~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


sábado, 25 de mayo de 2013

Ciber-relaciones femdom




Creo que casi tod@s hemos tenido/buscado una relación ciber en algún momento, o una relación normal ha tenido su fase ciber al principio o más adelante por las circunstancias. Por hablar de todo un poco, voy a dar mi opinión sobre este tema en esos casos.

-Tener una relación SOLO ciber

A día de hoy, rechazo por completo este tipo de relaciones. Si quiero jugar saco el tablero del parchís, que seguro me deja menos insatisfecha. Una persona que busca únicamente relacionarse con una pantalla/teléfono por medio, obviamente no va a tener una relación femdom pura. Por muy adelantada que esté la tecnología, NADA sustituye el contacto real.

La única relación ciber que yo tuve fue con un sumiso precisamente de mi misma ciudad, y lo planteé como un paso previo antes de conocernos en persona, que era mi único objetivo final. (Nota para curiosos: al final a aquel sumiso le entró el pánico y faltó a nuestra primera y última cita, no me van los sumisos-gallina ni los que me dejan plantada).

Obviamente no se puede hacer gran cosa a distancia, aunque para l@s que disfrutamos con la D/s mental, el simple hecho de escuchar un tono de voz sumiso o dominante puede llenarnos por el momento, pero para otro tipo de “prácticas” una simple caída en la conexión ya corta el rollo, aparte de lo limitado, por no decir incluso ridículo, que puede llegar a ser.

Comenzar con un contacto ciber es una manera de “practicar”, de controlar la situación, de probar y ver lo que necesitas, de soltarte un poco cuando no has hablado nunca con alguien que comparte estos impulsos, pero ya digo, quedarse ahí solo lo busca el que no se lo toma en serio o tiene una doble vida.

-La fase ciber de una relación real

En la actualidad está muy extendido lo de conocer gente por internet, y en temas minoritarios es casi el único medio con que disponemos si no tenemos contacto real con algún tipo de comunidad femdom o bedesemera. Así pues al principio es inevitable entablar contacto por este medio, aunque algun@s se quieran saltar esa fase rápidamente. Postergar demasiado un encuentro real no me parece positivo, pero hay que saber sacarle partido a esa fase previa que, sabiendo aprovecharla y adquiriendo el hábito de leer entre líneas, puede darte mucha información y suponer un avance en el conocimiento de la otra persona. Puede parecer un método falso porque se supone que las personas mostramos solo nuestra mejor cara al principio, y aun más escondidos detrás de un teclado, pero cuando llevas un tiempo “conociendo” a gente así, te das cuenta de que casi todo lo que vendrá después lo tienes delante de ti desde el minuto uno.

Por tanto, es una herramienta con un buen potencial, y bien usada te ahorrará citas absurdas o largas horas de chateo hacia ninguna parte.

-Tener una relación a distancia que se apoya en lo ciber

En este caso se supone que ya tienes tu relación femdom porque habéis superado la prueba de saltar a terreno real, y durante una temporada os tenéis que separar o de momento vivís en ciudades distintas. Lo ciber entonces no es un sustitutivo de la otra persona sino un recordatorio de ella, con lo cual la sensación de irrealidad que se produce cuando aún no la conoces disminuye, pero sigue siendo una barrera, como sabrán los que hayan vivido esta situación.

La distancia, como todo, también puede tener sus ventajas, sobre todo si eres de l@s que necesitan su espacio y entienden el 24/7 como un “vivir juntos separados” (la moda LAT: living apart together) en vez de como un par de lapas. También ocurre que cuando al fin tienes en tus manos o entre tus brazos a la otra persona, no pierdes el tiempo en chorradas o problemas y te centras en pasarlo lo mejor posible mientras dure el encuentro, llevando la relación a un nivel semiplatónico que aviva la pasión con la distancia y no la ahoga por excesiva presencia.

Pero ya depende de cómo se tome cada persona esto de no poder tocar al otro más allá de poner la mano en el monitor del pc, y desde luego, como solución permanente no tiene mucho sentido, porque o eso se enfría o se sostiene sobre una base de irrealidad que construye una relación medio imaginaria en muchos momentos.

