~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


lunes, 8 de abril de 2013

La confianza




La confianza es algo elemental en cualquier tipo de relación, no estoy descubriendo la penicilina con esta afirmación, lo sé, pero no está de más enfatizar que en este caso es especialmente importante. El sumiso se pone literalmente en las manos de su Ama, y ella tampoco se queda atrás en ese grado de implicación. Te ilusionas, entregas tu dominación, te entregas tú misma también, y si importante es que el sumiso tenga la certeza de entregarse a una mujer coherente y mentalmente estable, no es menos importante que nosotras sepamos que el sumiso en cuestión tendrá el equilibrio mental de seguir una senda que va de A a B sin dar un volantazo, salirse en cualquier curva y dejarnos más tiradas que una colilla y decepcionadas a más no poder.

La confianza empieza a funcionar desde los primeros momentos en que contactas con tu compañer@ potencial de relación D/s. Algunos, que no te enseñan ni una mísera foto, ya están dejando claro que son duros de pelar. Me da muy mala impresión alguien que se esconde de esa manera, y lo mismo va para el móvil y la cam. Y no me refiero a darlo de buenas a primeras, pero la paciencia tiene un límite.

Tras los primeros momentos vienen todos los demás, o sea, lo que se llama coger confianza de toda la vida de dios. Y aquí me parece tan malo coger una rápida (falsa) confianza como ir a paso de tortuga. Si la cosa no fluye de manera natural, pues a otra cosa, como ocurre con todo.

La confianza es cuestión de tiempo, sí, pero también de hechos. Y estos son los que pueden hacer que se afiance o que se rompa en mil pedazos, porque se tarda en construirla, pero es muy frágil.

Releo y veo que solo estoy diciendo perogrulladas, pero como el 90% de los sumisos fallan en lo más básico, creo que no sobra ni una coma. Cuando descubres una mentira, una traición, una información ocultada, etc, algo se rompe ahí y es complicado arreglarlo, por no decir imposible, porque no descubres que fulano A dijo una mentira suelta sino que es un falso de mil pares de narices. Con esto de internet, que es un gran invento para tantas cosas, es relativamente fácil pillar al sumiso en un renuncio, y cuando compruebas que sumiso X va de una cosa contigo y de otra distinta con otra Ama, o que te dijo que estaba en mal momento o cualquier otra trola pero lo ves buscando Ama en redes sociales de sado como si al tío no le pasase absolutamente nada, ahí es cuando se le cae a él la careta y a ti la venda de la buena fe. Yo en esos casos me auto-aplico lo del post de Amas decepcionadas y reseteo mi cerebro al estado anterior al momento en que me dijo hola, y santas pascuas, que por mi vida no has pasado ni recuerdo tu nombre ni te voy a seguir regalando el honor de dedicarte ni un solo minuto, pedazo de fantasmón.

Pero farsantes aparte, el meollo de la cuestión de la confianza es, que sin ella no hay entrega posible, y que la famosa entrega es, ni más ni menos, que confiar. Entregarse no es ponerse en una bandeja con brazos y piernas en cruz y una manzana en la boca. Eso no queda mal para una fantasía, claro, pero la entrega del sumiso consiste en dar su confianza plena y total a su Ama, y como digo siempre, si solo ven al Ama como un trozo de carne enfundado en látex poco pueden entregar, más allá de la VISA algunos y varios minutos de su existencia otros...

7 comentarios:

  1. Enhorabuena, Ama S. Salvo error u omisión por mi parte, creo que esta es la primera vez que en el blog, usted pone en el mismo plano Ama/sumiso, la idéntica necesidad de una característica, cualidad, circunstancia: la Confianza en este caso. Con el mismo peso para ambos; Indispensable y evidentemente recíproca.

    Coincido plenamente con usted. Pero ya se sabe que el BDSM lo complica todo...

    Cada uno habla de la feria según le va, y una vez más le contaré mi experiencia personal. Porque al fin y al cabo, como en esto no hay sabios, sólo no queda el análisis de la casuística...

    La única vez en mi vida que llegué a estar enamorado de una Domina (hasta el momento...), se dio la desafortunada circunstancia de que ella disfrutaba sobre manera convocándome en lugares a los que ella, bien no acudía, o bien lo hacía con varias horas de retraso. Desconozco si esta práctica estaba meramente fundamentada en un placer sádico-mental o bien si formaba parte de una estrategia para "modelar mi mente".
    De lo que no me cabe la menor duda, es de que prácticas como esta y otras mucho más serias que me reservo para mí, si bien le permitieron grandes dosis de placer y realización en el corto plazo, fueron un elemento determinante para que con el paso del tiempo la relación se auto-destruyese. Por consiguiente, debo de darle la razón; La Confianza es la base de una relación Femdom y de cualquier otro tipo de relación. Lo trágico, es que para aquellos de nosotros que ven en la Dominación Femenina mucho más que látigos y fustas....para los que somos complejos y por consiguiente necesitamos complejidad también en nuestra media naranja, alcanzar la PERSONA verdadera es una tarea ardua...demasiado ardua. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi opinión, hay una D/s basada en el aprecio y otra basada en el desprecio, y la que promuevo yo es la primera, y sí que he dicho que el sumiso es mi igual e incluso admiro al (buen) sumiso.

      No creo que haya tipos de relaciones complicadas, las complicadas son las personas.

