~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


sábado, 18 de enero de 2014

Perversidad, aprovechadas y soplagaitas



Para entender este post creo que sería necesario que viéseis primero una película titulada Perversidad. Pero en fin, empezaré por resumirla, sé que no es fácil encontrar cine clásico.


Chica guapa absurdamente enganchada de un chulo castigador, al que ella considera el no va más de los machos entre los machos, se cruza con un hombre feo y mayor, al que le saca hasta el último centavo, para dárselo, cómo no, al chulo. Por su parte, el señor mayor está casado, solamente por no estar solo, con una mujer que no lo quiere en absoluto, lo tiene de chacha doméstica y lo compara constantemente con su difunto ex, que también era el más macho entre los machos.




No voy a destripar el final, pero aquello no acaba bien, es lo que tiene jugar con fuego y tal. Bueno, va, solo un poco: es el abusado quien la mata a ella cuando descubre que está liada con el chulo (en este caso no es cornudo consentido, aunque todo indica que lo hubiese aceptado y lo que le duele es que se lo oculte) y le echa la culpa al otro, que también acaba muerto, en la silla eléctrica.


Bueno, pues ahora voy a contar una historia parecida, cambiando un poco los personajes.


Supuesta Ama, según se denomina ella misma, que humilla a un sumiso recordándole lo poco hombre que es, mientras se deja dominar por un macho-man, y le saca toda la pasta posible al tal sumiso, que es, por supuesto, su sumiso financiero. Por su parte, el hipotético sumiso, siguiendo la norma de lo que el pobre diablo cree que debe ser un sumiso, suelta pasta porque es el único medio de que ella le haga algún caso, y le cumpla su fantasía de ser cornudo y su otra fantasía de ser humillado porque el hombre quedaría el último en un concurso de belleza y de tamaño viril.


La diferencia entre la primera historia y la segunda es que una es ficción y la otra es realidad, la triste y patética realidad que pretenden vender tanto unas como otros acerca de lo que se supone que es auténtica dominación femenina. De hecho, la historia ficticia está basada en unos hechos que se repiten desde los albores de la humanidad. Aprovechadas y tontos los hay desde que el mundo es mundo. Ahora lo único que cambia es que algunas en vez de Abusadoras se ponen el cartel de Amas, y ellos, los que se llaman sumisos, son soplagaitas, así, a secas. Son A. y s., cierto, pero solo se parecen en las iniciales. Algunas ponen pose de tía dura y ya está, etiqueta de Ama al canto y vía libre para abusar de incautos y no tan incautos.



(Inciso. Me estoy acordando de cierto sumiso que me comentaba que fue esclavo financiero de una switch, hasta que paró porque sospechaba que ella le daba el dinero a su amo...)


Hay algo en común en todo este tipo de historias, ya sean fantasía o realidad, y es lo que las diferencia de una verdadera relación DF. Me refiero a que la única manera de saber si estamos ante una Ama y un sumiso en una relación sana o ante una pirada/aprovechada y un alelado o un hombre sin autoestima o un hombre que se excita con prácticas determinadas pero le da la vuelta y lo llama sacrificio y entrega, en definitiva, ante una historia de abuso o utilización maquillada de DF es... el tipo de vínculo que los une.


No hablo ya de que Ama y sumiso sientan un amor infinito el uno por el otro (aunque esto es lo ideal para mi modelo de relación DF), sino de que ambos deben valorar a la otra parte como personas, antes que como un objeto para conseguir lo que quieren, tanto la una como el otro, porque ambos son igual de responsables. Por si no queda claro, sigo explicándolo con un ejemplo.


