~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


lunes, 3 de junio de 2013

¿Femdom o disfuncionalidad?

A veces leo comentarios por ahí, (aquí también ha caído alguno) de casi-sumisos o sumisos a punto de dar el paso de reconocer que lo son, expresando sus dudas y temores respecto a cómo les puede afectar a su salud psíquica el hecho de vivir este estilo de vida o incluso el practicar femdom esporádicamente.


Ese tipo de preguntas de chiste, ejem, digo, esas dudas razonables, son una muestra más de lo extendida que está la imagen malsana del femdom y de la idea del sumiso como un hombre que va contra natura y contra la dictadura de lo socialmente correcto. Pero aparte de eso, la pregunta tiene su fundamento, porque es cierto que a veces un hombre no es sumiso, sino simplemente disfuncional o trastornado, (con lo cual NO estoy diciendo que ser sumiso equivalga a tener un trastorno mental), pero que haberlos, haylos.


Yo distinguiría varios casos. Por una parte está ese hombre que tiene conflictos mentales de todos los colores y encuentra en el femdom lo que yo he llamado ya varias veces cajón de sastre donde cabe todo lo raro y friki que no entra en los cánones convencionales. Es como si un zombi de verdad (si los hubiese) entrase en una fiesta de disfraces pensando que allí nadie iba a notar lo mucho que desentona en el mundo exterior, pero cuando conoces al zombi más de cerca te das cuenta de lo que realmente es, y le dices que allí tampoco está su sitio, porque no favorece para nada la imagen que se da de los que celebran fiestas de disfraces sanamente. Con esto tampoco digo que la Dominación Femenina sea jugar a los disfraces, aunque para muchos sea solo eso.


A mí me abordó en un chat un individuo que buscaba una Ama que lo anulase más de lo que ya se anulaba él mismo, que lo castrase, maltratase, torturase, y que cuando no lo estuviera usando, lo guardase en un baúl o armario. No sé si aquel tipo había visto demasiados vídeos de OWK, pero el caso es que me dio hasta un enlace donde había dejado sus fotos. El pobre diablo tenía más cara de loco que el asesino de Milwakee, y bueno, no entraré en más detalles porque creo que nos hacemos una idea de lo que quiero decir.


Otro caso serían los hombres mentalmente estables que sienten que no encajan con el prototipo de macho con el que le bombardean desde todos los frentes. Un sumiso, en general, pasa olímpicamente de todo eso, algunos de manera más abierta que otros, pero al menos respecto a las mujeres, sobre todo con las dominantes, “se quita la careta”, o se muestra tal como es, por completo. Pero me refiero a todos esos hombres acomplejados, pusilánimes, etc, como el sumiso loser, que se “meten” en el femdom porque es el único sitio donde se supone que encajan, haciendo que parezca que TODOS los hombres que dicen ser sumisos sean como ellos.


Y luego estaría, por resumir, un tercer caso: hombres sin problemas mentales ni de autoestima, que sin embargo, viven la sumisión como algo completamente anómalo y malsano. Son todos esos gusanos arrastrados que necesitan degradación y humillación continuas para sentirse sumisos, lógicamente complementados por esas Amas que solo saben vivir el femdom hundiendo y maltratando al sumiso.


Así pues, como ocurre en cualquier ámbito, locos y relaciones malsanas existen también en el mundo de Amas y sumisos. Lo triste es que se fomente incluso y se vea normal que sea así en muchos casos en aras de la tolerancia y del todo vale, y que al final lo más llamativo desde fuera sean cuatro tarados que se ponen la etiqueta de sumisos y Amas en vez de reconocer que están como unas putas cabras, con todos mis respetos... para las pobres cabras, claro.

7 comentarios:

  1. No entiendo por qué la gente no termina de comprender que la Dominación Femenina no es un consultorio de sonados que quieren ser azotados por la Sargento de hierro Nazi, sino que -aparte de todo lo que se enseña en revistas y películas de categoría B- es una parte de la sexualidad totalmente normal que lo viven dos personas completamente equilibradas. Los casos de esos que no buscan un Ama sino una torturadora, son los que enturbian estas relaciones haciendo que la gente vea exclusivamente lo “comercial” y piensen que este tipo de relaciones sean algo para los seguidores Freud.
    No es que los sumisos seamos especiales o raros, no somos ni más ni menos que otros, lo que es seguro es que un sumiso es una persona totalmente normal; come, bebe, escucha música ¡y hasta pasea! La diferencia está en cómo vive SU sexualidad, la vive diferente, busca su “equilibrio emocional” sirviendo a su Dueña, a su complemento simplemente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gente entiende lo que se le quiera explicar, y el mazmorrismo no ayuda precisamente a quitarle el estigma de maldito a todo esto.

      Eliminar
  2. Si bien no suscribo enteramente el posteo, coincido con la idea que es muy probable que aquell@s que no han tenido éxito en cuestiones vinculares/afectivas/sexuales, prueben fortuna en el bdsm, no porque el bdsm,sea mejor ni peor que otras opciones, sino porque es una opción más.
    Cordiales saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me interesa más la D/s que el bdsm. Algun@s llegan al bdsm como parte de un catálogo de oferta variada, y para otr@s, ser la parte dominante o sometida en una relación (de D/s) no es una opción, sino LA opción, sin que eso sea mejor o peor que la alternativa convencional, simplemente es lo que les/nos (me incluyo) llena.

      Eliminar
  3. Qué bonito el símil del zombie... ¿Para cuando la versión walking dead femdomiana? :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está visto que no se puede hablar en serio :P

      Eliminar
  4. Pasa que hablas de Dominación (de la clase que sea) y lo primero que le viene a la cabeza a la gente es latigos, anulación, cuero, saten... toda la parafernalia esa que llaman "fuera de lo normal" y claro si uno es sumiso y tiene cierta educación, prejuicios, complejos y poca experiencia pues piensa que le pasa algo malo o que está enfermo por gustarle "esas cosas".
    Habrá que hacer un grupo de apoyo "Sumisos No Anonimos" (que esconderse no es bueno) a ver si asi... jajaja Dejando las coñas, creo que todo viene determinado con la educación que recibimos, si a un niño le enseñan que tiene que ser un conquistador y un "macho" y no se siente bien de ese modo pues acaba pensando que hay "algo mal" dentro de él.
    Saludos Ama S

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.