~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


sábado, 4 de mayo de 2013

Exclusividad en Dominación Femenina




Esto tiene varios enfoques. Por una parte está el tema de las cuadras, es decir, por si alguien no lo sabe, cuando más de un sumiso debe “compartir” al Ama, o mirado de otra manera, varios sumisos sirven de manera simultánea a una única Ama (o a más de una, pues si alguna no ofrece exclusividad puede que tampoco la exija).

No sé si me extenderé sobre el tema de las cuadras, me parece una opción tan válida como otra, siempre que todos estén de acuerdo y no se llegue a esa solución a falta de otra mejor, ya que la desproporción entre el número de Amas y sumisos puede hacer que alguno tenga que tragar con eso a pesar de no ser su manera ideal de relacionarse.

Lo ideal para mí es encontrar a alguien que se complemente conmigo al máximo, y conocer a una persona a fondo conlleva tiempo y energía, por tanto, por una simple cuestión de realismo, el tema se complica si hay que repartir las horas entre varias personas. A veces es una opción que parece perfecta, pues lo que le falta a uno lo tiene el otro, y al final querrías hacer una especie de frankenstein que reúna todo lo mejor de cada uno. Pero una persona no puede dejar atrás parte de sí misma ni presentarse solo con su mejor cara, lo de fingir dura poco. Y creo que aceptar a una persona conlleva hacerlo incluso con sus defectos, igual que él debe aceptar los míos (sí, mala noticia para los que me tratáis de Diosa para arriba, soy humana, tengo defectos y a mucha honra).

Eso de la desproporción entre Amas y sumisos tiene diversos efectos indeseables. Está ese que he mencionado de que el sumiso se conforme con situaciones que no le parecen ideales, que vaya de puerta en puerta de cada Ama con la única idea en mente de que alguna le acepte, ya sea porque cree (equivocadamente) que todas somos iguales, o ya sea porque le importa muy poco quien sea ella con tal de poder decir que tiene Ama.

Otro efecto indeseable es, desde el otro punto de vista, o sea, el de nosotras, que resulta complicado diferenciar a simple vista si el sumiso está interesado en ti o en la imagen que se hace en su cabeza, o si todo lo que ocupa su mente con respecto a ti es “wow, es una AMA y me está hablando a MI, y... dios, voy a tener Ama al finnnn, y...” Es decir, hay que tener mucho cuidado con eso, estimadas Amas con poca experiencia, porque al final te sentirás utilizada por ellos, como he dicho ya varias veces.

En ese sentido, a mí me encantaría que hubiera millones de Amas. En primer lugar porque eso nos libraría de toda la panda de pesados, desesperados y demás aburridos que pueblan los cibermundos, o reduciría la tasa que nos toca a cada una hoy en día, y sobre todo porque sería más fácil tener la seguridad de que ese sumiso está interesado en TÍ, no en Ama X sino en fulanita X.

Por otra parte, también sería genial que aumentase la población de mujeres dominantes por lo siguiente. Cuando un sumiso en condiciones, o casi, te dice, “no sé si encontraré a otra como Usted”, en el fondo habla desde su egoísmo. Porque claro, si encuentra a otra como tú, ¡¿qué mérito tiene que se fije en ti?! Yo no quiero oír esa frase, yo quiero que me digan, “hay cientos como tú, pero el problema es que ellas no son tú”. Pero lo dicho, sentirse como el unicornio blanco de las Amas, -al menos para los que no se conforman con una puti-Ama o cualquiera que le haga el apaño de hacerle tal o cual cosa-, no es tan genial como parece.

En ese mismo sentido, un sumiso que tenga la oportunidad de llegar a estar a los pies de un Ama, debería ser muy consciente del privilegio que supone, y valorarlo, ya que nosotras tenemos más opciones para escoger, y si lo elegimos a él no es por conformarnos, ya que, por muy malos sumisos que sean los otros sabemos que siempre acaba apareciendo alguno que merece la pena, y es su tarea demostrarnos que no nos equivocamos al apostar por él.

Y por último, está el tema de los intercambios y cesiones de sumisos como si fueran cromos repetidos. Habrá quien lo encuentre muy excitante y tiene su sentido si consideramos al sumiso como de nuestra propiedad, y por tanto, somos libres de hacer con él lo que nos apetezca. Pero yo a mis propiedades las valoro mucho, y me da grima que alguien que no sea yo les ponga una mano encima. Así que, ¿qué opino sobre lo de ceder al sumiso? Pues digo que ni hablar, porque es MÍO. Como canta (es un decir) la rubia, mantén la distancia y las manos quietas, porque es MI chico.


video

11 comentarios:

  1. Desde mi punto de vista no creo que las cuadras tengan a la larga un final muy esperanzador, salvo claro está, que para el Ama sea lo que realmente necesita. El problema de las cuadras, creo, es que si el Ama tiene cinco sumisos, al final como Usted ha dicho, faltaría tiempo para repartir al resto, y si existen problemas con los sumisos cuando su Dueña sólo tiene uno, ¡no quiero pensar que no sea el único! Si el sumiso es de la tienda “de los Chinos” con un Ama, que será cuando tenga que “repartirla” con otros, -digo eso de “repartirla” porque esos sumisos tienen Ama porque ellos lo “MANDAN” y porque son superguays- se buscará la vida como hacía la protagonista de la película “Chocolat”.
    A lo que dice de “¡…es un Ama y me está hablando a mí…!”, eso debería ser lo normal y lo coherente, ya que es un deseo de sumiso poder servir, pues las Amas tienen la llave de la puerta, pero esa expresión creo que va dirigida más bien a; “he conseguido dar en la diana”. El sumiso no debe encontrar otra como tal o cual, ya que no es una pastelería para elegir, sino dar gracias a que ha encontrado su parte complementaría, y que esa parte es la que le está dando la oportunidad que busca para su necesidad.
    Coincido en eso que ha dicho que sus propiedades las valora mucho, –y dice gran cosa de Usted como Ama-, pero para que el sumiso sea valorado, tiene que entregarse de corazón a quien tiene en tan grande estima a SU propiedad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso se produce un círculo en la entrega-valoración, el sumiso se entrega y yo lo valoro por ello, pero a la vez él se entrega porque yo lo valoro como persona.