      Cada persona es un mundo, pero si aquella Dómina disfrutaba con caprichos de los que no daba explicaciones, de eso deberías haber estado informado tú, y si dices que ni sabes porqué lo hacía, pues me da la impresión de una relación poco comunicativa.

      Las bases deben quedar claras porque de lo contrario es un caos total. Una Dómina no lo es menos por dejar claro en cada momento lo que el sumiso puede esperar de ella, no digo que le esté dando explicaciones de sus movimientos, pero por ejemplo:

      Si a mí me gusta el juego sádico de dejar al sumiso en la incertidumbre de si iré a tal sitio o no, o si llegaré una hora antes o 3 después para ponerlo a prueba, pues se lo digo tranquilamente, "oye, sumiso X, que esta tarde TAL VEZ estaré allí a tal hora". Ahora bien, si digo que SÍ iré, es que iré, porque ante todo soy una persona honesta y formal, y si me surge un imprevisto, le aviso.

      Ya ves que parece elemental, pero por lo que cuentas abunda todo el rollo de "soy la mega diosa y hago lo que me sale de mis santos pies, y no sabrás porqué hago A o dejo de hacer B", y así se convierte la situación en insostenible y se destruye como dices, porque así ni siquiera los castigos tienen fundamento ni aquello avanza. Y es que no son solo ellos los que se dejan guiar por el porno femdom, hay muchas que también confunden dominar con otras cosas que poco tienen que ver.

      Eliminar
  2. En efecto, se habla de la entrega del sumiso a su Ama y del esfuerzo que hace éste en dicha entrega, ya que lo hace a una persona que “no” conoce. Pero sería injusto tratar a la parte Dominante de una manera diferente. El Ama se implica, si no más, tampoco menos en su tarea de Dominar, que aparentemente es fácil, pero cómo es lógico, la dificultad sólo la sabe el Ama.
    Como ha dicho Usted, el Ama entrega su Dominación a la parte que lo necesita, y la ilusión de Dominar implica la parte personal, y por consiguiente la parte emocional de la Dominante.
    Se me ponen los pelos como escarpias cuando oigo decir a una persona de una pareja convencional que la importancia del sexo es por lo menos el 80% de la relación. Caramba, ¿entonces para el respeto, CONFIANZA, complicidad, entendimiento, cariño, comprensión y un largo etc., sólo queda un mísero 20%? En estos seis ejemplos fundamentales no tocarían ni a un paupérrimo 4%.
    ¿Cómo puede alguien entregar su sumisión a una persona si no existe confianza? Pero otra pregunta importante es ¿Cómo puede Dominar una persona si también carece de ésta? Obviamente Dominar puede parecer la parte más fácil, pero hay que tener esa compenetración para hacerlo a alguien sintiendo lo que haces, y hacer sentir lo que necesita.
    Creo que para eso está la confianza, para eliminar prejuicios y dudas y que la relación funcione equilibrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dominar no es difícil en el sentido de que no es una tarea desagradable ni un trabajo forzado para adaptarse a los deseos del sumiso. Hablo, claro está de la dominación natural, no de la profesional. Lo único complicado es mantener un cierto nivel de justicia, por llamarlo de alguna manera, porque el sumiso, por muy entregado que sea, y si no busca que le cumplan una fantasía sin más, necesita que haya coherencia entre lo que hace él y lo que hace su Ama con respecto a él, por resumirlo mucho.

      Pero estoy segura de que más de uno se sorprenderá al leer eso de la "entrega" del Ama y el riesgo de la desilusión, pero claro, solo se vende la imagen de Ama fría y desalmada, y son mayoría los que buscan "una Ama", dándoles igual esa mujer a nivel persona y pensando que lo mismo da una que otra. Es muy desagradable que te vean como un objeto o un rol, y cada vez diferencio mejor entre quien me ve solo como una Ama y quien llega al fondo del conjunto persona-mujer.

      Eliminar
    2. La dificultad de Dominar no la enfoco al hecho en sí de dar órdenes al sumiso, ya que como Usted dice es algo que no le cuesta trabajo, pues es su naturaleza. La dificultad a la que me refiero es cuando el sumiso está entregado por completo a su Dueña, y ésta, en su “papel” Domina y colma las necesidades de éste, y que Ella, cómo Ama, sabe por la comunicación que creo ha de haber entre ambos.
      Cuando dice eso de “mantener un cierto nivel de justicia”, se lee a alguien que sabe de lo que habla, ya que efectivamente aunque haya quien no lo entienda, las Amas de alguna manera “entregan” algo, que es lo que el sumiso necesita, porque el sumiso tiene necesidades que su Ama observa y que no son fantasías.
      Si le sirve de algo, hágase un traje de teflón, de Ama claro, jajaja, y que la resbale eso de que la vean como a un Ama-objeto o rol, ya que quien se siente sumiso ve más allá de un SIMPLE traje de cuero, ya que dentro palpita el corazón de un Ama, sí, pero también persona y MUJER.

      Eliminar
  3. La confianza es lo mejor. Se disfruta muchisimo cuando hay confianza. Hay cosas que uno no se imaginaba hacer, pero las consigue porque confia en la otra persona.
    Cuanto más se confia en una persona, más la aprecias y es mucho más facil dejarse llevar sin estar nervioso.
    Confianza y respeto.

    Que pase una buena tarde Ama S.!

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.