~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


domingo, 28 de abril de 2013

¿Quién manda aquí?





Esta pregunta hay que hacerla con frecuencia en una relación de Dominación Femenina, sobre todo al principio, cuando notas que el sumiso da señales de no tener claro del todo su lugar. O incluso cuando ya queda todo claro, resulta muy sugerente hacerla de todas maneras.

¿Quién manda aquí?...
Usted, por supuesto, siempre, mi Dueña.

El intento más o menos evidente por parte del sumiso de mandar desde abajo es algo que hay que detectar desde el primer momento y cortarlo de raíz. Él tiene un gran poder también, el de entrar o salir de la relación, pero cuando está dentro, no hay otra alternativa posible más que asumir que él no manda nada de nada. No quiero decir que no pinte nada, solo que sepa mantenerse en su sitio.

Si tienes dudas o notas que el sumiso se te escapa de las manos, recuerda esta pregunta, pregúntatela y pregúntasela, y reconduce la situación. Mientras mandes tú todo irá bien.


Bonito anuncio por cierto. Si supieran l@s creativ@s publicitarios las teclas que pulsan a veces sin saberlo... O tal vez sí que lo saben, l@s muy pill@s.

8 comentarios:

  1. El refuerzo psicologico, siempre importantisimo para ambos miembros de la pareja.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A eso me refiero, sip. Saludos de vuelta :)

      Eliminar
  2. El sumiso debería tener bien claro el lugar que ocupa, pues el respeto del Ama lo tiene si ésta es seria y recta.
    Eso de realizar la pregunta de ¿quién manda aquí? es muy aconsejable, y no quiero parecer impertinente, pero creo que cuanto más tiempo pasa es mejor no preguntar, sino recordar, ya que el tiempo puede crear una niebla londinense en la memoria.
    Si yo tuviese Ama y ésta me interrogara, ¿quién manda aquí?, mi respuesta -aunque con un toque romántico- sería clara; “Usted mi Ama, sin duda alguna, Usted es mi Dueña incluso antes de serlo”.
    El poder del sumiso es cómo Usted ha dicho, poder salir o entrar, pero una vez dentro es cuando se realiza el sumiso cómo tal y no cabe otro lugar que servir a su Ama. Otra cosa diferente a esto último sería papel mojado.
    Los sumisos que se salen del camino, aunque sea un poco, si éstos son verdaderos se disculparán y volverán dónde su Ama les indique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo de retomar el camino es fundamental, no hay personas perfectas, pero sí hay actitudes perfectas. De sabios es rectificar.

      Eliminar
    2. Perfectamente explicado, la actitud es la base de la sumisión para poder ser guiado, ya que la aptitud la juzga el Ama.
      Que un sumiso se desvíe un poco del camino puede llegar a ser normal, pero lo importante y fundamental, cómo Usted apunta, es reconocer el fallo y retornar al origen, independientemente del castigo que el Ama decida aplicarle.

      Eliminar
  3. Perfecta la entrada. Mientras mande Ama S. seguro que todo va bien :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, al menos por aquí mando yo, ya aparte mando lo que los demás se dejan mandar XD

      Eliminar
  4. Me quedo con la idea de que, dentro de la relación, el sumiso no manda nada de nada. Me ha gustado mucho este post, ayuda tener claros conceptos tan sencillos como éste.

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.