sumisos casados y con familia, tengan muy claro que su prioridad son familia y que después busquen complementarse y busquen la posibilidad de ejecutar su sumisión. Con Yo, sumiso, discrepo en bastantes cosas y coincido en muy pocas, Felicidades por su blog Sra Ama s. y por la gente que lo visita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que no has captado el sentido de los comentarios. Por aquí se defiende una Dominación Femenina alejada de oscurantismos y juegos bedesemeros practicados a ratos y sin una conexión profunda entre Ama y sumiso. Tener una pareja, como tener un grupo de amigos o una familia absorbente que deje siempre en segundo plano al Ama, es incompatible con el significado de ser la Ama (Dueña) del sumiso. La DF es como un sacerdocio del sumiso en el cual la Diosa es su Ama, y con esto no hablo de supremacías ni de perder humanidad nosotras, sino que la prioridad absoluta en cuanto a RELACIÓN es el Ama. Lo otro es sumisión a ratos, y simplemente no hablo de eso en este blog.

      Sobre dobles vidas y sumisos emparejados ya escribí en su momento de manera extensa, así que no lo voy a repetir.

      Eliminar
  5. Yo sumiso emparejado si, doble vida no. Sumisión a ratos, me parece una afirmación errónea, pues si algo tiene la D/s es infinidad de formas para llevarla a cabo, a no ser claro que nos pongamos un marco establecido del cual nadie se pueda salir. Es decir la D/s solo puede ser real si es así y así. Sinceramente no comparto esa idea.

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.