~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


domingo, 30 de junio de 2013

Los lugares secretos



Antes que nada, agradezco a Simply Me la recomendación de este libro en uno de sus comentarios en mi blog (aquí). Tenéis una reseña en el suyo aquí. La verdad es que no lo conocía y no deja de ser una sorpresa que existan novelas protagonizadas por un par Ama/sumiso, y aun más, que no sigan el cliché típico de la mayoría de relatos femdom escritos también mayormente por sumisos con fantasías irrealizables y extremas.


Entrando más en materia (aviso que voy a destripar un poco la trama, aunque no mucho), comentaré lo que me ha parecido.

Como bien dice sumiso pepa en este post, el tema de las dobles vidas ocupa un lugar muy destacado en la historia, y en ese sentido me encanta la valentía y la honestidad del protagonista cuando decide no auto-engañarse ni engañar a los demás.


Por otra parte, el personaje femenino representa a una mujer real, no a una Ama sacada de una película porno (de hecho a ella no le gusta “disfrazarse” así), y todo ese conjunto de mujer dominante pero a la vez sensible le dan credibilidad y naturalidad al tema de la Dominación Femenina.


Es un libro que se lee en general con fluidez, con momentos realmente logrados (la autora parece haberse documentado a conciencia), y con escenas que van más allá de la descripción mecánica de prácticas, llegando al trasfondo psicológico de lo que ocurre entre Ama y sumiso cuando la conexión es real.


Ya digo que en general me ha gustado bastante, y por momentos mucho, pero también tengo que decir lo que no me ha gustado tanto.


En un momento dado se comenta algo que compruebo que se da por sentado muchas veces, y es eso de que las Amas no se enamoran de sus sumisos, por no considerarlos sus “iguales”. Y es como si la pareja protagonista tuviese que reducir la D/s a los momentos sexuales para poder tener una relación amorosa. Es decir, como juego, todo vale, pero ya ser sumiso o Ama las 24 horas, es algo que no parece tener cabida en una relación hombre-mujer. Las escenas en las cuales ella desea ser penetrada salvajemente parecen ir en esa dirección, como si en el fondo tuviera que haber algún modelo sólido e identificable como “normal” para que aquello funcione a nivel de pareja.


Eso es parecido a tantas escenas absurdas de porno femdom que culminan con la supuesta Ama haciéndole una felación al sumiso. No digo que haya que “borrar” del catálogo de prácticas sexuales entre Ama y sumiso nada por el hecho de ser lo convencional, simplemente digo que dentro de una relación 24/7 tienen la particularidad de que todo gira en torno al placer y la iniciativa de Ella, y esos deseos de “revancha” que tiene a veces el protagonista para demostrarle que es un “hombre de verdad” cuando se quita las esposas, me parece que dan un poco al traste con una historia que podría haber sido de Dominación Femenina completa y más allá del juego sexual, pero, como dice el título, la D/s se sigue quedando en lugares secretos porque no termina de ser algo comprensible.


Lo anterior me choca teniendo en cuenta mi manera de enfocar una relación de Dominación Femenina, es decir, como algo global que enfoca todos los aspectos, sin caer en una sesión bdsm perpetua, pero me parece perfecto que una pareja tenga una relación “normal” dentro de la cual exista compatibilidad sexual del tipo D/s. Es lo que he dicho alguna vez respecto a l@s que llevan una doble vida porque para ell@s la D/s es un juego, como si no fuera posible ni lógico jugar con tu compañer@ en la vida.


Para acabar con la reseña, no pude evitar leer la novela comparándola con la mía, y es cierto que con eso de la doble vida alguien podría pensar que detrás del seudónimo de la autora me escondía yo, jeje, pero me quedo tranquila de que son historias que apenas se parecen (sería pelín decepcionante ver que alguien ha publicado algo en mi misma línea), aunque hay un par de detalles en común, como cierta “práctica” que me interesa especialmente y la descripción/denuncia del falso bdsm que esconde maltrato y patologías mentales varías en una de las subtramas.

En resumen, como aportación a la visibilidad de la Dominación Femenina,  me parece bastante recomendable.