Ama Despiadada, que podría ser lesbiana para más señas, o vainilla, recluta esclavos (muy desproporcionada la palabra para unos hombres a los que ve de tarde en tarde, ya que la mayoría están hipócritamente, ups, digo, felizmente, emparejados) que deben pagarle en dinero y especies por sus servicios, ups, digo, por el privilegio de que ella les dedique tiempo en sesiones de determinada duración. No es ama profesional pero le falta poco. De hecho creo que sale más caro una de estas, pero eso sí, a cambio ellos pueden llenarse la boca diciendo que tienen ama “vocacional”. Ya digo, vocacional como una monja en un burdel, porque a estas no se les ponen duros los pezones ni con 100 esclavos de esos. Ah, bueno, esperad, que me olvido de que esto lo llaman bdsm y no es sexual, que son juegos de rol. Bueno, vale, aceptamos pulpo como animal de compañía, no hay vínculo sexual entre ellos, pero siguen siendo ama y sumiso (me cuesta a estas alturas del post poner Ama en mayúsculas). Así que ellas no sienten excitación al “dominar” a ningún hombre. Pero bueno, es algo que reconocen, ahí no engañan a nadie. Si ni siquiera les van los hombres, es complicado que sea de otra manera. Y si les gustan los macho-men, lo mismo. No hay vínculo sexual, no hay vínculo emocional, no hay... vínculo de ninguna clase. Me recuerda al vínculo cliente-banco, aunque creo yo que los banqueros sí que sienten un cosquilleo sádico por la espalda cuando nos despluman con comisiones y depósitos-timos-encubiertos.


No me extiendo sobre los soplagaitas, que son igual de condenables (me refiero a su manía de proclamarse sumisos), porque ya tengo el resto del blog con suficientes entradas acerca de esto, pero como resumen, una pincelada: un hombre que desea, repito, desea, ser corneado y desplumado por una desconocida, o amiga, rollete, llámalo X, de la que solo necesita saber el tamaño de las tetas y la altura de los tacones, la utiliza a ella tanto como ella a él. A ella le importa una mierda ese hombre, y a él le importa ella otro tanto, por mucho que la llame diosa, porque solo es esa mujer que le va a cumplir su fantasía. ¿O acaso habéis visto muchos testimonios de estos sumisos acerca de lo mucho que les llena intelectualmente o personalmente su ama...? Un Ama no es más que un trozo de carne enfundado en latex para muchos “sumisos”. Es el mismo machismo de siempre, por muy disfrazado que esté. Y ya se sabe que el peor machismo es el de las mujeres machistas, que siguen al pie de la letra el catálogo de lo que toda mujer-muy-mujer debe hacer. Dios los cría y ellos se juntan, alguna hasta hace A, B y C porque él le recuerda, sin presionar pero presionando, lo que debe ser toda Ama que se precie: borde, egoísta, ninfómana, y un largo etcétera que no voy a enumerar, pero por decir algo más, hasta cómo debe vestirse ella he llegado a ver por ahí.


Total, que no me enrollo más, digo como en otras ocasiones: quien no me entienda, o no me quiera entender, no merece que me gaste los dedos tecleando, y los demás ya me captan a la primera.



PD.- Todos los personajes mencionados en este post, excepto los de la película, existen, y están a la vuelta de la esquina de la blogosfera, despotricando contra los que no les dejan echar en paz toda su mierda al mundo de la Dominación Femenina. Yo desde luego no me voy a callar, porque estoy harta de que los sumisos que buscan información solo encuentren esa basura, porque reivindico que es posible una relación Ama-sumiso entre hombres y mujeres que se respetan y no necesitan fingir ni utilizar al otro para SENTIR (que esa es la clave, coño, SENTIR), porque no hay nada más maravilloso que acoplarte con tu parte complementaria en la Dominación/sumisión mientras os miráis a los ojos y no necesitas nada más que eso. Sentir, sentir, sentir. Ni cuernos, ni billetes, ni látigos, ni adornos, ni disfraces, ni mentiras disfrazadas de verdad. Ni aprovechadas. Ni soplagaitas.  

12 comentarios:

  1. Si es que la culpa es de los padres que les compran gaitas y luego sale Hevia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, claro, y a ellas les regalan un monopoly y calculadora :P

      Eliminar
  2. Me gustan mucho las entradas extensas que sube, detalla al milímetro lo que siente y como lo siente.
    No termino de entender, aunque respete, que alguien que practica la "dominación" financiera no vea más allá. Me parece lo mismo que alquilar un Ferrari y decir que es tuyo. Como fantasía no está mal, pero de real tiene nada o menos. Digo yo, ¿no será mejor encontrar a esa persona que se complemente contigo y comenzar algo real en vez de teatral? A lo mejor es que a eso no se le puede llamar sentimientos, sino fantasías. No sé, creo que no termina de calar en mucha gente que todo esto no gira alrededor, como Usted dice, de cuernos, billetes, látigos, adornos, disfraces ni mentiras disfrazadas sino de sentimientos entre seres humanos. ¿Qué cosa hay más grande que hacer algo que sientes? Los sentimientos hay que exteriorizarlos para que tomen cuerpo y se materialicen, pero tiene que haber otra parte, y es en esa circunstancia cuando la persona que es capaz de entenderlos se realizan.
    La Dominación Femenina cuando se siente, es cierto que ofrece sensaciones que no dan otro tipo de relaciones, son tan intensas que la persona que no las vive no sabe lo que es sentir algo tan intenso. Cuando entre el Ama y el sumiso existe esa complicidad, la relación funciona como una máquina recién ajustada, es algo maravilloso. Es cierto que muchas miradas tienen una fuerza arrolladora, pero hasta en eso hay que saber verlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que las fantasías dejan de serlo cuando se convierten en experiencias reales, así que tod@s es@s que usan las palabras según les convenga y dan gato por liebre ya aburren, porque no cuela tanto engaño junto.

