~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


jueves, 13 de junio de 2013

Amantes femdom



En la película Amantes, dirigida por Vicente Aranda y basada en hechos reales, tenemos a Victoria Abril en un papel poco frecuente en la filmografía de este director. En otras películas suyas, y en esta también pero con otra actriz, se repite una escena en la que ella se tumba de espaldas, se levanta la ropa y separa las piernas, dispuesta a dejarse hacer. Sin embargo, en este caso ella es la que dirige la acción en todo momento, con detalles directamente femdom, quedando él en el papel de su objeto sexual. Pero claro, el personaje es una mujer sin escrúpulos y con tendencias asesinas, presentando por enésima vez el modelo mujer mala = mujer dominante. En fin, qué se le va a hacer, yo me quedo con las escenas, la mala imagen estamos en camino de cambiarla, no hay que ser pesimistas.















3 comentarios:

  1. Es una película preciosa para una historia muy dolorosa.
    Es cierto, la sensación de dominio constante de Victoria Abril, sobre la voluntad de Jorge Sanz y a través de él de la propia Maribel Verdú.
    En conjunto me parece una película de bella factura con una puesta en escena sencilla y el aliciente añadido de las tórridas escenas que el espectador completa en su imaginación.
    Es verdad que en este caso especialmente la igualdad "Femme Fatale" = "Mujer dominante" se mantiene como eje del desarrollo y desenlace de lo que fue el macabro suceso.
    Muchas gracias por recordar esta película que ya tenía olvidada.
    Desearía no molestarles con mis comentarios. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Menos mal que ya están bajando las temperaturas en toda la península... :P

    ResponderEliminar
  3. Siento no haber podido haber comentado antes este post que es muy claro de cómo piensa Usted.
    La primera imagen de las escaleras es fantástica, el tintineo de las llaves con el medio plano del cuerpo de ella tiene ese punto elegante de dominación. En el segundo se ve como “usa”, desde una visión DF, su propiedad. Acaricia y toma el placer que desea en ese momento que se ve culminado sutilmente cuando le cae a ella el vestido sobre el rostro.
    ¡Que no te rías! ¡Cállate, ven a la cama! ¡He dicho vengas a la cama! Genial.
    El cuarto corte, bueno. Domina primero la mente; “Di que me quieres”, para a continuación dominar lo físico, visceral; “…y ahora, quiero a ese que me lo diga también”. Claro, la mano de él no se queda quieta. La lentitud con la que baja para recibir y dar placer, es extremadamente excitante.
    Por último, no sé si lo veré con ojos de pintor, pero el guiño a Velázquez en la Venus del Espejo es indiscutible con el pequeño espejo que aparece en escena, pero esta vez cambia al querubín inmóvil por el movimiento de ella exigiendo entrega. No se ven arreos ni correajes con un consolador al final, sino un humilde pañuelo que hace su trabajo tal y cómo ella ha imaginado desde el principio; “…trae, pero que torpe eres…”.
    Cómo dice Usted alguna vez, vemos DF en muchas cosas con nuestra mirada.
    A lo que ha dicho de la comparación de los ajenos al tema de Mujer Dominante Mujer mala, ayer vi una noticia en televisión con esto que mañana es el día del orgullo gay, decían que las películas de temática homosexual, el 70 % acaban mal. Así que no desespere con eso de que a la Mujer en la Dominación Femenina se la vea como una Mujer “mala”. Ya sabemos que lo diferente hay quien lo verá como malo. Peor para ellos.

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.