***
Te pueden interesar mis libros femdom:

Mis libros en amazon

11 comentarios:

  1. Que la novela retrate a un Ama real es algo muy positivo, ya que para ser Ama no es imprescindible vestir de algo que es más de fantasía que de realidad, sin descartar, claro está, que pueda vestirse de esa manera si así lo desea.
    Tal y cómo resume Usted el libro, debe de haberse documentado bien la autora, pero siempre queda esa pequeña tentación de reflejar el tópico y que para evitarla se cae en ella.
    El Ama que pueda enamorarse de su sumiso nunca dejará de estar por encima de éste, y es esa razón la que le otorga como llevar la relación.
    Cómo se ha escrito alguna vez en su blog, la Dominación Femenina es algo general, es decir, el Ama es Ama las 24 horas, así como el sumiso lo es de la misma manera. Otra cosa distinta es la forma de conducir los “papeles” de cada uno con total naturalidad.
    Es interesante lo que dice del sexo “convencional” de no excluirlo por ser lo convencional, ya que de hacerlo exclusivamente por ese motivo, creo, habría que descartar también cualquier tipo de afecto hacia quien sirve. No sólo el placer gira en torno al Ama, sino que creo que es el fin del sumiso, darle placer siéndole útil.
    La autora cae en los convencionalismos al reflejar lo que Usted dice, que él se quita las esposas para demostrar realmente no sé el que, ya que si las tiene puestas es por deseo de su Ama y será Ella quien decida si se las quita o no, y no caer en el error de pensar que se es menos hombre por el hecho de anteponer los deseos de una Mujer a los propios.
    De todas formas, creo que es muy difícil evitar la tentación de introducir algún tópico para la gente que no tiene la Dominación Femenina como forma de vivir, e inconscientemente lo relegan de nuevo al círculo de lo “desconocido”.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En un momento dado un personaje masculino le dice a la protagonista algo así como que las mujeres no tenemos en nuestros genes lo de ser dominantes. Y tal vez ese sea el quid de la cuestión cuando el femdom se ve como algo tan antinatural, o como simple juego, o como toda la colección de clichés de una mujer ocupando el lugar del peor machismo destinado esta vez a degradar al hombre.

      Eliminar
  2. Que le pregunten a Usted si tiene el GEN dominante o no. El título de su blog lo dice BIEN claro.
    Huele a machismo la afirmación del personaje, pero no hay que olvidar que es una novela escrita por una Mujer y es ella la que escribe dicha afirmación, por lo tanto puede ser que tenga alguna duda al respecto viendo solamente la Dominación Femenina como un juego, o bien que intente ahondar en la psique de las personas para hacer ver que la Dominación Femenina no es una aberración como se decía a principios/mediados del siglo XX.
    ¡Claro que existe un GEN Dominante y otro sumiso!, pues igual que existe otro GEN que es el que nos marca la atracción sexual de cada uno, independientemente del sexo de cada cual.
    Lo que degrada al hombre no es someterse a una Mujer, lo que degrada al hombre es saber lo que siente y esconderlo por temor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a la hora de escribir ficción se crean personajes, no quiere decir que al hablar por boca de ellos estemos dando nuestra opinión, en ese ejemplo parece más bien una forma de denunciar su machismo, aunque no sé si en el fondo la autora comparte la opinión de lo antinatural de la DF.

      Lo de saber lo que se siente y esconderlo no sé si será tanto como degradante, pero parece la receta perfecta para ir de cabeza a la infelicidad, tanto propia como de quien se tiene al lado a base de engaño.

      Eliminar
  3. Paula Soler, si has llegado a este post, has de saber que el mayor reconocimiento que se podría otorgar en el género en el que te has metido es el que te ha otorgado Ama S. Así que, sin haberlo leído, felicidades.

    :P

    ResponderEliminar
  4. Lo bueno de esto, más allá de los detalles que has mencionado y con los que coincido, es que precisamente como dices tú: "representa a una mujer real"
    Eso es lo principal, lo que valoro del libro, lo que me llevo y lo que recomiendo leer. Como administradora de un sitio donde se recomiendan libros, me leo TODO (o casi todo, también hay que vivir) Pero estoy cansada de leer novelas sobre Dominantes masculinos y sus sumisas, donde siempre aparece una Ama de caricatura, mala-malísima, totalmente insensible, despreciable... en general son "la mala de la peli" (en este caso, de la novela) y eso no me va. Me enoja, me repele y me indigna. Por ese motivo lo he recomendado, porque la protagonista no es el fantoche que se pinta en otras historias.
    Que el libro tiene sus detalles, sus falencias... pues claro, todo lo tiene. Desde una peli hasta una canción tienen partes flojas. Lo importante de esto, desde mi punto de vista y por el sondeo que he ido haciendo, es que es un grano de arena que se aporta para desmitificar esa imagen generalizada que se ha expandido como "La Imagen" del Ama/Mujer Dominante, y que tan mal hace a mucha gente, yo incluida.
    Cuando tenga otra de estas "rarezas" para compartir contigo, te envío título y autor/a, a ver que te parece.

    Saludos desde el extremo Sur de este loco planeta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me resulta complicado resumir una respuesta, o en realidad remito al resto del blog, y la base es la que señalas, que muchas estamos hartas de ese modelo de crueldad extrema que tanto abunda por desgracia. En el fondo me parece que se trata de una imagen fomentada por hombres que buscan en el femdom un machismo a la inversa (esto lo tengo que explicar en post aparte) y por mujeres que necesitan recurrir al dominio dese el abuso porque no consiguen autoridad de otra manera.

