~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


lunes, 15 de abril de 2013

El sumiso camaleón




El mundo es un pañuelo, y estos ciber mundos aun lo son más. El otro día sonreía yo mientras movía la cabeza entre divertida y horrorizada. Un sumiso, cuyo nick me sonaba, presumía de haber conseguido Ama. Fui a comprobarlo y sip, era uno de los que se había ofrecido a ser mi sumiso-a-ratos de espaldas a la parienta. Aparte de eso, que por supuesto lo descartaba por completo para mí, me había dicho que le gustaba mi visión del tema. Pues bien, ahora resulta que está “entregado” a una Ama que presume de brutalidad y ante la cual se arrastra como un gusano miserable. No, si esto al final es lo mismo de siempre, un hombre desesperado, ya sea sumiso o astronauta, va a seguirte la corriente hasta ver si pilla cacho.


Pero claro, ahora el tío puede llenarse la boca diciendo MI Ama, como escribe en cada frase, porque de eso se trata, en casos como el suyo, de TENER Ama, que no es lo mismo que SER sumiso. Y total, la otra, que presume de cuadra infinita, tampoco tiene mucho tiempo para exigirle nada. (Yo, sin sumiso, echo de menos horas en el día, no sé estas cómo se apañan para atender a tanto cachorro).


Una cosa es necesitar Ama y otra, conseguirla al precio que sea, poniéndose el disfraz que más convenga en cada momento. Cuando es más importante “tener” que “ser”, estás utilizando a la otra persona, y como he dicho tantas veces, estos usan al Ama, no al revés. Esta clase de sumiso utiliza al Ama (a la que pueda pillar, no son nada exigentes) como un objeto para llenar ese hueco que una mujer “normal” no puede llenar.


Por cierto, que tener Ama, según indica este “sumiso” en concreto, le libera de tomar decisiones. ¿Dónde está el servicio y la entrega de él hacia ella? Ahm, que ser sumiso es otra cosa, y yo sin enterarme a estas alturas...


Pero esto de dar giros de 180º no solo les pasa a los que llevan doble vida. También están esos otros que no saben ni por donde les da el aire, y a los que si no les va bien la estrategia de decir que no buscan nada, pasan a la de decir que sienten un agujero negro en el centro del pecho por no encontrar esa mujer especial que llene su necesidad de sumisión, o que lo mismo dicen que necesitan enamorarse para entregarse hasta la médula como rectifican luego y afirman que el simple juego tampoco está tan mal después de todo... Y claro, resulta que estos señores sumisos no se conocen en lo más mínimo a ellos mismos, lo cual no es obstáculo para echarle morro al asunto y presentarse con toda la desfachatez del mundo ante ti, a ver si tú tienes más suerte y descubres lo que hay en su cabeza entre tanta maraña mental.


Resumiendo, si alguien tiene que fingir para conseguir Ama, mal va. Pero sarna con gusto no pica, así que espero que se lo pasen bien engañando y auto-engañándose, ojalá que no dejen mucha desolación a su paso y den con la horma de su zapato. Alegría doble siento cuando veo estas cosas, que dios me conserve el radar para detectar a estos sumisos-lobo con piel de tierno corderito perdido en el monte.

7 comentarios:

  1. Sí. Es cierto que existe mucho “personaje” que pulula confuso por entre las tortuosas sendas del bdsm; sobre todo ahora que parece que se ha puesto tan de moda.

    No quiero entrar a valorar si, aquello que les mueve en su ambición por adentrarse en este complejo mundo, puede resultar evaluable en términos de correcto o incorrecto. ¿Quien soy yo para juzgar? Pero si que ha llamado mi atención (y mucho) cierto aspecto que suele repetirse con bastante asiduidad y que tú has sabido plasmar a la perfección en esta entrada.

    PRISA. Se tiene mucha prisa. Te entiendo a la perfección y no por mi condición de dominante (que eso es lo de menos) si no porque he aprendido a valorar la importancia del carácter pausado. No importa demasiado a qué aspecto de nuestras vidas lo apliquemos pero, generalmente, las cosas que se hacen con desorden y atropello no suelen ofrecer buenos resultados. Dentro del bdsm esto se magnifica mucho más pues no estamos hablando ni de retos ni de emociones fácilmente digeribles. Es por ello que, al igual que a ti, no me merecen demasiada confianza aquellas personas que de buenas a primeras dicen estar dispuestas a “lo que sea” por alcanzar sus objetivos.

    La búsqueda, en si misma, tiene un gran importancia y creo que no debería infravalorarse del modo en que suele hacerse. La entrega a otra persona exige, antes incluso que la obediencia, un certero conocimiento de uno mismo y…; parafraseando el eslogan de cierta campaña publicitaria que viene al pelo de las reflexiones que aquí nos has brindado; dándose cuenta de que: “NO ES LO QUE TENGO; ES LO QUE SOY”

    Un cordial saludo y no dejes de agitar a las mentes con tus premisas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo que se consigue sea como sea es como un beso robado, en el fondo no se consigue nada de nada, solo algo falso e ilusorio.

      Otro saludo para ti (para vosotros) y descuida que seguiré en mi línea, le tomé gustillo a hablar claro :D

      Eliminar
  2. Camaleónicas son las mil y una formas que inventas cada día para decir lo que significa la verdadera Dominación Femenina. Un placer redescubrir tu gusto exquisito en cada entrada de este blog :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que echarle imaginación para no repetirse en las formas, aunque en el fondo no dejo de decir lo mismo, a ver si así cala lo que quiero decir ;)

      Espero mantener el mismo gusto que tú con las fotos de tu blog :)

      Eliminar
  3. La persona de la que habla no es sumiso como tal, sino que por lo que dice él es sadomasoquista, ¡porque tener un Ama que presume de brutalidad...! Tengo la creencia de que una verdadera Ama que sienta la Dominación Femenina, no utiliza la brutalidad tal y como se jacta con el comentario de la persona que Usted hace referencia. El Ama castiga o disciplina, pero… ¿violencia y presumir de ello?
    El hecho de ser casado y buscar Ama, resulta un tanto, a mi modo de ver, del todo reprobable. Si eres sumiso busca Ama, pero no engañes a nadie.
    Cómo Usted dice, le quedará la boca henchida de poder decir “mi Ama”, aunque ésta sea ficticia.
    Pobre camaleón, su naturaleza si es verdadera, cosa que los que le imitan para su beneficio no lo son, :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sumiso que necesita sentir la autoridad a través de la violencia no entiende la Dominación Femenina basada en el poder de la feminidad, sino que repite el mismo esquema patriarcal de siempre, pero ya me extenderé sobre esto.

      Eliminar
    2. Como se ha dicho en otras ocasiones, la autoridad del Ama no sólo es látigo y fusta. Basta una mirada de desaprobación o una orden estricta para demostrar el lugar que corresponde a cada uno.
      Soy de la opinión que en Dominación Femenina no existe la violencia, por lo menos tal y como lo intentan hacer ver algunas personas, porque entiendo que la violencia es unilateral, y una bofetada del Ama para mí es algo diametralmente diferente.

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.