      Eliminar
    2. Esa entrega que Usted dice es el quid de la cuestión, el sumiso se entrega, le sirve y Usted da valor a esa entrega, pero la valora doblemente; cómo sumiso por esa entrega, pero no olvida y también valora a la persona. Si ese binomio Ama/sumiso, que en su caso es así, no funciona, ya no sé que puede funcionar en Dominación Femenina, pues Usted Domina al sumiso respetando a la persona y viceversa.

      Eliminar
    3. Yo también creo que sería muy positivo que hubiera muchas más mujeres atraidas por la dominación del hombre en sus relaciones, se auto-denominen o no como "Amas" de forma expresa. Creo que blogs como éste pueden ayudar, en el sentido de que muestran la separación entre la Dominación / Sumisión y el BDSM -aunque la primera pueda servirse de las prácticas de la segunda-. Desde mi experiencia, creo que las "Cuadras" ó el hecho de un Ama interactuando con varios sumisos suele ser más una práctica de BDSM en sí mismo que de Dominación / Sumisión. Quiero decir con esto que este tipo de interacciones con varios sumisos es más un "juego" de prácticas BDSM, habitualmente esporádicas en el tiempo, que una verdadera relación, duradera en el tiempo, en la que se ponga de manifiesto que la mujer manda sobre el hombre en todo momento.

      Eliminar
  2. Me encanta ese eres MIO y ese ser SUYO y de nadie más :)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El concepto de poliamor me parece muy respetable (sin engaños, obviamente) pero la exclusividad me parece que le aporta un plus a la entrega, y al dominio también.

      Eliminar
    2. No solo que el "poli-amor" o las prácticas de un Ama con varios sumisos le aporten un plus a la entrega, sino que en una relación más o menos duradera y prolongada, en la que exista Dominación/Sumisión de forma continuada, y no solo en las "prácticas de alcoba", el "poli-amor" o las "Cuadras" tienen una difícil cabida. Este tipo de prácticas son más juegos que pueden incluirse en la verdadera relación D/s, que parte de la relación en sí misma. Pero con más frecuencia, estás prácticas entran más dentro del concepto "falso sumiso" sobre el que se ha hablado ya bastante en este Blog.

      Eliminar
  3. No hay nada mejor en una relación BDSM, al menos para nosotros, el vínculo entre la Ama y su sumiso. En singular.

    ResponderEliminar
  4. Eso que dice de la exclusividad que le aporta un plus a la entrega y al dominio, desde mi punto de vista es algo acertadísimo, ya que todos esos sentimientos que nacen, en la entrega se multiplican y hace de la sumisión algo extremadamente "visceral", una entrega que se "palpa" al saber que no se "comparten", que sola y exclusivamente hay dos personas afines expresando un sentimiento, nadie más, ya que la pluralidad, al sumiso (mi caso) hace que parezca una competición por saber que Ama Domina mejor, mientras que esa "soledad" de dos fortalece ese lazo.

    ResponderEliminar
  5. Sí, nosotros también somos de la opinión de que una relación de Dominación/Sumisión plena y duradera en el tiempo es difícil que se produzca con un grupo de Sumisos. Otra cosa diferente es que el Ama decida introducir juegos en los que le apetezca disfrutar de otros sumisos, y su sumiso verdadera tenga la obligación de aceptarlo, si ese es el deseo de ella. Pero es difícil que este tipo de relaciones a tres ó más bandas lleguen a producir la química y la compenetración de la relación principal. En cierto modo, es algo similar a cuando una pareja 50-50 decide hacer tríos o intercambios de parejas. Este tipo de relaciones pueden crearles morbo o estimularles sexualmente, con lo que no tienen nada de malo si produce un efecto positivo en su relación. Pero todo el mundo tiene claro que son simples juegos, y que la verdadera pareja, en la que existe un cariño y una compenetración especial es solamente de dos. Yo creo que con una relación de Dominación Femenina sucede algo parecido. Quizás no sea imposible, pero sí muy difícil que una relación continuada a varias bandas pueda proporcionar la compenetración, la química y el cariño que una relación plena y completa entre un hombre que tiene muy claro que su máxima realización personal es complacer en todo momento a la mujer con la que siente una conexión especial y única, y una mujer que alcanza el sentimiento pleno de felicidad con la Dominación de su Sumiso especial.

    ResponderEliminar
  6. Sí, estoy de acuerdo (faltaría más) que un ama con varios sumisos es también una relación (al fin y al cabo lo es una lista de personas o cosas), pero, podéis llamarme romántico si queréis (o cosas peores, nada romántico por ejemplo), pues me gusta más su definición como correspondencia o conexión entre personas, trato amoroso o sexual , trato o unión entre personas, si bien, la correspondencia-la conexión-el trato amoroso o sexual-la unión...es para mí entre una mujer, quién aporta a la relación su dominación, y un hombre, quién aporta su sumisión. O algo así. En todo caso me gusta la idea de pacto basado en la recíproca necesidad. Ya sabéis "hagamos un pacto..mi táctica....mi estrategia...hablarte..escucharte..quererte como eres... que por fin me necesites"(Mario Benedetti). O algo así.

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.