      Gracias por tu ofrecimiento, saludos calurosos desde aquí (en todos los sentidos) :D

      Eliminar
  5. Sé que alguna vez he comentado alguna entrada antigua, y vuelvo a hacerlo, no sé si eso la molesta, discúlpeme. La razón no es otra que la de haber leído el libro que recomienda, y que puedo decir le devoré de una sentada.
    Me gustan las dos historias paralelas que se narran, la de David con Olga y la de Irene con David, de como una persona ha de tomar la decisión correcta para no herir a alguien a quien se quiere, y para seguir sus propios sentimientos.
    Más centrado en la historia entre Ama/sumiso, me gusta como empieza la trama, parece más de novela romántica que erótica. Mirando al mar en un día gris dos desconocidos con los problemas personales de cada uno, pero con una conexión común e inmediata.
    La mentira de él a Olga, al final como se dice siempre, la verdad por delante, o como cuando Ella le ordena mediante un papel en la puerta hacer determinadas cosas y él desobedece para ser castigado, dominar desde abajo como en la vida misma. Como Usted apunta, no es lógico pensar que un Ama no pueda enamorarse de su sumiso. Es como pensar que una mujer capitán no puede enamorarse de un subordinado suyo.
    Lo bonito es que Ella no esconde del todo los sentimientos por él, llegando en un momento a derramar lágrimas, pero siempre dejando claro que es Ella quien manda, y que queda patente cuando en una de las citas él llega 30 minutos tarde, y después, en un arranque íntimo de sumisión cuando se despiden, él le suplica que le conceda dos días más. Hubiera sido maravilloso que narrara que él se arrodilla en la súplica.
    Concedidos los dos días, me parece maravilloso el pensamiento-diálogo del día siguiente cuando entra en la casa:
    “Me gustaría verle bajar la cabeza, apesadumbrada. Me gustaría que recorriera la distancia que nos separa y volviera a besarme. Me gustaría que cayera a mis pies. No hace ninguna de las tres cosas”.
    Esto es como si él estuviera esperando las órdenes de Ella para hacerlo.
    Después, en otro capítulo dentro de esos dos días concedidos, Ella le castiga por su falta:
    “Tú te lo has buscado”, susurro mientras paso la tira de cuero por la hebilla, que se le queda muy cerca del cuello. Y así, tirando de él hacia un lado consigo que caiga de rodillas y se postre a mis pies, cual perro domado.”
    Me parece un libro que refleja bastante bien la realidad de una relación real de Dominación Femenina en la que hay altibajos, pero demostrando que mantener una relación 24/7 es del todo posible siempre y cuando haya esa compenetración entre ambos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una de las mejores cosas del libro es la valentía de no llevar una doble vida. En cuanto al personaje masculino, en una escena se dice a sí mismo que la odia a ella, cuando en el fondo se odia a sí mismo por tener esos sentimientos que van en contra de lo "normal". Menos mal que se acaba auto aceptando por el bien de ambos.

      Eliminar
  6. Si, también veo dos opciones en la actitud de él. Una es que sea un sumiso latente, quiero decir que no sepa realmente lo que siente (raro) más por la intransigencia de la sociedad que por su desconocimiento; o dos, que por esa misma intransigencia no se atreviera a dar el paso y cayera en el error de engañar a una mujer (Olga) y a él mismo formando una relación en la que no encuentra su manera de sentir y de expresarse, de ahí que con la primera Mujer dominante que conoce, conecta y salta la chispa necesaria y complementaria de la que tanto se habla.
    Cuando iba leyendo páginas y avanzaba en el libro, no me ruboriza en absoluto reconocer que había momentos en los que me excitaba mucho, pero no eran los momentos que posiblemente piensa la mayoría de la gente; cuando le azota con su propia correa, sino cuando le domina psicológicamente; cuando le ordena arrodillarse, cuando le deja las órdenes en el papel, cuando le prohíbe tocarle, cuando le susurra al oído lo que desea que haga, y lo más importante para mí, cuando le hace sentir en lo más hondo de su ser la necesidad de estar junto a Ella.

    P.D.
    De vez en cuando me gusta releer sus artículos, y ya de paso los comentarios que me atraen. Leyendo uno de ellos, “El sumiso narcisista”, he reparado ahora en uno de mis comentarios con Usted en el cual digo “Ya lo dejo”. Le pido disculpas si en su momento se ofendió pensando que era yo quien decidía parar, pues mi intención por supuesto no era esa, sino no acaparar excesivamente su espacio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo entendí perfectamente. Y cuando veo que los comentarios se convierten en un chat de a dos, dejo de responder ;)

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.