~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


lunes, 19 de agosto de 2013

¿Qué queremos las Amas?



Varias veces, no muchas la verdad, me han escrito mujeres comentando sus historias con supuestos sumisos. Gracias por cierto por tomarme como consejera, una hace lo que puede en estos casos, una ayuda externa es un aporte, pero solo funciona pararse a reflexionar, mirando al horizonte a ser posible, que amplía la perspectiva, y preguntarse ¿Dónde estoy? ¿Hacia dónde voy? ¿Cómo vine hasta aquí? Y no me refiero al espacio físico precisamente...


Resultaría sorprendente, desde el punto de vista de un sumiso, comprobar que en esas conversaciones entre mujeres dominantes, lo que menos aparecen son dudas del tipo “¿cuántos días debo tenerle en castidad? ¿cuántos latigazos debo darle? ¿cuántas veces debe lamerme las botas?” y cosas por el estilo. Aclaro, para algún despistado o recién llegado, que aquí hablo de Dominación Femenina en un sentido amplio, no sobre sesiones bdsm.


Y resulta, que tanto esas mujeres como yo, siempre que nos ponemos a reflexionar, en vacaciones o en medio del ajetreo diario, estamos preocupadas por un tema básicamente: el comportamiento del sumiso como hombre/persona.


Daremos por sentado que el sumiso en cuestión es sumiso, es decir, que no es un farsante o un jugador de rol. Cuando estamos seguras de eso, el problema viene por los demás flancos, y en eso no somos muy diferentes a todas esas mujeres que pululan por la red buscando ansiosamente respuestas a la eterna pregunta “¿qué demonios siente ese hombre por mí, más allá de lo que me dice como un actor que aprende un papel?” Y eso, si tienes suerte de que te diga claramente algo, porque casi todos se encierran en una coraza, como mandan los cánones sobre el macho tradicional.


Y es curioso que sean legión las mujeres buscando respuestas mientras que ellos solo se preocupan de saber si su tamaño viril es suficiente, salvo honrosas excepciones. Pero así es, todas caemos en algún momento en esta serie de errores:
Estar más preocupadas de lo que siente él por nosotras que al contrario.
Interpretar cada pequeño gesto suyo como señal de que se muere por nuestros huesos. (Hay que interpretar como digo arriba porque se suelen cerrar como ostras).
Sentir una especie de agradecimiento por cada muestra de atención que recibes, haciendo que se te nuble la razón y te enternezcas como una colegiala.


Y claro, todo eso, que ya de por sí es bastante lamentable en el patrón convencional de una pareja “igualitaria”, resulta patético cuando quien hace/siente/experimenta es nada menos que toda una Señora Ama Dominante. Pero como sabrá quien lo haya vivido, tanto las relaciones D/s fallidas como las exitosas, dependen única y exclusivamente del factor humano, y si te quieres quedar en un esquema abstracto Ama/sumiso, mejor búscate una Ama profesional o un sumiso de sesiones, según sea el caso.


Entonces, en resumidas cuentas, lo que queremos las Amas, es ni más ni menos que un sumiso que demuestre que lo es, y que como hombre/persona tenga un comportamiento coherente con su sumisión, y que no haga nada que nos haga llevarnos las manos a la cabeza, como los siguientes ejemplillos:
-desaparecer o aparecer a intervalos con las excusas más variopintas
-no aclararse en lo que piensa/siente, dando una versión nueva cada semana
-cerrarse en un silencio infranqueable cuando tratas de concretar en qué punto estáis
-no situarte en el puesto nº 1 de sus intereses, dedicándote solo los huecos que le dejan sus momentos de ocio (sip, no digo de sus momentos de obligaciones), porque algunos parece que no entendieron que Ama es sinónimo de Dueña
-mantenerse en una línea neutra en la cual ni se va ni se acerca del todo, para no perderse la oportunidad que le da nada menos que una Ama pero sin perder de reojo a las otras que pueda pillar


En definitiva, si sentimos la necesidad de consultar qué ocurre con nuestro sumiso o aspirante a serlo, es que no parece que las cosas vayan demasiado bien. Y por encima de todo, deberíamos pensar que, si ese sumiso nos hace sentir bien pero no da el todo por el todo, ¿qué importancia tiene lo que sienta, que vaya o que venga, que aparezca o desaparezca?


Pero la solución está en tus manos. Recuerda, eres un trofeo, y quien no sepa ganarte no te merece. Los hombres nunca valoran nada hasta que ven que lo pierden, y eso debemos hacer, dejar de prestarles atención hasta que valoren realmente lo que tienen o lo que pueden perder.