      Eliminar
  3. Qué post tan bueno, Ama S. Hay que ver lo que da de sí una película... ;)

    Gracias por aclarar como siempre las cosas. :)

    ResponderEliminar
  4. Bravo! Bravo! MAGNIFIQUE! No se puede explicar mejor y de forma mas clara, 101% de acuerdo con el post.

    "(Inciso. Me estoy acordando de cierto sumiso que me comentaba que fue esclavo financiero de una switch, hasta que paró porque sospechaba que ella le daba el dinero a su amo...)"

    Madre mía... Estas cosas le hacen perder a uno la fe en la humanidad, y le dan ganas de irse a vivir dentro de un barril, semi apartado de la sociedad en plan Diógenes.

    ResponderEliminar
  5. Ya conte mi experiencia
    Lo que puedo asegurar es que como Ama S dice tiene que ser real, lo que excita en si no es el acto (en el blog de inferior halle una referencia a que perfectamente se puede adorar cualquier parte del cuerpo de la mujer), sino la complicidad que se establece a través de él, sin esa base real, difícil excitarse o disfrutarlo como se debe..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues... yo sí creo que un sumiso puede excitarse sin que le importe un pimiento la mujer que le cumple su fantasía. Es como meterse en un vídeo porno en directo. Otra cosa es que al final eso le llene o no, me parece pan para hoy y hambre para mañana. Aunque a muchos les parece más que suficiente.

      Eliminar
    2. Me preguntaba....
      ¿por que un fetichista simplemente no "sacia su ansia" yendo a una playa y pegándole una buena chupada a los pies de una chica descuidada?, no sería lo más loco que se ha hecho en una playa, seguro que con algo de habilidad ni se arriesga demasiado.
      De acuerdo a mi visión, el porcentaje de excitación va en directa proporcion a lo real que tenga la relación.
      Lo del hambre ilimitada y el trapo humano son fantasías que para vivirse tiene que haber una base real (aunque no sea precisamente la que se cuente en la versión "oficial")

      Eliminar
    3. jajaja, hombre, puede ser hasta peligroso si lo intentas bajo el agua y te confunde con un tiburón. Hay que llevar casco por si las moscas XD Tenía yo un post medio escrito sobre esto de la auto-sumisión, en tono de humor. Porque la realidad es que muchos solo buscan prácticas, y si no encuentran compañía para hacerlas, a pesar de que no son muy exigentes, pues las hacen ellos solos, como ponerse cinturón de castidad o auto-azotarse. Por eso es tan distinto el bdsm puro de la D/s, ya que esta última se basa en lo mental y en los sentimientos.

      Eliminar
  6. La verdad, Señora, es que después de todo esto (y sobre todo del resto de su blog) yo no estoy muy seguro de si soy buen o mal sumiso o en que tipo o categoría me incluiría Usted.

    Tampoco estoy muy seguro de como de buena es mi Ama.

    Pero lo que si sé, o al menos creo, es que, efectivamente, sentimos un amor infinito el uno por el otro. Lo demás no estoy seguro de hasta que punto es real o es solo un juego, pero a lo mejor tampoco es lo más importante si nos hace estar más unidos y nos ayuda a ser cada vez más felices.

    Un respetuoso saludo, Señora.

    g{A.M:}

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco me parece importante si es un juego de alcoba o algo más. Ni reparto carnets como se me acusa en alguna parte, solo me gusta llamar las cosas por su nombre y que no se mezcle la verdadera D/s con temas que no tienen nada que ver.

      Enhorabuena por ese amor infinito ;)

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.