~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


jueves, 1 de agosto de 2013

Me encanta que me supliquen


Pues eso, que me encanta. Y la letra de esta canción me ha hecho recordar lo mucho que me encanta. Hay que ver las cosas que se dicen en inocentes canciones “normales”.



Sólo me creo lo que veo
y no te veo por aquí,
sólo te quiero cuando veo
que tú me quieres para ti.

Ahora sí...

Suplícame que me está gustando,
te enseñaré como lo hice yo.
Insísteme todo lo que sepas
y dame todo el tiempo la razón.


Ahora te das cuenta de todo
y yo lo cuento por los dos.
Ahora te da miedo perderme
y me lo pides por favor.



6 comentarios:

  1. Suplico para que el siguiente comentario sea publicado:

    Suplicar pero sin pasarse para evitar ser pesado ¿no? Incluso suplicar debe hacerse con medida... ¡SU medida, claro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, solo me agrada que me suplique alguien sobre algo que quiero conceder, lo otro es dar la chapa XDD

      Eliminar
  2. Humildemente, creo que la súplica es un regalo que el sumiso entrega al Ama, y que esta súplica acentúa esa entrega. Una súplica que tiene posibilidad de que el Ama la realice, es buena, la otra, es presionar y como Usted dice, dar la chapa y :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Añadiría que la súplica es un placer para el (verdadero) sumiso.

      Eliminar
    2. Por supuesto. Todo lo que haga feliz o que el Ama se encuentre o sienta bien, es un placer para quien sirve.

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.