¿Quieres verme suplicar, nena?
¿No me das otro día más?
¿No ves que mi corazón se arrastra últimamente?
He buscado las palabras para decir
No sabes lo que tienes hasta que lo pierdes


video

11 comentarios:

  1. Pues está muy pero que muy clarito.
    No veo demas tener que volver a repetir esto, que por lo visto hay que hacerlo tan amenudo!!!!
    Lo agradezco, ya que hay tantos "sumisos" si lo pongo entre comillas, se denominan así, pero no lo son. Ellos solo buscan hacer realidad sus fantasias sexuales, pero no sienten la sumisión. Espero que lean esto y lo piensen friamente, es claro, sencillo y muy comprensible, pero si aun así no sabes a que nos referimos, es que no lo entendemos de la misma forma y no nos vamos a entender nunca.
    Muy deacuerdo con lo que dices, uufff que trabajera!!! las veces que hay que explicar esto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es agotador si, con lo fácil que sería que fueran sinceros y dijeran "soy curioso/ morboso/ pajillero/ uno que pasaba por aquí", pero claro, sin disfraz no pescarían Ama ni con una caña XD

      Eliminar
  2. Un sumiso debería, aparte de prestar la atención a su Ama como tal, con la obediencia, la dedicación a la persona física, la sumisión, preocuparse por lo que trasciende fuera de lo estrictamente Ama/sumiso. Me refiero a lo íntimamente personal, el día a día de Ella, el cómo le ha ido, si tiene malestar por el ajetreo cotidiano, cualquier pequeño problema que surge en la vida común de los mortales y un largo etc. intentar amortiguarlo.
    El sumiso, por lo menos mi caso, siente esa devoción por la persona, no que le domina y le somete, aparte, por la persona que hace que se sienta realizado dentro de una relación de Dominación Femenina. Un sumiso no ha de tener miedo a expresar a su Ama sus sentimientos, a abrir su corazón, pues no dejan de ser personas en una relación de seres adultos, independientemente de quien ostente el mando de la misma, y en estas hay que disipar cualquier atisbo de duda. Si no tienes confianza con tu parte complementaria, máxime siendo esta tu Dueña, ¿con quién la vas a tener si asaltan dudas o inseguridades? Ahí es dónde Ellas se pueden preguntar lo que Usted dice ¿Qué demonios siente este hombre por mí…?
    El sumiso no debe mandar mensajes codificados a su dominante, él es el que debe hacer sentir a la otra persona que su sumisión es entregada verdaderamente, que besa, no sólo físicamente, sino psicológicamente, el suelo por dónde Ella pisa. Si es un sumiso verdadero, que ya hemos quedado en que sí, este dejará ver TODOS los sentimientos sin tapujos que nacen hacia su Ama, pues es una manera de reconocer que Ella es la Mujer a quien necesita y desea servir.
    Creo fundamental que un sumiso debería tener en cuenta el punto nº 4 de sus “ejemplillos”, pues, si psicológicamente comprende y asimila que Ama es sinónimo de Dueña, su Dueña, comprenderá que toda la atención ha de ir dirigida a Ella. Yo por lo menos desearía estar el mayor tiempo posible sirviendo a mi Ama, y por ello me esforzaría para que Ella sintiese la “necesidad” de que así fuera, hacerle sentir que más que un sumiso, soy SU sumiso.
    Aunque en un lugar del planeta sea de noche, esto no significa que el sol ya no exista.
    Sé por experiencia, y no buena, que lo psicológico influye mucho sobre todo.
    Escribí algo que lleva por título, “Someta mi voluntad, y tendrá el resto”.

    ResponderEliminar
  3. No puedo estar más de acuerdo con la frase "tanto las relaciones D/s fallidas como las exitosas, dependen única y exclusivamente del factor humano"

    Las Amas quieren entrega y los sumisos entregarse, pero para entregarse hay que sentir, y habrá a quién le valga cualquiera, pero yo creo que la entrega de verdad va ligada a las emociones...

    El principal problema tanto de Amas como de sumisos es querer poner el carro antes que los bueyes, o lo que es lo mismo la entrega antes que las personas.

    Como siempre, deslumbrado ante un blog tan fántastico!! Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El famoso feeling no puede faltar si queremos algo sólido y real.

      Como siempre, me abrumas ;) :D

      Eliminar
  4. Veamos:

    -desapaezco o aparezco a intervalos pero sin las excusas mas variopintas.
    -me aclaro en lo que pienso/siento, el sexo inestable suele ser el otro.
    -me cierro es un silencio pero es franqueable cuando tratan de concretar en qué punto estamos.
    -eso solo es posible cuando estamos juntos físicamente.
    -esta es la más fácil.

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Me encanta, en serio, cada vez que aparece una muestra de lo que digo, en este caso hasta podría parecer que soy yo desde otra cuenta porque este se ha creado una ahora mismo para comentar.

      En fin, poco que añadir a unas palabras que hablan por sí solas. Pobrecitos ellos, las malas somos nosotras, le dan la vuelta a todo, reconocen con dos webs que se comportan como les sale de los idem, confunden distancia con distanciamiento, y ya de colofón, impaciente porque tardo dos horazas en publicarle. Mundo cruel.

      PS.- Algun@s tenemos vida fuera de internet.

      Eliminar
  6. ¡No me puedo creer que todavía haya gente con vida más allá de internet!

    PD. No era una respuesta con mala intención, no es necesario que esté usted tan resentida. Las prisas es porque suele haber muuuucha censura cuando los comentarios han de ser aprobados ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo solo censuro a los trolls, tanto a los evidentes como a los subrepticios. Y resentida para nada, gracias por preocuparte por mi salud emocional.

      Eliminar
  7. Desde luego que somos muchos los hombres que no sabemos muy bien como complacer totalmente a una Mujer... pero espero poder aprender y tener la capacidad para ello.
    ... la verdad que como hombre y sumiso tambien, pues siempre me ha gustado complacer a la Mujer, y obedecerla y tambien adorarla... por lo menos aspiro aprender la forma de complacer a aquella Mujer que desee ser complacida por mi... pero desde luego es imprescindible la magia del Amor...

    A sus pies

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.