En definitiva, lo ciber me parece un medio como cualquier otro, pero si al final falla lo de piel contra piel o no se puede/sabe buscar un medio de reducir la distancia, aquello se habrá quedado en una pantomima parecida a una sesión/teatro entre dos personas que solo se utilizan mutuamente para cubrir una carencia y que terminan más hambrientos que antes, porque se les despierta el apetito y no pueden saciarlo. Bendito y maldito internet...

9 comentarios:

  1. El ciber es un medio....y más en estos tiempos que corre. Es para como dices, conocer, al menos, yo lo uso así, conversar...y ahorrar cierto "tiempo" en comprobar que no es afín a ti por diversas cuestiones. O por el contrario, lo es...y llega esa deseada espera hacia el encuentro real. Yo soy de piel. Y aunque he tenido sumisos en la distancia. El ciber...es lo que ha mantenido el contacto diario, al igual que el teléfono , etc...Pero al final, hace mella.

    Aunque tampoco el simple hecho de que sea de cerca ha de ser más válido. No se coincide con todos ni cualquiera sirve por muy al lado de tu casa esté.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, darle prioridad a un sumiso porque esté cerca sería conformarse a falta de algo mejor, y no es lo que queremos.

      Eliminar
  2. Cierto: maldito y bendito internet... ;)

    ResponderEliminar
  3. Las relaciones ciber no creo que tengan mucho de real -por lo menos físico- si sólo se queda e eso. No hay nada como estar delante de la persona con la que hablas para que el festival de sentimientos comience; para que tu cuerpo detecte la necesidad de empezar. La miras y sabes que esa persona encaja como una pieza de ingeniería, que es el complemento que falta, que no hay monitor de por medio sino una distancia real de escasos centímetros de aire entre ambos esperando el momento adecuado sin la necesidad de que sea ese mismo instante.
    La relación vía ordenador está muy bien, pero si sabes que después vas a poder entablar una conversación en persona con la otra parte, un cambio de opiniones y pareceres, de lo contrario sería cómo cargar un videojuego e ir pasando pantallas.
    Sucede lo mismo con las despedidas postales y un poco decimonónicas de: “Beso sus pies Señora”, que no hay nada tan excitante como decirlo, pero sabiendo que la persona que dirige la despedida tiene opciones reales de materializarlas, así cómo la otra parte también, uniendo el puzle y haciendo florecer instantáneamente esos sentimientos.
    Dicen que el roce hace el cariño, pero la distancia el olvido. El trato personal es lo lógico, creo, entre personas, reconociendo que un ordenador es un muy buen primer contacto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El peligro del ciber es la falsa sensación de cercanía, entre otras cosas. Es un roce que hace un cariño un tanto irreal, y hace que la distancia no suponga el olvido instantáneo o definitivo. Lo importante es no perder perspectiva y saber dónde se está en cada momento y hacia dónde se va o se puede ir.

      Eliminar
  4. La pega del cyber es que es como darle verduritas a la plancha a la pantera. Encima es como las tragaperras, produce una pseutoemoción inmediata que no lleva a nada. Sin visos de real, no tiene sentido aunque el sexteo es bastante útil pera mantener al tesorete en vilo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como apoyo a lo real son instrumentos de lo más eficaces, para mantenerlos en vilo y controladitos a golpe de clic.

      Eliminar
  5. Para mi este tipo de relaciones es un comienzo, una forma de conocer a otros. Pero si creo que alargarlas en el tiempo con lleva un problema, se tiende a idealizar al otro.
    El estar refugiado tras un teclado sin que puedan ver tus ojos y saber quien eres, es aprovechado por algunos para mostrar lo que ellos creen que quieres ver reflejado en sus palabras y hay veces, casi demasiadas que no muestra la realidad. En otras ocasiones es la forma más rápida de descartar encuentros de los que no sacaras nada, ya que no hay nada que te atraiga de la otra persona.
    En definitiva, las veo como un comienzo, no creo en ellas. Soy de contacto y no hay ninguna palabra que me pueda sustituir eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idealización y la falsedad son los principales riesgos, como dices. Al final es lo de siempre, ya sea con teclado o cara a cara: palabras frente a hechos, y en lo virtual las palabras tienen demasiado peso y no demuestran gran cosa.

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.